Guía de la Aniquilación. Episodio V

Llegamos al penúltimo episodio de nuestro viaje, con uno de los momentos clave de la Saga de la Aniquilación, la creación de la encarnación moderna de los Guardianes de la Galaxia, molde maestro para la que vino después.

Por y
0
873

Cuaderno de Bitácora.

ANTES

El cuerpo de Richard Rider yace en el suelo. Se muere. Las lesiones que padece son de una entidad suficiente para temer por su vida. Mundomente ha elegido a Ko Rel para protegerle.

Richard se siente solo, su protectora no está presente, ¿por qué le ha abandonado? Su soledad le hace pensar si realmente habrá muerto y está en algún lugar más allá de toda comprensión.

De repente su mente se colapsa, su cerebro recibe una descarga de energía como nunca había sentido. En un instante la nada. Un vacío, una oscuridad, una inmensidad llena su existencia.

Abre los ojos, una nueva luz, una nueva percepción de la realidad:

“Análisis solicitado, escaneo de situación. Constantes vitales reiniciando.”

Su voz suena distinta, sus sentidos son diferentes. A lo lejos, en lo más profundo de su mente, la persona que era Richard Rider está encerrada en una oscuridad infinita, pero por motivos que desconoce, llega a percibir lo que ocurre, pero sin control sobre ello.

El ser conocido como Nova se levanta y lentamente se dirige hacia una bella mujer que está próxima a él. La mente de esta entidad asimila los datos que contiene el cerebro del ser vivo. La mujer es denominada como Gamora. Ambas entidades pertenecen a la Falange. Ambas entidades parten con destino al resto de la colmena en Hala.


AHORA

La vida de Ko Rel se escapa de su cuerpo. Gamora ha hecho honor a su calificación de mujer más mortífera del Universo. El ser que antes era conocido como Richard Rider la mira fijamente. En su interior comienza a aflorar un estallido de energía.

La fracción de poder que albergaba Ko Rel estalla dentro del ser que era conocido como Nova. Una voz suave y apagada se torna como fuerte y llena de poder. Una luz se va abriendo camino, y lo que antes era una tenue luz se va tornando en un poderoso fulgor que va despertando la mente de Richard Rider.

“Error de configuración, error de configuración. Diagnóstico iniciado, proceso invasivo no autorizado.
Iniciado …Zzzxxxzzzzzzzzzzzzz, pronóstico de asimilación.…… Zzzzzxxxxzzzzzz, inicio borrado de memoria latente…..ZZZxxxxxxxxxzZZ.
Descarga de datos iniciada.”

Menú descarga:

LA GUÍA

Un nuevo amanecer para los Guardianes de la Galaxia
Un paseo por la historia de los Guardianes de la Galaxia
¿Quién es quién?
La mujer más peligrosa del universo
Groot y Mapache Cohete del almacen del olvido al estrellato
Bonus: Memorias de un superviviente de la Aniquilación

Un nuevo amanecer para los Guardianes de la Galaxia

La decisión de Dan Abnett y Andy Lanning de revivir al equipo en 2008, fue a todas luces, no solo un acierto sino también una herencia maravillosa de Aniquilación Conquista. Guardians of the Galaxy: Creating Marvel’s Spacefaring Super Heroes de Marc Sumerak nos cuenta detenidamente la historia del equipo, desde sus orígenes en las páginas de Marvel Super-Heroes hasta su resurgimiento en 2008.

Tras Annihilation: Conquest, el universo cósmico de Marvel claramente necesitaba desesperadamente de protectores. Teníamos a los Vengadores, pero desde luego su campo de acción no era necesariamente cada rincón del universo. Si bien la idea original no era tal y como después se desarrolló. De seguir las líneas que se fijaron los Guardianes de la Galaxia, tal como los conocemos hoy, nunca hubieran llegado a desarrollarse. Al principio, era Phyla-Vell, tras asumir el manto de Quasar, quien se suponía que ocuparía este rol protector después del cruce.


