El Borbah. Lecturas de verano (02)

El Borbah es una serie que combina diversos géneros con el universo enfermizo y perturbador de Charles Burns. El resultado es una obra inquietante pero divertida que participa de las obsesiones del autor norteamericano, tamizadas en este caso por un humor a veces sutil y a menudo macarra.

Por
0
735

Edición original: Hard-Boiled Defective Stories (Pantheon Books, 1988)
Edición nacional/ España: El Borbah. Editorial La Cúpula. Junio, 2018
Guion: Charles Burns
Dibujo: Charles Burns
Formato: Rústica con solapas, 96 páginas
Precio: 16’90€

Ey colega…
Me gustaría seguir
pateándote el culo un rato más,
pero me bajo aquí…

El Borbah

Todo es turbio en la serie El Borbah de Charles Burns. Turbio, enfermizo y angustioso. Y, sin embargo, el tono también es travieso y con un punto de humor macarra que consigue que el lector pueda soportar los macabros argumentos y las inquietantes ilustraciones del autor de Agujero Negro.

El Borbah es un detective privado, obeso, introvertido y cínico que deambula por una típica ciudad de provincias norteamericana vestido de luchador de wrestling mexicano y con el rostro oculto por una máscara. A su oficina le llegan casos extraños, siniestros y desagradables y el grueso sabueso se encarga de resolverlos sin mucho interés, mascullando entre dientes quejas y más quejas, para acabar repartiendo puñetazos y patadas por doquier.
La diferencia entre El Borbah y otras obras posteriores de Charles Burns, como la citada Agujero Negro, X’ed Out o La colmena es que el autor no se toma en serio la historia; la convención de ser una obra de género le permite transitar por situaciones y por ambientes fácilmente reconocibles e inyectarles el virus de sus obsesiones, de sus temores y de sus aficiones. La estructura del género negro le sirve de armazón perfecto para empezar a explorar su universo interior, que en la década de los ochenta parecía realmente de otro planeta pero que en la actualidad nos parece perfectamente asumible. Por todo esto, Charles Burns ha sido – y es – un precursor.

Burns, además, cuestiona diversos aspectos de la sociedad actual como la falta de comunicación entre generaciones, la manipulación alimentaria, las drogas de diseño o los conflictos éticos y sociales de la fecundación in vitro.

Es imposible no asociar a Burns con cineastas como David Lynch, David Cronemberg o más recientemente con Quentin Tarantino y con artistas como Suehiro Maruo, Peter Bagge o Daniel Clowes.

Y otro de los lugares comunes a la hora de analizar la obra de Burns son sus evidentes influencias. El cóctel no puede ser más recargado y barroco. Por un lado tenemos a algunos gigantes del cómic de prensa como Chester Gould y su Dick Tracy o E.C. Segar y su Thimble Theatre (Popeye). Por otro lado tenemos a los maestros de la editorial EC con Al Feldstein, Reed Crandall y Johnny Craig a la cabeza y además a algunos de los pioneros del undergroud como Victor Moscoso, Robert Crumb y especialmente Rick Griffin. Pero su principal referencia es un artista europeo conocido como Hergé, el creador de Las aventuras de Tintín, al que conoció gracias a su padre que le compró algunas de las primeras ediciones norteamericanas cuando aún era una serie totalmente desconocida en los Estados Unidos. Si a todo esto le añadimos las revistas de romance como Our Love o Young Romance y otras más macabras como Famous Monsters of Filmland acabamos de redondear la descripción de un estilo único e inimitable formado con materiales de procedencia muy diversa.

El Borbah en plena acción

En El Borbah el artista norteamericano adopta un esquema de página basado en tres tiras de tres viñetas, casi cuadradas. Una distribución que modifica en ocasiones para incluir viñetas más grandes y espectaculares o más pequeñas que le sirven para descomponer la acción.
Su uso del blanco y negro es radical y magistral. Suele destacar la figura o figuras principales de la viñeta con una iluminación poderosa y deja los decorados y paisajes en un segundo plano, sumidos entre densas masas de negros, entre sombras profundas y perturbadoras. Los ambientes por donde se mueve El Borbah son limpios pero amenazadores. El decorado, la imaginería y el vestuario son típicos de la década de los cincuenta y sesenta del siglo pasado pero está repleto de componentes anacrónicos como robots, probetas y maquinaria obsoleta.
Otro aspecto singular del estilo de Burns es su manera de entintar. En esta serie adopta su faceta más barroca. El trazo grueso y rotundo, unido a un diseño de iluminación artificioso da como resultado una descripción de los personajes y de los decorados antinatural, casi sintética que redunda en la extrañeza. Si a todo esto le añadimos animales mutados, máquinas agresivas o personajes grotescos… El conjunto resulta turbio y perturbador como decíamos al inicio.

