Fantomex MAX – Una vida a tope

Por
9
717

 

Guión: Andrew Hope
Dibujo: Shawn Crystal
Edición España: Panini Cómics (2014)
Contiene: Fantomex MAX Nº 1-4 USA (Marvel Comics, 2014)
Colección: 100% Marvel
Formato: Tomo rústica con solapas de 96 páginas
Precio: 10,00€

 

“Cuando era crío, me encantaba la ciencia ficción. La primera vez que me hice una paja fue con una fotografía de Sigourney Weaver”

La etapa de Grant Morrison en New X-Men, publicada nuevamente en los últimos meses por Panini Cómics en nuestro país, sirvió para dar cabida a una reinterpretación y nueva perspectiva de la franquicia mutante. La historia de la cabecera escribía un capítulo adicional en su trayectoria aún a pesar de seguir al pie de la letra los principios establecidos por Chris Claremont en la serie desde mediados de la década de los sesenta y durante los siguientes años ochenta. El guionista escocés presentó en las páginas de New X-Men una nueva generación de mutantes, una galería de alumnos novatos de la Escuela Charles Xavier para Jóvenes con Talentos más rebeldes y contestatarios de lo que lo habían sido nunca Scott Summers y compañía. Las amenazas ahora eran más complejas, tenían el aire e incluso el rostro de los villanos de antaño pero eran más sofisticadas y ambiguas, internas y familiares, en consonancia con los nuevos y oscuros tiempos de principios del siglo XXI. Y ningún personaje encarnaría mejor el espíritu de estos X-Men que Fantomex, el autoproclamado criminal mutante más famoso y buscado de Europa, la poderosa Arma XIII dotada de gran fuerza y resistencia, factor curativo, sistema nervioso externo, varios cerebros de repuesto y avanzados y siempre útiles implantes nanotecnológicos.

Este astuto y sexy ladrón de guante y traje blanco y recursos infinitos sería presentado en sociedad por Grant Morrison e Igor Kordey en 2002 en las páginas New X-Men #128. El personaje se inspiraría en Fantômas, la prodigiosa mente criminal surgida en 1911 en las novelas policíacas de los franceses Marcel Allain y Pierre Souvestre. Las adaptaciones protagonizadas por este personaje se han sucedido casi desde su mismo nacimiento en el cine, la televisión, la pintura e incluso los cómics. Entre estos últimos destaca claramente el italiano Diabolik concebido en 1962 por las hermanas Angela y Lucianna Giussani, referente del llamado fumetto nero al que Grant Morrison también realiza algún pequeño homenaje con su Fantomex. El atípico antihéroe pronto se convertiría en un secundario de lujo de las aventuras de los X-Men y, posteriormente, lo veríamos integrado en los X-Force durante la etapa de Rick Remender y Jerome Opena permaneciendo en la formación hasta después de los sucesos de Avengers vs. X-Men. Pero no ha sido hasta doce años después de su debut en las viñetas de New X-Men cuando el guionista Andrew Hope (The Shadowman) -en su regreso al mundo del cómic después de veinte años de ausencia- y Shawn Crystal (Resident Evil: Hielo y Fuego, Deadpool) -rescatado de la industria de la animación y los videojuegos- han decidido contarnos la primera aventura en solitario de Fantomex, aunque fuera de la continuidad tradicional en una miniserie ligada a la línea MAX de la Casa de las Ideas.

Fantomex_1_Pag_3Fantomex_1_Pag_2Fantomex_1_Pag_1
Páginas de Fantomex MAX de Andrew Hope y Shawn Crystal

La presente Fantomex MAX viene a ser el paradigma de producto del pretendido sello para lectores adultos de Marvel Comics. El único cambio a primera vista respecto de otras cabeceras de la editorial estadounidense es la política de transparencia de las expresiones malsonantes que encontramos en la historia. En sus publicaciones regulares fuera de la línea MAX estás aparecerían censuradas con unos simpáticos signos aleatorios tipo @#%*$#. Fuera de eso hallamos los mismos trajes ajustados, la misma y sangrante violencia y, con algún pequeño desliz creativo, los mismos y calcados personajes. Incluso las escenas de contenido sexual no resultan más explícitas que las que podemos leer hoy en día en la continuidad tradicional de las calecciones mutantes. Pero son estos pequeños detalles lo que consideran habitualmente “contenido adulto” los editores de las publicaciones de este sello y las identifican con una mayor libertad creativa a la que pocos autores han podido o sabido sacar realmente provecho en los últimos años. ¿Para qué sirve entonces la línea MAX? Pues aparte de para leer de vez en cuando alguna joya como la interpretación de Garth Ennis de iconos como Punisher o Nick Furia, conocer interesantes propuestas como el Alias de Brian Michael Bendis y Michael Gaydos y auténticas idas de olla como el Deadpool de David Lapham y Kyle Baker, para pasar el rato con historias correctas y entretenidas en las previsiones más optimistas, aburridas en el peor y, en casi cualquier caso, intrascendentes.