Bill Rosemann, editor de Marvel, llegó a declarar que su intención era apostar por Quasar pero no funcionó y además quedaba claro que los fans se decantaban por el equipo de Star-Lord, incluso llegó a manifestar que fue su parte favorita de Conquista. Así que blanco y en botella.

Afortunadamente, las bases para el equipo ya estaban sólidamente establecidas. El propio Abnett reconoció que la construcción del equipo, su cometido y su propósito surgieron orgánicamente del evento Annihilation: Conquest. Así que las semillas ya estaban puestas. Ciertamente, tal y como expuso el guionista el propio origen en este evento, unido a la combinación de personajes “olvidados” supuso fortalecer el concepto de los Guardianes de la Galaxia. Rosemann trajo a los cerebros pensantes de Annihilation: Conquest, Dan Abnett y Andy Lanning, que, junto con Paul Pelletier, consiguieron un éxito rotundo. El artista Clint Langley, que era conocido por su trabajo en 2000 AD y Warhammer Monthly, también se incorporó para proporcionar las portadas del proyecto.

Con el equipo creativo ya establecido, el siguiente paso fue encontrar la identidad visual de los propios personajes. Pelletier trasladó a la nueva serie el diseño visto en Conquista, fue una extensión natural de los diseños de Tim Green, manifestó Lanning: “Ahí fue donde apareció por primera vez la máscara característica de Peter y la primera versión de los uniformes“. De esta forma se dio al equipo unidad visual puesto que eran un grupo heterogéneo. Por otro lado, Abnett y Lanning decidieron establecer una base de operaciones en el espacio profundo dentro de la cabeza de un celestial muerto. La idea de que diversos seres pudieran habitar la cabeza decapitada de un dios cósmico es fantástica y Lanning lo sabía. Era algo así como Espacio Profundo 9 pero más espectacular; como un puesto avanzado científico intergaláctico para observar el borde mismo del universo conocido.

Es posible que los héroes tuvieran uniformes a juego y un lugar al que llamar hogar, pero la lista del grupo estaba lejos de ser estable. Más de una docena de héroes cósmicos rotarían en las filas en el transcurso de la nueva serie Guardianes de la Galaxia, pero algunos miembros siempre parecían estar en el núcleo del equipo. Peter Quill era el corazón del equipo, junto con Mapache Cohete, Groot y Mantis, actuando como enlace del equipo. El equipo se completó con otros personajes que aparecieron durante Conquista (Warlock, Drax y Quasar) quedando un grupo muy variopinto.

Un paseo por la historia de los Guardianes de la Galaxia

Los Guardianes de la Galaxia fueron creados por el escritor Arnold Drake y el artista Gene Colan, entintado por Mike Esposito, en Marvel Super-Heroes Vol. 1 #18 allá por 1969. En esta entrega Drake y Colan dieron forma a los miembros fundadores de la realidad del siglo 31 llamada Tierra-691. Pronto despertaron la curiosidad de los lectores por lo que sus apariciones se multiplicaron, apareciendo en Marvel Two-in-One Vol.1 #4-5, Giant-Size Defenders Vol.1 #5, Astonishing Tales vol.1 #29 y Defenders vol.1 #26-29, incluso llegando a protagonizar sus propias aventuras en Marvel Presents vol.1 #3-12.

Debemos dar un salto no solo dimensional sino temporal. Estamos en el siglo 31. Los Badoon, durante su reinado, se expanden por el universo, ocupando diversos planetas entre los que se encuentra la Tierra. Serán los Guardianes de la Galaxia de esta dimensión y tiempo, los que orquestan una rebelión en la Tierra con la ayuda del Capitán América y la Cosa que habían viajado a esa corriente espacio temporal.

