Entrevista con Mitch Gerads

Zona Negativa tuvo la oportunidad de entrevistar a uno de los grandes dibujantes de DC: Mitch Gerads, coautor de El Sheriff de Babilonia.

Por
2
957

Mitch Gerads, de aspecto imponente y corpulento, nos espera en el stand de ECC para ser entrevistado. Le vemos cenar un kebab antes de la entrevista y en una charla distendida con parte del staff de ECC. Una vez termina, el dibujante nos recibe cordialmente y con una simpatía que contrasta con su aspecto de tipo duro. Frente a nosotros, una de las rising stars gráficas de DC.

Mitch Gerads proviene del diseño gráfico. Trabajó en empresas de diseño, en el que desarrolló la labor, por ejemplo, de crear el look visual de las cajas de cereales. Su carrera posterior le llevó hacia Adult Swim. Pero tras esa fase, deicidió apostar directamente por su verdadero sueño: los cómics. Su carrera le llevó a hacer trabajos de colorista para Boom, manejando franquicias como El Planeta de los Simios, Doctor Who o Starborn, creación del mismísimo Stan Lee. Pero su primer proyecto como dibujante vino a través de Kickstarter, en el que logró levantar un proyecto que supondría su verdadera carta de presentación para la industria.

Su camino no tardaría en cruzarse con el de Nathan Edmonson, con el que desarrolló The Activity para Image. Ese trabajo llamó la atención de Marvel, que no dudará en darles los mandos de Punisher.

Pero su gran trabajo, sin ningún ápice de duda lo firma junto a Tom King, con quien realiza El Sheriff de Babilonia, una serie que ahonda en la polémica guerra de Irak y los traumáticos estragos que causó. Con multitud de proyectos por delante, ahora se encarga junto al mencionado guionista de llevar las riendas de Batman, el gran buque insignia de DC.

La entrevista superó por poco la media hora donde Gerads nos contó jugosas y sorprendentes novedades.

¿Está disfrutando la convención?

Está siendo asombrosa.

Bien.

Estoy teniendo el mejor tiempo posible.

Si vuelve de nuevo, te podría dejar mi sofá.

Gracias (risas).

¿Cuándo decidió dedicarse profesionalmente a la ilustración de cómics?

Crecí con dos hermanos mayores, trece y catorce años mayores, a los que idealizaba. A los dos les encantaban los cómics, así que de este modo comenzó mi amor por los cómics. Siendo muy joven, antes de poder leer ya disfrutaba mucho de los cómics. Es una larga historia, pero la versión abreviada es que trabajé en diseño gráfico en el momento en el que terminé la universidad. Realmente, yo ilustraba las cajas de cereales para niños. No sé si los tenéis aquí, pero eran Trix, Lucky Charms…

No los tenemos aquí, pero los conocemos por las películas.

Ok. ¿Todos los cereales de azúcar que son para niños, pero que los niños nunca deberían comer? Ahí es donde trabajaba. Y en la compañía en la que trabajaba, como que perdimos la cuenta, que hacía eso. Nos despidieron a todos. Así que o volvía de nuevo al diseño gráfico o comenzaba a hacer cómics, que siempre ha sido mi sueño. Y simplemente, funcionó. Comencé como colorista, y después comencé a hacer el arte completo. Y ahí es donde estoy ahora.

¿Qué herramientas del diseño gráfico le han sido de utilidad y las ha trasladado a la ilustración e cómics?

Creo que el diseño gráfico es una de mis grandes ventajas en la industria. El diseño gráfico consiste principalmente en dejar que tu ojo dicte hacia donde te mueves, que es lo que son los cómics. Especialmente con las portadas. Quiero decir, que las portadas son esencialmente un anuncio para el libro. Quieres captar el máximo número de ojos que puedas. Así que aprendes el poder de eso. Una de las cosas de las que me he dado en los cómics americanos es que a la gente le aterra usar el blanco en las portadas. No sé si es porque quieren sentirlo todo. Pero el blanco es el color más poderoso. Realmente atrae a tus ojos. Aprendes pequeños trucos como la tipografía en el diseño gráfico. Como trabajar con márgenes estrechos y todas esas cosas. Así que el diseño gráfico tiene un valor imponderable para los cómics. Todavía es una de las cosas más divertidas con las que puedo jugar.

