Crossover 1, de Donny Cates y Geoff Shaw

Ya está aquí el Crossover del año. El Crossover definitivo. El Crossover de Donny Cates y Geoff Shaw. El Crossover publicado por Panini. Kids love chains!

Por
4
3000
Crossover

Edición original: Crossover 1-6 USA (Image Comics)
Edición nacional/España: Crossover 1 (Panini Cómics, 2022)
Guion: Donny Cates
Dibujo: Geoff Shaw
Color: Dee Cunniffe
Editor: Mark Waid
Traducción: Alberto Díaz
Corrección: David Hernández
Realización técnica: Gaizka Medrano
Formato: Tapa Dura. 176 páginas. 20€

El Crossover con el que nunca habías soñado

«A los chicos les encantan las cadenas»

(Hay que empezar con algún tipo de introducción)

Hay quien se queja de los cruces, de cómo los eventos interrumpen las series que cada autor va desarrollando a su manera, pero también hay quien los ama, quien disfruta con esa marabunta de superhéroes luchando, ya sea entre ellos o contra los malvados de turno. Es cierto que la mayoría de ellos se dan en Marvel y DC, aunque los hemos visto por otras editoriales con resultados diversos. Así que… ¿Qué pasa con una serie como Crossover? ¿Dónde encaja? Hay una respuesta fácil, esta sería “en el amor de Donny Cates a este tipo de obras”. Pero también hay una parte más difícil, pues el trabajo de este con Geoff Shaw no es algo recto que solo hable de las bondades de los eventos, hay de todo y, a pesar del título, esto no es en realidad un crossover, o al menos no del todo.

(Te estás liando)

Es decir, sí, es un crossover, ya que salen muchos personajes de diferentes autores y editoriales, pero no, su historia no es un crossover y sus protagonistas son muy humanos, aún estando hechos de papel y tinta.

(Vale, ahora hay que centrarse en los autores y la historia)

Los nombres de Donny Cates y Geoff Shaw ya se habían cruzado antes. Al primero se le conoce principalmente por sus trabajos en Marvel, en la actualidad es uno de los guionistas más queridos de la editorial. Pero Cates también es conocido y valorado por sus obras en otras editoriales, y Shaw ha sido importante en su carrera. Sí, en la casa de las ideas ya habían trabajado juntos con personajes como el Motorista Fantasma Cósmico o Thanos, pero es que ambos tienen un pasado, tanto en Dark Horse como en Image, y para esta serie es más importante que nunca. De momento quedémonos con que ambos son los creadores de God Country, Buzzkill y, junto a Eliot Rahal, del grupo de superhéroes llamado The Paybacks. Las dos últimas para Dark Horse y no os preocupéis si no os suenan, no han sido publicadas en España, pero tampoco es importante. Crossover no va de eso, aunque quien conozca a los personajes involucrados sonreirá más veces con las apariciones estelares.

Son muchos los personajes que aparecen, las colecciones a las que hacen referencia o incluso los autores que se nombran, pero, una vez más Crossover no va de eso. Aunque…

(Usa el botón de spoilers para hablar de ello… por si acaso)

Aviso de Spoiler

No dejan de darles las gracias por poder «jugar con sus juguetes»

(Creo que ya es el momento de dejar de divagar y hablar del cómic)

Crossover es uno de esos cómics que especulan con la llegada de superhéroes al mundo real. No es el primero que hace esto, ni mucho menos. Mark Millar tiene una obsesión personal que le ha llevado a tratarlo desde diversos puntos de vista (Wanted, Kick-Ass, 1985…). Pero Cates y Shaw lo toman desde otro enfoque diferente, el punto de vista de los humanos en algo que ha sido un desastre de proporciones épicas para la sociedad. Así dicho parece Watchmen, pero en realidad no se parece a Watchmen, de hecho en las primeras páginas el misterioso narrador dice que esto no es Watchmen. Y así es, esta es una historia más íntima, más preocupada en sus protagonistas humanos que en el mundo.

(Eso no es hablar del cómic, habla de la historia que cuenta)

Entonces… ¿de qué va Crossover? Lo cierto es que es una obra de la que se pueden sacar tantas interpretaciones como a uno guste.

Es evidente que los autores quieren gritar muy alto lo mucho que les gustan las historias de superhéroes. Pero no es una alabanza vacía hacia las dos grandes, se hace mucho hincapié en el cómic de creación propia. Que al principio se puede pensar “Ojalá le hubieran dejado jugar también con los personajes de Marvel y DC” pero lo cierto es que sobran. Los mundos que han creado muchísimos autores para editoriales más modestas, y cuya propiedad guardan, son tan ricos y tan diversos que sobran supermanes. Y es que una parte del trasfondo de esta historia va por el camino de reivindicar las creaciones propias de autores, a la altura de las de las dos grandes. Desde universos como Astro City o Black Hammer hasta series de corte más policíaco como Powers o Chew, con armas como esas Cates y Shaw no necesitan más. Y además es una reivindicación muy limpia, no hay que atacar a otros para realzar las figuras de unos. En un mundo que vierte odio en las redes sociales porque no les gusta X y es mejor Y, Cates y Shaw demuestran amor por todo.