Tras la presentación en Marvel Super-Heroes, ese podría haber sido el final para este equipo de guerreros cósmicos único, si Tony Isabella y Steve Gerber no hubieran decidido resucitarlos. Pasaron cinco años antes de que aparecieran los Guardianes, en Marvel Two-In-One vol. 1 #4 y #5. Escrito por Steve Gerber, estos números vieron al Capitán América y la Cosa transportados al futuro, donde conocieron a los Guardianes y ayudaron a continuar la lucha para liberar la tierra de los Badoon. Fue una historia francamente extraña y llena de acción a la manera habitual de Steve Gerber. Lo más extraño fue que a estos Guardianes se les dio una segunda oportunidad. Normalmente era Roy Thomas, quien se deleitaba en desenterrar los tesoros de la Edad de Oro para las audiencias de la Edad de Plata, pero esta vez no fue así. Interesado como estaba en las historias de superhéroes socialmente relevantes, es difícil entender lo que Steve Gerber vio en estos luchadores por la libertad intergalácticos; sin embargo, allí estaban con un Sal Buscema brillante.

A Gerber le gustó tanto el equipo que los volvió a usar en Defenders vol. 1 #26-29, consolidándolos más firmemente en el Universo Marvel y haciendo un poco de trabajo de limpieza sobre el origen y la historia de los mismos. Después de estrellar la nave perdida de los Guardianes en la Tierra, en Giant-Size Defenders vol. 1 #5, Gerber unió a los Guardianes con los Defensores para acabar con la ocupación de la Tierra por parte de Badoon. En el camino, se entregó a algunas rarezas características de Steve Gerber (llegó a presentar a Hulk en un reality show), pero también desarrolló detalles peculiares de la cultura Badoon incluyendo una invasión marciana (resistida por un tipo llamado Killraven).

Los Guardianes de la Galaxia participaran con la intervención de Thor en la memorable “Saga de Korvac“, allá por Avengers Vol. 1 #166-177, luchando en pleno siglo XX con los Vengadores, siendo por ello premiados con el título de miembros honorarios.

Gracias a los esfuerzos de Steve Gerber, los Guardianes de la Galaxia finalmente tuvieron una serie propia. Pero, ahora que los Guardianes tenían el escenario para ellos solos; Gerber decidió que la guerra de los Guardianes contra los Badoon había seguido su curso y debía concluir con la derrota final de los Badoon en el primer número. La visión de Gerber era que los Guardianes de la Galaxia comenzaran a hacer honor a su nombre y a proteger no solo la Tierra, sino también la Galaxia, por lo que nuestros héroes fueron metidos en una nave espacial y enviados a enfrentarse a un ser misterioso en el centro del espacio. No obstante, este misterioso ser resultó ser una rana espacial gigante.

Toca salto temporal considerable. Con un nuevo número #1, en junio de 1990, Los Guardianes de la Galaxia se relanzaron con Jim Valentino como escritor y artista. Bajo su dirección creativa, las aventuras de Halcón Estelar, Aleta, Charlie-27, Yondu, Martinex y Nikki se tornaron en una suerte de aventuras extrañas y muy irregulares en cuanto a su calidad.

Los Guardianes finalmente regresaron a su propio período de tiempo y deciden embarcarse en una búsqueda para recuperar el escudo perdido del Capitán América. Esta búsqueda es la antesala de lo que el futuro espera a este grupo y a Vance Astro. Vance Astro es un ex astronauta. Podríamos decir que se trata de una especie de viajero en el tiempo. Los Guardianes encuentran a este nuevo integrante en un sueño inducido en una nave espacial que se desvió de su curso, dejándolo en animación suspendida durante más de mil años. Al modo y manera que Steve Rogers, una vez despierto se une al grupo, convirtiéndose finalmente en su líder. Termina con el escudo del Capitán América, como el Abanderado original, y lo maneja con poderes telequinéticos que obtiene de alguna manera. Después de encontrar el escudo del Capitán América, Vance Astro pudo quitarse con seguridad su traje protector y ponerse un uniforme diferente, cambiando su nombre a Major Victory.


