Dieter Lumpen. Edición Integral

Por
56
1550
 


Edición nacional / España: Colección CMYK, Astiberri Ediciones, marzo 2014.
Guión: Jorge Zentner
Dibujo, tinta y color: Rubén Pellejero.
Formato: 264 páginas a color editadas en cartoné.
Precio: 28 € .

 

dibujo

Hay lecturas y lecturas. Obras y obras. Títulos y títulos. Y por supuesto, tebeos y más tebeos. Y luego suceden milagros como Dieter Lumpen. Entiendo que para gustos, colores, y que si sobre algo se ha escrito, poniendo en evidencia el dicho, es precisamente sobre gustos. A fin de cuentas, paladares hay tantos como bocas. Pero de idiotas sería no reconocer que existen productos por encima del criterio popular. O que, cuanto menos, deberían marcar golpes de timón para esos mismos criterios. Crear perspectivas, abrir caminos o sentar cátedra sobre todo lo anterior. No es que sean productos para mentes refinadas, que también, sino que su existencia es la confirmación de que existe algo que está por encima de todo lo demás. ¿Exagero? Ni un ápice. Dieter Lumpen es una de esas obras que no marcan un antes y un después, que no cambian nada, pero que por su excelsa calidad se asoman como faros entre mares de mediocridad y su mera presencia en el mercado dignifican un medio demasiado vapuleado por productos de dudosa calidad. Sé que esta no es manera de defender algo, que el elitismo es la peor arma para ensalzar arte alguno. Pero es que el material que recopila este tomo integral, que a bien han tenido los señores de Astiberri en recuperar, debería ser como ese momento mágico en el que Mendelssohn recuperó la obra de Bach para el gran público: el redescubrimiento de una obra única. Este integral representa lo mejor de una época que parece haber pasado y que su existencia legitima el cómic como noveno arte. Ni más ni menos.



Y es que si en un producto tan redondo como este, cada viñeta cuenta, cada plancha merecería estar expuesta en una pinacoteca. Tal es la calidad del dibujo de Pellejero, tal es la fuerza de su narrativa y la eficacia de su trazo. Cualquier aspirante a dibujante debería tenerlo como referencia. Con el dominio de la figura de Alex Toth, con la elegancia en la perspectiva y el detalle de Harold Foster o con la soltura expresiva de Will Eisner, Pellejero se codea con los astros del tebeo mundial para crear una BD con aires de clásico imperecedero, una de esas obras que sabes ojearás y releerás durante la vida entera. Y la edición exquisita de Astiberri le va a la zaga para que brille en la estantería hasta que te metan en la caja de pino. Maestro por tanto, Pellejero desarrolla su habilidad componiendo viñetas donde el ojo baila entre detalles y más detalles, creando estampas de una calidad tremebunda. Pocos dibujantes son capaces de hacer uso del scope como Pellejero. Como si de una superproducción de la edad dorada se tratase, el galés rodea a sus personajes en los entornos más ricos imaginables. Si el aventurero Dieter, por orden de Zentner claro está, viaja a Manaos, la ciudad le recibe con las ínfulas de la mejor guía de viajes. Si el Señor Lumpen se adentra en el Amazonas, éste le recibirá con toda la precisión que un lápiz y un pincel pueden lograr. Si en cambio, son los desiertos de Túnez quienes rodean las vivencias del buscavidas que da título a este tomo, jamás habrá lucido la paleta cromática como en la representación de los páramos de arena que asoman por estas páginas.

Pero no sólo es el decorado lo que brilla. Pellejero es de esos maestros capaces de crear personajes cuyos rostros se antojan más humanos que humanos a lo largo de toda la trama. Sea cual sea la perspectiva, sea cual sea la emoción a reflejar, la capacidad de pellejero para representar esos rostros es casi inaudita. Sus personajes, reconocibles en cualquier viñeta por sus facciones, gozan de la expresividad intrínseca de la animación, sin perder una gota de verosimilitud, de sensación de realidad. En ningún momento se desprende la idea de estar observando una caricatura, pero hay algo en la manera de representar las emociones que recuerda la eficacia plena de los dibujos animados para recrear los sentimientos. Sus personajes miran de tal forma que entendemos lo que están pensando y, sin decir palabra, potencian los más que amenos guiones de Zentner. Y es aquí donde el subtexto de lo que dicen los personajes, donde todo el sarcasmo y la ironía brillan en unos bocadillos sustentados por la elegancia de la plástica facial de Pellejero. Hay algo entonces que el binomio artístico Zentner-Pellejero hace recordar a esos guiones del Hollywood clásico, donde los guionistas, en boca de sus personajes, debían vadear la censura con dosis altas de inteligencia e ingenio. Hay algo de Casablanca, de El Halcón Maltés, de obras que decían más de lo que aparentaban. Lo que, es evidente, potencia el sabor clásico de este integral que debería, repito, descansar en tu estantería.



Imagina Lawrence de Arabia, Zulú, el mejor Hergé, En Busca del Arca Perdida, Torpedo del preclaro Bernet, La Reina de África, Las Montañas de la Luna, El Hombre Que Pudo Reinar… Es decir, piensa en los referentes más altos y académicos de la aventura con mayúsculas y este Dieter Lumpen les podrá hablar de tú a tú. Tal es así que Zentner y Pellejero han logrado sublimar lo mejor del género para generar un híbrido, en la antítesis de lo monstruoso, que aúna los triunfos de otros para convertirlo en algo nuevo y a la vez totalmente reconocible. Con unas gotas sobrenaturales, un buen chorro de tono noir, thriller, comedia y sarcasmo, ambos autores conjugan los elementos para dar a luz un clásico instantáneo que no debía perderse en la entropía de las obras mal publicadas entre los ochenta y noventa.

Un disfrute con mayúsculas.

56 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
jorgenexo
jorgenexo
2 abril, 2014 8:46

Mira, siempre le he querido echar el guante a esto y me viene que ni pintado como autorregalo con parte de la pasta que llevo sin gastarme en tabaco.

Retranqueiro
Retranqueiro
Lector
2 abril, 2014 10:35

Coño, Jorge, envidia me das; que llevo semanas tratando de dejar el tabaco y aún no lo he logrado.

Y ni te lo pienses. Ya estás tardando en tener este tebeo. Es una puta joya. Una gozada y una verdadera maravilla. La apasionada reseña de Silvestre está cargada de razón. Esto es un imprescindible. Qué virguería de dibujo, qué historias. Y la edición de Astiberri es impecable.

Y qué personajes… Ese Chino que se ríe de cosas que nadie más conoce… Hay momentos en los que es imposible leerlo sin que se te asome una sonrisa cómplice. Yo ya había leído algunos de los álbumes pero en cuanto me llevé el integral para casa lo devoré como si fuese la primera vez.

Retranqueiro
Retranqueiro
Lector
2 abril, 2014 10:41

Por cierto; que la introducción corre a cuenta de Tim Sale. Que es una tontería, ya lo sé, pero por alguna extraña razón me hizo ilusión encontrarme con eso.

Truvor
Truvor
Lector
2 abril, 2014 10:48

Confieso para mi vergüenza que no lo conocía, pero la reseña y esas viñetas me han llamado mucho la atención. Se respira mucho Comic en ese trazo. Ahora que estoy ampliando horizontes, creo que me haré con el.

Dejar de fumar es de las mejores decisiones que uno puede tomar en esta vida. En serio. Seis o siete años hacen ya, y es una liberación de pelotas. Y más con los tiempos que corren.

Khonshu
Khonshu
Lector
2 abril, 2014 11:01

“Por cierto; que la introducción corre a cuenta de Tim Sale. Que es una tontería, ya lo sé, pero por alguna extraña razón me hizo ilusión encontrarme con eso.”

Pues, aunque no se me habría ocurrido hacer la asociación si tú no lo dices, diría que Pellejero debe ser una de las influencias de Sale.

frankbanner71
frankbanner71
Lector
2 abril, 2014 11:18

25 maneras para dejar de fumar.

http://www.youtube.com/watch?v=3plkvMGEOes

frankbanner71
frankbanner71
Lector
2 abril, 2014 11:20

vaya,bill plymptom no ha dejado hueco sin rastrear en la red.bueno,si podeis,buscadlo.

es un corto buenisimo.lo juro.

Ocioso
Ocioso
Lector
2 abril, 2014 11:22

Casi me averguenza decir que el tocho me ha decepcionado por la parte del guión. El dibujo es la hostia en verso, y da igual que se trate de edificios, de selvas o de espacios abiertos, a Pellejero todo le sale bien. La limpieza y elegancia de sus composiciones, de página o de los elementos contenidos en cada viñeta invitan a echar un ratito en cada una disfrutando de su belleza.

Pero ya digo que el guión me ha parecido flojo en general. No es malo, incluso está bien en muchos momentos, pero queda muy por debajo del dibujo. Lo peor es la falta de definición del protagonista, y no es porque esté envuelto en un halo de misterio como Corto Maltés, su evidente inspirador, sino porque está poco construido. Tan pronto es un cabrón que mata por motivos egoistas como un buen tipo desinteresado. Tampoco recuerdo alusiones sugerentes a su pasado, simplemente deambula por ahí y me resulta muy dificil empatizar con alguien que no conozco y que tampoco muestra indicios de ser alguien interesante de conocer.
Eso sí, algunos secundarios como el chino o el piloto del globo aerostático son estupendos.
Enresumiendo, guión normalito y dibujo prodigioso.

