Especial Superman 75º Aniversario – Supersonic Man o los supermanes apócrifos

Por
38
770

Hace cosa de dos años y medio se me ocurrió rendir homenaje a la memoria del fallecido cineasta Juan Piquer Simón haciendo una reseña de su filme más “superheroico”: Supersonic Man. El artículo está disponible aquí, pero hoy lo recupero porque es la introducción perfecta para una pequeña reflexión relacionada con la importancia de Superman en la cultura del entretenimiento contemporánea. El kriptoniano es el representante universal del género de los superhéroes pero éste, a su vez, no deja de ser la reinterpretación o más bien la actualización de otros más antiguos provenientes de diversas mitologías y tradiciones. En su trabajo «Del mito al cómic, un estudio sobre la figura del héroe en el comic book americano», el amigo Marcos Martín hace un repaso sobre este particular y respecto a Superman rememora los evidentes paralelismos con el bíblico Moisés. Quizá los superhéroes sean la versión de a duro de los héroes, profetas y divinidades del pasado, bien enfundadas en trajes de forzudos de circo, como afirma el autor Juanan Rodríguez, pero estoy saliéndome por la tangente y abandonando el motivo central del artículo, mucho más pedestre: los “otros” Supermanes.

Uno de los indicios del éxito de Superman es precisamente el hecho de que a su alrededor hayan surgido toda suerte de clones, homenajes y demás parientes putativos. Personajes como Tarzán, Drácula, el Zorro o Sherlock Holmes comparten con el kriptoniano esa virtud, de tal manera que todos recordaremos algún cómic, libro, película o videojuegos en el que aparecía una de esas versiones apócrifas, más o menos vergonzantes. Sin embargo ¿cómo se puede afirmar que tal o cual ejemplo sean el resultado de la “inspiración” proveniente de algún producto protagonizado por el bueno de Kal El? La pregunta no tiene fácil contestación y de hecho, dudo mucho que haya una única respuesta. Quizá sea necesario preguntarse previamente qué es lo que define a Superman, pero temo que con ello se plantee una cuestión todavía más compleja. A riesgo de dejarme importantes detalles, yo escogería aquéllos que están más relacionados con la condición mesiánica. El ser poderoso de principios inquebrantables, último de su estirpe, que habrá de guiar a la humanidad y alejarla del sendero de la autodestrucción. En resumidas cuentas, el supremo paladín del bien enfundado en mallas de colorines.

¡Que la fuerza de las galaxias sea conmigo!

La elección de Supersonic Man como punto de partida viene justificada por su proximidad conceptual y temporal. La creación de Juan Piquer Simón llegó a la gran pantalla convocada por el apabullante éxito cosechado por la película de Richard Donner. El cineasta valenciano se las arregló para rodar una historia que bebía en las fuentes del gran éxito del cine estadounidense y hasta se permitió el lujo de enmendar la plana al original. Para Piquer Simón era imposible que un mismo actor pudiera interpretar al superhéroe y a su disfraz humano, de ahí que en su filme cada papel fue asignado a una persona distinta. El alienígena Kronos recibe la misión de encaminarse a la Tierra mientras hiberna en una nave. Una voz en off le advierte del peligro que corre la humanidad, razón por la cual se le imbuirá de fantásticos poderes. Al pronunciar la frase “que la fuerza de las galaxias sea conmigo” a su reloj, la identidad civil del héroe dejará paso a Supersonic Man, un héroe capaz de volar, levantar tractores de cartón piedra y transformar pistolas en plátanos. La confusa misión de guía se convertía en el enfrentamiento con el doctor Gluck, un villano de baratillo interpretado por Cameron Mitchell (que no hizo precisamente uno de los mejores papeles de su carrera). Otro venerable nombre de la interpretación, el gran José María Caffarell, asumió el rol de venerable profesor cuyos conocimientos le otorgan el dudoso premio de ser raptado y chantajeado. El intento de hacer pasar Valencia por Nueva York, la elección de Quique Camoiras para hacer de gángster e infinidad de trucos de efectos especiales (algunos muy bien logrados y otros tan risibles como cierto robot) son detalles que hacen de esta cinta una pequeña joya dentro del cine basurero que logró cierto reconocimiento en la forma de premio proveniente de festival especializado.

