Evento Marvel: La Era de Hombre-X, septiembre

Un mes más, volvemos para hablar de La Era de Hombre-X, el evento mutante del momento, que está siendo publicado por Panini en España.

Por
1
1635

Cuarto mes y tercera reseña del evento mutante del momento, seguimos con La era de Hombre-X, esa historia que se realiza en otro mundo y que nos aleja un poco del día a día de los X-Men, como lo hiciera La era de Apocalípsis, dirigida estos meses por los guiones de Matthew Rosenberg y de la cual hablaremos al final, como viene siendo costumbre. Para esta ocasión toca finalizar tres de las seis series que acompañaban al evento principal, formado solo por dos cómics, un Alfa y un Omega. Hoy tres grapas con un número 2 que en realidad contienen otras tres grapas U.S.A. cada una de ellas, todas publicadas este mes de septiembre en España por Panini.

Si bien todo son tie-ins, ya en el primer número habían demostrado ser entre importantes e imprescindibles para conocer a fondo el mundo creado por X-Man, pero lo que toca aquí es hablar del fin, ¿cumplirán todas ellas?. Veamos.

LA MARAVILLOSA PATRULLA-X nº2

Definitivamente se puede decir que si una serie es importante para el evento es La maravillosa Patrulla-X, esto es algo que ya se veía venir hace dos meses cuando Panini sacaba su primer número, pero el fin de la historia lo ratifica, no en vano los autores que se ocupan de ella son Lonnie Nadler y Zac Thompson, los mismos que realizan la historia en los dos especiales que abren y cierran el evento. En sus diferentes obras, especialmente las desarrolladas en el cómic independiente, ambos guionistas demostraron gran capacidad para desarrollar, dando gran capacidad a sus personajes, así repiten lo que hicieran en el número anterior pero con otros personajes. Si en la reseña del anterior cómic afirmaba que el único “pero” que se puede sacar a esta serie era el poco desarrollo de personajes como Tormenta o Jean mientras que Coloso o Magneto sobresalían aquí encontramos el motivo de ello, esos miembros del equipo tienen un papel más fuerte aquí, empezando por Ororo y su rebeldía que hace que el propio X-Man le vuelva a borrar la mente. Así sí se refleja a la Tormenta que todos conocemos, aun siendo un mundo nuevo con su propia historia, y plantea un tema de fondo muy actual e interesante con respecto a Apocalipsis y la visión de la Patrulla-X, ¿hasta dónde debe llegar la tolerancia cuando otra acción amenaza tu modo de vida?.

La siguiente en tener peso en este número es Jean Grey, los autores nos sitúan en un evento de celebración importante en esta realidad, el día de Xavier, donde los mutantes festejan su liberación. Evidentemente es el punto en que Apocalipsis y su mensaje de amor (sí, lo podré escribir mil veces y me seguirá sonando raro… pero queda muy bien en la historia, que es lo importante) hace su aparición para convencer al mayor número de mutantes posibles. Quizás el enfrentamiento resulte muy corto, pero hay mucho que contar y la decisión de profundizar este tema en otras series resulta que dota de agilidad a esta, al darle espacio para lo importante, a saber, responder la pregunta sobre el origen de este nuevo mundo. Lo mejor de esta parte es ver como Jean va dudando de todo hasta que, en el siguiente, se da cuenta que es una marioneta.

Pero si algo merece la pena destacar de esta grapa es el tercer episodio, con Chica Naturaleza resolviendo el asesinato de la inventada Moneta, el único personaje importante creado para el evento, lo que le lleva a su vez a desatar los nudos que dan lugar al conflicto con Nate. No es solo que la historia esté bien hilada, que lo está, y que resulte entretenida, sino que consiguen un final que no es exactamente el que se esperaba. Ya se sitúa a Apocalipsis como enemigo, al ser un asesino, algo que se veía venir de la colección Apocalipsis y los X-tractos, y se destapa el engaño de Nate como creador de este mundo irreal, pero es que además el propio X-Man es el mundo. Quien haya leído los números previos al evento en la serie de La imposible Patrulla-X ya sabrá que no estamos ante un mundo alternativo sino que Nate Grey había creado uno nuevo y metido en él a un buen puñado de X-Men, dando lo que se supone que era un mundo idílico, pero hay dos detalles nuevos, el mundo no está fuera sino en su interior, lo cual parece que le está dañando, y no es exactamente una sociedad creada por él sino que une todo lo que los mutantes desean, dando coherencia a cosas como que Rondador Nocturno sea una estrella de cine o que algunos mutantes “buenos” hagan cosas de moralidad dudosa.