Y ya que estais con lo del tabaco os cuento que lo dejé hace tres años después de treinta fumando como un camionero. De un día para otro. ¿Cual es el secreto, os preguntareis? ¿De donde sacó la presencia de espíritu para solucionar de manera tan radical?
Muy facil. Me hacen una placa por unas molestias que tenía, me diagnostican un “Uy…uy…uy…vas a pedir hora para hacer una resonancia” “¿Pero que es lo que pasa?”
“Nada, seguro que no es nada, tu hazte la prueba y luego hablamos”
Total, que luego resultó ser otra cosa, pero durante unos días tuve un tumor en el pulmón.
Ya sabeis, la mejor forma de dejarlo es llevarte un buen susto. Una alarma de cancer funciona bien.
¿Como llevé el mono? Ocupando la cabeza llenando los tiempos muertos de cualquier forma, por ejemplo, escribiendo compulsivamente en ZN.
¿He superado el mono? Pues vosotros direis… 😉

Jose Angel Ares
Jose Angel Ares
Lector
2 abril, 2014 12:11

Historias sencillas, en algunos casos, simples, Dieter no pasa de ser un espectador de los acontecimientos que ocurren, casi no participa en ellos… pero dibujazo, visualmente una delicia

Docz
Docz
Lector
2 abril, 2014 12:17

Uno de mis cómics favoritos, no estoy de acuerdo con Ocioso en cuanto a lo del guion, quizás sea sutil, Dieter es un arquetipo del que no se te dan pistas de su pasado, pero leyendo las historias no se echan de menos, en cuanto a Tim Sale, se ve que el hombre descubrió a algunos autores europeos en un viaje que hizo a Francia para hacer sesiones de firmas, creo que cuando hizo el Spiderman Blue, entre sus otros dibujantes españoles favoritos también esta Guarnido. Que envidia me dais los que dejáis el tabaco 🙁

Retranqueiro
Retranqueiro
Lector
2 abril, 2014 12:29

Hombre; es evidente que Corto Maltés es una influencia clara en Dieter Lumpen. Pero al mismo tiempo creo que Lumpen está construido a propósito para ser “la otra cara” de Corto. Lumpen, a pesar de estar en mil fregados, no es un aventurero ni tiene madera de héroe. Probablemente, si Corto se librara de su encierro no cogería un coche para avisar a las autoridades sino que trataría de solventar la situación él. Dieter, a pesar de su aire canalla, es un tipo que sólo quiere conocer sitios, pasarlo bien, que de tan prudente es casi cobardón, fácilmente manipulable… El tipo equivocado en el sitio equivocado. Y creo que eso es lo que hace que sus historias tengan ese algo especial que las diferencia de la mayoría. Aunque sí que podrían etiquetarse de “blancas”. No hay sordidez, ni truculencia. Y, sin embargo, a mí me resultan evocadoras y atrayentes. Claro que, de no mediar el elegantísimo trazo de Pellejero, no serían lo mismo.

Pikodoro
Pikodoro
Lector
2 abril, 2014 12:45

Yo lo leí hace muchos años. La parte gráfica es una maravilla. El guión es basurilla. Soserías que no van a ningún sitio y que sencillamente alimentan una pose. No lo compraré, aunque para los amantes de la ilustración debería ser un must have.

jorgenexo
jorgenexo
2 abril, 2014 13:02

Y ya que estais con lo del tabaco os cuento que

Yo lo he dejado (mejor diríamos que estoy en ello, que llevo 28 días) por una extracción dental: el dentista me recomendó estar un par de días sin fumar y viendo el boquete que me hizo decidí hacerle caso e intentarlo y… hasta ahora. Es la primera vez no sólo que lo intento, si no que le hago caso a un médico con el tema del tabaco: cada vez que dono me recomiendan que esté unas horicas sin fumar ni beber alcohol y lo primero que he hecho siempre la salir del hospital es trincarme un pincho, beberme un mariano rojo y… fumarme un cigarro. Ahora me beberé dos marianos para compensar.

Curiosamente dejarlo está afectando a mi lectura de comics: antes, siempre que fumaba en casa (en la cocina al lado del estractor de humos, que en casa sólo la mitd somos fumadores) lo hacía acompañado de un comic. Ahora veo cómo mi pila de pendientes, siempre reducida, baja con bastante más lentitud de los habitual.