Aquellos forzudos en sus coloridas máscaras

Si se asume hasta sus últimas consecuencias la premisa de que Superman no deja de ser un forzudo circense, hay otro ámbito que ha generado algunos superhéroes con similitudes con Superman: la lucha libre. ¿Qué aficionado mejicano no conoce de las andanzas de Santo el enmascarado de plata, Blue Demon o Mil máscaras? Mientras el hombre de acero hacía sus incursiones en la gran pantalla –como se reseña en el artículo sobre la presencia del personaje en la gran pantalla– luchadores como los mentados hacían un curioso viaje de la realidad a la ficción para protagonizar tebeos y series más o menos largas de películas en las que se batieron en duelo con las diversas representaciones de las fuerzas del mal: vampiros, alienígenas, vampiros alienígenas, espías, momias y demás engendros del más allá. Todos ellos recibirán estopa de la buena concretada en las llaves y movimientos de los enmascarados. De todos ellos será Rodolfo Guzmán Huerta, el ya citado Santo, el que alcance las más altas cotas de popularidad. Durante casi treinta años y hasta poco antes de su muerte el legendario luchador protagonizó una larga lista de películas para todos los gustos, pero siempre presididas por la escasez de medios y la absurdidad de la premisa. Como afirma Sergi Sánchez, Santo alcanzó la categoría de mito a partir de una materia prima tan poco proclive a la leyenda como la caspa. El luchador comparte con Superman una integridad a prueba de bomba y, desde el punto de vista cinematográfico, la primacía entre sus pares.

Cuando a finales de los años sesenta el género comienza a mostrar claros signos de agotamiento, la fórmula es reinventada siguiendo pautas que evocan los trucos de los comics de superhéroes, como el enfrentamiento y la posterior alianza. Así, Santo estará con y contra otros luchadores que han pasado por el celuloide como Blue Demon, siendo probablemente la obra culminante el mítico (y descacharrante) film Las momias de Guanajuato.

A través de la parodia de este género el cine azteca tuvo ocasión de reírse un poco del concepto de superhombre. Cintas como El Superhombre (donde el nombre de Clark Kent es sustituido por el de Genovevo) o El Superflaco (donde un enclenque enamorado recibe un tratamiento para convertirse en un luchador de fuerza descomunal) demuestran que Superman estaba bien presente a la hora de desarrollar algunos proyectos en la gran pantalla.

Oro parece pero plata no es

Hay otros casos en los cuales la semejanza no pasa de ciertos detalles o similitudes en cuanto a la denominación con la que se acuña al personaje de turno. Así, la figura del hombre de acero es lo primero que puede venir a la mente cuando se escucha hablar de “Superargo”, serie de dos filmes perpetrada como coproducción hispano-italiana. Sin embargo, aquí estamos ante un personaje que intenta reproducir a la europea las hazañas de Santo y sus compañeros, asumiendo un aspecto que recuerda poderosamente al del Hombre Enmascarado y enmarcando sus hazañas dentro de una ambientación psicodélica muy al gusto de los años en los que fue rodada. Reparto de formas como panes para combatir el plan del científico loco de turno (uno por cinta) en un primario ejemplo de enfrentamiento entre el bien y el mal.

Si se quieren encontrar semejanzas en otros géneros ¿podría afirmarse que el género japonés super sentai bebe también en las fuentes “supermanescas”? ¿Es Superman el padre putativo de la larga lista de Biomanes, Inframanes y compañía que han campado a sus anchas por el mundo catódico durante varias décadas? Aunque hay quien considera que ha sido una forma de llevar las artes marciales al mundo de los superhéroes, hay muchos elementos que separan al género de la premisa inicial. Podemos encontrar efectivamente el eterno conflicto entre el bien y el mal, así como la inquebrantable militancia en el bando luminoso del equipo de turno, pero difícilmente creo que pueda hacerse una afirmación tan categórica, a menos que se parta de la premisa de que Superman, además de ser el más célebre, fue el primero de los superhéroes.

En conclusión

Este artículo ha pretendido ser un pequeño y breve repaso a la influencia de Superman en el cine y la televisión, a través de la aparición de personajes que le deben, en mayor o menor medida, mucho de lo que son. El arquetipo que representa el kriptoniano, mil y una veces copiado / homenajeado / versionado en los tebeos dio el salto a otros campos del entretenimiento hace mucho tiempo, sirviendo como ejemplo a otros conceptos que tomaron de él nombre, poderes, virtudes o la dicotomía de la identidad secreta (cuya invención no le corresponde, por cierto, pero ésa es otra historia). Si quieren conocer más acerca de estos otros supermanes solamente me queda recomendarles la obra de Sergi Sánchez El libro gordo de los superhéroes.

