El por qué de las grapas en los comics.

Por
34
3870

Desde hace algún tiempo, en mis regulares vistazos a diversas webs y weblogs que tratan sobre los comics me he encontrado con numerosas críticas a la publicación de comics en el formato más tradicional: unas 24 páginas recogidas mediante grapas. Las razones son: lo exiguo que resulta la lectura de tan pocas páginas; las molestias que causan al aunarlos en la estantería; lo fácil que resulta estropearlos al sacarlos o guardarlos a causa de sus cubiertas endebles y esas piezas de metal que pueden rasgar alguna que otra página; el precio superior al ser comparado con un tomo cuyo precio por página resulta siempre inferior; o lo gratificante que resulta, precisamente, leer un arco argumental de una única lectura.

Error.

Algunas de estas razones son incuestionables. Un comic de 24 páginas (aunque fuesen 48 versión Panini), siempre se estropeará antes y costará más. No tiene vuelta de hoja (perdonad el juego de palabras). Sin embargo, hay un factor que me hacen decantarme por este formato para cierto tipo de historietas. Más aún, considero que de no publicarse así, el disfrute por la misma historia perdería enteros. Aunque parezca lo mismo, la publicación de una misma historia en una única entrega o en muchas mediante fascículos, entregas o comics-books mensuales no es equivalente. Un mismo lector –o lectora– daría una opinión distinta sobre la calidad, el interés o lo gratificante que le ha supuesto ese comic en una u otra ocasión.

Permitidme un pequeño paréntesis:
Un comic es un culebrón. Con fantasía, mallas, disparos, mundos ficticios, crímenes, monstruos, historias verídicas, comedia y ciudades reales, pero un culebrón. La estructura es la misma de los viejos culebrones sudamericanos como Rubí, las versiones americanas como Falcon Crest, los viejos seriales radiofónicos de un lustro atrás como los de Flash Gordon, la sicodélica serie de la televisión de Batman, los animes como Oliver y Benji o Dragon Ball, las series televisivas actuales como Lost, Mujeres desesperadas o Buffy la Cazavampiros. El esquema es idéntico: se ofrece gratuitamente una historia negándose a relatar su final, emplazando al oyente, televidente o lector a la próxima sesión para descubrir no si el héroe o heroína sobrevive –algo incuestionable por todos– sino cómo lo logra. “¿Conseguirá salvarse Batman del cepo gigante preparado por el Pingüino?” “¿La malvada Angela Chaning se adueñará de todos los viñedos?” “¿Cómo conseguirá Buffy rescatar a su novio Ángel del Infierno?”
¡No os perdáis la continuación en el próximo episodio…!

Ahora agrupemos estas historias. O simplemente escojamos algunos de las historias de comic que más han atraído la atención del fandom y agrupémoslas desde el inicio. En lugar de publicar Crisis en las Tierras Infinitas en doce números, hagámoslo en un tomo (o dos). O Watchmen. O actual Crisis de Identidad. ¿Resultado? Es lo mismo, ¿verdad? Mejor presentación, más robustez en la edición y, quizás, un precio mejor en conjunto. Sí, eso es cierto y no lo discuto, pero yo me estoy centrando en los aspectos psicológicos de su lectura, que, claro está, son subjetivos.

En la Psicología es fácil demostrar que cualquier oferta que es retirada incluso antes de que el sujeto siquiera la sopesase se convierte casi en un deseo. Simplemente basta recordar qué sucede cuando nos dirigimos a un establecimiento para mirar sin mucho interés un artículo y, al faltar, al limitar nuestra elección de “comprar” o “no comprar”, sentimos que la reactancia nos impulsa a rebelarnos y buscar con mayor afán ese artículo en otra tienda, deseosos de demostrar –demostrarnos– que si vamos a quedarnos sin ello, será por nuestra decisión, no por la de otros. Y cuando nos enseñan algo y nos dejan a medias, ese deseo crece aún más.

Un sencillo experimento psicológico: Decidle a cualquiera lo siguiente:
“!Me ha pasado una cosa más rara…!”, sin contarle nada más. A ver cuántos son capaces de encogerse de hombros sin que, espontáneamente, respondan: “¿El qué?” Es inevitable. Somos así.

Pero no queda aquí la cosa. Porque si todo culebrón juega a ofrecer un final de episodio cortando el momento más álgido, la simple espera obligada, además de acentuar ese deseo por descubrir cómo continúa la historia, nos hace rumiar sobre qué pasará, si la historia desembocará así o asá, y ello no hace sino acentuar aún más, si cabe, el disfrute por la misma historia cuando finalmente nuestra frustración se vea satisfecha.