Durante esta etapa encontraremos aventuras rocambolescas y bastante extrañas, como cuando los Guardianes se encuentran en la Tierra y en un viaje a Manhattan comprobamos que Nueva York casi ha sido tomada por esta una banda de devotos de Frank Castle. Los Guardianes se involucran en una guerra callejera épica con estos matones y básicamente termina con la retirada de los Guardianes, algo que puede llegar a sorprendernos, pero así fue.

Igualmente, como influencia de la actual etapa de Hickman, no digo que sea un plagio, seremos conocedores del hecho de que, en el mundo de los Guardianes de la Galaxia originales, los mutantes huyeron de la Tierra y comenzaron una nueva vida en un planeta diferente, que no una isla. La nota discordante y más extraña es que los descendientes de Lobezno esencialmente se apoderan del gobierno de esta nación. Los mutantes liderados por Rencor se apodera de todo el planeta y convierte a todos los humanos que puede encontrar en esclavos de mutantes. En definitiva, una locura suprema.

El grupo también adquirió algunos miembros más como el Señor del Fuego, Hollywood, Mindscan, Nikki, Ordenador Principal, Réplica, Tarin, Irish Wolfhound, Espíritu de la Venganza y Yellowjacket (Rita DeMara de la Tierra-616). Martinex llegará a expandir la franquicia creando los Guardianes Galácticos en un esfuerzo por expandir las operaciones de los defensores cósmicos. Reclutó a Firelord, Replica, Mainframe (Visión de la Tierra-691), Espíritu de la Venganza, Hollywood y Phoenix IX. Probablemente, la creación de Donny Cates beba de este Espíritu de la Venganza Cósmico, ahí lo dejo.

Los Guardianes de la Galaxia completaron varias misiones antes de que Martinex finalmente regresara con los Guardianes de la Galaxia. Al final de esta serie, Halcón Estelar, el Señor del Fuego, Replica, Talon y Yellowjacket habían dejado el grupo por sus propias razones y los Guardianes restantes se embarcaron en otra misión en el pasado. La serie terminó tras 62 entregas, con el grupo compuesto por Charlie-27, Nikki, Major Victory, Martinex, Aleta, Yondu y Hollywood.

Antes de llegar a Aniquilación, encontraremos a los Guardianes New Warriors Vol. 1 #68. Después llegó la serie Aniquilación, escrita por Dan Abnett y Andy Lanning, por lo que ambos autores reunieron una nueva encarnación de los Guardianes de la Galaxia en la Tierra-616.

Como resultado de la “Guerra de Reyes”, se abre una enorme fisura en expansión conocida como la Falla. Los Guardianes se encuentran con los futuros Guardianes (similares a los de la Tierra 691 compuestos por Halcón Estelar, Martinex, Charlie-27, Yondu y Vance Astro). Esta versión de nuestros héroes viven en una especie de burbuja espacio temporal junto con los Badoon que se ha apoderado del resto del universo. Buscando reparar la corriente temporal, el grupo fue a la Tierra para rescatar a la joven Geena Drake, puesto que los poderes precognitivos de Halcón Estelar la identificaban como vital para el éxito de su misión. Después de una breve pelea contra los Guardianes de esta nuestro tiempo, ambas versiones de los Guardianes localizan la fuente de inestabilidad temporal (dentro de una casa en Forest Hills). La inestabilidad temporal es ni más ni menos que Michael Korvac (en su forma mitad hombre, mitad máquina). La serie en cuestión, Guardians 3000, tenía a Dan Abnett al frente del guion y a Gerardo Sandoval encargado de los lápices, y pasó sin pena ni gloria entre los seguidores de este grupo cósmico.

Llegó un día en el que Bendis decidió probar con la parcela cósmica y se le abrió la posibilidad de escribir Guardianes de la Galaxia. Ya desde el primer momento, Bendis mostró abiertamente su cariño no solo por los Guardianes como una colección de héroes, sino también por el personaje de Peter Quill y su origen. El escritor elogiaba el trabajo de Jim Valentino en la década de 1990 y también las aportaciones de Dan Abnett y Andy Lanning, pero ello no fue impedimento para dar su versión de este grupo, muy distintas a las anteriores.

