Marvel Gold. La Saga de Thanos.

Panini Comics recopila en un solo y magnífico volumen todas las apariciones de Thanos de la década de los 70, de la mano del gran Jim Starlin.

Por
3
10106
 

Edición original:Iron Man 55, Captain Marvel 25-34, Marvel Feature 12, The Avengers 125, Strange Tales 178-181, Warlock 9-15, Marvel Team-Up 55, The Avengers Annual 7, Marvel Two-In-One Annual 2 y material de Daredevil 105 y Logan’s Run 6 USA
Edición nacional/ España:Panini Comics.
Guión:Jim Starlin.
Dibujo:Jim Starlin.
Formato:Tomo en tapa dura, 656 páginas.
Precio:39,95 €.

 

No me ha resultado nada fácil encargarme de esta reseña. De hecho, no soy consciente de si realmente le he dado el repaso merecido a de lo que supone leer y analizar esta obra, de una calidad tan excelsa que hasta da miedo abordar su revisión. Por ello, quizás lo mejor sea empezar por lo más fácil, la magnífica edición que Panini Cómics ha hecho con este volumen.
Así, bajo el título “La Saga de Thanos” se recogen todos aquellos cómics que tuvieron el honor de acoger al Titán Loco en la década de los 70, desde que éste era un desconocido personaje salido de la mente de un también desconocido Jim Starlin, hasta que se paseara por la resucitada colección de Adam Warlock junto a Gamora, Pip el Troll y otras de sus creaciones.
Es por ello que estamos ante un titánico volumen (nunca mejor dicho) que recoge varias grapas que en común tienen un aspecto, la importancia de Thanos en su desarrollo.
Así, la historia se puede dividir en dos grupos bien diferenciados: El que compete a los Vengadores, y el que pertenece a la colección de Adam Warlock.

En lo que respecta a Los Vengadores, todo comienza con el mítico número 55 de Iron Man, de 1973, en el que un atribulado Hombre de Hierro debe enfrentarse a un par de particulares enemigos llegados del espacio exterior, los incansables Hermanos Sangre, quienes al final del volumen descubrimos que sirven a un temible caudillo espacial: Thanos, del que en ese momento no sabemos prácticamente nada (como probablemente tampoco lo sabía Jim Starlin, quien jamás imaginó la repercursión que para el Universo Marvel tendría su personaje). Este número 55 está coescrito por Jim Starlin y su entonces compañero de piso Mike Friedrich, quien “coló” a Starlin en la colección del Hombre de Hierro dando como resultado un extraño número que se apartaba mucho de las historias que por aquel entonces se desarrollaban la colección del Vengador Dorado. En ese hoy legendario número, también aparece un extraño compañero de batalla sin cuya ayuda Iron Man no habría podido derrotar a los temibles Hermanos Sangre, y es nada menos que Drax el Destructor, ser de enorme poder creado única y exclusivamente para destruir a Thanos.

De esta forma, y en una colección a priori tan lejana de lo que después haría Jim Starlin en Marvel como es la cabecera de Tony Stark, Starlin crea ya a dos de sus más inmortales creaciones: Drax y Thanos. Sin embargo, su loca y recordable creatividad no para ahí. Y es que el conflicto continúa en la colección del Capitán Marvel, ahora sí, una cabecera que por aquel entonces era junto a la de Los Cuatro Fantásticos aquella donde todo lo que tuviera origen cósmico se desenvolvía. Recordemos que estamos ante un Mar-Vell que está unido a Rick Jones, intercambiando ambos personajes sus cuerpos mediante el choque de las Nega Bandas Kree, que mandan a un personaje a la Tierra y a otro a la desolada Zona Negativa. Este aspecto, como ya ocurría en la Guerra Kree-Skrull, dará mucho juego en el argumento, siendo fuente tanto de problemas como de extrañas soluciones a los distintos conflictos. ¿Pero qué tiene que ver Thanos con el Capitán Marvel?