Disfrutamos de las victorias, pero no cuando son regaladas. ¿Acaso se valora más una victoria aplastante de un equipo de fútbol de primera contra uno regional que una victoria por la mínima, en el último minuto, contra un equipo rival? ¿Acaso cuando nos ha costado sudor y lágrimas conseguir cualquier objeto no se estima en mayor medida que si nos lo hubieran regalado? Pues si al final de un episodio nos ofrecen la continuación, sabemos que no hay razón para el desasosiego ante la amenaza mortal contra el héroe o el misterio de la enigmática figura que había espiado a los protagonistas durante tanto tiempo. No hay razón ni tiempo para elucubrar sobre ello. En suma, la recompensa misma –la continuación de la historia– llega a nosotros sin que lo disfrutemos de la misma manera que cuando nos han obligado a esperar, sin saber quién vivirá o morirá, si la siguiente víctima será éste o ésta. Y, si no, basta mirar los foros cómo ardían de emoción, pasión, deseo, tras la publicación de un nuevo comic de esa miniserie que promete cambiar el Universo para siempre, o del nuevo episodio de Lost, o el nuevo tomo de 20 Century Boys.
La publicación por entregas engancha y atrae, porque siempre queremos saber cómo continúa, pero si nos lo dan hecho, restamos valor al hecho.

Por último, puntualizar que este fenómeno psicológico no funcionaría para cualquier tipo de historia puesto que una de ritmo lento, comedido, resultaría una lectura demasiado cómoda y frustrante, no fortaleciendo el ansia por ver la continuación, sino una decepción por un esfuerzo inicial al iniciar la lectura y terminar antes de haber padecido ninguna emoción. Es por tanto que todo lo mencionado anteriormente sería productivo para comics de ágil argumento, con profusión de acción y aventuras, que prometen mil emociones desde su enigmática portada… al menos las de décadas atrás. Aprovechando la publicación de las distintas Bibliotecas Marvel, no hay sino comparar aquellas con las actuales, meros pin–ups pasivos cuyas ilustraciones no despiertan por lo general el menor interés, que no provocan la curiosidad del potencial lector–cliente a comprar ese cómic para saber cómo ha llegado el protagonista del cómic a la situación de peligro señalada en la cubierta y, sobre todo, cómo diablos saldrá de esa.

A modo de conclusión, solamente añadiré que, para cierto –recalco el “cierto”– tipo de historias, el formato de grapa es un formato muy atractivo que permite momentos de disfrute del comic que se pierde en su posterior recopilación en tomos. Por lo tanto, considero que es un formato importante que ha de convivir y ser compartido con otros muchos formatos, cada uno con un fin específico.

34 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Darío
Darío
10 noviembre, 2006 14:47

Todo muy bien redactado, todo perfectamente argumentado pero yo sigo prefiriendo los tomos. Eso de la psicología que has puesto como he dicho está muy bien argumentado pero me parece una generalización demasiado excesiva, eso de pretender decidir por todos los demás qué prefieren y como disfrutan más una historia.
Pues no, no estoy de acuerdo, yo disfruto mucho más de un tomo con una historia completa o un arco argumental entero y más cuando la narrativa de los comics de ahora es totalmente opuesta a la de hace 30 años.
Antaño las historias que se contaban en cada episodio de una grapa iban màs a lo directo y por lo tanto contaban más cosas por número pero ahora la narrativa es mas pausada, más detallada (cosa que me gusta más personalmente).
El manga también pretendieron vendernoslo en grapa y fue un fracaso hasta que alguien decidió que no, que debia salir en tomo y usa los continuarás mensuales tan perfectamente o más que la grapa.

Además somos coleccionistas y cuando uno es coleccionista, una vez leida la historia lo que quiero es que el comic sea duradero, que esté localizable en la estanteria con un simple vistazo al lomo y que no se me estén volcando constantemente. Tengo mis cientos de tomos colocados en unas cuantas estanterias sin problema alguno, todos perfectamente y luego tengo que tener las grapas sujetadas con no se cuantos contrapesos y divididas en varios grupos porque es imposible que no se vuelquen si no.

Con todo eso no quiero decir que la grapa deba desaparecer, es necesario que sigan existiendo comics de rapido acceso, es decir, que un lector cualquiera de repente diga de gastar un par de euros en tal o cual comic pero en mi personal caso prefiero siempre siempre los tomos y cuando una serie que tengo en grapa es reeeditada en tomos pues las grapas las vendo o regalo por cumpleaños y me vuelvo a comprar esa serie en tomo.

Y esa es la única psicologia que me vale, lo demás solo son suposiciones globales que pretenden decidir como le gustan más las cosas a todo el mundo y eso me parece demasiado. En estos momentos la única grapa que compro son las series Ultimate y Conan la Leyenda, el resto es una fortuna mensual en tomos.