El guionista de Cleveland percibía a los Guardianes de la Galaxia como una combinación de piratas espaciales y Vengadores cósmicos. En el primer número, Bendis mostró a los Guardianes de la Galaxia como un equipo, nos expuso quiénes eran y cómo interaccionaban entre ellos, para luego volver atrás y mostrar cómo llegaron a ser. Muy típico en su forma de escribir, todo sea dicho.

El villano del primer arco de la historia estaba relacionado con la historia de Starlord, en el sentido de que serían los extraterrestres del Imperio Spartax, gobernado por el padre de Quill. Esta historia de lanzamiento vinculaba a los Guardianes de la Galaxia actuales con el origen de Starlord, que apareció en la década de 1970. A los lápices un inspirado Steve McNiven que tampoco duraría mucho, pero que dejó para el recuerdo un comienzo espectacular en toda regla.

Tras los eventos de la Era de Ultrón, encontraríamos otra de las idas de olla de nuestro guionista calvo favorito, tener a Iron Man como integrante del equipo. Está claro que su deseo era tener a ROM en la alineación, pero por cuestión de derechos no pudo ser, así que la opción era usar a Tony Stark y Kieron Gillen (por esa época su guionista en la serie regular) no puso problema.

Además, como era de esperar, Bendis cruzó los caminos de sus All-New X-Men, siendo la versión juvenil de Jean Grey el nuevo centro de preocupación en el Universo Marvel.

De regreso del Cancerverso, Peter Quill vuelve con los Guardianes de la Galaxia. Su padre, J’son, le informa que la Tierra ha sido incluida en una lista de “Prohibidos”. De nuevo la tierra es el “grano” molesto del universo y se nos quiere eliminar de la ecuación. Los Guardianes de la Galaxia serán los responsables de proteger la Tierra junto con Stark. Primero, se enfrentan a los Badoon, y luego a Ángela, quien termina uniéndose al equipo después de demostrar que no era una amenaza. Si, señores, ese personaje que hace muchos años aparecía en la serie de Spawn, creación de Neil Gaiman (que Todd MacFarlane me perdonen pero los juzgados así lo determinaron), se unió a este grupo y formó parte del Universo Marvel. Los Shi’ar también decidieron invadir la Tierra. Y es aquí donde los All New X-Men entran en liza con la vida de Jean Grey en juego como portadora de la esencia Fénix.

Jean Grey, la jovencita extraída del pasado, es juzgada por crímenes contra…. ¿el Universo? Los cinco originales se unen a los Guardianes, junto con los Starjammers, para enfrentarse a la Guardia Imperial. Rescatan a Jeany y de paso regresan a la Tierra. Una vez de regreso al planeta azul, el Agente Veneno (Flash Thompson) es nombrado enlace de los Vengadores con el equipo. El destino de Peter llama a su puerta y cuando su padre es descubierto ante la opinión pública de Spartax como un asesino y Quill es elegido líder del Imperio Spartax.

Quill, que es un “culo de mal asiento”, escapó de sus responsabilidades políticas, y tras ligarse a Kitty Pryde, descubre que su padre se ha hecho con el Black Vortex, un espejo que permite a los usuarios alcanzar su potencial cósmico. Inquieto con la idea de que J’son se lo quede, Quill lo roba para que los Guardianes y los X-Men puedan protegerlo juntos. En una saga entre ambas series, olvidable, y una vez que el polvo se asentó, Quill le propuso matrimonio a Kitty Pryde, y ella dijo que sí.

Después de que el Multiverso fuera destruido por las Incursiones y renacido en forma de Battleworld, los Guardianes de la Galaxia fueron recreados, pero no tenían recuerdos del universo anterior, a excepción de Gamora. Se trató de una miniserie escrita por Brian Michael Bendis, con dibujos de Mike Deodato Jr, enmarcada dentro del organigrama de las Secret Wars.