Esta primera aventura en solitario del mayor ladrón internacional del Universo Marvel, por suerte o por rutina, la podemos incluir en el primer grupo comentado. El tándem formado por Andrew Hope y Shawn Crystal toma los rasgos más gamberros de Fantomex para firmar una historia de cuatro números simple y llanamente correcta. La lectura resulta ágil y entretenida, con unos diálogos con cierto “ramalazo a lo Warren Ellis y con la suficiente falta de vergüenza para reírse de sí misma. La adaptación de Fantomex a la línea MAX no supone un hándicap en cuanto a su apariencia y personalidad, a grandes rasgos sigue siendo el mismo caradura y narcisista mutante que ya conocemos, lo único que cambia es el ambiente y su obvio protagonismo a tiempo completo. El guión de Andrew Hope no intenta reinterpretar un personaje que deja ya pocas posibilidades de ello pero tampoco se molesta en construir una historia con personalidad, sus diálogos son el único elemento que parece salirse de la tangente mientras el resto sigue apegado a tópicos ya clásicos del género superheroico como “el monologo final y excesivamente explicativo del villano”. El dibujo de Shawn Crystal logra ganarse el cheque aunque sea con un trabajo irregular al que parece acabar salvando los muebles la viva paleta de colores de Lee Loughridge y las siempre excelentes portadas de Frascesco Francavilla. En conclusión, el paso de Fantomex por la línea MAX resulta más bien discreto, sólo recomendable para completistas y amantes del personaje.

  Guión: Andrew Hope Dibujo: Shawn Crystal Edición España: Panini Cómics (2014) Contiene: Fantomex MAX Nº 1-4 USA (Marvel Comics, 2014) Colección: 100% Marvel Formato: Tomo rústica con solapas de 96 páginas Precio: 10,00€   "Cuando era crío, me encantaba la ciencia ficción. La primera vez que me hice una…

Review Overview

Argumento y guión - 60%
Apartado gráfico - 60%
Interés - 50%

57%

Entretenida y correcta historia para el debut en solitario de Fantomex. Lamentablemente eso es lo mejor que se puede decir de ella y del trabajo de Andrew Hope y Shawn Crystal.

Vosotros puntuáis: 5.1 ( 2 votos)
9 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Dynamo
Dynamo
Lector
18 septiembre, 2014 11:07

Igual que en ocasiones veo personajes que me llaman mucho, véase caballero Luna o Nova, este no le conozco mucho pero tampoco tengo ganas de conocerlo. Tiene varias cosas de las que suelo huir. La nanotecnologia, el tema de las armas XXL que se inventaron, los cerebros que implican días de olla, etc etc.
Eso sí, la reseña es un gustazo.

Louontherocks
Louontherocks
Lector
18 septiembre, 2014 14:52

Y es que Fantomex no deja de ser la versión moderna de Gambito. Dos ladronzuelos que van de modernos y con un pasado no muy claro.
A mi personalmente tampoco me llama esta miniserie, menos mal…

TheBaldRocker
TheBaldRocker
Lector
18 septiembre, 2014 16:18

Coincido con Dinamo Joe en que la reseña es muy buena. Felicidades, Jordi.
Sinceramente, no he leído nada de Fantomex, aun.
La verdad es que he comenzado con el coleccionable de los X Men de Morrison, bueno, me auto corrijo,
he comenzado con el primero, por que el resto aun no los he pillado. Y ya se que están bien de precio
y que la etapa es muy buena y tal… Pero, chico, es que no doy pa más con las compras y voy seleccionando
como buenamente puedo. Así que me queda pendiente conocer al ladronzuelo este, que a mi si me llama
la atención. Siempre he pensado que tiene un aire muy pulp, y eso me gusta mucho.
Me apunto este tomo para, como mínimo, echarle un vistazo. Y ahora la pregunta del millón, Jordi:
¿Es indispensable haber leído la etapa de Morrison, para entender y/o disfrutar esta mini??
Gracias

Rockeros Saludos.

Truvor
Truvor
Lector
18 septiembre, 2014 18:49

Pues a mí, el Fantomex de XForce me pareció un personaje interesante. Sobre todo su relación con Betsy.
Claro que aquellos XForce de Remender molaban mucho.

Khonshu
Khonshu
Lector
18 septiembre, 2014 19:03

“Pues a mí, el Fantomex de XForce me pareció un personaje interesante. Sobre todo su relación con Betsy.
Claro que aquellos XForce de Remender molaban mucho.”

Es que ahí es donde pasó de ser una morrisonada a un personaje interesante de verdad. Siguiendo la máxima de que “no hay personaje malo…”.

Creo que a Remender con Fantomex debería darsele un crédito similar al de Starlin con Mar-vell, no lo creó, pero pareciera que el personaje estaba esperando hasta que él lllegara.

jorgenexo
jorgenexo
19 septiembre, 2014 13:15

Fantomex fue lo único que me gustó de los XForce de Remender.

Daniel Gavilán
Autor
19 septiembre, 2014 13:34

Jodo, pues con otros lo mismo es mas discutible*, pero Mariposa Mental también diría que tuvo una de las mejores etapas de su historia de la mano de Remender.

Y si me fuerza, también diría que su versión de Masacre molaba mucho.

* Con lo de discutible me refiero a Lobezno, claro, que ahí ya sabe que somos irreconciliables

jorgenexo
jorgenexo
19 septiembre, 2014 14:11

Y tampoco creas que me gustó demasiado…