Bueno, por todo no, Fredic Wertham y el Comics Code Authority se llevan la peor parte, de forma directa con nombre y apellidos, el título del tomo con la famosa frase de Todd McFarlane lo dice todo, y de forma indirecta mediante un personaje sectario y fundamentalista de valores tradicionales que no comprende el arte. Es decir, lo que dicho señor era.

(Este último párrafo vale, pero aún no has hablado de su historia)

Pero volvamos atrás. ¿De qué trata Crossover? En realidad de una chica, que quiere encontrar a su familia mientras busca un lugar en el mundo, y de un chico, que huye de su familia mientras busca un lugar en el mundo. No es una historia de amor, es una historia de un viaje que ambos deben emprender juntos… porque la historia así lo pide.

Parece raro ¿verdad? Crossover es un cómic que juega mucho con lo que son las historias, con lo que representan y, en definitiva, con el valor del arte en la vida real. Nos hace sentir, comprender, crecer y, nos guste o no, lo seguirá haciendo siglos después de que nuestros huesos sean polvo. Sí, hay una parte de la obra que es amor hacia los superhéroes, pero también hacia el cómic y hacia las historias, independientemente de su forma.

De hecho se utiliza mucho la “ruptura de paredes”. Se supone que ya el cómic en sí rompe la cuarta pared, ya que los personajes están ambientados en el mundo real y son los del otro mundo los que interactúan con ellos, pero mediante la narración se crea una quinta pared, que se rompe también hacia nosotros. Como dije antes, no es fácil.

(Estabas hablando de lo del chico y la chica)

Sí. Perdón.

Ellie y Ryan, con Otto y Ava, son los protagonistas. Y su viaje pasa por ese amor hacia los cómics, pero también por el terror. ¿Os imagináis que esto pasa en la vida real? Gente con poderes de dioses peleándose, destruyendo todo a su paso, ciudadanos huyendo de sus casas, muriendo… La verdad que ha llegado en un momento en el que los europeos lo comprendemos muy bien. Pero cómo nos gustan esas historias ¿verdad? Eso sí, siempre que no las suframos, y es que para eso están las historias, para enseñarnos, no solo para divertirnos. Que mola mucho ver a Thanos o a Darkseid bajar del cielo pero si eso pasase en la vida real… mejor alejarse de personas como esas, bien su poder sea físico o a través de tanques. Por eso las historias tienen poder.

(Otra vez)

Mira, sí, lo del chico y la chica. Pues en realidad su historia es bastante normal, por lo menos al principio. Si vamos al núcleo de los personajes principales es una historia de carácter algo intimista, con acción puesta en los supers, no en ellos. Es sencilla con un dibujo estupendo, una narración y un uso del color muy interesante aunque algo más cercano al mainstream… pero es que esta historia debe ser así. Una deriva normal donde el fondo es lo más importante ya que…

(Deja lo del fondo)

Pues no, porque es lo más atractivo de la historia, es por lo que este cómic sobresale y sorprende. Es lo que hace que este sea un cómic para cualquiera que haya sentido un mínimo cariño por los supers alguna vez, sean de la editorial que sean.

(Pero se supone que es una reseña de su historia)

¿Quién coj#%&s eres tú?

(El narrador)

Pues deja que la gente disfrute del cómic, que es de lo que se trata.

(Aquí mando yo)

Vete a la mi+&%$

(…)

Lo mejor

• Es normal y es único.
• Sorprende por su fondo más que por su forma…
• … pero su forma no es ninguna tontería.

Lo peor

• Espero que no le haya pasado nada malo a todos esos guionistas desaparecidos.

Edición original: Crossover 1-6 USA (Image Comics) Edición nacional/España: Crossover 1 (Panini Cómics, 2022) Guion: Donny Cates Dibujo: Geoff Shaw Color: Dee Cunniffe Editor: Mark Waid Traducción: Alberto Díaz Corrección: David Hernández Realización técnica: Gaizka Medrano Formato: Tapa Dura. 176 páginas. 20€ El Crossover con el que nunca habías soñado…
Guión - 9
Dibujo - 9
Interés - 9

9

Un crossover que no es un crossover pero que se disfruta como si del mayor evento se tratase.

Vosotros puntuáis: 7.52 ( 17 votos)
4 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Flippy Bourokhen
Flippy Bourokhen
Lector
14 marzo, 2022 17:18

Algo rompedor con un concepto novedoso que se va explotando al máximo tomando elementos de aquí y de allá cual carta de amor al cómic pijamero esta es vuestra nueva serie, hija de aquel experimento que hizo Millar con 1985, gracias Donny Cates.

Henro
Lector
15 marzo, 2022 10:20

Pues me has provocado curiosidad. Y se nota que los autores son comiqueros: esa página de créditos lo demuestra.
¿Se sabe cuántos tomos tendrá?

Enrique Doblas
Autor
21 abril, 2022 15:36

Jajaja, sólo x esa reseña le voy a dar una oportunidad. Gracias Igor!