Cuéntalo

¿Cómo superar el dolor cuando no podemos hablar de él? Reseñamos el enorme trabajo de Laurie Halse Anderson y Emily Carroll editado por Ediciones La Cúpula.

Por
0
672

Edición original: Speak, Farrar Straus Giroux Books.
Edición nacional/ España: Ediciones La Cúpula.
Guion: Laurie Halse Anderson.
Dibujo: Emily Carroll.
Formato: Rústica.
Precio: 26,50 €.

En este mes de octubre de leer autoras, es un buen momento para rescatar obras que rebosan calidad y que a veces se nos han escapado entre el frenético ritmo del día a día. Hoy vamos a cerrar asuntos pendientes y vamos a hablar de Cuéntalo, la íntima historia escrita por Laurie Halsen Anderson y dibujada por Emily Carroll y publicada el pasado 2018 por Ediciones La Cúpula.

Pero para encontrar el origen de Cúentalo hay que irse mucho más atrás. Concretamente, hasta 1999. Fue entonces cuando Laurie Halse Anderson, escritora estadounidense enfocada en la novela juvenil, publicó Speak. La novela se convirtió entonces en un gran éxito que puso en el mapa a su autora y dio el disparo de salida a su carrera. Speak fue finalista del National Book Award e incluso contó con una adaptación televisiva en 2004 con Kirsten Stewart como protagonista. Desde entonces Halsen continuó con una prolífica producción literaria principalmente volcada en el young adult, pero su primer gran éxito volvería de nuevo a su vida en forma de cómic. Seguidora del mundo de la viñeta, la escritora decidió emprender la empresa de trasladar Speak al cómic, y dando muestras de un gran gusto decidió contar para dicho proyecto con el arte de Emily Carroll, multipremiada artista canadiense que había entonces deslumbrado especialmente con su obra de terror Cruzando el bosque y de la que ya hemos hablado previamente por su último trabajo La noche que llegué al castillo, ambas editadas por Sapristi en nuestro país.

Cuéntalo narra la dolorosa historia de Melinda Sordino, una chica de 13 años que lidia con un primer año de instituto en el que sus compañeros la odian. Algo sucedió en una fiesta de verano para ganarse la enemistad de todos, algo terrible que la ha dejado marcada. Sin embargo, Melinda carga con el terrible peso de no ser capaz de contarle a nadie lo que le sucedió, y puede que su silencio acabe con su cordura.

Por desgracia no puedo comparar la obra original y su versión. Me acerqué a Cuéntalo por el nombre de Emily Carrol, a la que descubrí gracias a sus tremendas obras de terror, y no ha sido hasta leer el cómic que he descubierto la existencia de la novela. Lo que sí puedo decir es que el guion de la autora estadounidense es soberbio. Halsen atrapa a la perfección la deriva emocional de su protagonista y reproduce a las mil maravillas las cavilaciones y las inseguridades propias de una preadolescente de 13 años en general, y el pesar de una niña traumatizada en particular. Y eso, por desgracia, no es fruto del azar.

Cuéntalo nos cuenta el terrible duelo emocional experimentado por Melinda tras sufrir una violación, y si es un relato tan inspirado y tan desgarrador es porque su historia nació de la propia experiencia de su autora, que muchos años después de su éxito confesó haberla escrito como manera de lidiar con el trauma de la violación que ella misma sufrió a la misma edad de la protagonista. La autora teje así a partir de Melinda un escenario demasiado habitual, el de la joven que calla y se desmenuza por el camino. Cuéntalo es un perfecto reflejo de cómo una mujer puede ser víctima de un abuso y callar en lugar de denunciar, a pesar de estar rompiéndose por dentro. La personalidad insegura, el agresor que fuerza los límites aprovechando la atracción inicial de ella y que ni siquiera se concibe como un agresor, la vergüenza de reconocer haber sufrido una violación, el sentimiento de culpa por no haber hecho lo suficiente para evitarlo… Todas las piezas caen una encima de otra hasta crear un infranqueable muro que aprisiona en la garganta de la víctima todo lo que desearía gritar al mundo. Halsen Anderson convierte así su obra no solo en ese reflejo, sino en una proclama que dice: rompe el silencio, habla. Hay un culpable y no es la víctima, no eres tú. No cargues con ese lastre y vive.

Y si la obra consigue transmitir todas esas emociones, es en gran medida gracias a su artista. Como mencionaba inicialmente, mi reclamo para esta obra fue Emily Carroll, y puedo decir que no decepciona. Laurie Halsen acierta a las mil maravillas en su elección de socia, porque su obra se basa principalmente en las tortuosas emociones que desfilan por la maltratada mente de su protagonista, y si hay una artista capaz de transmitir emociones con su dibujo esa es Carroll. La canadiense es uno de los talentos más desbordantes del panorama internacional, y sus recursos a la hora de narrar en una página son prácticamente inacabables. Sus composiciones no se limitan a simples parrillas de viñetas, sino que rompen todas las fronteras y convierten cada vuelta de hoja en una emoción inmortalizada. El negro es el único color de la obra junto a un tono verde azulado que cumple una doble función: la de usar un tono frío para transmitirnos la soledad de la protagonista, pero también la de simbolizar esos árboles que tienen tanta presencia en la obra y y que representan la esperanza de recuperarse, de crecer de nuevo.

Otro de los grandes puntos fuertes de Carroll para mí es su increíble manejo de la rotulación. La autora no deja ningún elemento de la página al azar, sino que los convierte en un todo que aporte para esa potente transmisión de emociones. No hay frase u onomatopeya que no esté diseñada y ubicada de manera precisa, convirtiéndose en una parte completamente integrada con el dibujo. Es, en esencia, una narración profundamente sensorial. Por eso es tan buena escribiendo terror, porque es capaz de tocar las fibras correctas para remover la mente mientras leemos, y por eso es tan buena elección para esta obra, pues ¿acaso hay mayor historia de terror que una tan real como esta? Carroll es una especialista en plasmar pesadillas, y al final Cuéntalo no deja de ser una de esas en las que quieres gritar pero no puedes.

En definitiva, Cuéntalo es una obra poderosísima. Laurie Halse Anderson realiza un trabajo soberbio en la adaptación de su novela, y Emily Carroll consigue con su espectacular dibujo convertir este libro en una joya de lectura obligada, especialmente para las más jóvenes. Para que sepan que hay monstruos disfrazados de corderos, y que si las atacan, hay que gritarlo a los cuatro vientos. Porque los culpables siempre son ellos. Y porque el dolor, cuando se le da voz, duele un poco menos.

Edición original: Speak, Farrar Straus Giroux Books. Edición nacional/ España: Ediciones La Cúpula. Guion: Laurie Halse Anderson. Dibujo: Emily Carroll. Formato: Rústica. Precio: 26,50 €. En este mes de octubre de leer autoras, es un buen momento para rescatar obras que rebosan calidad y que a veces se nos han…
Guion - 8.8
Dibujo - 9
Interés - 9

8.9

Vosotros puntuáis: 7.46 ( 8 votos)
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments