Vertigo, la batalla por autores ajenos al cómic

Por
0
112

Si algo nos ha destacado especialmente respecto a Vertigo, de los anuncios hechos en la última y primera NYCC, es el perfil de nuevo autor que presenta el sello adulto de la DC.

En los últimos tiempos se ha convertido en una costumbre que tanto Marvel como DC vayan aumentando sus filas con fichajes mediáticos. Autores venidos de medios ajenos al cómic y que gozan de bastante más respeto que éste dentro de la opinión pública. No lo sé a ciencia cierta, pero quizás todo empezó con Greg Rucka, escritor de novelas policiacas que se fichó para el Universo Batmaniano. Después vendrían J. Michael Straczynski, Michael Chabon, Joss Whedon, Brad Meltzer, Charlie Huston, Allan Heinberg, Orson Scott Card y tantos otros. En una batalla que ciertamente, en cuanto al número y prestigio de los nombres, parece ganada por Marvel. Esta estrategia, que en lo tocante a la calidad de los productos ofrecidos podríamos valorar que ha merecido la pena, en su faceta de “altavoz mediático” ha llevado incluso a generar lo que en mi opinión fue todo un bluff. Quesada, movido por ese frenesí de los grandes nombres, estuvo durante una buena temporada creando expectación con respecto a un futuro trabajo de Stephen King para Marvel. Descubriéndose después que esa colaboración sería bastante simbólica.

Pero estos autores – con todo su nombre, su prestigio y su bagaje – la mayoría de las veces han sido contratados para un mismo tipo de tarea: encargarse durante una temporadita de alguno de los personajes propiedad de las editoriales. Guionistas de televisión, novelistas famosos, escribiendo las aventuras de Pantera Negra o Flecha Verde. Nombres del gran mundo del entretenimiento generando dinero para la industria del cómic y ofreciéndo diversión en grapa a los lectores habituales de cómic. Historias correctamente construidas, entretenidas, a veces muy buenas, sobre gente en skyjama para la gente que disfrutamos de este tipo de lecturas. Palomitas y dinero, dinero, dinero.

¿Pero a dónde fue a parar el prestigio? ¿A dónde la oportunidad de dignificar el medio? ¿De demostrarle al mundo, mediante autores que atraigan su atención, que el cómic puede albergar historias relevantes que sean de su interés? A Vertigo, por supuesto.

Douglas Rushkoff podría considerarse un ejemplo paradigmático de lo mencionado hasta aquí. Especialista en medios de comunicación con varios libros a sus espaldas. Profesor de teoría de medios de comunicación en la Universidad de Nueva York, con un interés particular en las formas en que el espacio mediático manipula al público. Consultor de las Naciones Unidas y de grandes corporaciones. Colaborador habitual de la revista Times y del periódico New York Time. Ganador del Primer Premio Neil Postman por Career Achievement in Public Intellectual Activity. ¿Y qué nos ofrece en Vértigo? ¿Repetir lo que ya hizo inmejorablemente Moore en Swamp Thing? No, una serie sobre lo que es su especialidad, la manipulación del público, la religión y la tecnología. “He querido hacer esta historia en forma de cómic porque es un medio en el que la interconexión temporal y entre diferentes realidades puede expresarse mucho mejor que en cualquier otro medio.” Y a partir de los dos números de Testament que he leido hasta ahora, serie cuyo primer arco argumental pronto va a ser recopilado camino de las librerías, puedo afirmar que, con la ayuda de Liam Sharp, Rushkoff consigue algunos más que interesantes efectos narrativos propiamente tebeísticos.

Pero es que en la NYCC, como decíamos, la editora de Vertigo Karen Berger ha dado muestras de querer seguir por ese mismo camino.

DC/Dean HaspielJonathan Ames, novelista, ensayista e interprete aclamado por la crítica realizará para ellos los guiones de la Novela Gráfica THE ALCOHOLIC dibujada por Dean Haspiel. En esta novela gráfica se explora el atormentado corazón de un escritor recien salido de un romance condenado al fracaso que busca algo de esperanza en los fragmentos de su vida rota. En THE ALCOHOLIC, la “esperanza” se manifiesta a sí misma al fondo de una botella de licor. “La liricamente extraña y poco convencional visión del mundo de Jonathan Ames está en perfecta sincronía con Vertigo”, dijo Karen Berger, Vicepresidenta y editora ejectuva de Vertigo. “Estamos emocionados de estar trabajando con él y el extraordinario artista Dean Haspiel en esta intensamente personal, escandalosamente divertida y maravillosamente conmovedora historia
THE ALCOHOLIC es la primera novela gráfica de Jonathan Ames pero es puro estilo Ames, tan impávidamente personal que resulta hilarante, al estilo reirte a través del dolor”, dijo el editor adjudicado Jonathan Vankin. “Dean Haspiel es el artista perfecto para capturar sin esfuerzos los cambios de tono en la historia de Jonathan, de la melancolía a la alta comedia física”. Dean Haspiel que se encuentra también trabajando en nuevas historias cortas sobre ideas de Harvey Pekar para American Splendor.