Bastante, si la misión del Titán Loco no es otra que hacerse con el Cubo Cósmico para convertirse en una deidad y conquistarlo todo. Por supuesto, en este enorme conflicto tendrán gran importancia Los Vengadores, quienes no se quedarán de brazos cruzados ante tal amenaza.
Pero la genialidad de esta obra no está en los personajes conocidos que aparecen en ella, si no en los de nuevo cuño, que irán marcando el camino de nuestros héroes. Así, conoceremos por primera vez a Mentor y a Eros, Padre y Hermano de Thanos, a la computadora Isaac, la historia de TitánStarlin llena nuestra cabeza con una miríada de conceptos que se incrementan número a número, alimentando la leyenda de la década de los 70, una época de gran desarrollo creativo en el noveno arte que suponía la aparición cada mes de algo nuevo que después se quedaba como integrante capital en el Universo Marvel.

Por supuesto, resulta inevitable la comparativa entre Thanos y Darkseid de DC, y en general con las creaciones del Cuarto Mundo de Jack Kirby, pero Jim Starlin consigue inspirarse sin plagiar, dando desde el principio su propio rumbo a personajes que estaban llamados a ser tan importantes en el devenir del cosmos marvelita.

Por otro lado, el tomo pasa por la colección de Adam Warlock, o mejor dicho por la andadura de éste en la cabecera Strange Tales, continuando luego sí, en su propia y olvidada colección retomada en el número 9, narrando Starlin la lucha de Warlock contra su otro yo maligno, el Magus. Es en este punto cuando te das cuenta de que este Marvel Gold no es sólo sobre Thanos, pudiendo también haber sido llamado “La Saga de Warlock” pues lo que Starlin hizo con el personaje de Lee y Kirby es muy difícil de resumir en pocas palabras. Lo convirtió en el avatar de la vida, en un personaje de gran poder con una pesada carga en su interior, proteger la vida a toda costa, lo que sin duda alguna lo acabaría enfrentado con Thanos, el avatar de la muerte. En este punto, vemos la primera aparición de Las Gemas del Infinito, sólo que en este caso sólo vemos una de ellas, llamada Gema del Alma, la que porta Warlock en su frente y que aunque le dota de gran poder, también atribula a nuestro héroe, al tener una obsesión con consumir las almas de sus enemigos. En este punto del tomo harán su aparición personajes como Pip el Troll y Gamora, de quienes conoceremos su historia, sentándose en general en toda esta obra las bases para lo que hoy es la parcela cósmica de Marvel. Hasta tal punto son capitales y trascendentales los cómics recogidos en este tomo que sin Jim Starlin y lo que él hizo en este volumen, hoy no podríamos hablar de Los Guardianes de la Galaxia actuales de la misma forma, pues casi todos los conceptos cósmicos que hoy disfrutamos nacieron de la genialidad de este autor.

Finalmente, la historia viajará hasta ese mítico enfrentamiento del Titán Loco con Los Vengadores y con Warlock que haría que no viéramos al Bastardo de Titán hasta 1990, ya con su renacimiento como prólogo a La trilogía del Infinito, en la colección de Silver Surfer, y en la mini serie La Búsqueda de Thanos, de la mano de Starlin desde luego, y en los tomos en los que Panini recopila dicho material, mes a mes.

Particularmente, debemos destacar el cambio que la llegada de Starlin supuso en los dos personajes principales de este tomo.

Por un lado, el Capitán Marvel, pasó de ser un guerrero y soldado Kree, a un ser de pura consciencia cósmica, que estaba unido al todo que es el Universo, circunstancia que le aportaba mucha profundidad y que llevó el concepto que representaba a la grandeza del noveno arte.

Algo similar sucedió con Adam Warlock, el cual bajo la batuta de Starlin dejó de ser una especie de mesías, para convertirse en el auténtico avatar de la vida, en un deicida que jamás encontraba la felicidad, pero que lucharía hasta la muerte por preservar cualquier tipo de vida, por efímera que fuera.