Comeballenas
Comeballenas
10 noviembre, 2006 15:24

las grapas son una jodienda, si, pero me da a mi que hay demasiado “friki” al que le gusta que cualquiera q vea su coleccion diga oooooooooo o algo parecido, luce mas en la estanteria un tomo, no lo dudo, me gustan mas, tampoco lo dudo, si lees dc, lo mas seguro es q estes mordiendote las uñas mes a mes, excepto con wonder woman, q va un pelin lenta, pero claro, si en grapa te tocan los x-aburridos-men……1 numero donde igual se cae algo al suelo y todos se alarman, otro numero de lobezno sentado en el sofa…..y asi vamos bien,un lector de marvel siempre te dira q prefiere coleccion en tomo , q no? XD

Sputnik
Sputnik
Lector
10 noviembre, 2006 15:56

Jodeeeeeeeeeer, acabo de esribir un supertocho de comentario y no me lo puso, mecagoendios!!!!!
na, venía diciendo, y resumo.
1-Dijo MIller:”¿cuánto tiempo estarmeos restringidos porque el formato actual se le ocurrió a un tipo en los 20 que dobló dos veces un periódico a la mitad y le puso grapas?¡Si realmente la ilustración luce en formatos amplios!”Los freaks somos conservadores por norma general, no nos gusta ver morir personajes ni cambiar continuidades. Y éso se puede ver en el tema formato, que se puede preferir por ser más familiar.
2-Veo que buena parte del artículo se basa en que las historias cortas son buenas para el género de superhéroes poruqe añaden suspense al final y eso engancha al lector, y se compara con series tipo Lost. a esto contesto:

a-A mí me sale gratis ver Lost.
b-No veo que tiene que ver que el formato grapa sea más barato y tenga menos páginas con el tema del suspense. Como si no te pudiera dejar pidiendo más un cómic de 100 páginas…A mí me pasó con los 4 capítulos de -la trilogía- “El grito del pueblo”, de Tardí. Y me pasó con Holmes, por ejemplo. Imagínate que le dicen a Conan Doyle: mira que como tu personaje es popular y tal, saca sólo la mitad de la novela y luego la otra mitad que nos forramos.¡Anda a cagar a Passeig de Gracia!

Y esto sin entrar en debates de si la grapa es mejor o peor. para mí es peor aunque siempre depende (y para mí depende en el sentido de: si es mediocre o mediocre tirando a malo, ponle grapa y a lo mejor lo pillo), y hay opiniones y opiniones. Lo que digo es que tus argumentos no me parecen muy convincentes que digamos…
Larga vida y seguid con ZN, sois la polla.

Frankenweenie
Frankenweenie
Lector
10 noviembre, 2006 16:16

Pues yo sigo muchas colecciones por que se publican en grapa, si fuese en tomos no las haría. Simplemente por cuestion economica. Puedo permitirme cuatro o 5 colecciónes a 1,70 al mes, aparte de todo lo que me compro en tomo, los mangas etc… Si todo se publicase en tomo seguiria una o dos de estas y seguramente dejaría de comprar alguno de los tomos, mi economia mensual no da para más

No se si alguien más esta en mi misma situación, porque por lo que leo, todo el mundo parece poder permitirse seguir todas las colecciones en tomos con lo que eso conlleva para el bolsillo…

SauronCT
10 noviembre, 2006 16:41

Lo malo de los comics de 24 paginas no es que sean cortos, sino que ahora se montan las historias tan descaradamente dirigidas a los tomos de sagas que te puedes encontrar un numero en el que no pase absolutamente nada. Pero aun asi yo me quedo con mis 400 comics de la Patrulla-X antes que con 3 tomos. Mi trabajo me ha costado conseguirlos, oiga.

dani
dani
Lector
10 noviembre, 2006 16:43

La verdad es qeu cada uno tendrá sus preferencias y las argumentará razonablemente(en las mayoria de los casos),con lo que este tema se podria alargar hasta el infinito.En mi opinión deben de convivir los dos tipos de edición para poder llegar a un número mayor de lectores,en mi caso prefiero el tomo por la posibilidad de leer durante más de diez minutos(que es lo que me suelen durar la 24 páginas) y por la facilidad de archivación,pero también tienen el problema de que la goma de la encuadernación empieza a fallar pasado un tiempo (ya me ha pasado con varios),en cuanto a la grapa,reconozco que para muchos es más gratificante estar esperando un mes para ver que pasó después de ese “continuara”,en mi caso no(quizás porqeu hago demasiadas colecciones de grapa),pero también es verdad que hay viñetas a doble página que se aprecian muchisimo mejor en grapa (que se puede abrir al máximo) que en tomo que por mucho que se quiera siempre se qeuda algo sin ver.Respecto a lo qeu comenta Dario de los problemas de archivación de las grapa,le sugeriria que hiciera como yo:cada uno o dos grapas en una bolsa y luego se meten por colección en cajas de archivación de cartón de esas de unysistem o similares (la pequeña),se pone el nombre de la colección fuera y ya está,vienen a entrar unos 52 números por caja + o -,te puedo asegurar que queda muy bien ordenado(,incluso meto los tomos dentro si lo exige la colección),pruebalo,yo tengo algo menos de 6000 comics y la mayoria son de grapa y no tengo problemas de busqueda u ordenación.

EINNDC
EINNDC
10 noviembre, 2006 16:50

De todas formas el 99% de los tomos se nutren de lo que se ha editado en entregas (ya sea parte de una revista que recopila varias historias como los mangas, o comic book de grapa).

Económicamente, si nos arriesgamos a sacar un producto directamente en tomo la editorial se arriesga a un batacazo económico importante, mientras que si una serie mensual no vende en x meses se puede cancelar. Además, es más fácil vender un producto baratito que un tomo con un precio mayor.