Después del lío del Multivreso, Quill dejó de evitar sus responsabilidades políticas en Spartax, nombró a Kitty, ahora su prometida, el nuevo Star-Lord y puso a Mapache Cohete a cargo del equipo. También eligieron a un nuevo miembro: Ben Grimm, si el ojitos azules de los Cuatro Fantásticos.

Los Guardianes salieron en defensa de Quill cuando el Acusador apareció en Spartax para, obviamente, acusar a Quill de la destrucción del planeta natal de Kree, Hala. Los rivales políticos del antiguo Starlord utilizaron esto como una oportunidad para destituirlo de su cargo. Entonces, Quill escapa con los Guardianes como fugitivo.

Durante Civil War II, se produce un hecho que aboca a la disolución del grupo. Las tensiones aumentaron cuando descubrieron que Thanos también estaba siendo encarcelado en la Tierra. Debemos recordar que Peter Quill y Thanos lograron salir del Cancerverso gracias al sacrificio de Nova. Quill había mantenido en secreto que Thanos también escapó y esta mentira supone que se pierda la confianza del equipo, tomando cada uno de los integrantes caminos separados.

Y entonces, Bendis decidió marcharse de Marvel Comics y dejó de guionizar los Guardianes de la Galaxia….. D’ast!!

Gerry Duggan llegó como relevo del guionista de Cleveland con una nueva numeración y denominación: All-New Guardians of the Galaxy. Los Guardianes que habían tomado caminos separados, se vuelven a reunir cuando Thanos invadió la Tierra. Durante sus siguientes aventuras en solitario, Drax y Groot sufrieron grandes cambios. Drax abandonó la violencia después de que su imprudencia ocasionase la muerte de esclavos inocentes que tenía la intención de salvar; y Groot quedó atascado en un tamaño pequeño (así se asemejaba con la versión cinematográfica). Si bien las heridas de la traición de Quill no habían sanado y después de llevar a cabo una misión en nombre de El Gran Maestro, volvieron a disolverse.

Y llegó Infinity Countdown, de la mano también de Gerry Duggan. Antes de la destrucción de todo el Multiverso como consecuencia de las incursiones, las Gemas del Infinito fueron aniquiladas. Una vez que se restauró toda la realidad, las Gemas comenzaron a resurgir. Tanto las Piedras del Espacio como de la Mente se manifestaron en la Tierra, la primera fue adquirida inicialmente por Logan. Gamora convenció al equipo de reunirse al servicio de El Gran Maestro y El Coleccionista. Ella creía que la Gema del Alma todavía tenía una parte de su esencia que la mujer más peligrosa de la galaxia quería recuperar, y ambos tenían la información para encontrarla. Tras enfrentarse a Drax, que impidió que usara la Gema del alma después de sentir sus poderes y sintiéndose traicionada, Gamora abandonó el equipo.

Continuando con Infinty Wars, Gamora acaba intentando matar a Quill, asesina a Thanos (teóricamente) y configura una nueva realidad: Warp World en una combinación de variedades dimensionales en un universo de bolsillo quedando todos atrapados dentro. Warlock usa la Gema del Alma para devolver a los Guardianes a la normalidad, y para ello Drax debe sacrificarse, permaneciendo en Warp World para mantener abierto un portal, con el objetivo de que todos puedan regresar a casa a salvo. Como consecuencia, Drax fue purgado de su personalidad de destructor, viviendo felizmente como Arthur Douglas en esa dimensión. Warlock teletransporta a Gamora a algún lugar en el que pueda emprender un camino de redención, y se encuentra tomando a un Magus más joven y amnésico bajo su protección.