38 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Ocioso
Ocioso
Lector
1 julio, 2013 9:57

Este también tenía lo suyo: El Bengador justiciero y su pastelera madre.
http://pictures2.todocoleccion.net/tc/2011/03/20/25513640.jpg

Reverend Dust
Lector
1 julio, 2013 10:32

Es que lo de Supersonic Man es doblemente grave, porque la película es horrible y sólo disfrutable en compañía (no sólo de amigos, sino de cervezas en abundancia)… pero es que el temazo engancha xD

Mi experiencia con la película fue tan traumática que tuve que hacerle un hueco en cierto blog: http://wtfofthedead.blogspot.com.es/2011/10/extras-vol-8-supersonic-man.html

¿Qué pasó en 1979? Salió ésta el mismo año que la versión turca:
http://www.youtube.com/watch?v=aLy7gsLgDxs

P.D. Aunque puestos a elegir, cada una en su género, me quedo con Supersonic Man antes que Man of Steel. Por lo menos una de ellas no se toma en serio en ningún momento xD

Ocioso
Ocioso
Lector
1 julio, 2013 10:47

Cogieron a Lifante para hacer de Bengador Gusticiero (perdón por la imperdonable falta de ortografía del anterior comentario)porque es lo mas parecido que puede ser una persona humana a un personaje de Forges. Y que buen Mortadelo habría hecho en su juventud.
¡Un grande! Uno de tantos secundarios apañoles con una calidad mucho mayor que las películas que les han tocado en suerte.

López Iñíguez
Lector
1 julio, 2013 10:47

No me puedo sacar el tema musical de SuperSonicMan de la cabeza ¿Que me habeis hecho???

Reverend Dust
Lector
1 julio, 2013 10:49

En realidad es su superpoder: sonaba eso en la cabeza de sus enemigos y, en vez de luchar, canturreaban.

Khonshu
Khonshu
Lector
1 julio, 2013 10:58

Joder, qué mítica la intro de Bioman.

Años antes del boom de los Power Rangers muchos tuvimos que tragarnos esta frikada porque la ponían justo antes de Caballeros de Zodíaco (cuando los cabritos de TVE1 no nos dejaban pasar de Perseus de Argol).

Incluso de niño no le encontraba ningún sentido a esa pegadiza sintonía tan grandilocuente y pedante ¿Mitad hombre, mitad robot? ¡Si no eran mitad robots! Tampoco iba ninguno vestido de verde o rosa ¿Muchos hombres ansían tener tu… saber? Si lo arreglaban todo a ostiazo limpio. Parecía que el que había escrito la sintonía no se había visto ni un episodio de la serie (y bien que hizo, que era nefasta).

Con los años me entero de que en realidad Bioman era otra serie super sentai y que la que aquí nos pusieron era Life Man cambiándole el nombre. Directamente tradujeron la canción de la intro francesa de Bioman y se la encasquetaron aunque el texto no tuviera nada que ver con Life Man. Qué chapuza tan típicamente española.

Y que tiene que ver esto con Superman? Pues absolutamente nada.

Ocioso
Ocioso
Lector
1 julio, 2013 11:05

Los mas viejos del lugar, pero los mas viejos viejos, puede que se acuerden de Los 3 Supermen. Mi abuelo me llevó a ver un par de pelis en sesión continua cuando era muy pequeñito y ya de aquella me parecieron…peculiares.
http://absencito.blogspot.com.es/2008/07/los-3-supermen-visual-experience-saga.html

PD: Espero que el día que se celebre el 75 aniversario de Hawkman se haga una reseña exhaustiva sobre Condorman.

Reverend Dust
Lector
1 julio, 2013 11:17

Ya que estamos con Remembers mierder, de Superman a Boogerman, el superman de la Sega que luchaba con sus eructos, pedos y mocos. Lo mejor es que los pedos podías apretar mu fuerte para acumular potencia y esas cosas… Ah, la infancia, con qué mierdas nos contentábamos xD

http://www.youtube.com/watch?v=PzEoZ7K3X7s

Ocioso
Ocioso
Lector
1 julio, 2013 12:09

No sé si los ejemplos tienen que estar circuncidados al tema del cine, pero si vale volver al comic póngamonos firmes y démonos golpes en el pecho recordando al Superserdo.

Reverend Dust
Lector
1 julio, 2013 12:23

No sé si los ejemplos tienen que estar circuncidados al tema del cine
Vale que Hollywood esté controlado por judíos, pero esto me parece excesivo, Oci.

Reverend Dust
Lector
1 julio, 2013 12:27

Pues yo tiro de patria y mento a Josechu el Vasco, el del TBO.

Ocioso
Ocioso
Lector
1 julio, 2013 12:31

¿Superioribus?