Además del aspecto económico, está el de la periodicidad. Centrémonos en el mundo del comic book usa. Para sacar un tomo medio decente tenemos que juntar como mínimo 96 páginas ( 4 nºs ). Si se mantuviese el ritmo de publicación “normal” supondría una periodicidad trimestral de la serie, ya que si actualmente hay autores (dibujantes sobre todo) que tienen serios problemas problemas para que una serie salga mensualmente, imáginense para sacar tomos de una manera semi-regular. Además, puede que muchas series que se mantienen mes a mes no sobrevivieran a una espera de tres meses entre tomo y tomo.

Y tambien… Un momento, ¿estamos hablando del medio del comic en general o sólo de la edición en España? Porque los argumentos que estaba planteando iban destinados a nivel de “producción” de material, no a nivel de publicación de series ya editadas en su país de origen…

Álvaro
10 noviembre, 2006 17:01

Te dejas un argumento: que es un formato que los quiosqueros ya no quieren. No es rentable, hoy en día y a no ser que se vuelva a ventas brutales, como en su día tuvieron los cuadernillos en España (que, todo sea dicho, aquí antes eran cuadernillos, en los 50 y 60, y vendían millones semanales)

lord_pengallan
Lector
10 noviembre, 2006 19:34

“lo fácil que resulta estropearlos al sacarlos o guardarlos a causa de sus cubiertas endebles y esas piezas de metal que pueden rasgar alguna que otra página” no quiero llamar a nadie patán, pero a mi esas cosas no me han pasado nunca y tengo grapas de más de 20 años. Cuando alguien dice eso, me resulta muy difícil de entender.
“el precio superior al ser comparado con un tomo cuyo precio por página resulta siempre inferior” Esto me gustaría que lo explicases mejor. Aquí, en España, el 80% de los tomos te sale igual o más caro que si te lo comprases grapa a grapa. Por otro lado, aunque fuese así, los defensores de la grapa decimos que es más barato MENSUALMENTE, NO GLOBALMENTE. Esto es que un aficionado medio puede hacerse 10 grapas al mes, pero no 10 tomos al mes. Y aquí, aunque parezca que lo importante es leer, estamos todos por que es puro coleccionismo, por lo que es más barato coleccionar grapa, porque permite más cantidad y variedad (si la oferta lo permite).
“o lo gratificante que resulta, precisamente, leer un arco argumental de una única lectura.” Todo esto luego medio lo rebates en el resto del post. Un “arco argumental”, es algo bastante moderno y no todos los guionistas los hacen, así que esto no es muy generalizable.
La grapa es mejor que el tomo, eso era indiscutible hasta que las costumbres cambiaron a mediados de los 90 en EE.UU. Ahora muchas coles no son un culebrón por que los autores sólo estan un “arco argumental”, la narrativa que esta de moda hpy es lenta y poco dinámica, la continuidad ha dejado de ser inviolbale y la coherencia de un universo también. Todo esto dio razón de ser al tomo (al margen de ciertas actitudes de coleccionista, como orden, conservación, presencia etc.). Pero aún así, la grapa (si quitamos lo de la rentabilidad de los kioskos que no tiene que ver con el cómic en si) sigue teniendo 3 ventajas que el tomo no va a tener nunca: es barata, es la mejor forma de admirar un dibujo (las viñetas se pueden ver en un ángulo de 180º) y permite seguir un universo cohesionado e interactivo mensualmente que, aunque dejó de existir a finales de los 90, ahora esta resucitando con M, las Crisis y las Civil esas.

Dan J. Herbie
Lector
10 noviembre, 2006 19:37

Pues quizás hoy esté cambiando el panorama, pero si no llegan a existir los comics en grapa a “los de pueblo” como yo, que vivía a hora y media de barco más hora y media de bus de la libreria mas cercana nos hubiera apartado del mundillo totalmente….

Vamos que hubiera tenido comics cuando iba al médico o visitaba a la family

mephisto
mephisto
10 noviembre, 2006 19:46

La pregunta es si coleccionas comics por dibujo, por el guion o por ambas. Yo en lo particular colecciono dibujantes, no personajes, ni compañias. Entonces, un tomo puede recopilar todo un arco argumental que habia empezado a dibujar alguien respetable y lo termina un total amateur. Debo bancarme esos numeros?

Sputnik
Sputnik
Lector
10 noviembre, 2006 19:52

Y aquí, aunque parezca que lo importante es leer, estamos todos por que es puro coleccionismo—

Pues comprate sellos, no te jode…¿cómo que puro coleccionismo?Serás tú y tu círculo que lo que soy yo y los míos…

Sputnik
Sputnik
Lector
10 noviembre, 2006 19:55

Y en cuanto a qué es mejor. ¿De verdad alguien tiene cojones a aseverarlo?
Yo asevero: Lo mejor en este mundillo es la diversidad. De géneros, de estilos, de colores, de editoriales, de ideas y de formatos. Yo me quedo con el tomo para unas cosas y para otras con la grapa o similares. Depende de la calidad de lo que me compro y de mis expectativas.

wayne
wayne
10 noviembre, 2006 20:03

A mí me encanta la grapa. Y también un buen tomo, por qué no. Muchas veces dependiendo de las obras, son más adecuadas para la grapa o para el tomo. La mayoría de las colecciones regulares creo que deberían ir en grapa. En cambio, hay cosas que se han publicado en grapa que merecerían un tomo (que en casos como Lobezno: Origen se ha remediado, aunque yo no me voy a comprar el mismo cómic dos veces, de momento, y mis grapas aquí están).

