Crossed 3: Psicópata

Reseña de Crossed 3: Psicópata, el tercer aro argumental de la serie original de Avatar Press que ahora nos trae Panini Cómics recopilado en tomo.

Por
0
1557

Los Cruzados son lo más honesto del mundo. Por eso los quiero. Lo que me da asco es la gente

 
crossedpsico

Edición original: Avatar Press
Edición nacional/ España: Panini Cómics
Guión: David Lapham
Dibujo: Raúlo Cáceres
Formato: Cartoné
Precio: 16,50€

 

La editorial independiente Avatar Press experimentó uno de los más importantes puntos de inflexión de su historia cuando en 2008 encargó al guionista irlandés Garth Ennis y al ilustrador estadounidense Jacen Burrows la creación de la que en poco tiempo se convertiría en la serie estandarte de la casa en la que autores como Warren Ellis, Alan Moore o David Lapham han ofrecido a algunas de sus obras más excesivas y truculentas. Crossed supuso una nueva vuelta de tuerca al subgénero de infectados con el añadido por parte de los autores de Las Crónicas de Wormoood de la perversión sexual extrema que experimentaban los “Cruzados” y que había que sumar a su insana adicción por el asesinato y el desmembramiento sin orden ni concierto. El éxito fue inmediato y en Avatar Press vieron pronto el filón, de modo que aunque sus autores originales se desvincularían de la serie una vez hubieran asentado las bases de la misma Crossed seguiría muy viva a manos de otros responsables. En el segundo arco, Crossed: Valores Familiares, el equipo creativo que tomó las riendas de la publicación estaba formado por el guionista David Lapham (Balas Perdidas) y el dibujante Javier Barreno. El resultado no fue tan potente como en el debut de la serie, pero dicho arco mantenía la esencia del producto y plantaba la semilla de lo que posteriormente sería esta Crossed: Psicópata que nos ocupa.

cross

Una de las cosas que más se recriminaron a Valores Familiares fue que David Lapham parecía más centrado en aumentar la violencia gráfica del relato con respecto a la que habían planteado Garth Ennis y Jacen Burrows (ya bastante explícita) que en dar forma a una historia verdaderamente sólida. El que esto firma no está totalmente de acuerdo con esta declaración, ya que si bien es cierto que es indudable que el autor de Calígula quería ser más visceral que sus predecesores la historia que relataba junto a Javier Barreno tenía un interesante trasfondo a la hora de ofrecer un retrato perverso de la familia americana media y su idiososincrasia. De este modo todos aquellos detractores de los excesos de Lapham al guión en su primer arco argumental al servicio de los Cruzados seguramente se echaron las manos a la cabeza cuando leyeron el segundo, este Crossed: Psicópata al que podemos tildar sin miedo a equivocarnos como uno de los cómics más bestiales jamás publicados por una editorial de cómics no adscrita al mundo underground o al fanzine.

cross1

Crossed: Psicópata sigue los pasos de Harold Lorre, protagonista y narrador de todo el arco argumental, que se encuentra con un grupo de humanos no infectados formado por dos hombres (Rick y Darwin) y dos mujeres (Amanda y Claire) y al que se unirá para, en teoría, huir del asedio inminente de los Cruzados. Pero Harold no resulta ser quien parece, ya que se trata de un frío y calculador asesino y pervertido sexual que tiene un plan muy distinto, ir eliminando a los miembros del grupo que para él son un “estorbo” y encontrar al infectado que mató a su ex mujer y sus hijos, curiosamente la pareja de su antaño esposa por aquel entonces. Esta excusa argumental le sirve a David Lapham para llevar al extremo una de las teorías que desde los inicios de Crossed han sustentado la colección y que no se aleja mucho de la de todo buen relato relacionado con infecciones o zombies, que los mismos seres humanos pueden ser más peligrosos que los mismos Cruzados. Harold es la muestra quintaesencial de dicha teoría y el guionista de Batman: Ciudad del Crimen la lleva hasta sus últimas consecuencias argumentales.

