Entrevista a Nazario

Hablamos con un autor clave en el cómic nacional.

Por
1
968

A estas alturas tendría que ser innecesario presentar a Nazario Luque, pero por si alguien no le conoce vamos a resumir brevemente su carrera. Nació el 3 de enero de 1944 en Castilleja del Campo. Entre los setenta y ochenta se convirtió en uno de los autores más importantes del cómic underground, siendo parte fundamental de publicaciones como Piraña Divina, El Rrollo Enmascarado o El Víbora. Su obra en cómic ha sido recopilada en álbumes como San Nazario y las Pirañas incorruptas, Anarcoma, Turandot y Alí Babá y los 40 maricones entre otras. El problema es que salvo Anarcoma y San Nazario y las Pirañas incorruptas, el resto de su obra en cómics está descatalogada. A principio de los noventa abandona el mundo del cómic para centrarse en la pintura, campo en el que se convierte en una de sus figuras más destacadas. En los últimos años ha abandonado la pintura para poder dedicarse a la fotografía y escribir su autobiografía, de la que han aparecido dos partes Sevilla y la Casita de las Pirañas y La vida cotidiana del dibujante underground.

Foto realizada por Basilio Allende
Entrevista a Nazario

La entrevista comienza con cuatro preguntas de la ETB que nos han pedido por favor, si podría realizarlas antes para poder montarla para el Teleberri.
¿Has estamos más veces aquí en Bilbao?
Aquí tuve una exposición hace cuatro años bastante más grande, en una antológica contra la censura, no me acuerdo ahora mismo en que sala, en la que traje bastante obra, pero aquí en Bilbao he estado muchas veces.

¿Cómo llevas ser el padre del cómic underground?
Últimamente fatal, pero no por el underground sino por los libros que estoy escribiendo sobre mi vida. Y esto de las presentaciones la verdad es que me lleva de culo. Tener que ir de un sitio a otro, yo que soy muy tranquilo, muy rutinario, me gusta llevar mi vida en mi casa, con mi orden… en fin, esto de volar no me gusta nada.

Vas a ser homenajeado en Getxo, ¿qué supone esto para ti?
Hombre, es un festival bastante entrañable. No es el festival de cómic de Barcelona que es mucho más, llámalo internacional, ni es el festival de Granada que es un poco más cutre, sino que es un festival bastante reconocido. Y el que me homenajeen, pues la verdad a estas alturas podía pasar de todo, pero sin embargo me siento bastante contento.

Homosexualidad, amores complicados, semana santa… Tu temática es diversa desde que comenzaste con tus historias.
Bueno, pero bastante he seguido una línea en que algunos tachan de provocadora o de transgresora porque siempre he tocado temas desde las primeras historias que hice en defensa de la liberación de la mujer como las historias de Purita, hasta más tarde cuando me enrollo con la homosexualidad, cuando descubro que yo con la liberación de la mujer no hacía nada, que quién tenía realmente que contar la liberación de la mujer eran las mujeres. Y yo como homosexual lo que tenía que hacer era contar la liberación mía y la de mis amigos. Y esto es lo que yo intente conseguir y me parece que con un personaje como Anarcoma, en la revista El Víbora fue bastante decisivo.

¿Te has despedido ya del cómic?
Me he despedido de muchas cosas, estuve como ocho o nueve años tocando la guitarra flamenca y me despedí de ella, estuve con el cómic y me despedí del comic, estuve con la pintura luego hasta el 2008 y me despedí de ella. Y ahora estoy con la escritura y la fotografía y a ver lo que dura.

Después de esta pregunta se van y Nazario me pide si le dejo sacarme una foto, accedo algo extrañado ya que parece el mundo al revés. Durante el resto de la entrevista me saca varias más.

ZN. Lo que se hacía en tu infancia en el cómic nacional no tiene nada que ver con lo que tú haces, eres contemporáneo al underground americano y tampoco había ningún autor nacional parecido a tu estilo, ¿cuáles son tus influencias en el mundo del cómic?
Yo tengo bastante influencia del cine, a mí el cine me ha gustado siempre y he sido una especie de rata de filmoteca y mis encuadres de las viñetas tienen bastante influencia de los de la película tal o del director Orson Wells, por ejemplo, o Dreyer o Fritz Lang. Son gente que me han gustado y me ha influido bastante, no solamente dibujantes de cómic. El dibujante que más me ha influido es Will Eisner, para mi es el mejor dibujante que ha habido en la historia del cómic. Narrativamente, los personajes, los encuadres… también tiene mucho que ver él con el cine negro, con Wells… para mí es inimitable porque es tan peculiar que inmediatamente se ve si lo estás copiando, pero su narrativa a mí me interesa porque es muy literaria y es un tío que se estudia muy bien los guiones, tiene muy buenas ideas para fabricarlos, es muy gráfico lo sintetiza todo bastante bien, no se pierde. Todo esto es lo que yo he intentado hacer con mis historietas, yo parto con la ventaja con otros dibujantes que a mí siempre me ha gustado mucho la literatura, desde los 14 años he escrito diarios, obras de teatro, los poemas inevitables, y esto te da base para todas mis historietas y a mí el primer permio que me dieron en el cómic fue como guionista en el festival de cómic de Madrid y me pareció muy bien porqué vieron esto que te estoy diciendo. Esto me diferencia muchos con muchos de mis compañeros de mi época underground que eran más estilistas como Mariscal, más entregado al trazo y al diseño, pero le faltaba un poco de guion, de historieta.

ZN. Primaba más la forma sobre el fondo.
Eso, para mí Max es un buen dibujante, pero las historia que cuenta me han resultado siempre un poco pobres, para las historias que a mí me gustan. A mí me han gustado, no sé cómo decirte, historias no fantasiosas, surrealista, dadaístas… sino historias más reales y cuando hay un dibujante que hace este tipo de historias, reconozco que gráficamente tienen un gran valor, pero en general yo pienso que en una historieta debe haber un equilibrio entre el guion y el dibujo. Es decir, una buena historieta como pasa con Will Eisner es muy buena porqué el tío tiene un guion bien terminado, los personajes muy bien definidos y los dibuja impecablemente. Esto es lo que hace que su comic sea redondo. En cambio, cuando un guion es muy bueno y el dibujo es malo, ya fallo o al revés cuando no hay guion y el dibujo es muy bueno, pues tampoco tiene interés a no ser que recurras a un guionista. Pero el autor completo es mucho más interesante que cuando hay un tandem entre el dibujante que es un poco mecánico y un guionista que es un poco de fuera, esto tiene sus ventajas e inconvenientes, lo ves por ejemplo en el cine de Almodóvar sus películas son casi todas guiones suyos entonces esto te enriquece pero a la vez te limita porque siempre la historia se vuelve monotemática y a la larga tiene que haber un tour de force de cambiar totalmente el chip para renovar las historias que cuentas.

ZN. Tus historias tienen un componente biográfico porque reflejan los ambientes en los que te movías, pero son más de género negro a con tintes de aventuras de ciencia-ficción, ¿por qué no hiciste un cómic plenamente autobiográfico?
Esto no es verdad porqué, por ejemplo, San Reprimonio y las Pirañas es toda mi experiencia homosexual de represiones religiosas, de represiones familiares, de represiones de sociedad, que había sufrido como homosexual, no llegaba a castrarme, pero la castración del santo no es del todo real es simbólica. Hay estoy retratándome un poco. Cuando me pongo a dibujar historias de mujeres como Purita, eso son historias de mis amigas que veo sus problemáticas e intento describirlas y no sé. Mi autobiografía la estoy haciendo ahora, pero te digo que no veía escribiendo mi autobiografía dibujada como puede haber hecho Crumb. Yo cuando me he dedica exclusivamente a la literatura me he dedicado exclusivamente a la literatura primero porqué tenía elementos para escribir, como tengo escritas más de mil páginas, tengo la infancia ya entregada para el siguiente volumen. No me hace falta elucubrar mucho y cuando he intentado elucubrar como por ejemplo después de la segunda parte del Anarcoma que hice Turandot, yo tenía escrito el guion de la tercera parte, entonces este guion lo retomé en un momento dado que estaba aburrido de escribir sobre mi vida, me puse a escribir en plan literario y por ahí está como libro como nuevas aventuras de Anarcoma, un poco difíciles de colocar porque ni es cómic ni es género literario pero bueno, me gustaba escribirlo, lo pase muy bien y ya está.

ZN. Es realmente divertido, ahora sería muy difícil publicar este tipo de historias.
Está tercera parte que hice como libro, como libro cuela, pero como cómic no hubiera colado. Aquello del perro con la polla metida dentro de la esta y el perro muerto y la mujer… en fin, hay mucha truculencia y mucha cosa que yo creo que no es fácil. A día de hoy no me lo hubiera publicado nadie, primero porque no hay revistas y segundo porque el mercado no está, El integral de Anarcoma se ha publicado aquí y en Francia, pero lo han ofertado en Inglaterra y Alemania como hicieron cuando apreció Anarcoma uno y no han querido diciendo que no está el horno para bollos.