Yo defiendo la grapa porque es la que parece estar en peligro, y me gusta mucho la grapa.

En realidad, me encanta la situación actual, con variedad. Eso sí, cuidado con la calidad de los tomos. Porque hay tomos nefastos, como algún 100% Marvel al que se le caen las hojas cual viento otoñal.

En lo que no estoy de acuerdo del post es en que los tomos salgan más económicos. En realidad, esto muchas veces no es así (me viene a la memoria ahora mismo el JLA: Classified, el Gothan Central, algunos 100% Marvel con tan sólo cuatro números USA, incluso los de cinco números, por no hablar de los Marvel Monster, etc.)

En lo que estoy de acuerdo es en lo de muchos cómics entendidos como folletín mensual. En gran medida es parte de su encanto. Además, de ese especial momento de ir al quiosco/librería, verlos allí, hojearlos, comprarlos, llegar a tucas, y hojearlos otra vez… hmmm, vamos a dejarlo, que me estoy poniendo cariñoso…

¡A mí dadme grapas! (en un cómic, no solas, ¿eh?) Y qué coño, ¡Dadme tabién tomos!

MESIGUEGUSTANDOBYRNE
MESIGUEGUSTANDOBYRNE
10 noviembre, 2006 20:45

Pues por muy bonito que sean los tomos, y por muy bien presentado que nos lo pongan, estoy de acuerdo con el blogero… el continuara de un comic en grapa no lo tiene un tomo… los mangas es distinto, pues normalmente no son historias autoconclusivas…
y si analizamos lo que las dos grandes (PANINI Y PLANETA) sacan al mercado, veremos que el formato más rentable, ya sea de 24 o de 48 páginas sigue siendo el formato grapa(siempre me refiero a comic books pues el comic europeo y el manga como he dicho antes son otras historias)
Cuando sacan un tomo:
– cuando es algo que no se vendería en formato grapa y para que llegue a un público especializado(librerias) ejemplos de estos lo tenemos en los tomos de HELLBLAZER,EXILIADOS, HULK,HULKA…
-Cuando es una obra que por su calidad merece un tratamiento mejor que la grapa ejemplos las novelas gráficas de LOKI, SHANNA, BATMAN-DRACULA …
-cuando se hace una coedicción en varios paises:
1602, SUPREME POWER…
pero no nos engañemos con esto último, si Paninni
hubiera esperado el exito de ventas de estos titulos que ha tenido por ejemplo la dinastia de M, lo hubiera publicado por entregas que es el formato estrella en españa..
Para los que ya llevamos tiempo en esto de los comics, los tomos ha sido lo primero que llegaban a nuestras manos… con viñetas retocadas y en blanco y negro.. por eso cuando Vertice comenzo a publicar los comics en un formato más parecido al original,nos pareció la mejor manera de presentar un comic..después FORUM se encargaría de demostrar que al formato grapa le quedaba mucho por mejorar…
bueno no me enrollo más !MUCHA FORMATO GRAPA Y EN KIOSCOS!

^Geist^
^Geist^
10 noviembre, 2006 23:38

aunque en algunos casos prefiero los tomos (si es la unica forma de ver publicada según que colección…..)
Por lo general prefiero las grapas.

Puede parecer una tonteria (y más, cuando me leo y pienso, “fale, perfecto grapas… pero seras cazurra si siempre terminas juntadote con hasta tres meses de comics atrasados y por leer…..”) pero, el motivo esencial es el siguiente, me gusta esperar con ganas el mes siguiente para leer la historia…. (algo asín como el colmilleo que me viene cuando termina el capitulo diario de “Yo soy Bea” o los episodios de “Stand alone complex”)
Me esta sucediendo con Crisis de Identidad, en tomo no tendría el mismo encanto, ahora te dejan en vilo, (aunque posiblemente ya lo hayas leido en ingles) yo al menos estoy esperando con ganas inusitadas el segundo….
Lo que si es cierto, es que es una judiada lo cortos que se hacen según que colección, lo que antes tardabas casi 45 minutos, disfrutando con dialogos y textos de apoyo enternos, ahora en un chasquear de dedos ya te lo has ledio (ultimamente me ocurrido mucho con x-men y varias ultimates…)
Jesus, si me releeo el primero volumen de los X-Men (hasta la boda de Scott y Jean, + o -) y cada numero me dura el doble que un solo numero de los x-men actuales…
Pero eso no es culpa de la grapa…… Llos tres tomos de Emma Frost, en tomos se me hicieron cortos en comparación a por ejemplo los tomos Bryne de Alpha Flight)

buf… creo que me he embroyado, espero me entendais..

