El final del verano, de Tillie Walden

Hoy vamos con El final del verano, la que fuera la primera obra de Tillie Walden y que acaba de publicar La Cúpula.

0
1906
El final del verano

Edición original: The end of summer USA (Avery Hill Publishing)
Edición nacional/España: El final del verano (La Cúpula, 2022)
Guion: Tillie Walden
Dibujo: Tillie Walden
Traducción: Natalia Mosquera
Realización técnica: Iris Bernárdez
Formato: Tapa dura. 120 páginas. 19,90€

Melancolía y frío en palacio

Piruetas, En un rayo de sol y ¿Me estás escuchando? son las tres últimas obras de Tillie Walden y todas ellas están publicadas por La Cúpula, pero no son todas, hay más, concretamente las tres primeras y estaban inéditas por aquí. Con El final del verano La Cúpula nos muestra la que fue la primera obra de esta joven y reconocida artista, una maravilla con la que podemos darnos cuenta de la evolución de Walden.

Diecinueve años tenía la autora cuando hizo El final del verano y esto ya le fue suficiente para llamar la atención. Con las siguientes ya iría creciendo hasta obtener nominaciones y premios varios, el Eisner entre ellos como no podía ser de otra manera, pero sobre todo para ganarnos, pues su narrativa, su estilo de dibujo y sus historias enamoran. O destrozan. Depende del momento.

Y es que el arte nos puede dar de todo, conocimiento, ideas, belleza… pero lo fundamental siempre ha sido el sentimiento, hacernos experimentar situaciones con las que nuestro corazón se mueva y, en este sentido, El final del verano cumple su propósito a las mil maravillas. Eso sí, quien busque una historia tan directa como Piruetas que se olvide, aquí el sentir gana a la narración. Es una obra en la que hay que dejarse llevar y no pedir explicaciones.

La historia nos lleva a un misterioso palacio, donde una familia y otro grupo grande de personas se encierran para pasar un invierno que durará tres años. Lo primero que llama la atención es precisamente eso, el escenario. El palacio es enorme, de estancias muy altas, con mucha ventana y vacías de contenido, y sin embargo consigue crear una atmósfera opresiva llena de misterio a la par que muestra una opulencia exagerada, reflejada también por la comida. Tillie Walden siempre ha tenido una enorme capacidad para mostrar sentimientos con las formas de sus personajes, pero su amor por la arquitectura le ha otorgado la capacidad de crear ambientes muy expresivos y es algo que se ve claramente en su primera obra.

En El final del verano el escenario es más importante que nunca, quizás por la falta de una historia tan clara como las posteriores o quizás por una inexperiencia al ser su primer trabajo, pero consigue una ambientación sobresaliente.

El protagonista es Lars, un niño enfermo que tiene un gato gigante llamado Nemo y que pasa sus días en compañía de sus hermanos. No sabemos mucho sobre él, ni sobre ellos, hay ciertas situaciones que solo se mencionan, sin explicación alguna. Incluso escenas duras con dibujo suave y palabras fuertes que consiguen una constante calma tensa en el lector, lo cual nos hace sufrir durante cada una de las páginas, en muchas ocasiones sin saber por qué exactamente.

Es una obra de movimiento lento, que no de desarrollo lento, con un fuerte simbolismo y conversaciones que no parecen ir a ningún sitio pero que cumplen a la perfección esa funcionalidad, a saber, hacernos sentir. La relación de Lars con los diferentes personajes, en especial con su hermana melliza, las breves apariciones de cada uno de los secundarios, el gato y hasta la nieve nos hacen sentir que estamos allí encerrados con ellos y que su mundo es un lugar triste y feo. Y sin embargo una vez acabamos El final del verano lo que más apetece es regresar al palacio, cerrar la obra para volver a abrirla y volver a sentirla.

La edición de La Cúpula es de mayor tamaño que las otras obras de Walden, algo muy positivo pues algunas de las viñetas son demasiado pequeñas para otro formato. En esta ocasión optan por la tapa dura, con buen papel y extras. El primero de ellos es un “making off” en el que la autora explica parte de su creación y el segundo es una historia realizada un año después sobre Lars y Nemo, hecha a forma de pequeña precuela pero con una diferencia sustancial en el dibujo. Los escenarios siguen con esa misma grandeza que la autora demuestra desde el principio, pero es increíble ver cómo en tan solo un año mejoró a la hora de dibujar a los personajes.

En definitiva, se puede decir que este primer Walden es una obra que nos exige un poquito más a la hora de entrar en ella pero, una vez damos el paso, el palacio nos engulle y atrapa.

Esperemos que ahora La Cúpula se anime con los otros dos que quedan inéditos en España, I Love This Part y A City Inside, porque siempre merece la pena tener las obras de Tillie Walden en la estantería.

Lo mejor

• Su capacidad para hacernos sentir.
• La narrativa de Tillie Walden y la impresionante atmósfera que crea en el interior del palacio.

Lo peor

• Quien busque una historia tan clara como la de sus otras obras no la va a encontrar.

Edición original: The end of summer USA (Avery Hill Publishing) Edición nacional/España: El final del verano (La Cúpula, 2022) Guion: Tillie Walden Dibujo: Tillie Walden Traducción: Natalia Mosquera Realización técnica: Iris Bernárdez Formato: Tapa dura. 120 páginas. 19,90€ Melancolía y frío en palacio Piruetas, En un rayo de sol y…

El principio

Guión - 8
Dibujo - 8.3
Interés - 8.3

8.2

La primera obra de Tillie Walden ya demuestra que estamos ante una artista especial, excepcional y con una inmensa capacidad para hacernos sentir. El final del verano es el principio de una carrera que pasará a la historia.

Vosotros puntuáis: 7.26 ( 5 votos)
Subscribe
Notifícame
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments