El Green Lantern #19-27 (Fin de etapa)

Hal Jordan enfrenta la amenaza definitiva, la ultraguerra, para la que nadie está preparado.

Por
2
1783

Edición original:The Green Lantern Season 2 núm. 4-12 USA
Edición nacional/España:ECC Ediciones
Guion:Grant Morrison
Dibujo:Liam Sharp
Color:Steve Oliff, Liam Sharp
Traducción:Felip Tobar Pastor
Formato:Grapa, 32 págs. A color
Precio:2,95 € por grapa

Morrison es

“Y así fue como los últimos héroes de la era estrellada murieron uno por uno.”

El run de Morrison y Sharp con Green Lantern llega a su conclusión. Una etapa que adora la Edad de Plata, por las referencias que se hacen a dicho periodo y por el devenir de sus tramas entregadas a la ciencia ficción y la extravagancia. Un cómic donde sus autores gustan del multiverso, de escribirlo y dibujarlo, desplegando grandes dosis de imaginación. La primera temporada dejaba un final sorprendente para Hal Jordan, el interludio (con Xermánico encargado del dibujo) se presentaba como una ácida crítica a la editorial y el comienzo de la segunda temporada parecía relajarse tras el climax anterior, devolviendo al Linterna Verde a la Tierra siguiendo con la estructura de capítulos autoconclusivos. Todas estas características continúan inamovibles en esta conclusión con ambos autores yendo un paso más allá, Sharp se colorea a sí mismo, cambiando de forma palpable el arte del cómic y Morrison es Morrison, escribiendo sin ningún tipo de concesión.

Comenzamos el repaso justo donde lo dejamos con la grapa #19 y el guardián esmeralda de vuelta en la Tierra. Flash como estrella invitada liga a Hal con el resto de acontecimientos del universo DC, El Green Lantern de Morrison se ha visto muy despegado del devenir del resto de héroes y de los designios y eventos editoriales. Resulta extraño para el lector semejante aproximación a estas alturas de la serie, acertando en sus dudas, tan solo es una excusa para criticar una vez más al género superheroico en general y a la editorial en particular. La trama enseguida da paso a la desbordante imaginación de le autore, como se comentó en la reseña de los números anteriores, que Jordan esté en la Tierra no significa que la historia prosiga por lugares menos extraños, de los que se ríe hasta el nuevo anillo de poder, que ahora cuenta con voz propia.

Con el arco en su planeta natal finalizado, el Green Lantern se recupera de sus heridas en el sector general. Comienzan las menciones a la gran amenaza final, la ultraguerra, la lucha del todo, trama que finalizará la personal etapa de los autores. Es aquí cuando lo seres de anti-materia que tanta guerra dieron en la conclusión de la primera temporada vuelven a aparecer. Personajes de dicho final se dejan ver, como la Zafiro Estelar del universo 11 o el gran Lantern dorado cuyos desvaríos ahora no parecen tan desencaminados. No serán los únicos personajes recuperados, dando crédito al seguidor de la etapa que recuerda capítulos anteriores. Es la única gracia al lector, a partir de ahora leer el cómic supone un ejercicio considerable de concentración y ni aún así evitarás sentirte perdido en muchos momentos.



Morrison
y Sharp continúan con su propuesta, mostrar descabellados mundos con personajes no menos variopintos y un transcurso de situaciones que evidencian el continuo homenaje que se hace a la Silver Age. El empeño en dar voz propia a cada personaje que aparece en el libro, es palpable y loable, ya que otorga una tridimensionalidad única. Sin embargo, la circunstancia no deja de entorpecer la lectura por la poca transcendencia final y el mínimo impacto que provoca en la historia, un costumbrismo aplicado a capítulos autoconclusivos que, a su vez, siguen una línea argumental, en este caso provoca una narración farragosa y poco definida. La trama va de un planeta o de un universo a otro en cada capítulo, con hechos a priori sin relación, o con una congruencia intrínseca que parece diluirse con el pasar de páginas, no por el devenir de la trama sino por la incomprensión que genera el texto. El lenguaje de Morrison no ayuda, ni tampoco la cantidad de dialectos de las distintas especies extraterrestres que pueblan el cómic o el universo de anti-materia, donde se habla al revés. El guion se vuelve una travesía entre universos, personajes alternativos y grandes dosis de grandilocuencia, reduciendo su público objetivo a admiradores de le guioniste o de gustosos por los cómics densos y a descifrar. Si en la primera temporada se propone un tebeo complicado dentro de los límites del mainstream, esta season two deja paso a una sucesión de situaciones sin preocuparse lo más mínimo de la posible desazón del lector ante el inabarcable reto que tiene ante sí. Por el camino se encuentran multitud de frases de doble lectura, que pueden remitir al propio Morrison y a su situación en la editorial, al estado del medio, al devenir del mismo o a cualquier otra percepción que nazca de la mente del lector, el guion es tan dispar que invita a todo tipo de lecturas. Morrison reivindica el amor como fuerza cambiante del universo, critica la política o las relaciones tóxicas, centrando el tiro en hombres inseguros, controladores y con tendencia al chantaje emocional. Tampoco deja de insinuar una relación sentimental entre versiones alternativas del héroe y su mayor enemigo. Le escocés vomita sus inquietudes en un relato superheroico que por premisa puede recordar a eventos recientes, pero con un innegable sello personal, más cercano al indie que a un cómic con cabida dentro de las grandes.