Pottox
Pottox
11 noviembre, 2006 0:37

No pretendo solucionar esta discusión con la verdad universal, solo planteo mi opinión:
Por temas económicos, como se ha dicho, y por poder leer el comic sin preocuparse del formato otoñal (que es como lo llamo yo, por la caida de hojas) prefiero las grapas para las series regulares. Para miniseries (de…qué se yo…6 números, 12 máximo) veo bien sacar un único tomo recopilatorio (el más claro ejemplo de esta fatalidad editorial es el 1602 de Panini, una primera edición penosa en dos tomos, y una genial, pero con retraso y hedor a estafa, segunda edición en tapa dura).
Sintetizando, yo opino que las series regulares mejor en grapa, y miniseries en tomo, pero quede claro que hay tomos y tomos, así como también hay grapas y grapas.

ultron_ilimitado
ultron_ilimitado
11 noviembre, 2006 1:04

A mí me han convencido bastante los argumentos del post. Creo que la grapa es absolutamente necesaria por las razones argumentadas, porque esa es la estructura del cómic de superhéroes y eso es lo que nos mantiene en vilo mes tras mes (y producir 100 páginas de comic mensuales lo veo bastante inviable) por lo menos a mí, y creo que a mucha gente. Todo lo cual no quiere decir que, sobretodo en estos tiempos que corren, después de 10 minutos leyendo un tebeo (y a veces forzando la duración de la lectura) no se te quede cara de tonto al ver que no ha pasado nada y tengas que esperar otro mes para otros diez minutos (pero como digo en gran parte eso es lo que nos impulsa) y eso que muchas veces esos diez minutos valen muy mucho la pena (y que demonios, para eso está el hacerse veinte colecciones al mes, que ya te da para un tiempo de lectura más decente). Por eso el tomo también está bien y hay cosas que se disfrutan más en tomo (eso sí, si te dejas la pasta en tomito que recopila una miniserie de 6 números y a la mitad descubres que es una caca no puedes dejar de comprarte los últimos tres números) y esto funciona mucho mejor en miniseries cerradas, ya que te estás leyendo una historia única, con arcos de series ilimitadas va algo peor, porque a poco que el guionista sea competente siempre irán colgando subargumentos, con lo cual estás como con la grapa, pero alargando tiempos de espera.

En conclusión, aunque ambos formatos tienen sus pros y sus contras, la grapa es fundamental para la estructura del género.

Y por cierto, yo tampoco entiendo los problemas para almacenarlos, o bueno, los entiendo si se quieren colocar en vertical como libros en una librería. Evidentemente es absurdo, lo que hago yo es apilarlos, aunque cuando hay muchos, la curvatura da problemas.

Gatosamurai
Gatosamurai
Lector
11 noviembre, 2006 2:55

Yo lo que no me explico son las tonterioas tipo Planeta, de publicar con cuentagotas series de las que tiene material para aburrir. El caso más descarado?? Hellblazer desde el nº 1 poniendo solo 2 comics USA por cada uno español, y en cambio los ultimos, los saca en tomitos… y parecido está haciendo con Sandman, Y, Predicador, etc etc….
Si algo lleva poco desfase respecto a USA, me vale el comic de 24/48 paginas, pero coño, si tienes años enteros publicados… no me quieras desangrar, y sacamelo en tomos, y más con algunas series más o mens consagradas…

el tio berni
11 noviembre, 2006 5:15

“Por último, puntualizar que este fenómeno psicológico no funcionaría para cualquier tipo de historia”

Ni para cualquier tipo de lector 😛

Ahora en serio, yo no compro grapa, no me gusta el formato y no me llena la cantidad de páginas con el ritmo de lectura que imponen los guiones de hoy en día, pero me parece el formato lógico para las series. Ahora bien, creo que lo ideal serían grapas más sustanciosas, con el doble de páginas o así, pero entiendo que hay dos razones por las que no es viable. Primero, que el precio subiría: el lector tiene que recortar colecciones y además se acabaron los experimentos. Segundo, los dibujantes de hoy en día (no todos, claro, pero ya me estendéis) son leeeentos. Otro Kirby nos haría falta…

WWfan!
WWfan!
11 noviembre, 2006 10:11

El problema de la grapa está ahora mismo en que no se cuentan para que quepan en 24 páginas.
Lo mismo en 56 o en 72 sí, podría funcionar los tebeos en grapa… ayer una pelea se resolvía en 2 páginas. Hoy se necesitan 12. Ayer para que un díalogo funcionara con 2 bocadillos bastaban. Hoy se necesitan 94 porque la mayoría son monosilábicos.

Los dibujantes de ahora no son más lentos de los que eran antes.
Antes Sal Buscema o Kirby te hacía 3 tebeos al mes porque si tenían que dibujar un edificio te hacían una caja de zapatos y les daba igual las cornisas y demás.
Lo importante era la historia.
Hoy lo importante es que se vea hasta la última grieta porque el público así lo exige.
“Realismo”.
Gente sin mallas y con chupas de cuero. Detallismo al máximo extremo aunque pierdas la efectividad narrativa.
El comic-book no funciona hoy en día porque no se hacen historias para comics-book.