De ahí comenzó como colorista en las franquicias de Boom. ¿Disfrutó de esa época, manejando franquicias de cierto peso como El Planeta de los Simios?

Lo hice. La primerísima cosa que hice fue hacer los colores de una cosa llamada Stan Lee’s Starborn, escrito por Chris Roberson y dibujado por Khary Randolph y Khary ahora es uno de mis mejores amigos ahora. Hacer los colores para él fue muy divertido. Lo divertido es que, atendiendo al trabajo que hago fue una cosa completamente distinta. Pero Starborn fue superdivertido porque trataba del espacio, era muy loco, pude jugar con la iluminación, el cosmos y todas esas cosas. Me encantó poder hacer todo eso. Y además me pagaron muy bien, para ser alguien que estaba empezando.

Durante esa época, lo compaginó con proyectos más personales que levantó via crowfunding. ¿Por qué optó por esa herramienta para sacarlos adelante en lugar de los caminos más habituales?

Hablas de mi Johnny Recon, que fue algo así como mi portafolio para entrar en la industria de los cómics. Un amigo mío y yo lo hicimos. Cuando lo hicimos fuimos uno de los… Debemos de haber sido el primer cómic que entró en Kickstarter.

Kickstarter era algo muy nuevo. Los dos, yo y Scott, el guionista, pensamos que era una estafa. No pensamos que fuese real. Uno de mis amigos de mi etapa en el mundo del diseño gráfico me habló sobre esto y los dos nos registramos y, ya tú sabes, ¡Funcionó! Debo decir que infravaloramos ampliamente lo que nos costaría producir lo que estábamos vendiendo. (Risas).

Así que no fue exitoso realmente si atendemos a eso. Pero sí, pensamos que Kickstarter era nuestra esperanza. Así que no la he vuelto a usar para nada. He financiado algunos proyectos porque es algo genial que hacer.
Pero sí, si echo la vista atrás, no pensamos que fuese real.

De ahí a hacer su primera colaboración con el guionista Nathan Edmonson en The Activity, ¿Qué cualidades tiene ese guionista que hace que se entiendan tan bien?

Creo que la cosa que hizo que hubiera un clic entre Nathan y yo es que ambos teníamos un gran interés en el lado militar de las cosas, y creo que eso es lo principal en toda nuestra relación. Fue como un clic. De hecho, si The Activity vio la luz fue porque los dos estábamos hablando por teléfono sobre cuánto nos gustó la serie televisiva The Unit. Fue en el momento exacto en el que se canceló cuando dijimos que teníamos que hacer The Unit, pero de manera diferente. Y así es como The Activity empezó.


En 2015, Nathan Edmonson anunció que se iba a producir una adaptación cinematográfica de The Activity. Pero desde entonces ha habido silencio respecto al asunto. ¿Hay alguna novedad respecto a ese proyecto?

Sí. The Activity está en Paramount Pictures. Hay un guion de Ken Nolan, que escribió Black Hawk Derribado. En cuanto a que está pasando con ese guion, la verdad es que no lo sé. Hollywood es raro y no podemos conseguir ni una pista sobre muchas cosas. Pero lo que sí sé es que todavía sigue en marcha. Hablé con mi agente hace un par de semanas y nos dio noticias muy prometedoras, pero Hollywood trabaja a un ritmo muy extraño.

Continó con Nathan Edmonson en tu siguiente proyecto: The Punisher. ¿Se sintió incomodado trabajando con un personaje con un núcleo duro de fans acérrimos?

Fue divertido. Fue raro porque Punisher no es uno de mis personajes favoritos. Me gusta el Punisher cuando se encuentra con otra gente como el Capitán América. Eso fue divertido. Pero.. Para mí es demasiado broncas. Para mí era demasiado no sé, como armas de fuego y demás… Me interesan más los personajes como Luke Skywalker, el desvalido.
Pero tú hiciste un Punisher regular.