Khonshu
Khonshu
Lector
1 julio, 2013 13:06

Seguro que pocos recuerdan a una de las parodias más rarunas : SERPENMAN

NobTetsujin
NobTetsujin
Lector
1 julio, 2013 13:11
NobTetsujin
NobTetsujin
Lector
1 julio, 2013 13:25

Hostia, SuperPumby, que crack ^^

Más fácil: Súper Goofy. http://t2.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcQzAIlwG8sF4KNVewsiogmsJBlP1r0DEBDsS3PYtg68MkiSxlMc3w

molon labe
molon labe
Lector
1 julio, 2013 13:56

Para mi el Superman apocrifo siempre sera Miguel Bose: Super, Supeermeeeenn!!

Ocioso
Ocioso
Lector
1 julio, 2013 13:58
Ocioso
Ocioso
Lector
1 julio, 2013 14:01

Hala, me voy pal aeropuerto. Intentaré escribir algo estos días, pero no prometo nada, que las teclas del movil son enanas.
Pero leer, leeré.

PD: Os dejo al cuidado del troll. Dadle de comer en mi ausencia.

Lemmytico
Lemmytico
Lector
1 julio, 2013 15:56

Joder Condorman, se me han puesto los pelos como mástiles de barco. De ñajo la pude ver como 2 millones de veces. ¡Llevo años deseando que la pongan en la tele¡

Oyes, el ensayo de Marcos, ¿está para descargar; Que buena pinta.

Marcos Martín
1 julio, 2013 20:18

Coño, Javier, gracias por la mención. Y gran artículo, as usual.
Y Lemmytico, no lo tengo para descargar, pero algún día me gustaría que viera la luz.

Professor Castanya
Professor Castanya
Lector
1 julio, 2013 21:14

siento llegar tarde como siempre, y perdon por el semi off topic pero no me puedo resistir…

Luis Javier Capote Pérez ha dicho:

¡José Lifante! Grandioso actor de teatro, cine, televisión y doblaje. La de cosas que ha hecho ese hombre. Desde ser “Mamón del Horreur”

Jóder esta sí que es gorda, no había caído!!

-¿De los mamones del norte o de los mamones del sur?

– De los mamones del sur, eminencia.

– Da igual, total hay mamones por todas partes.

al cabo de un rato dice el Ozores (Richelieu): «Si es que tengo mas mala leche que el jodío Valtar»

(y se ve una armadura en la pared que hace las lucecitas igual que en galactica)

jajajajajajaja, la de veces que vi esa peli de niño, mis primos mayores la tenían grabada en VHS y nos la sabíamos de memoria, el Mamon del Horreur un crack que lo flipais y la peli a pesar de que podamos decir objetivamente que es una mierda tiene un humor absurdo y surrealista que vamos…

Lemmytico
Lemmytico
Lector
1 julio, 2013 21:24

«Y Lemmytico, no lo tengo para descargar, pero algún día me gustaría que viera la luz.»

Coño, pues anímate que tiene pintaza. ¿No está en algún repositorio de tesis o algo? Yo tengo acceso a esas cosas por el curro…

Professor Castanya
Professor Castanya
Lector
3 julio, 2013 0:17

Luis Javier, tengo que confesar que… hace como 3 años vi el DVD en el Fnac y no me pude aguantar…ahi está, ocupando orgulloso su puesto de honor en la estantería… no quería pasarme en elogios, pero en realidad soy un superfan de la peli y de su humor delirante, con infinitas referencias a movidas de la época como lo de Galáctica, lo del Hermida, y mogollón de referencias publicitarias también (recuerdo la triple hoja de wilkinson de Aramis, y que cuando van a la gasolinera a echar gasofa a los caballos, el dueño les suelta:

– Quiere que le eche un poco de Winns?

– Winns? Qué es Winns?

– Aligera el vientre, y el caballo corre más…

jajaja paro pq no acabaría nunca, gran film!! y Gran Mamón del Horreur!!

Lemmytico
Lemmytico
Lector
3 julio, 2013 8:14

Gracias por el link Don Luis¡

Deke Rivers
Deke Rivers
Lector
3 julio, 2013 9:14

¡Remake para Supersonic Man ya!

Yo la vi de niño y debo afirmar que me gustó. Pecados de juventud.

Pero bueno, creo que la peli tiene un par de cosillas que darían para un Remake. Y esto lo digo totalmente en serio.

Sergio Robla
Admin
3 julio, 2013 9:37

Un remake no estaría a la altura.

¡Remasterización y Blu-ray!

López Iñíguez
Lector
3 julio, 2013 12:30

Este ha sido el mejor thread de todos los tiempos!