Y, ojo, que nunca he sido un gran fumador (salvo juergas cuando se podía fumar en los bares nunca he asoctumbrado a pasar de los 8-10 diarios), pero se ve que tras ±25 años dándole al tema mi cuerpo echa en falta su dosis, sobre todo en determinados momentos clave (por ejemplo, el último cigarro del día). Presuponía que a las dos semanas como mucho el mono físico puro habría sido superado, pero no: todos los días a partir de las 18:00 en mi pecho se genera un amplio vacío que parece que sólo puede llenarse con humo de Lucky Strike.

En fin, confío que entre lo cabezón que soy y que me voy a poner un implante que me va a costar una pasta (y lo de los implantes y el fumar parece que no casan muy bien) siga adelante con mi proyecto de dejarlo. Y ya de paso tendré que buscar otros momentos propicios para la lectura de tebeos, entre los que se encontrará en breve este Dieter Lumpen que tan buena pinta tiene.

jorgenexo
jorgenexo
2 abril, 2014 13:07

http://www.youtube.com/watch?v=3plkwMGEOes

El corto de frankbanner que sí, es bueno.

guolberin
guolberin
Lector
2 abril, 2014 13:11

Yo tengo las grapas que sacó Glenat y me quedo con ellas. Paso de sustituirlas, no sé si me faltará algo que venga en este tomo, pero me da igual.

Ocioso
Ocioso
Lector
2 abril, 2014 13:12

jorgenexo ha comentado: Presuponía que a las dos semanas como mucho el mono físico puro habría sido superado

Ni de coña. El síndrome de abstinencia físico dura meses, y el sicológico años y años.
Uno enciende un pitillo cuando se monta en el coche, mientras se afeita, sentado en la taza…Cada vez que cagas viene la asociación y lo echas de menos, aunque cada vez menos.
La putada son las asociaciones a algo que no haces todos los días. ¿Lo dejas en invierno? Ya verás la próxima vez que te sientes en una terracita al sol, o cuando salgas de bañarte en el mar.
Y eso de que te encuentras mucho mejor es un camelo. Te duele todo, el cuerpo cruje y engordas.
Pero compensa.

batlander
batlander
Lector
2 abril, 2014 13:18

Que es un mariano rojo, jorgenexo?

Retranqueiro
Retranqueiro
Lector
2 abril, 2014 13:21

Yo, es que lo mío tiene delito. Empecé a fumar con 24 tacos. Y tras unos cuantos años fumando a base de bien lo dejé tras un catarro que derivó en bronquitis y me tuvo quince días tirado en cama. Y el caso es que lo llevé de puta madre; apenas tuve mono (sólo echaba en falta el pitillo de después de cenar), ni me molestaba que fumasen a mi lado. Pero, tras siete años sin fumar y haciendo deporte (y después de hacer el Camino de Santiago) decidí tomar “un año sabático” y volví a fumar. Vonfiaba en que podría dejarlo como la vez anterior. Y ahí estoy, casi cinco años después y viéndome negro para dejarlo.

Pero a ver si entre esta semana y la que viene lo consigo porque cualquier día de estos me ahogo en la piscina por falta de resuello.

frankbanner71
frankbanner71
Lector
2 abril, 2014 14:45

yo nunca fui fumador(ni bebedor)pero soy un puto gordo,que todos los dias se promete a si mismo que va a adelgazar,pero nada,naranjas de la china,oygan.

lo mas cerca que estuve fue hace unos dos o tres años.logre perder 50 kilos en nueve meses. una proeza tal como yo lo veo,logrado a base de muchisimo ejercicio fisico y comer bien.no hay otro secreto.ojala fuese como en los comics,pero la realidad es bastante mas jodida.que se lo digan a peter david¡.

pero luego te vas dejando,te vas dejando,y cuando te das cuenta no solo recuperas lo que habias perdido,sino que vas aun mas alla.

actualmente peso sobre 160 kilos,y al margen de que doy dos pasos y me ahogo,empiezo a tener problemas con una de mis rodillas.

en resumen,que todos combatimos a nuestra “bestia particular”.por eso hay que valorar el enorme esfuerzo que hacen tanto jorge,como todos los que se suman al empeño.

animo,coño¡que podeis…

p.d:gracias,jorge,por colgar el corto de plymptom.el maestro lo merece.

y el ultimo episodio de FAMILY GUY(el 12×16,creo)tambien trata el tema con peter tratando de dejar el habito en un buen episodio.

eso si,espero que el dejar el tabaco no te convierta en un “blandiblu”,y sigas siendo el comentarista puñetero de siempre.

no vayamos a joder la marrana,¿eh?,je,je….

molon labe
molon labe
Lector
2 abril, 2014 15:04

Yo estoy intentando dejar el sexo pero es que voy por la calle y las tias me lo piden sin parar, me las tengo que quitar de encima, es un sinvivir… y encima llego a casa y mi mujer tambien quiere caña, es un suplicio, como os entiendo a todos.