Sí, pero lo que nosotros hicimos fue abrazar al lado militar del personaje y habiendo conocido a Nat anteriormente y habiendo trabajado con Navy Seals, ese tipo de profesinales. Eso es lo que hicimos con Punisher. Pero fue muy divertido jugar con la caja de arena de Marvel. Pudimos usar a Electro justo al principio. Es uno de mis villanos favoritos. Así que sí, fue muy divertido.

¿Dónde diría que radica la iconicidad del personaje?

Desde el punto de vista gráfico, la calavera. Creo que mucha gente… Es una locura el modo en el que la gente ama los personajes tipo Batman y demás. A ellos le encantan la idea de que el tipo malo reciba lo que merece. Eso es lo que el Punisher es. Es esa fantasía de poder masculina. Y creo que eso conecta con la gente. Tienen ese lado agresivo que quieren sacar de dentro de ellos. Y eso es lo que el Punisher representa.

De ahí pasamos al Sheriff de Babilona.

(Mitch Gerads aplaude. Risas.)

Todo el mundo habla de que la experiencia de Tom King en la CIA es crucial en una obra como el sheriff de Babilonia, pero, ¿Cuánto hay de Mitch Gerads a nivel narrativo?

Tom y yo trabajamos muy cercanamente en este cómic. Es un cómic muy especial, especialmente para Tom, por su backgorund. Por eso, se convirtió algo muy cercano a mi corazón, algo muy querido. Lo que yo quise traer al proyecto fue… Yo quise ser respetuoso con la gente involucrada, con el lugar, con la religión, con ambos bandos: los iraquíes y los americanos… Así que yo aporté mucha autenticidad a esto, hice una documentación muy exhaustiva. Me tiré cinco veces más tiempo investigando para hacer las páginas que dibujando. Pero una de las cosas que puse sobre la mesa fue el color.
Es una historia que ya he contado antes, pero un marine se me acercó a una convención en Estados Unido, el cual desgraciadamente estuvo combatiendo contra el síndrome de estrés postraumático de sus días ahí, y me dijo que lo que le gusta de mi cómic es el color. Y yo le respondí que me alegraba. Y él me dijo que tiene mucha relación con que cuando él recuerda eventos traumáticos, recuerda los colores. Así que cuando recuerda que cuando lo dispararon por primera vez recuerda que vio el mundo como un gran azul. Así que yo pensé que eso era muy poderoso y cuando hice el sheriff, quise hacer algo así: dar un código de color a cada escena. A veces darle un color específico a un personaje específico. Y cuando esos personajes se conocieses, puede que ese color se combinase o cambiase.

El color es fantástico. Las texturas son verdaderamente asombrosas.

Gracias. Quería que la gente sintiera el polvo en el aire. Quería que la gente leyera el cómic y que la gente tuviera que beber agua después de eso.

Bueno, pues tuvo éxito.

(Risas)

Así que ese Gerads en el cual se puede apreciar un look más sucio que en otras obras, es algo consciente para darle mayor realismo a la obra.

Sí, todo comenzó cuando vi la primera portada de John Paul Leon. Y está loco. Solo con la textura, al acabar con toda la pieza y pilló un rodillo de tinta y lo pasó por ahí. Yo soy el dueño del original de esa primera portada. Y yo hice un oooh, de sorpresa. Yo simplemente seguí su ejemplo. Y al ver toda una página se aprecia como eso está por todas partes. Yo no quise cambiar esa paleta, porque creó esa textura tan molona.

Supongo que es un modo de hacer que el lector sienta psicológicamente esa gravilla. Así que añadí esa textura sucia a las cosas. Sí es para evocar emociones.


Probablemente sea su obra con mayores implicaciones políticas. ¿Qué es lo que le atrajo del proyecto para que decidiese entrar en él?

Pues básicamente Tom. Ya era un fan de su trabajo en Grayson en un momento en que era la única cosa verdaderamente interesante que salía. Pero recuerdo que Jimmy Rich, nuestro editor me llamó y me hizo un pitch de otros proyectos de Vertigo y estaba justo acabando Punisher y me estaba resultando muy difícil decidir qué es lo que iba a hacer. Él me estaba haciendo los pitch y yo estaba en plan “mmm. Pueeeede. No lo sé.” Pero entonces me hizo el pitch de sheriff y a los 10 segundos de pitch yo le dije “¡Hecho!”. Fue perfecto. Era todo lo que quería hacer. Y poco después Tom me llamó y hablamos y… Sí, todo encajó.