Llega la organización para avisarnos que Nazario se tiene que ir a recibir su más que merecido homenaje. Así que solo nos queda tiempo para unas últimas preguntas.

ZN. ¿Existía realmente ese enfrentamiento entre autores de nueva línea clara (que publicaban en revistas como Cairo) y autores de línea chunga (que lo hacían en el Víbora), o era algo ficticio?
Fue un invento de una serie de críticos entre comillas, porque buenos críticos no he conocido casi ninguno, casi todos han sido muy superficiales. Una narración de lo que narra otra persona. Para mí, el único crítico que ha valido la pena es un señor que se llamaba Eliseu Trenc Ballester, que es amigo, trabaja en la universidad de Reims y ha escrito varios libros sobre mi historia del Guerrero del antifaz o sobre mi historia de La Piraña Divina. Este hombre es el único que ha analizado a fondo como ha analizado Vargas Llosa una obra literaria o como pudo analizar Sartre la obra de Genet más a fondo sobre el estilo, las complicidades, lo que quería decir, la ruptura, esto aquí no lo ha hecho nadie.

ZN. Aquí la crítica es puramente amateur.
Muy de andar por casa, si los mismos de siempre, el que escribe libros como… encima alardeando bibliografía, te meten ahí doscientas páginas, pero luego el análisis no es serio.

ZN. ¿Qué sensación has tenido al revisar Anarcoma para la nueva edición, como te enfrentas a tu trabajo de hace treinta años?
Esto ha sido más del editor, porque por ejemplo la primera parte estaba en fotolitos y había que hacer casi un trabajo de arqueología. También hay novedades como por ejemplo la segunda parte de la primera parte que estaba en blanco y negro y yo la he coloreado de nuevo, estaba coloreado indicada, lo cual enriquece mucho más la primera parte. La segunda está mucho mejor escaneada los originales y yo pienso que el Integral está bastante bien.

ZN. ¿Está prevista alguna reedición futura de otras obras tuyas?
Por ahora no, Emilio Bernárdez (director de La Cúpula) está dispuesto a hacer lo que yo quiera. No sé yo ahora mismo estoy centrado en la escritura y lo del cómic ahora mismo… Si a él le apetece nos ponemos de acuerdo y lo hacemos y ya está.

La organización se lo lleva para que recoja el premio. Se despide muy cordialmente mientras sigo encantado de haber tenido la oportunidad y la suerte de charlar de cómic con un maestro como él, aunque ha sido muy corto y seguro que quedaba mucho por decir y preguntar.

Las fotos que acompañan la entrevista son de Basilio Allende, un tío genial al que tengo la suerte de poder llamar amigo, y un fotógrafo excepcional, si queréis ver sus espectaculares fotos de Bilbao buscadle en Facebook como Basil Alle.

Si quereís leer una reseña de Anarcoma pulsad aquí.

Artículo anteriorBatman: Manbat
Artículo siguiente#ZNCine – Las noticias de la semana #1 Marzo 2019
Nacido en Barakaldo en 1977 donde sigo viviendo. Descubrí los cómics en una librería de barrio con Tintin, Asterix, SuperLopez y los personajes de Ibáñez. En 1989 descubrí los superheroes de la mano de Stern y Buscema con el numero 73 de la edición de Forum de Los Vengadores. A estas lecturas se fueron incorporando la novela gráfica y el manga, de los cuales, a diferencia de los superheroes, nunca me cansé. Todavía sueño con ser agente Espacio-Temporal y de Planetary, con visitar mundos de fantasía con el señor T., Philemon, Lord Morfeo, Arale y Thor. Viajar con Reed, Ben, Susan y Johnny al futuro y pasear por el cuartel de la Legión. Recorrer la antigua Roma con Alix y una cantimplora de poción mágica. Buscar Mú, perderme en un viaje al corazón de la tormenta, contemplar el Olmo del Cáucaso mientras paseo por un Barrio Lejano leyendo El almanaque de mi padre. Conseguir beber la sangre del Fénix. Leer, al fin, algún articulo de Tintín y de Fantasio sin que me molesten los absurdos inventos de Gastón. Perderme por las murallas de Samaris, mientras de la pirámide flotante de los inmortales cae John Difool. Enamorado de la chica de los ojos rojos y de Adele. Y cabalgar hacia el amanecer con Buddy Longway, Red Dust y el teniente Blueberry. Con un poco de humo azul en los labios...

1
Déjanos un comentario

Please Login to comment
1 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
1 Comment authors
Abraham Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
Abraham
Lector
Abraham

Que emoción haber podido entrevistarle, enhorabuena!