Ocioso
Ocioso
Lector
2 abril, 2014 15:06

frankbanner71 ha comentado: que todos combatimos a nuestra “bestia particular”

Dí que sí, que alguna vez me ha salido un granito que me estropeaba la armonía del conjunto y he tenido que pasar por el trago de espachurrarmelo yo mismo, sin anestesia ni nada. La perfección cuesta.

Naaaa, en serio. Frank, me has dejado preocupado. ¡Haz algo ahora que eres joven! ¿Podemos ayudar a motivarte de alguna forma desde aquí? Me imagino que estarás hasta los güevos de que todo el mundo intente salvarte la vida, pero si podemos darte el empujoncito de alguna forma…

Retranqueiro
Retranqueiro
Lector
2 abril, 2014 15:08

Hombre, si lo que quieres es no tener sexo con meterle un tijeretazo a las pelotas y el rabo, listo.

Aunque me da que lo que quieres dejar es el follar.

Cosa que me resulta difícil de entender,pero bueno… Tié ca ver gente p’a tó. XD

molon labe
molon labe
Lector
2 abril, 2014 15:08

Ahhh y lo de fumar es sencillisimo, solo hace falta tener un par de mayordomos filipinos con los pulmones inmaculados, lo demas es ciencia, transplante creo que lo llaman..

molon labe
molon labe
Lector
2 abril, 2014 15:11

Di que si franky, animate, si te hace falta alguien para hacer ejercicio yo mismo te ayudaria pero estoy muy ocupado, te mando a uno de mis mayordomos filipinos, no le des mucha caña al pobre que le falta un pulmon.

Mr. X
Mr. X
Lector
2 abril, 2014 15:14

Coño, Frank, que tienes 43 años. Aún estás a tiempo de hacer un esfuerzo con eso, antes de que sea demasiado tarde… Como dice D. Ocioso, ya te lo dirá un montón de gente, pero, ¡ánimo tío!

frankbanner71
frankbanner71
Lector
2 abril, 2014 15:21

volstag os da las gracias por los animos,peña¡.

ross andru
ross andru
Lector
2 abril, 2014 15:32

Nunca he leído nada de Dieter Lumpen. Por las páginas publicadas en esta entrada me atrevería a decir que es un cómic estupendo. La narrativa me recuerda a las páginas de Frank Miller en su mejor etapa en Daredevil.

Tengo un número especial de la revista Cairo, especial calibre 38 que pude comprar en el Expocómic pero en la misma no viene nada de Dieter Lumpen.

Respecto al tabaco, nunca he sido fumador ni bebedor, en ese aspecto siempre hice caso a Superman, fui muy boy scout en eso.

https://www.youtube.com/watch?v=qW65xwXbB9Y

Lo que sí tengo es miopía, no gracias a los cómics, más bien fue heredada de mis abuelos.

Retranqueiro
Retranqueiro
Lector
2 abril, 2014 16:07

“pero luego te vas dejando,te vas dejando,y cuando te das cuenta no solo recuperas lo que habias perdido,sino que vas aun mas alla.”

Qué razón llevas, Frank. En estos últimos años he vuelto a engordar (y sobrepasar) lo que había perdido a base de cuidarme y hacer ejercicio. Mi principal problema (sedentarismo aparte) son los malos hábitos alimenticios. Sobre todo a la hora de cenar. Llego a casa e, independientemente de la hora que sea, me pongo a comer (y a veces me meto auténticas panzadas) justo antes de meterme en cama. Una puta locura. Y así es; nunca estuve tan gordo como últimamente. Motivo por el cual he vuelto a empezar a nadar en la piscina. Y sí, es cierto, el deporte es malísimo para el tabaco. Me paso unos sofocones de la leche boqueando dentro del agua igual que un pez fuera de ella.
Lo malo es que una vez has perdido el hábito de hacer deporte cuesta horrores volver a empezar y hacen falta verdaderos esfuerzos de voluntad. Pero bueno, hay que intentarlo.

Frank, tío, no te dejes ir. Ya sé que es jodido, pero si pudiste una vez puedes volver a hacerlo otra.

jorgenexo
jorgenexo
2 abril, 2014 16:26

Bueno, yo en algún momento de mi vida he sido (o sigo siendo) gordo, miope galopante, fumador, excesivamente bebedor, proclive a la calvicie, acnéico, tengo una hernia discal… (y ahora un molar menos). Un pequeño desastre.