Mat Johnson, autor de las novelas Drop and Hunting in Harlem y ganador en 2004 del PremioHurston/Wright Legacy, profesor a tiempo completo y erudito del Harlem Renaissance, quien ya realizara el Hellblazer: Papa Midnight para Vertigo, también se suma a esta colección de autores de renombre en optar por el cómic para ofrecer lo más genuino de su pensamiento a través de otra Novela Gráfica: INCOGNEGRO . Entre los años 20 y 30 había una campaña de linchamiento en el sur, que condujo a que cientos de negros fueran apalizados cada año. Fue investigado por algunos negros que parecían blancos y que acabaron yendo al norte a publicar sus hallazgos. INCOGNEGRO es un misterio de género negro basado en esos sucesos. “Mat Johnson demuestra su intrépido y provocativo talento para la escritura en esta novela gráfica” dijo Karen Berger. “Es un ajustado y astuto thriller sobre la raza, la familia y el asesinato; estamos seguros de que este único y atrevido cómic permanecerá junto a las mejores obras literarias que se han hecho en nuestro medio.
Mat Johnson es uno de los más importantes novelistas americanos jóvenes y con INCOGNEGRO va a convertirle también en uno de nuestros más importantes novelistas gráficos”, dijo el editor adjudicado Jonathan Vankin. “Esta historia, sobre héroes olvidados en la batalla por justicia racial, no es sólo un vital trabajo de comentario social, sino también un devastador thriller que os dejará emocionados y furiosos al mismo tiempo.

DC Cameron StewartY aunque la tercera novedad anunciada no va pareja a ningún autor mediático, sí que resulta relevante su temática. Jason Aaron al guión y Cameron Stewart a los dibujos nos traen THE OTHER SIDE. Una historia sobre dos hombres que representan dos caras opuestas de la guerra de Vietnam y que deben avanzar a duras penas a través de los fantasmas de soldados que cayeron antes que ellos, antes de su fatídico encuentro durante el asedio de Ke Sanh.

Podemos ver, pues, que Karen Berger ha optado por un tipo de autor más intelectual que puede atraer a un público más adulto a un tipo de cómic también más adulto. Didio y Quesada han apostado por el creativo popular que ofrece entretenimiento susceptible de captar al sector adolescente que ya lee cómics o que puede acercarse a ellos de la mano de las películas sobre franquicias superhéroicas. Es un sector que sostiene el género y a la industria allá, en los Estados Unidos. Pero quizás difícilmente ampliable por el menor impacto visual que el cómic puede llegar a ofrecer en comparación con los video-juegos, el cine o la televisión. Berger busca al lector de libros. Un lector al que quiere hacerle descubrir las posibilidades del cómic como vehículo capaz de albergar historias culturalmente significativas y que además, como medio, está lleno de capacidades expresivas.

Seguramente ambas opciones son necesarias. La de Quesada/Didio y la de Berger. Pero realmente debe agradecérsele a la editora de Vertigo que quiera emprender esa batalla. Una batalla que a buen seguro sólo resulta susceptible de lucharse en los Estados Unidos. Si los tres centros productores de cómic a nivel mundial son Francia, Japón y los USA, es únicamente en este último país donde el medio no goza de la suficiente carta de legitimidad. Si allí se gana esa batalla con propuestas como la de Vertigo otros países como el nuestro, ya se ve estos días de la mano del País, pueden acabar haciéndose eco de lo que allí suceda.

Pd1. Podéis ampliar estas noticias en los siguiente enlaces: uno y dos. Otros anuncios sobre Vertigo en la NYCC repetían lo ya mencionado aquí por Sergio Robla. Sólo tres notas más en forma de cápsulas:

Y: The Last Man termina en el número 60.

El softcover del The Fountain de Darren Aaronofsky saldrá al mismo tiempo que la película a un precio de $19.99.

Fables: 1001 Nights of Snowfall tendrá 144 páginas y responderá a la pregunta “¿Qué pasó entre Blancanieves y los Siete Enanitos?” En ella podremos ver por primera vez a James Jean haciendo los interiores de un cómic, aunque la historia contará con más dibujantes.

Pd2 Agradecemos la traducción que Ángel Jiménez nos ha facilitado de las declaraciones de los editores Vertigo.

Artículo anteriorFreaks of the Heartland
Artículo siguientePreviews DC (y 5): Detective Comics, Superman
“Me llamo Toni Boix y soy un DC-Adicto”. A pesar de que mi niñez esté inundada de Sal Buscema y mi adolescencia de Spirit, Metropol, Cimoc y Zona 84. Porque Zinco me devuelve al redil. Zinco y Wolfman y Perez y Moore y Totleben y Gibbons y Miller y Bolland y García López. Después, el ansía. La escasez. La falta absoluta de alegrías. Mueren las revistas de cómics y Zinco vegeta. Mi ilusión se marcha a hacer las Américas. Suerte del Previews… y de los cómics que se malvenden. Le pido a Raúl López que me deje escribir una reseña en Zona Negativa promocionando Fallen Angel… y el resto es esta historia.
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments