Colección Jim Starlin 7. La Guerra del Infinito.

Jim Starlin, Rom Lin y Shawn McManus relatan la segunda parte de la trilogía inicial planteada sobre el primero en torno a Las Gemas del Infinito.

Por
3
4457
 

Edición original:Infinity War 1-6 y Marvel Comics Presents 108-111 USA.
Edición nacional/ España:Panini Comics.
Guión:Jim Starlin.
Dibujo:Rom Lim, Shawn MacManus.
Entintado:Al Milgron, Michael Higgins.
Color:Ian Laughlin, Sara Mossoff, Kevin Tinsley.
Formato:Tomo en tapa dura, 304 páginas.
Precio:19,95€.

 

Tras tres tomos, y por tanto, tres meses de espera, la Colección Jim Starlin vuelve a hacer honor a su nombre y nos trae su siguiente volumen, La Guerra del Infinito, en la que Jim Starlin y su ingeniosa pluma vuelven a estar a cargo de la narración, en la que sería la segunda parte de la gran trilogía del infinito que Starlin llevara a cabo en la década de los 90, donde El Guantelete del Infinito era la primera parte y La Cruzada del Infinito la tercera y última, siendo esta Guerra del Infinito el segundo gran evento cósmico relacionado directamente con el final del Guantelete.
Así, la historia comienza donde Starlin la dejara en el Guantelete del Infinito, y por tanto, somos testigos de la vida de Thanos, el Titán Loco una vez que permitió su derrota a manos de los Héroes Más Poderosos de la Tierra, viviendo por fin en paz en un retirado planeta… hasta que perciba una serie de poderosas y desconocidas interferencias que le hará recaba la ayuda de Adam Warlock y su Guardia del Infinito.
En este punto, es necesario aclarar, que al inicio de la historia se nos dice que Warlock, quien terminara en posesión del Guantelete del Infinito al final de dicho evento, ha renunciado al bien y al mal de su ser, repartiendo las seis gemas entre sí mismo (alma), Drax el Destructor (poder), Gamora (alma), Pip el Troll (espacio) y Dragón Lunar (mente) (además de un misterioso miembro que guarda la Gema de la Realidad y del que no revelaré la identidad por ser una de las claves de este evento). Estos hechos, son narrados en Warlock y la Guardia del Infinito, y por tanto, podremos incidir en ellos como se merecen en la reseña de dicho tomo, que tendrá lugar una vez éste se publicado por Panini, en el próximo e inminente mes de Agosto.
Pues bien, las interferencias atisbadas por Thanos, se unirán a la aparición de versiones oscuras de los distintos héroes que pueblan el Universo Marvel y pronto descubriremos que el responsable de todo el Caos generado no es otro que el Magus, la contrapartida oscura de Adam Warlock.
El Magus, personaje unido al propio Warlock desde que Starlin se hiciera cargo de su colección en los años 70 (como pudimos ver en Marvel Omnigold. La Saga de Thanos, reseñada aquí) proviene de una realidad alternativa en la que Adam Warlock abraza la oscuridad que anida dentro de sí mismo y se convierte en un déspota tiránico cuyo fin es la subyugación del cosmos a través de la Iglesia Universal de la Verdad, que él lidera.

Al final de su primera aparición, Starlin narró el fin del Magus, llevado a cabo por Warlock que directamente, destruía la línea temporal en la que su versión oscura era creada, por lo que a priori resultaba imposible que éste siniestro personaje volviera a aparecer. Sin embargo, ninguna muerte en Marvel resulta eterna, y Jim Starlin se guardaba un as en la manga para justificar la presencia del Magus como antagonista de la historia, pretexto que tampoco revelaré aquí por no entrar mucho más en el terreno del spoiler, pese a estar ante una obra clásica, y es que siempre hay quien como este redactor, no tiene oportunidad de leer esta obras, o no desea sumergirse en ellas, hasta que son reeditadas en una edición acorde a su calidad, como es el caso de la que nos ocupa en estas líneas.
Como ingrediente final a la fórmula del caos superheroico, Starlin añadirá a Galactus, el Doctor Muerte y Kang el Conquistador, cada uno con su propio juego junto a La Guardia del Infinito y los Héroes Marvel. En lo que respecta a estos últimos, el éxito del Guantelete del Infinito fue tal, que si en el evento previo Starlin sólo pudo jugar con miembros de pasados y presentes de Los Vengadores, además de con Warlock, y sus criaturas, Pip el Troll, Gamora y Drax el Destructor entre otras apariciones como la de Spiderman, en esta ocasión Marvel le permitió utilizar a casi cualquier héroe de su universo compartido de ficción, lo que por supuesto incluía a los mutantes, que a excepción de Lobezno y de algún otro personaje, brillaban por su ausencia en el aquel enfrentamiento con Thanos.