Con 44 tacos he remediado alguna cosa: el sobrepeso, a costa de comer bien y machacarme en la piscina estoy en mejor forma física que nunca; pero sé que como deje de cuidarme en un par de meses me cebo. Lo del acné, por increible que parezca, no deja de abandonarme, rara es la vez que uno de mis viejos amigos no aparece en lugar bien visible para entretenerme. Lo de la calvicie… ahí anda, lento pero seguro. La hernia la combato con lo mismo que el sobrepeso, la piscina. Y la miopía (8 dioptrías en cada ojo) con unas Ray Ban guapisimas. Realmente lo único que espero remediar en condiciones es lo del tabaco que, por otra parte, tampoco es que me invalidara en la práctica deportiva, pero seguro que no iba a tardar mucho en notarlo. Porque beber bebo menos, sí, mucho menos, pero el vino, la cerveza, el pacharán y el martini (un mariano o marianito es un Martini “corto”, batlander, al menos por aquí), entre otros, están aquí, como el rock and roll, para quedarse (¿dónde anda el baldrocker, por cierto, que tiempo a no sabemos nada de él?)

A lo que voy, frankbanner y otros, es que simpre estamos a tiempo si no de ser como queramos ser, al menos de mejorar en la medida de lo posible. Y cuando esta mejora es necesaria para nuestra salud… hay que ponerse en ello cuanto antes. Eso sí, nunca por los demás (que les den por el culo a los demás), si no por nosotros mismos.

Mr. X
Mr. X
Lector
2 abril, 2014 16:52

Yo me apunto a lo de calvo, muy miope –gano al Sr Nexo-,con unos cuantos malos hábitos (porrero, insomne,bebedor y además durante mucho tiempo con una dieta basada en sacar cosas del frigorífico y freírlas y nada más) de los que me ido librado.

En mi caso gracias a Yavé y Alá, la señora de Mr. X me puso en el buen camino años ha.

Docz
Docz
Lector
2 abril, 2014 16:59

¡COÑO! esto se a convertido e una terapia de grupo, por si te sirve de algo Franky, yo he perdido algo mas de 40 kilos 2 veces en mi vida (soy así de torpe), ambas veces con las típicas dietas sosas de verdurita, ensaladas y pollo y pescado a la plancha, las 2 veces utilice unos batidos complementarios (no sustitutivos de comidas), de 2 de marcas diferentes que llevan 20 años vendiéndose, el primero lo venden a través de Internet, y te los trae un comercial a casa y te hace una dieta personalizada, cuesta unos 200 euracos al mes (por ese precio podría entrarte un final feliz, pero no es el caso), el segundo vele unos 40 euros al mes, y lo venden en cualquier dietetica, lo malo, es que esta mas asquerosillo, pero los 2 hacen lo mismo, te dan sensación de saciedad, y te ayudan a perder centímetros de volumen a medida que vas perdiendo peso con la dieta, lo cual motiva psicologicamente porque ves resultados por el esfuerzo, una vez se pierde peso, si se tiene tendencia a engordar, como es mi caso, no queda mas remedio que cambiar hábitos alimenticios y hacer ejercicio, que haya suerte

Docz
Docz
Lector
2 abril, 2014 17:00

Por cierto, la primera vez me volví a engordar al cabo de unos años por dejar los buenos hábitos alimenticios y el ejercicio

samanosuke
samanosuke
2 abril, 2014 17:12

Coño jorge, con 44 tacos te vas a quedar sin tu primer molar… Yo con 26 ya estoy sin dos y con otra muela que me da problemas y está también para sacarla. Y sin pasta para los implantes xD Además qué cojones, si te ha servido para dejar el tabaco, bienvenido sea.

frankbanner, todo es ponerse: conozco gente que rondaba tu peso, y mejorando sus hábitos alimenticios han pegado un cambio brutal. Así que ya sabes, ánimo y al toro, en poco tiempo podrás entrar en el Club de lectores apolíneos ZN.

Ocioso
Ocioso
Lector
2 abril, 2014 17:15

Que envidia me dais los que tenéis defectos que superar. Mi vida es tan aburrida.

guolberin
guolberin
Lector
2 abril, 2014 17:17

¿Pero tú no eras viejo?

samanosuke
samanosuke
2 abril, 2014 17:21

Mi vida es tan aburrida.

¡OIGA ABUELO! Que ahora tiene muchas obras que mirar y echar las tardecitas. Lo único malo es que no se van a acabar nunca, ni hay obreros a los que decirle lo que tienen que hacer…

Bajavoz
Bajavoz
Lector
2 abril, 2014 17:41

Entraba a comentar que le tenía ganas a este integral, pero viendo vuestros comentarios sobre el guión me echa para atrás.

Por no hablar de vuestras vidas… joder, ¿Dónde me he metido?

Khonshu
Khonshu
Lector
2 abril, 2014 17:53

– Seguro que Ocioso en vez de ir a mirar obras se las monta en casa con el Building Stories.

– Menos mal que matizaste lo del “Mariano Rojo”, Jorgenexo, daba la impresión de que nada más salir de donar te ibas a darle de hostias al Presidente (y no es que me parezca mal, pero mejor antes de donar, que se tienen más fuerzas).

– Muchos ánimos a todos los que estáis (o proyectando) dejando de fumar. Especialmente si luego aprovecháis esas pasta extra para apoyar algo tan bonito como la afición al cómic que nos une.

– Y me uno al grupo de darle la brasa a Frank para que se cuide más, que es uno de los tíos más buenazos de estos lares y lo queremos en perfecta forma. Si ya bajaste una vez, puedes volver a hacerlo, tío.

– Y si tú eres Volstagg, yo por borde me pido Hogun. Ahora nos falta un guaperas para que haga de Frandal.

guolberin
guolberin
Lector
2 abril, 2014 18:03

Ocioso, por sus comentarios, se ha ofrecido indirectamente, pero por otros comentarios parece que haría mejor de Odín.

the drummer
the drummer
Lector
2 abril, 2014 18:04

sobre el tebeo: que yo tampoco lo tenía controlado ni entraba en mis planes hacerme con él, pero después de la entusiasta defensa de raúl (y resto de sospechosos habituales) ya está entre mis compras fijas del mes. mañana me lo pillo sin falta.

sobre la ‘trama secundaria’ del hilo: felicitar a jorge por los 28 días de abstinencia que, después de tantos años de vicio imagino que deben ser todo un logro (digo imagino, porque yo nunca he fumado -al menos tabaco, y las otras cosas de fumar también hace tiempo que no las cato-); lo que si he sido de crío, en según a que edades, ha sido una pequeña bola de sebo, hasta que con 17 añitos y sin cuidarme especialmente, bajé 20kg de una sentada (en un verano) y me quedé en 72, que son los que sigo pesando a día de hoy.
así que frank, no te lo pienses y ponte con ello, que estás a tiempo y la ganancia en calidad de vida te va a compensar el esfuerzo; eso si, dejaros de dietas milagro, batidos y otras mierdas similares que, por lo general, no son eficaces o, si lo son, terminan por tener efecto rebote y al final volveréis a estar igual que al principio; el truco está en no privarse de nada, pero reducir la dosis de nutrientes y hacer un poco de ejercicio (tampoco hay que matarse); eso sí, eso tampoco asegura unas rodillas sanas, yo las tengo ya medio tocadas de la bicicleta (que es otro de mis vicios) y llevo 3 semanas sin poder rodar.

the drummer
the drummer
Lector
2 abril, 2014 18:13

otra cosa: estos días ha salido un nuevo album de ken games; hece tiempo que me tiran los tres anteriores y nunca me he decidido a traérmelos para casa, y todo lo que he leído/oído sobre ellos los deja bastante bien; los habéis leído? merecen la pena el gasto?

Lemmytico
Lemmytico
Lector
2 abril, 2014 18:21

“Curiosamente dejarlo está afectando a mi lectura de comics: antes, siempre que fumaba en casa (en la cocina al lado del estractor de humos, que en casa sólo la mitd somos fumadores) lo hacía acompañado de un comic. Ahora veo cómo mi pila de pendientes, siempre reducida, baja con bastante más lentitud de los habitual.

Y, ojo, que nunca he sido un gran fumador (salvo juergas cuando se podía fumar en los bares nunca he asoctumbrado a pasar de los 8-10 diarios), pero se ve que tras ±25 años dándole al tema mi cuerpo echa en falta su dosis, sobre todo en determinados momentos clave (por ejemplo, el último cigarro del día). Presuponía que a las dos semanas como mucho el mono físico puro habría sido superado, pero no: todos los días a partir de las 18:00 en mi pecho se genera un amplio vacío que parece que sólo puede llenarse con humo de Lucky Strike.”