Aun quedan incógnitas, como el papel Final de Apocalipsis o la propia resolución final, pero este número hace que el evento sea mucho más redondo. Además el dibujo de Marco Failla y la gran labor en el color de Matt Milla le dan aun más valor, consiguiendo seguir la estela de los especiales, como ya hacían en el número anterior. Esta vez sobresalen las partes en las que se narra el pasado, con la historia de La Patrulla-X original cambiada añadiendo a X-Man en el equipo, pero no desmejora la parte principal, con escenas potentes como las de Tormenta y Magneto o las de Chica Naturaleza investigando el asesinato. En definitiva un buen cómic.

EL ASOMBROSO RONDADOR NOCTURNO nº2

Seanan McGuire y Juan Frigeri siguen con las aventuras de nuestro elfo favorito, ahora cara a cara con su madre siguiendo un importante cliffhanger que nos habían dejado en la anterior grapa. Kurt no sabe que Mística es su madre pero los autores van más lejos, plantean que Rondador Nocturno tiene una hija, algo impensable en este mundo sin lazos familiares y con niños manufacturados mediante ingeniería genética. La imagen nos recuerda mucho a Nocturna, la hija de Kurt de una realidad alternativa que se presentaba en la serie de Exiliados, pero no, no es ella ya que tiene un nombre diferente. Dejando esto a un lado, los autores continúan con la vida de Rondador Nocturno en los estudios de grabación y su romance con Meggan, que era la parte fuerte de la anterior grapa.

Si bien se ha dicho desde el principio que Apocalipsis es el antagonista de esta historia, por lo menos a lo que el mundo interior de Nate Gray se refiere, la historia que aquí se plantea demuestra que el villano no era necesario. El primer número de los tres que esta grapa contiene habla sobre el amor y la familia, dos cosas totalmente prohibidas en este mundo, y la manera en que Rondador Nocturno se da cuenta de que no puede vivir sin ello. Lo cierto es que Kurt siempre ha sido un personaje muy sentimental con lo que la serie encaja muy bien con su personalidad, además los autores consiguen ir dando giros interesantes a cada número, de manera que se mantiene muy bien el interés del lector. Que Mística no sea ella sino una transformación de Meggan debido a sus poderes empáticos y su contacto con Rondador es un buen giro. También lo es el que Kurt descubra que su papel como estrella de cine sea eso, un papel designado desde arriba después de ser reeducado por haber transgredido las leyes de este retorcido mundo.

En un momento nuestro protagonista descubre que su vida es una mentira, ese amor que siente por su Patrulla-X no es más que un lavado de cerebro y su fama una gran farsa orquestada, con lo que el último número lo pone en un lugar muy difícil, tiene todo lo que deseaba pero va en contra de sus ideales más profundos. El final no es el típico final feliz que todos desearíamos para una pareja así, pero resulta un final muy coherente con lo que aquí se cuenta y con la forma de ser del personaje. Otro punto interesante son las hermanas Cuco, su evolución es interesante, en este número ya no son lo que parecían en los primeros y siguen siendo dignas herederas de Emma Frost, se ve que los autores se han estudiado a los personajes, aunque sea para meterlos en un mundo diferente, eso se nota y se agradece.