Charles Burns nació en Washington en 1955. Pasó parte de su infancia en Seattle. Estudió disciplinas artísticas como dibujo y grabado en la University of Washington de Seattle y en la Central Washington State College de Ellensberg. También estudió fotografía. Finalmente se graduó en arte en la University of California en 1979.
Participó en revistas universitarias y fanzines y creó su propia cabecera titulada Weepy Gash.
En 1981 se estrena con una historia corta en el tercer número de la revista alternativa Raw y allí también empezará a publicar la serie El Borbah, a partir de 1983. Un año antes se traslada a Francia y allí empezará una carrera por diversas revistas de cómic para adultos como Métal Hurlant, Frigidaire, Alter Alter o El Víbora. Se muda a Roma en 1984 y conoce a diversos artistas del momento como Lorenzo Mattioli. De esta época le viene la admiración por artistas europeos y sudamericanos como Jacques Tardi, José Muñoz y Martí – el de Taxista – con el que tiene mucho en común.
Su estilo de dibujo elegante, morboso y espectacular le lleva a hacer portadas e ilustraciones para numerosas revistas de todo el mundo.
En 1993 empieza la publicación de Agujero negro, una serie que se alargará hasta el 2004. Otras obras destacadas son: Skin Deep: Tales of Doomed Romance (2001), X’ed Out (2010), Tóxico (2011), La colmena (2012) o Cráneo de azúcar en 2016. Participó como director de un segmento una película de animación colectiva de terror titulada Peur(s) du noir, junto a artistas como Blutch, Mattoti, Marie Caillou y otros. Con la serie Agujero Negro ha obtenido el Harvey Award en siete ocasiones y la misma obra fue seleccionada en 2007 como una de las Essentiels de Angoulême.

La serie El Borbah consta de cinco historias que se publicaron a partir de 1983 en la revista alternativa y antológica Raw, fundada por Françoise Mouly y Art Spiegelman en 1980.

Las historias son:

Robot Love (Amor robótico)
Dead meat (Carne muerta)
Living in th ice age (Viviendo en la edad de hielo)
Bone voyage (Viaje hueso)
Love in vein (Amor intravenoso)

La edición de la serie completa en un álbum unitario a cargo de la editorial La Cúpula es una buena noticia. El libro es austero pero muy correcto. El tamaño es adecuado, el papel grueso y mate, lo que ayuda a apreciar mejor el dibujo, y la reproducción es buena. No hay ningún extra ni complemento salvo las hermosas guardas al estilo de la serie Las aventuras de Tintín donde están representados en sendos cuadros todos los personajes principales y secundarios. El precio es ajustado.

Ejemplo de las guardas de la serie

Charles Burns inició su dilatada carrera con esta serie precursora, perturbadora y grotesca. El Borbah mezcla los códigos de géneros como la serie negra, el cómic romántico y la ciencia ficción con el universo personal de este autor tan propenso a lo bizarro y a lo enfermizo. La combinación resulta atractiva y divertida gracias a su tono de comedia, a veces sutil y otras grosero, y también a su excelente realización gráfico-narrativa.
El Borbah se convierte así en la perfecta tarjeta de presentación de un artista diferente y que nunca aburre.

Salut!

Edición original: Hard-Boiled Defective Stories (Pantheon Books, 1988) Edición nacional/ España: El Borbah. Editorial La Cúpula. Junio, 2018 Guion: Charles Burns Dibujo: Charles Burns Formato: Rústica con solapas, 96 páginas Precio: 16’90€ Ey colega... Me gustaría seguir pateándote el culo un rato más, pero me bajo aquí... El Borbah Todo…
Guion - 8
Dibujo - 8
Interés - 9

8.3

Turbio

Macarra, enfermiza y original. El Borbah es el inicio de una carrera única.

Vosotros puntuáis: 7.96 ( 3 votos)

Déjanos un comentario

Please Login to comment
  Subscribe  
Notifícame