En el género de superhéroes hay una crisis de identidad. Y no es por la saga de DC en cuestión, es que no saben qué quieren, a quién se dirigen, cómo atraer a nueva sabia, como expandirse, cómo se hace, en qué formato hacerlo, etc.
Y van a golpe de noticias, de fichajes “galácticos”, de cambios creativos increíbles, de golpes de efectos que supuestamente son la leche pero que en realidad tan sólo interesan a 4 gatos que son o somos los que picamos.

Toni Boix
11 noviembre, 2006 13:14

Cuánta lucidez, ww

WWfan!
WWfan!
11 noviembre, 2006 14:30

thanks.

Guanche_007
Guanche_007
12 noviembre, 2006 3:26

Yo prefiero grapa por los eternos temas económicos.
Es verdad que normalmente los tomos a la larga son más baratos, pero….
Los 100% de Panini son más caros, haced las cuentas.
1’70 por 6 cómics USA= 10’20
Pues estos de Panini nos clavan 10’50, es decir 0’30 céntimos más.

Mac
Mac
12 noviembre, 2006 3:51

Cabría destacar que ese efecto que dicen se dá en la última página del cómic para generar suspense y de incite a comprar el siguiente número, también se consigue con el efecto “pasa la página”. La sensación de sorpresa al pasar la página y descubrir quién es el malo tras la sombra o cualquier asunto similar también nos incita comprar el siguiente número porque, sencillamente, queremos volver a sentir esa sensación.
Curiosamente este efecto no se utiliza tanto como sería posible por una sencilla razón: ¿por qué soltar dos sorpresan en un número cuando puedes hacerlo en dos y sacar el doble de beneficios?

FranciX
FranciX
Lector
14 noviembre, 2006 8:27

Gracias por tu opinión!

Al final has llegado a la misma conclusión que todo el mundo. La grapa debe seguir existiendo pero el tomo es mejor.

FranciX
http://www.pammhg.com

UNO MÁS
UNO MÁS
14 noviembre, 2006 16:51

Todos los puntos de vista que he leído hasta ahora me parecen bastante interesantes y razonables, ya sea desde el punto de vista económico, estético, costumbrista, etc. Sólo quiero añadir unos pocos elementos más para saber qué pensais:
1º Al menos en el mercado USA, la publicación por entregas en formato comic-book por entregas es aún vital para esa industria por una razón que ya supondreis: las veintitantas páginas de publicidad que incluyen, (publicidad de otros comics, de cereales, de ropa, de medicamentos, de lo que sea). La historia por sí misma no es capaz de sufragar por sí misma el coste de la publicación. Los beneficios que producen los tomos recopilatorios supongo que son un extra una vez que los mínimos han sido cubiertos.

2º Ahora los compradores tenemos un poder adquisitivo parece que mayor al de los lectores de tebeos de hace 30, 40 años (por no irme a los años 30 y 40 de la edad dorada de los superhéroes). Por entonces, un chaval (pues al público infantil-juvenil estaba dirigido) podía permitirse uno o quizas dos tebeos por mes. Lo de los tomos sería impensable. Hoy los lectores podemos permitirnos desembolsar de un a tacada lo que supondría el gasto de diez o quince meses seguidos. Las editoriales lo saben y explotan ese filón.
3º No es lo mismo gastarse el dinero de un mes en un cubo de 2 litros de helados de chocolate que comprarse a la vez una tarrina pequeña de helado de vainilla, otra de fresa, otra de… la variedad mensual es aún un poco más atractiva para algunos compradores.

En definitiva hay algo de atractivo en cada uno de los formatos, y parece que de momento hay cabida en el mercado para cada uno de ellos. Lo que sí sería de desear es que la versión recopilatoria en tomo se pareciera más a las ediciones especiales de las pelis en DVD, que además de las historias reunidas trajeran un montón de extras (por supuesto las portadas originales, pero tambien las alternativas, bocetos, páginas que quedaron fuera en la primera edición, entrevistas a los autores, artículos…). El recopilatorio de Marvels (Busiek/Ross) que hizo Planeta en su momento fue un buen ejemplo de ello, en contra del recopilatorio de Batman: Año Uno (Miller/Mazzuchelli) que hizo Norma: lo cobró a precio de oro a pesar de que le puso una traducción y una rotulación peor que la de Zinco, es más, creo que en ningún lugar del tomo aparecía algo tan básico como “Batman creado por Bob Kane”.

Encuentro guachis los números redondos
Encuentro guachis los números redondos
14 noviembre, 2006 22:10

Y 30

juan-man
juan-man
Lector
16 noviembre, 2006 16:37

El debate me parece muy interesante, pero más allá de mi opinión personal (adoro los tomos, pero también me encanta llegar a la librería con ilusión por si ha salido el nuevo “episodio” de Astonishing, o de Star Wars Legacy, por ejemplo), sólo una puntualización al ejemplo de Sputnik sobre Sherlock Holmes: “Imagínate que le dicen a Conan Doyle: mira que como tu personaje es popular y tal, saca sólo la mitad de la novela y luego la otra mitad que nos forramos.¡Anda a cagar a Passeig de Gracia!”