¿Tiene en mente que haya alguna continuación de El Sheriff de Babilonia?

Sí. Hicimos los números 14 y 15 de Batman, que deberían salir pronto por aquí. Y ahora estoy haciendo el número 23 de Batman que es una historia de misterio alrededor de un asesinato con La Cosa del Pantano. Y puede que tenga que ver con todo el tema de la trama de la chapa, esa cosa de Watchmen. Puede.

Pero después de eso, Tom y yo vamos a hacer una maxiserie de 12 números. Una cosa con los superhéroes de DC, de la cual no puedo hablar todavía. Va a ser algo muy inesperado y muy increíble.

Y cuando terminemos con eso, haremos otros 12 números de Sheriff. Lo que mola de eso es que vamos a… No va a ser El Sheriff de Babilonia, vamos a hacer El Sheriff de otra cosa. Va a ser un nuevo lugar, un nuevo momento temporal, nuevos personajes… Lo cual no quiere decir que no podamos volver a algunos de los personajes antiguos.

Ya que has mencionado a Batman, y sabiendo que está trabajando con Tom King en la serie del murciélago. ¿Qué quiere aportar a la mitología del personaje con su trabajo ahí?

Quiero traer de vuelta todos los elementos clásicos. Tom y yo hablamos a conciencia cuando hice mis dos números. Quise volver a Batman peleándose contra villanos en los tejados. Esos elementos clásicos, como de la serie animada de los noventa. Traer de vuelta todos los elementos que sentimos que se habían perdido. Toda la razón de ser de Renacimiento es volver al núcleo de las cosas que definen a todos los personajes. Y en nuestros dos números fue lo que hicimos. Es muy raro habiendo hecho The Activity y después Punisher y Sheriff, esos tres cómics militares. Especialmente Sheriff, que por momentos tiene momentos muy fuertes y conmovedores, hayamos ido después a hacer Batman durante dos números que son básicamente dos números de Batman y Catwoman enrollándose.

En el momento en el que recibe un guion, ¿Cuál es su proceso creativo?

Suelo recibir los guiones de Tom muy por adelantado, porque es un escritor rápido. Especialmente si escribe para mí, creo, porque nos entendemos muy bien. Pero me gusta estar con el guion un rato. Leerlo bastantes veces, durante unos cuantos días. Luego formulo lo que voy a hacer en mi cabeza, antes de sentarme a hacer nada. Y en unos días después, hago la inmersión. Lo que es realmente bonito de esto mis editores, tanto en Batman como en sheriff, confían en mí lo suficiente como para no tenerles que enviar bocetos previos… Me dejan hacer mis cosas porque saben que Tom y yo trabajamos muy bien juntos.

2
Déjanos un comentario

Please Login to comment
2 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
2 Comment authors
hammanuIgverni Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
Igverni
Lector

Muchas gracias por la entrevista, Gerads parece un tío muy cabal. Me gusta que un autor hable en positivo y cuente cosas interesantes, no se quede en generalidades.

Su estilo me gusta mucho y encaja perfectamente en las temáticas paramilitares. Dicho lo cual, para mi tendrá siempre en su curriculum la “mancha” del Punisher con Edmonson, probablemente la versión más infame del personaje jamás publicada. Aunque seguro que a los texanos miembros del NRA les habrá encantado…

Ganazas de su nueva serie de Sheriff , aunque leyéndole y entendiendo que Batman tiene prioridad y paga mejor, es una pena que tengamos que esperar mínimo hasta final de 2018.

hammanu
Lector
hammanu

Sin contar Igverni la maxiserie misteriosa con Tom King con personajes de DC que va a ser una “locura” se supone que es ese proyecto misterioso que Didio les dio a elegir. Me encantaría una especie de evento con multitud de personajes de DC y que recuperasen algo de la magia de la continuidad anterior, y alejándose un poco de Batman como eje…