Y en esas llegó Donny Cates. Nueva numeración y nuevas ideas con Guardians of the Galaxy Vol. 5. Las expectativas estaban altas, dado su trabajo previo en Veneno, si bien su paso fue breve y sin grandes alardes, pero dentro de su historia río, que ha abarcado varias colecciones. En el fantástico primer arco, Thanos está muerto, pero ha tendido una trampa final. En su testamento holográfico, afirma que plantó su alma en el cuerpo de uno de los integrantes de nuestros héroes cósmicos. Y plantando las semillas de la desconfianza, la destrucción del grupo se fragua desde dentro. Múltiples alineaciones de Guardianes se forman y se disipan mientras intentan descubrir en quién confiar, pero como núcleo duro siguen Groot, Star-Lord, Bill Rayos Beta, Motorista Fantasma Cósmico, Dragón Lunar y Phyla-Vell.

Es la primera vez en años que el equipo no incluye a Mapache Cohete, Drax y Gamora. El segundo arco trae de vuelta a la Iglesia Universal de la Verdad, y con el anuncio de la inevitable muerte de Mapache, el guion da un giro inesperado hacia la melancolía, a medida que las viejas heridas alcanzan a los Guardianes. Finalmente nuestro “gatito” favorito es salvado por sus amigos, reuniéndose finalmente los Guardianes de la galaxia. Esta etapa, en muchos casos criticada, fue un paso adelante para la franquicia. Los cómics de Los Guardianes de la Galaxia se convirtieron en una foto panorámica y editada como una suerte de Photoshop de sí mismos, en un esfuerzo por ser fácil de entender para los fanáticos de las películas que se adentraban en el noveno arte. Bajo Brian Michael Bendis, la serie descartó una verdadera relación de los integrantes del grupo, en pro de la espectacularidad y sencillez en las líneas de cada trama. Se obvió la construcción de un cohesionado universo cósmico que Dan Abnnet, Andy Lanning y compañía habían ya desarrollado. Star-Lord se peleaba con su padre en reiteradas ocasiones, Gamora intentó obtener las piedras infinitas de Thanos, Drax olvidó que estaba en el proceso de reconectarse con su hija, entre otras cosas que ahora no toca criticar. Duggan no dio en la tecla, siendo la temática de las gemas un trama que no interesó a nadie.

Con Cates, y después con Al Ewing, esto ha cambiado. El guionista de Veneno consiguió dar el toque necesario en cuanto al romance entre Star-Lord y Gamora. En estos números, finalmente obtenemos una progresión natural y, por primera vez los dos tienen esa química que se había perdido con Bendis.


¿Quién es quién?

VANCE ASTRO. Durante mucho tiempo, Vance Astro fue el corazón y el alma de los Guardianes. Para comprender verdaderamente el legado del equipo, primero hay que entender este héroe perdido en el tiempo. Astro es un mutante dotado de poderes de telequinesis y, en el futuro, será el primer hombre en intentar llegar a Alpha Centauri.

Al igual que Steve Rogers, es un hombre fuera de su tiempo y Astro sirve con orgullo a los Guardianes de la Galaxia en su batalla contra los Badoon. En la línea de tiempo actual de Marvel, Astro se convierte en un Vengador conocido como Justicia. En el futuro, Astro cambiará su nombre a Major Victory y será el orgulloso portador del escudo del Capitán América, manteniendo vivo el legado de Steve Rogers. También se unirá al simbionte de Veneno y traerá el legado de uno de los mayores enemigos de Spiderman al futuro. Astro participó en la serie Guardians 3000 y llegará a colaborar codo con codo con los Guardianes de Star Lord.


Primera aparición

Marvel Super-Heroes Vol. 1 #18
Marvel Gold: Guardianes de Galaxia. Vengadores Cósmicos 1

CHARLIE-27. Todo equipo de superhéroes necesita algo de músculo, y antes de Drax y Groot, el peso pesado de los Guardianes era Charlie 27. El concepto original de los Guardianes era un grupo de héroes de diferentes planetas que tenían que defender la Vía Láctea de los Badoon. Charlie 27 era el representante del equipo de Júpiter. Fue diseñado genéticamente para resistir la aplastante gravedad de Júpiter, por lo que era enorme.