Pues resulta que las novelas largas de Holmes, de hecho, se publicaron por primera vez por capítulos en revistas como Strand, exactamente igual que sus relatos cortos. Y sólo más tarde se editaron de modo unitario como novela. Tal cual lo que ocurre hoy con las series de grapa y su recopilación en tomo.

Abelardo
16 noviembre, 2006 16:54

Comprobado, Que hay gusto para todo.
A mi me gustan las grapas y los cuadernos mensuales por la intriga del ‘continuará’ y el precio -a veces resulta más accesible un comic de 1’75€ q uno de 12€.
Reconozco que las grapas con el tiempo oxidan (habría que buscar un sustituto de ellas),pero el pegamento de los tomos también pueden perder adherencia. Y de acuerdo en que si te gusta alguna colección que solo se publica en TOMOS fuera de su pais de edición (hablando de España) … pués se ‘traga’ y se compra,como ocurrió en su momento con lo que se traia de Vid comics o lo que publicaba Norma Editorial. Reconozco también que las historias actuales en grapa no te duran como para llenarte (colleja a los americanos) como los comics de hace dos lustros…. un lustro. Vamos, que creo cierto que hay historias autoconclusivas que merecen ser publicadas en Tomos (recopnosco que la ecepcion al caso (para mi) fueron los ThuderBolt publicados en tommo y q te dejaban intrigado al final. Pero de seguro q en ‘Las Américas’ no fueron editadas en tomos. Así q eso fué o sería una ”ffacilidad de elección” que tubinmos nosostros…. o los editores españoles

sputnik
sputnik
Lector
17 noviembre, 2006 19:07

Mierda!!Precisamente tenía yo que pillar como ejemplo al puto Holmes!!
Si además me lo olía, jeje…

TheShadow
TheShadow
Lector
10 agosto, 2018 10:25

Antes de nada decir que ese final del que hablas se le llama Cliffhanger (aunque supongo que lo sabrás y no lo habrás usado por terminología general).

Bien, todo lo que explicas está genial y de hecho opino como tú, además que yo prefiero los grapa por la comodidad de comprarlo en cualquier momento y de leer algo en momentos puntuales (además del Cliffhanger anteriormente mencionado). Como bien dices, los tomos están muy bien en historias tranquilas y lentas, al igual que en cómics mas del tipo humor que vienen montones de historias, tales como “Zipi y Zape” o “Mortadelo y Filemon”, pero si que es cierto que en lecturas tipo Marvel o cualquier otra historia normal se agradece mucho mas los cómic grapa.

¿Qué ha ocurrido? Pues lo mismo que viene a ocurrir últimamente con todo. Primero de todo, que como bien ha dicho ya por aquí otro usuario, se aprovechan en los grapa y te gastan un número entero para ver a uno sentado en un sofá o viendo como atraviesan una simple puerta, y claro eso no tiene ninguna gracia. Independientemente a esto, se suma la impaciencia humana. Antiguamente existían como bien dices series tales como “Oliver y Benji” y un largo etcétera, dignas de mencionar pero que no hay ahora mismo lugar para ello, que te generaba esa curiosidad al final de cada capítulo y por tanto esperabas al día siguiente (e incluso semana siguiente) con ansia de ver el siguiente, algo que ha desaparecido en la actualidad.

La sociedad ya no quiere esperar para nada porque si no se aburren y dicen que es una porquería, cuando lleva toda la vida siendo así y es precisamente ahí donde esta la magia y lo bonito de esto.

En la década de los 90, existían aventuras gráficas de PC donde podías pasarte horas y horas (e incluso días) buscando un objeto o intentando resolver un puzzle, a lo mejor para abrir una simple puerta y ya no hacías mas nada hasta días mas tarde, y eso nos gustaba, ¿Qué cojones? NOS ENCANTABA. Hoy día no lo hacen, lo consideran una porquería y cuando se atascan mas de 5 minutos, tiran de Google para buscar la solución.

El mundo se ha acelerado a una velocidad drástica y antes enviábamos cartas y teníamos la ilusión de recibir la carta cuando podía tardar 1-2 semanas y ahora que se envía todo instantáneo por aplicaciones tales como WhatsApp, la gente desespera cuando le envías un mensaje a las 14.01h y son las 14.02h y aun no te han respondido. También pasa con las series, véase como ejemplo Netflix, cuando publican una serie, publican la temporada entera del tirón, anuncian “Stranger Things” y cuando la publican la ponen entera y ya cada uno la ve como quiera, lo mismo que con cualquier otra serie.

Todo esto se ha vuelto a mi parecer y perdona por la expresión “UNA PUTA MIERDA”. Pero es lo que hay y es a lo que hemos avanzado. Aun así, sigo defendiendo tu forma de verlo y aprovecho en la medida de lo que puedo ese sistema (ya por desgracia antiguo y obsoleto). Un saludo.