cross5

Mientras el personaje de Harold va poco a poco interactuando con sus nuevos aliados David Lapham se ocupa por medio de los cuadros de pensamiento y las continuas fantasías sexuales de perfilar con mucho acierto y crudeza a personalidad de un protagonista sencillamente despreciable, un demente misógino, perverso y sin remordimientos que nos sirve de hilo conductor por un relato que lo tiene a él como mayor muestra de todo lo pútrido y oscuro que se esconde agazapado en la mente humana. Su manera de psicoanalizar al prójimo, sus enfermizas teorías de lo que es una mujer “pura”, las continuas muestras de que la morbidez de su naturaleza psicosexual no conoce límites y ese ideario que parece una amalgama del de Alex de Large de La Naranja Mecánica (1971) y el de Frank Zito de Maniac (1980) son lo mejor de Crossed: Psicópata, ya que Lapham tiene el suficiente talento para afirmar como narrador que debajo de todas las vísceras, hemoglobina, muerte, y sexualidad explícita hay una interesante reflexión hobbesiana sobre la naturaleza humana. El problema es que sus excesos éticos y morales, acompañados por los estéticos en los que nos centraremos seguidamente al hablar del dibujo, en ocasiones sepultan el mensaje que la obra quiere transmitir porque las hipérboles con respecto a la violencia física y sexual del producto son más que notables.

cross2

Estos excesos en el guión solicitaban a gritos un trazo igualmente exagerado y sádico y David Lapham encontró a su mejor valedor en el español Raúlo Cáceres. El ilustrador cordobés se desata hasta lo demencial con un trabajo brutalmente orgánico, en el que las mismas imágenes parecieran cobrar vida en las páginas como si de una entidad física se tratara. Haciendo uso de intestinos, sangre o esqueletos para delimitar unas viñetas tan brutalmente gráficas que desde la primera ensoñación de Harold tratan de dar forma a una pesadilla andante que devora todo tipo de cuerpos humanos profanados de las maneras más impensables con un “horror vacui” de muerte y destrucción el ilustrador de Capitán Swing y los Piratas Eléctricos de la Isla Cenicienta se mimetiza perfectamente con la insania de Lapham y gracias a ello puede volver a sus raíces como autor curtido en los relatos eróticos y el mundo del fanzine. El único fallo es el mismo que padece el guión, la notable labor narrativa de Cáceres en ocasiones se ve solapada por esa oda al exceso que es el conjunto de la obra o porque tanta ilustración adscrita inmisericordemente al gore más extremo posiblemente cause rechazo en los lectores más sensibles.

cross4

Para un servidor Crossed: Psicópata, que en Agosto editó Panini Cómics en un tomo en tapa dura, es uno de los mejores arcos argumentales de la historia de la colección creada por Garth Ennis y Jacen Burrows. Porque es innegable que hay pasajes en el relato al que da forma que son innecesariamente violentos, enfermizos y sádicos, pero si miramos más allá de todo esto podemos encontrar no sólo una historia y un personaje que redefinen hasta ese momento lo que era Crossed como colección, sino también los primeros apuntes narrativos que seguramente en un futuro servirían para que Alan Moore ideara su Crossed + 100 y que continuaría Simon Spurrier más tarde con todo lo referido a la inteligencia de los Cruzados. No para todos los estómagos, no para todos los lectores, no para todos los fans de Crossed (me consta que muchos se subieron al carro por la labor del autor de Watchmen en su arco y este es muy diferente de aquel), pero sí una muestra perfecta de hasta donde pueden llegar los límites de la permisivilidad dentro de un cómic ideado para los amantes de las emociones fuertes y las lecturas dirigidas exclusivamente a los consumidores adultos.

Los Cruzados son lo más honesto del mundo. Por eso los quiero. Lo que me da asco es la gente   Edición original: Avatar Press Edición nacional/ España: Panini Cómics Guión: David Lapham Dibujo: Raúlo Cáceres Formato: Cartoné Precio: 16,50€   La editorial independiente Avatar Press experimentó uno de los…
Guión - 8.5
Dibujo - 8.5
Interés - 8

8.3

Vosotros puntuáis: 8.2 ( 6 votos)

Déjanos un comentario

Please Login to comment
  Subscribe  
Notifícame