El Desafío de Kamandi Núm. 01

Kamandi se enfrenta a los desafios de doce guionistas con ganas de hacerle sufrir lo indecible.

Por
0
1353
 

Edición original: The Kamandi Challenge núms. 1 A 6 USA.
Edición nacional/ España: ECC Ediciones.
Guión: Bill Willingham, Dan DiDio, Dan Abnett, James Tynion IV, Jimmy Palmiotti, Peter Tomasi, Steve Orlando.
Dibujo: Amanda Conner, Carlos D’Anda, Dale Eaglesham, Ivan Reis, Keith Giffen, Neal Adams, Philip Tan.
Entintado: Scott Koblish, Oclair Albert, Norm Rapmund.
Color: HIFI, Paul Mounts, Gabe Eltaeb, Marcelo Maiolo, Dean White.
Formato: Rústica, 184 págs. A color.
Precio: 17,50 euros.

 

En la primavera de 2016 DC anunció que lanzaría una maxiserie dedicada a una de las más importantes creaciones de Jack Kirby en DC Comics, Kamandi (1972), emulando la fórmula experimental de otra de las cabeceras míticas de la editorial, DC Challenge (1985), donde se fusionarían ambas bajo el sugerente título de El Desafío de Kamandi que, mediante la estructura episódica, nos traería de vuelta al último chico de la Tierra. Un proyecto en el que se iban a ver involucrados algunos de los artistas más importantes de la editorial, colaborando de tal forma que al final de cada número se planteara una situación aparentemente insalvable de la que Kamandi debería salir airoso en el siguiente ejemplar.

En USA la serie esta a un solo número de terminar y en España vemos publicado el primer tomo de los dos que van a conformar en nuestro país esta peculiar serie.

Kamandi fue la respuesta de DC a la moda que se desató gracias a la película El Planeta de los Simios (1968) que despertó entre el público de la época un fervor extraordinario con todo lo que se vendiera relacionado con la cinta de Charlon Heston. DC recurrió a la fértil imaginación de Kirby para crear un mundo apocalíptico por algo que tan solo se define como el Gran Desastre, en el que los animales han evolucionado hasta adquirir características antropomórficas y dominan la Tierra y donde los humanos son considerados una subespecie bárbara y sin más uso que el de servir de alimento o carne de cañón para sangrientos juegos. Kirby se dejó llevar recuperando conceptos de Alarming Tales #01 (1957) y fusionándola con su tira nunca publicada, Kamandi de las cuevas, tomando forma el último chico sobre la Tierra. Durante 32 números deslumbró con historias imprevisibles, locas, llenas de aventuras extravagantes y un sinfín de conceptos que, hoy en día, como demuestra esta maxiserie, se resisten a quedar olvidados.

El mundo de Kamandi.

En este primer tomo nos encontramos cara a cara con los seis primeros números de la serie, en los que se rescata el tono de la serie original al máximo. Kamandi emprende una carrera sin descanso por el extenso mundo diseñado por Kirby, en una especie de road movie en la que el objetivo es encontrar a sus padres y sobrevivir al intento. Algo que le va a resultar muy complicado dadas las retorcidas situaciones en la que cada equipo creativo lo meten. Kamandi va luchar en la arena cual gladiador, será perseguido en el desierto, atacado por distintas tribus de animales antropomórficos, acabando como náufrago de una vida destinada a la salvación in extremis.

Esta obra resulta interesante por la propuesta y por la recuperación de este personaje que andaba muy perdido desde que empezaron los Nuevos 52. De toda la obra de Kirby en DC, tal vez la creación más recurrente sean los Nuevos Dioses y Demon, por su integración absoluta en el Universo DC, dejando de lado a personajes tan relevantes e interesantes como Kamandi. El personaje se moderniza, pues la narrativa de los actuales autores no es la misma que tenía el Rey, aunque se esfuerzan por captar la esencia de Kirby.

Una obra para todos aquellos que quieran conocer al personaje, recordarlo o pasar un rato de pura aventura, sin más intencionalidad de entretener. El trabajo de los autores cumple, pero no vamos a encontrarnos una obra que vaya a cambiar la forma de entender al personaje. Aquí se juega con el factor nostalgia, remasterizado para los lectores de hoy en día, saturando al lector de acción frenética y la representación de todas esas porciones de un mundo que Kirby se encargó personalmente de cartografiar. Puede que Kamandi sea considerada una obra menor dentro de la producción de Kirby, pero el Rey nunca trabajó en algo en lo que no mereciera la pena invertir tiempo e ilusión. Kirby trabajó con ahínco en la serie, volcando todo su ser en ella, dando profundidad a un concepto que, por ajeno, no deja de ser atractivo. Y este tomo es una muestra de esa pasión que Kirby tenía por Kamandi, pero repartida entre los seis equipos creativos que trabajan este primer tomo. Catorce talentos al servicio de Kamandi, entre los que se encuentran guionistas tan relevantes como Dan Abnett, Peter J. Tomasi o James Tynion IV, que se ven secundados por los lápices de dibujantes como Ivan Reis, Neal Adams, Amanda Conner o Keith Giffen.

El Desafío de Kamandi es un cómic con un envidiable aspecto visual y una puesta en escena digna de las series de acción de los años ochenta, que acaba por ser una obra irregular, lo que no debe extrañar al lector, ya que por su propia concepción es el efecto secundario intrínseco a este tipo de propuestas. Con Kamandi hay que disfrutar de las ideas locas, dejándose llevar por este mundo en el que los osos aspiran a tener pensamiento libre, los tigres a duras penas controlan sus ansias conquistadoras y los leopardos se dejan llevar por su fervor religioso. Pasen y vean lo imposible.

Recopilación reseñas USA.

Kamandi Challenge #01
Kamandi Challenge #02
Kamandi Challenge #03
Kamandi Challenge #04
Kamandi Challenge #05
Kamandi Challenge #06

  Edición original: The Kamandi Challenge núms. 1 A 6 USA. Edición nacional/ España: ECC Ediciones. Guión: Bill Willingham, Dan DiDio, Dan Abnett, James Tynion IV, Jimmy Palmiotti, Peter Tomasi, Steve Orlando. Dibujo: Amanda Conner, Carlos D'Anda, Dale Eaglesham, Ivan Reis, Keith Giffen, Neal Adams, Philip Tan. Entintado: Scott Koblish,…
Guion - 5.5
Dibujo - 8.5
Interés - 7

7

Curiosidad.

Una obra frenética y experimental en su realización, con un apartado gráfico de lujo y una irregular narrativa que la convierten en un mero pasatiempo sin más repercusiones.

Vosotros puntuáis: 8.34 ( 3 votos)

Déjanos un comentario

Please Login to comment