Volviendo a la grandeza del tomo objeto de esta reseña, en él, Starlin, no sólo guioniza, también dibuja y, en ocasiones, hace labores de colorista. Es aquí donde somos testigos de cuan inmenso es el espacio exterior y cuan variadas son las especies que lo pueblan, al contar con un dibujo como el de Starlin, sobresaliente para la época (llegando a regalarnos una página de 35 viñetas) y uno de los más originales que existían en el diseño de conceptos. Por supuesto, este redactor es consciente de que no sólo Jim Starlin interviene en este volumen, pues hay un ingente número de autores que ayudaron al mago Starlin en su labor, pero hablar de su trabajo individualizado resulta casi imposible en una reseña sobre un tomo que abarca tantos números, siendo Starlin quien coordinaba todo este proyecto.

Sin embargo, merecen una mención especial el ya citado Mike Friedrich, quien consiguió darle a Starlin la oportunidad que merecía y que le ayudó en muchas de las grapas que componen este volumen, Steve Leiahoa, muy conocido por su trabajo en Fábulas de Vértigo/DC que entinta muchas de esas grapas, Steve Eaglehart que guioniza o coguioniza algunos números, y sobre todo Al Milgron. Al Milgron conocía a Starlin desde el instituto, y colabora con Jim Starlin en muchos de los números del tomo, hasta el punto de que juntos firmaban muchos de ellos con el nombre “Gemini”, el cual era una transcripción de la pronunciación de la frase “Jim and I” (Jim y yo).

En cuanto a los extras de los que viene cargado este tomo, son muchos y variados. Además de los ya casi obligados bocetos y muestras de páginas sin colorear o entintar, o portadas de números recopilatorios, tenemos escaneos de páginas originales, lo poco que se ha podido salvar de un número perdido de Adam Warlock que Starlin perdió en el asiento trasero de un automóvil, un genial mapa de Titán (Luna de Saturno en la que creció Thanos junto a Eros y Mentor) y las introducciones de los números recopilatorios Life of Captain Marvel (La Vida del Capitán Marvel) en los que Al Milgron se dibujaba y guionizaba a sí mismo introduciendo dichos tomos, que reunían las aventuras de Mar-vell que vemos en este tomo.

En resumen, cuando lees este tomo, eres consciente de que estás ante una incalculable pieza de historia Marvel y del cómic en general, razón por la que en todo los aspectos esta obra se lleva la máxima nota posible, la cual huelga decirlo, debe compartirse con Panini, editorial que nos ha regalado la hasta ahora más completa edición de estos cómics en nuestro país, en un tomo que costará mucho olvidar.

  Edición original:Iron Man 55, Captain Marvel 25-34, Marvel Feature 12, The Avengers 125, Strange Tales 178-181, Warlock 9-15, Marvel Team-Up 55, The Avengers Annual 7, Marvel Two-In-One Annual 2 y material de Daredevil 105 y Logan’s Run 6 USA Edición nacional/ España:Panini Comics. Guión:Jim Starlin. Dibujo:Jim Starlin. Formato:Tomo en…
Guión - 10
Dibujo - 10
Interés - 10

10

Titánico

Panini Comics recopila en un solo y magnífico volumen todas las apariciones de Thanos de la década de los 70, de la mano del gran Jim Starlin.

Vosotros puntuáis: 8.54 ( 21 votos)

3
Déjanos un comentario

Please Login to comment

Se prohíben las injurias y calumnias a cualquier persona o colectivo -ya sea por razón de raza, sexo, orientación sexual u opinión política-, esto incluye los mensajes que fomenten el odio por alguna de las razones anteriormente citadas; o conduzca a desviaciones del tema propuesto (off topics). Del mismo modo, queda prohibido el spam, trolleo, uso masivo de mayúsculas y enlaces de descarga, además de todo tipo de contenido ilegal. Los comentarios con más de un enlace precisarán ser aprobados por los moderadores.

Si quieres, puedes usar un avatar.

Puedes utilizar la etiqueta de spoiler: [spoiler] TEXTO [/spoiler]
1 Comment threads
2 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
2 Comment authors
Raúl Gutierrezmanwithoutfear Recent comment authors
Recientes Antiguos
manwithoutfear
Lector
manwithoutfear

Buenas!,

Sabéis si este omnibus incluye la etapa que se recogió en Marvel Gold de “vida y muerte del Capitan Marvel”?? Veo que “warlock: La amenaza de Thanos” si la incluye, no se en el caso anterior.

En todo caso, gran review!