NEXT GEN nº2

Llegamos a la última grapa de las de este mes, la historia de los mutantes jóvenes en el universo de X-Man donde Glob se alzaba como personaje fundamental, sin menospreciar al resto, que no estaban nada mal escritos. Ya en la anterior reseña se adelantaba que este era la peor de las grapas del evento, pero distaba mucho de ser mala, al contrario, Next Gen se alzaba como un buen complemento al evento, eso sí, el menos necesario de los de este mes ya que lo que cuenta no es más que un añadido puro y duro, no se narra nada que pueda ser relevante para conocer La era de Hombre-X sin embargo, y contra todo pronostico, Ed Brisson consigue una historia entretenida que hace esbozar alguna sonrisa, no como en X-Force, una de calidad pareja a La Imposible Patrulla-X de Rosenberg, ¡en lo negativo!. Pero olvidemos lo que hace con el grupo de Cable (o algo así) y vamos a por los pequeños X-Men.

Una de las cosas que más llaman la atención de este cómic es el trabajo de Marcus To al dibujo, mejora con respecto a la anterior grapa demostrando dos cosas básicas para un cómic de este tipo, mucha expresividad en cara y gestos de los personajes además de una gran versatilidad para trabajar con diferentes protagonistas y secundarios, lo cual no es tan fácil al tratar con personajes jóvenes (son varias las series en las que esto causa cierta confusión al lector) aunque aquí tiene la ventaja de tratar con mutantes.

Los autores consiguen mezclar muy bien la trama del nuevo mundo con las historias de instituto, logrando que todos los personajes tengan un papel bastante definitorio. La rebeldía, las drogas o los grupos sociales están muy bien tratados, hasta el punto de que una serie así hubiera funcionado muy bien insertada en las colecciones “normales” de la Patrulla-X, haciendo los cambios pertinentes, por supuesto. La marginación de Glob, que nosotros sabemos que es el único que sabe la verdad, da un punto de vista muy interesante que roza la realidad, pero aun siendo el más interesante no es el único que destaca. Los cambios en Alud están bien llevados, Hada como fiel al sistema consigue que el lector la ame por su preocupación por sus compañeros a la vez que la odia por sus decisiones, Camaleón a medio camino entre caer en las drogas y en la “secta” de Apocalipsis (que es cada vez más lo que parece) y, por supuesto, Armadura como líder fuerte, una posición más que merecida. Pero la parte del segundo capitulo con ese toque de “masacre en instituto”, donde consiguen transmitir ese sentimiento de angustia con Camaleon, es una maravilla.

Por si fuera poco el final hace que todo sea más redondo, enlazando con la prisión donde desaparecen los que no obedecen se consigue que la obra se inserte mejor en el evento. Si bien la anterior grapa la posicionaba por debajo del resto de series esta hace que escale puestos. Es más, de las series de este mes, las otras consiguen mantenerse, que no es poco, pero esta sube como la espuma. Ver a Brisson escribir algo así casi da esperanzas de que, bajo la batuta de Jonathan Hickman, pueda hacer algo mucho mejor en el futuro.

Mientras tanto… LA IMPOSIBLE PATRULLA-X nº7

Ni Carlos Villa ni Salvador Larroca, y mucho menos meter varios dibujantes en un número, consiguen arreglar el despropósito de esta etapa. Y bien una portada con Emma Frost que implica un encontronazo con su amado Cíclope, después de la que se había liado en el evento Inhumanos contra X-Men, podía resultar algo muy interesante, pero admito que cada mes me resulta más difícil enfrentarme a esta grapa. Casi más que leer un cómic parece que estamos ante una cuenta atrás a la nueva etapa con Hickman al frente, que está triunfando en las críticas.

Somos muchos a los que nos gusta ver a un personaje evolucionar, por ejemplo, imaginemos un chico bueno que, durante números, va tviendo una nueva perspectiva que le hace dudar y acaba tomando una decisión difícil, matar a alguien, algo que jamás habría hecho ahora se convierte en su modo de vida, pero ello le acaba llevando a la muerte. Vale, es una historia típica pero que, bien llevada y con calma, puede ser efectiva, bueno, Rosenberg hace esto con Jono en tres páginas, tres, algo increíble. Y ¿qué pasa cuando muerte?, que sus compañeros lo dejan ahí tirado, se pelean con otro villano y comienzan a hacer bromitas entre ellos. Esta es la tercera vez que el autor repite este esquema en los últimos tres números, lo que da para pensar que Rosenberg tiene algún trauma o una fijación muy rara.