Los dos últimos números relajan la complejidad y se centran en finalizar la etapa llevando a Jordan a un ambiente medieval, con gran espada incluida. La narración se inspira en el género fantástico y las reivindicaciones de Morrison se advierten de manera más concisa. Cómo converge todo lo anterior en la conclusión es posible comprenderlo, una idea general, sin detenerse en detalles, que seguro ha dejado le guioniste distribuidos por toda la etapa, a descubrir en futuras relecturas. Un final mucho más convencional del previsible leyendo una etapa que nos ha dejado una gran caracterización de Hal Jordan un, nada velado, juicio al género y grandes dosis de originalidad.

En cuanto al arte, la composición de página tan propia, aparentemente caótica y aún así, perfectamente legible de la primera mitad de la colección se mantiene en esta segunda temporada, pero sea por el guion o porque no está tan bien erigida, el dibujo contribuye a la pérdida del lector en la trama. Especialmente con Sharp como colorista, con el autor de Batman: Reptilian encargándose del color, además del dibujo, las formas se difuminan y la nitidez brilla por su ausencia, algo que definitivamente no ayuda a la comprensión del cómic. Si uno se olvida del texto y se limita a contemplar las páginas, se aprecian tremendamente deslumbrantes por su belleza, detalle, dinamismo e impacto. Sharp realiza uno de los mejores trabajos de su carrera, fuerza los límites tanto como su contrapartida en el guion y dota de un dibujo muy personal a esta etapa, que ya podríamos considerar de culto, del Green Lantern más famoso de DC.

Este final de etapa, y toda la segunda temporada, resulta menos impactante que la primera. Gran parte de culpa es achacable a la dificultad que experimentarán la gran mayoría de lectores al intentar seguir la trama. Todo el run de Morrison es un gran viaje por la imaginación de le autore con reivindicaciones propias y más de un dardo envenenado a la editorial. En conjunto resulta muy apreciable y entretenido, con Sharp inmenso a los lápices, es una colección a destacar dentro de la producción de DC. Una etapa muy distinta de Green Lantern, de la que la posible sinopsis “Hal Jordan viaja por distintos universos, con un guion metatextual y un dibujo experimental a la vez que soberbio” no le hace ninguna justicia a todo lo que se puede leer en sus páginas.

Lo mejor

• Lo único de sus autores.

Lo peor

• Lo complicado de su trama.

Edición original:The Green Lantern Season 2 núm. 4-12 USA Edición nacional/España:ECC Ediciones Guion:Grant Morrison Dibujo:Liam Sharp Color:Steve Oliff, Liam Sharp Traducción:Felip Tobar Pastor Formato:Grapa, 32 págs. A color Precio:2,95 € por grapa Morrison es "Y así fue como los últimos héroes de la era estrellada murieron uno por uno." El…
Guion - 7
Dibujo - 8.5
Interés - 9

8.2

Arduo

Morrison y Sharp ponen fin a su etapa con grandes dosis de metatextualidad y una imaginación admirable. La lectura de estos capítulos exige mucho más al lector que los números anteriores, siendo una ardua tarea seguir la trama del cómic.

Vosotros puntuáis: 8.8 ( 9 votos)
2 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Johnny99
Johnny99
Lector
29 agosto, 2021 9:10

morrison tiene su legión de fans, pero esto es café para muy cafeteros. complejisima y sin sentido, incluso narrativamente confusa, el dibujo de sharp es muy bonito pero en ocasiones muy poco funcional.
Vamos, yo la hice hasta el final para poder venderla completa y deshacerme de ella…

hammanu
hammanu
Lector
29 agosto, 2021 10:47

Le tengo pendiente de leer este volumen, y aprovechare para releerme el volumen anterior (¡sobredosis de Morrison!) pero visto lo que comenta el articulista y la rayada de dibujos y composiciones… hay que leer esta etapa muy tranquilo para a ver si le pillas algo al escritor escoces