Es que en realidad lo que es duro de dejar de fumar es darte cuenta de que tenías toda tu vida organizada en torno al tabaco: tu tiempo, tus pequeñas recompensas y castigos (no fumo hasta que no haga esto, termino esto y me echo un cigarro…), tu ritmo de vida se acopla a la necesidad de fumar y tus actividades a la posibilidad de fumar. Cuando dejas el tabaco, de repente todo eso no está. El tiempo y el espacio están vacíos, como planos, no sabes como organizarte… Un coleguilla escribió un texto al respecto muy acertado:

http://cordopolis.es/la-caraba/2013/09/03/hay-tres-tipos-de-personas/

Yo llevo desde agosto, y al principio no me costó nada, pese a que el mes de expulsión de mocos me pareció lo peor que me ha pasado en la vida. Desde entonces he estado cerca de volver un par de veces, pero ni he vuelto del todo, ni lo termino de dejar (fumo en las juergas, no he podido dejarlo en ese contexto).

Ocioso
Ocioso
Lector
2 abril, 2014 18:24

Los Ken Games me gustaron mucho y siendo de Gijón puede que estés de suerte: hace cosa de un mes estaban de segunda mano en Personajes.
NEn cambio no me atrevo con la precuela, me temo que sea rebañar el fondo del barril.

the drummer
the drummer
Lector
2 abril, 2014 18:33

lo sé, pero creo que solo les queda el tercero (al menos, esta semana, es el que tenían a la vista) los otros dos me da que ya han volado).
no sé que tal estará el nuevo (ya digo que no he leído ninguno), pero ‘artísticamente’ tienen una pinta cojonuda, mejor aún que los tres anteriores.

Docz
Docz
Lector
2 abril, 2014 18:52

Drummer, si que merecen la pena, y mucho, a lo mejor ya has leído estas reseñas, pero las pongo para el que no lo haya hecho y tenga dudas:
http://ellectorimpaciente.blogspot.com.es/search/label/Robledo

Bajavoz
Bajavoz
Lector
2 abril, 2014 19:09

Lemmytico ha comentado ‘Un coleguilla escribió un texto al respecto muy acertado:

http://cordopolis.es/la-caraba/2013 /09/03/hay-tres-tipos-de-personas/’

Buah, ya ves, soy del tercer tipo y mi vida es tan sumamente aburrida… Me siento vacío sin tabaco en mis pulmones. ¿Qué he hecho con mi vida? Soy un mísero actor de reparto… quizás porque nunca quise ser mejor que nadie, cuando entendí que nunca lo sería.

Sobre el Lumpen, creo que al final caerá.

Lemmytico
Lemmytico
Lector
2 abril, 2014 19:10

Bueno, en esa parte no tan acertado, no hay que molestarse 😀

Mr. X
Mr. X
Lector
2 abril, 2014 19:22

La precuela no sé, pero a mí Ken Games me gustó una jartá. Muy recomendable.

jorgenexo
jorgenexo
2 abril, 2014 19:33

Con el puto marronazo que tengo ahora mismo entre manos en el curro, que no sé cuándo me voy a pirar hoy a casa, no vuelvo a fumar en la puta vida. Para más descojono, un “ajeno con autoridad” se ha puesto a fumar aquí dentro…

Khonshu
Khonshu
Lector
2 abril, 2014 19:41

Pues hazle un “mariano rojo” al ajeno ése.

batlander
batlander
Lector
2 abril, 2014 19:52

Bueno, yo acabo de llegar de hacer 7,5 km y de levantar unas cuantas pesas. Nunca he fumado pero me mola el levantamiento de vidrio sobre barra fija y hay que bajarlo luego jejeje
El unico vicio que tengo. Bueno, y esto de los comics, que es peor que las drogas con lo que te gastas en ellos…..

Por certo, curioso lo del Mariano rojo. Al chispazo de Cocacola podriais llamarlo Cola Mariana xDDDD

jorgenexo
jorgenexo
2 abril, 2014 19:59

Quería decir que si no fumo hoy, ya no fumo nunca. Aunque estar en la cárcel (tras matar a toda esta peña) sin fumar va a ser duro.

Retranqueiro
Retranqueiro
Lector
2 abril, 2014 20:07

Al menos no tendrías que poner el culo para conseguir un cigarrillo. Eso que llevas ganado.

the drummer
the drummer
Lector
2 abril, 2014 22:03

esas ya las había leído, pero gracias de todos modos docz (& mr.x); nadie pone peros, así que me los acabaré pillando, que me conozco.

samanosuke
samanosuke
3 abril, 2014 2:36

El unico vicio que tengo.

¡Y las tapas duras, pervertido del cartoné!

batlander
batlander
Lector
3 abril, 2014 14:57

Bueno, en parte las tapas duras es que el vicio de los comics sea peor que las drogas xDDDDDD