De esta forma, se conforma una historia de tintes épicos y cósmicos con las que Starlin sigue añadiendo piezas a la gran trama que se desarrolla en torno a las Gemas del Infinito, resultando deseada y de agradecer la presencia del Magus como creación de Starlin que fue, como villano de la historia, y la de Thanos como particular aliado de los héroes por motivos propios, pero desgraciadamente, en opinión de este redactor, ahí se queda toda la genialidad del evento.
Y es que, donde el Guantelete del Infinito (las comparaciones son odiosas, lo sé) era una historia épica, que arrojaba conceptos innovadores para la época en el género de superhéroes, y que ante todo aportaba frescura, y un abordaje de la vida y la muerte desde una perspectiva nunca antes vista en Marvel, La Guerra del Infinito no pasa de correcta y entretenida. No obstante lo anterior, lo que en manos de otro guionista podría haber sido un auténtico desastre, en manos de Starlin se hace fácil de leer, siendo devorada la obra con avidez por cualquiera que se enfrente a ella, pero sin las notas de genialidad que tuviera la entrega previa.

En cuanto al dibujo, Rom Lim se mantiene como comparsa de Starlin, con su estilo correcto y no especialmente destacable ni sobresaliente, pero siempre cumplidor y fiel al canon marvel, destacando en las múltiples splash pages en las que héroes y villanos (o héroes y otros héroes) se enfrentan unos a otros en épicas batallas por la salvación del universo entero.
Donde el dibujo de Rom Lim se hace mucho más disfrutable es en las portadas que dibuja con el entintado de Al Milgron (que también entinta el resto del crossover), portadas en las que como en las splash pages antes comentadas, resulta una delicia ver a tantos personajes de La Casa de las Ideas unidos como parte de una misma ilustración.

El tomo de Panini no se cierra aquí, y es que tras los seis números de La Guerra del Infinito, se nos regala la historia dividida en cuatro partes Yo, Thanos (que tiene lugar exáctamente, y tal y como Panini nos indica en su edición, exáctamente en la elipsis narrativa que opera en la viñeta 6, de la página 26 del número 3 de La Guerra del Infinito), en opinión de este redactor mucho mejor que la que da nombre al tomo, y en la que Starlin nos narra la superación de Thanos respecto del rechazo de la Muerte, esbozándolo como la discusión de dos ex amantes, reconociendo ambos cuáles han sido los errores propios y ajenos que han dado al traste con tan peculiar relación platónica de amor y odio.
Esta historia esta dibujada por Shawn Mcmanus, cuyo dibujo, sin pasar de correcto, le da a la historia lo que ésta le exige, dado su tono más tranquilo e instrospectivo que el de los eventos cósmicos.

Sin duda, un tomo que pese a su bajón de calidad respecto del Guantelete del Infinito, merece estar en la estantería de todo marvelita, al configurar uno más de los grandes eventos cósmicos que giraron en torno a la batuta de Jim Starlin.

  Edición original:Infinity War 1-6 y Marvel Comics Presents 108-111 USA. Edición nacional/ España:Panini Comics. Guión:Jim Starlin. Dibujo:Rom Lim, Shawn MacManus. Entintado:Al Milgron, Michael Higgins. Color:Ian Laughlin, Sara Mossoff, Kevin Tinsley. Formato:Tomo en tapa dura, 304 páginas. Precio:19,95€.   Tras tres tomos, y por tanto, tres meses de espera, la…
Guión - 6.5
Dibujo - 7
Interés - 8.5

7.3

Épica

Jim Starlin, Rom Lin y Shawn McManus relatan la segunda parte de la trilogía inicial planteada sobre el primero en torno a Las Gemas del Infinito.

Vosotros puntuáis: 7.68 ( 10 votos)
3 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
IvanAH
IvanAH
Lector
23 julio, 2018 15:54

Hola.

Entonces si compro este tomo, es “obligatorio” comprar Warlock y la Guardia del Infinito, si o no???.

Gracias.

mespinpe
mespinpe
Lector
25 julio, 2018 2:02

Creo que se le suele meter demasiada caña a este crossover. De chaval me lo pasé bomba leyéndolo. Y releyéndolo ahora es muy divertido, a pesar de alguna nota discordante como el tono de opereta de Doom y Kang. Starlin sale bastante bien librado. Lim….hay qué pupita que le hizo Milgrom, entintador mediocrísimo que ya no tapaba sus carencias.

Dónde si que se hunde la cosa esen La cruzada del infinito. Lógicamente no picaré en su reedición.