Además de estas situaciones sin sentido, con una nula capacidad dramática, hay que añadir que sigue con lo mismo de los anteriores números, diálogos vacios que podían ser perfectamente intercambiables entre los personajes totalmente carentes de personalidad. No es la primera vez que lo digo de esta serie y me da la impresión que no será la última.

El número sobre Emma Frost trata de aportar algo más interesante a la historia, de hecho es posible que se hubiera disfrutado más de una colección con ella y su nuevo Club Fuego Infernal que de lo que esta serie trata. La historia, aunque tira mucho de tópicos, no está mal, los problemas son dos, primero que, al igual que pasa con el grupo de Cíclope, hay una gran despersonalización de los secundarios, Médula y Elixir podían haber sido cambiados por cualquier otro mutante y el papel sería el mismo, sin contar con que la actuación de un personaje importante como es Mística resulta de dos frases. El otro problema es que Rosenberg cuenta demasiado en muy poco tiempo, por cada enigma que plantea se encuentra una respuesta en la siguiente página. Parece más un resumen de una historia que una historia en sí misma. A la lucha contra el Club Fuego Infernal hay que añadir el asesinato de los Merodeadores, el suicidio/captura de los Arribistas y la detención de Mister Siniestro… ¡en una grapa que contiene tres números U.S.A.!. Es lógico que no se desarrolle a ningún personaje, ¡no hay tiempo!. De la confianza ciega que tienen en la Bestia Oscura, que en las últimas décadas se presentaba como uno de los seres más deplorables de la franquicia mutante, no se ni qué decir, estaba claro que se la iba a jugar y a llevarse a unos cuantos por el camino. Que los protagonistas, ya curtidos en este tipo de traiciones, no se den cuenta es algo que no tiene nombre.

Y así llegamos al último número de esta etapa, que saldrá a principios de octubre. En noviembre nos encontraremos ya el Omega de La era de Hombre-X y los dos números de de Hickman. Ya queda menos para que Rosenberg abandone el barco, eso es lo mejor que se puede decir, por desgracia.

1
Déjanos un comentario

Please Login to comment

Se prohíben las injurias y calumnias a cualquier persona o colectivo -ya sea por razón de raza, sexo, orientación sexual u opinión política-, esto incluye los mensajes que fomenten el odio por alguna de las razones anteriormente citadas; o conduzca a desviaciones del tema propuesto (off topics). Del mismo modo, queda prohibido el spam, trolleo, uso masivo de mayúsculas y enlaces de descarga, además de todo tipo de contenido ilegal. Los comentarios con más de un enlace precisarán ser aprobados por los moderadores.

Si quieres, puedes usar un avatar.

Puedes utilizar la etiqueta de spoiler: [spoiler] TEXTO [/spoiler]
1 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
1 Comment authors
Japacore Recent comment authors
Recientes Antiguos
Japacore
Lector

La verdad que yo siempre he sido muy fan de La Era de Apocalipsis. La Patrulla-X siempre ha sido mi cómic favorito y éste fue el primer crossover de Marvel que leí.

Esta Era de X-Man (muy mal la traducción por parte de Panini en mi opinión) es bastante insulsa, desde el primer número de todos los tie-ins se ve que no está aquí para durar más allá de lo que dure la miniserie, y eso hace que uno pierda totalmente el interés.

Para mí la mejor serie es Next Gen, entretenida y muy bien dibujada. El resto, ni fu ni fa.

La Imposible Patrulla-X, mejor ni acercarse. Bodrio infumable y dibujo infame.

Una pena. Cuando leí que esto se iba a publicar tenía bastantes esperanzas en, al menos, ver algo nuevo y entretenido. No ha sido así.

Para acabar con algo positivo, aunque no tenga que ver con el artículo, he de decir que estoy disfrutando enormemente de lo que está haciendo Hickman.