Donde Vance Astro era el corazón de los Guardianes, Charlie era su fuerza, pero no era solo músculo. Charlie 27 tenía una mente militar aguda. Charlie fue una parte integral de los Guardianes desde los años 70 hasta los 90 y también regresó en Guardianes 3000.


Primera aparición

Marvel Super-Heroes vol 1 #18
Marvel Gold: Guardianes de Galaxia. Vengadores Cósmicos 1

MARTINEX. Hemos cubierto ya el corazón y la fuerza, ahora tenemos el cerebro de los Guardianes, Martinex de Plutón. Este integrante tiene la forma cristalizada y probablemente se trate del personaje visualmente más impresionante del equipo original. Su cuerpo de cristal lo ayuda a protegerlo de la atmósfera helada de Plutón. Martinex ha sido durante mucho tiempo el experto en tecnología y ciencia de los Guardianes originales y, pero también lo ayuda a sobresalir incluso en la reunión más grande representada por George Pérez de múltiples héroes.

Martinex sirvió con orgullo a los Guardianes originales, así como al escuadrón de Guardianes de la Galaxia, los Guardianes Galácticos.


Primera aparición

Marvel Super Heroes Vol. 1 #18
Marvel Gold: Guardianes de Galaxia. Vengadores Cósmicos 1

YONDU. El espíritu de los Guardianes originales, Yondu es el único miembro inicial del equipo que no era de la Vía Láctea. Yondu era originario de Centauri 4, el primer planeta colonizado por humanos. Es un hábil rastreador, cazador y arquero y tiene la habilidad visualmente asombrosa de guiar el vuelo de sus flechas silbando. Pasará gran parte de la colección buscando su lugar en el equipo. Yondu sirvió con los y, al igual que sus compañeros llegó al presente para luchar contra Korvac junto a Thor, se asoció con los Defensores y, como el resto de su equipo, incluso fue miembro de honor e integrante. Yondu encontrará en uno de sus libros sagrados una imagen del legendario escudo del Capitán América embarcando al grupo en la búsqueda del escudo siguiendo lo que decía el texto.


Primera aparición

Marvel Super Heroes Vol. 1 #18
Marvel Gold: Guardianes de Galaxia. Vengadores Cósmicos 1

HALCÓN ESTELAR. Un personaje complejo. Halcón Estelar es un ser cuya forma es compartida tanto por Stakar Ogord como por su esposa Aleta Ogord. Sabemos que Aleta culpó a Stakar por la muerte de sus hijos y desprecia al esposo o con el que debe compartir esta forma.
Halcón Estelar fue prácticamente el personaje central de los Guardianes hasta Dan Abnett y Andy Lanning. Por cierto, de alguna manera, en algún lugar se reveló que Starhawk era el hijo de Quasar, lo que le da otra conexión profunda con el legado cósmico de Marvel. En una nota relacionada, realmente extrañamos a Quasar.

Stakar Ogord es el hijo de Quasar, Protector del Universo en la Tierra-691, y Kismet, una humana creada artificialmente. Mientras la Tierra estaba guerra con los marcianos, Quasar se apartó temporalmente para llevar a su mujer, Kismet, que estaba embarazada de su primer hijo al planeta-convento Vespero, para que pudiera dar a luz en paz. Al volver a la Tierra la teleportación es manipulada por el hijo demente de Eón (Era) y Wendell fallece. Tras ser raptado por Era, Stakar fue encontrado por los Saqueadores de Arcturus, que le salvaron la vida. El soldado Ogord, lo llevará con su familia, su mujer Salaan y su hija Aleta.


Primera aparición

Defenders Vol. 1 #27
Marvel Gold: Guardianes de Galaxia. Vengadores Cósmicos 1
Coleccionable Marvel Héroes 93. Guardianes de la Galaxia 2 El regreso de Halcón Estelar

NIKKI. Nikki fue el segundo miembro del equipo presentado por Gerber. Nikki era el personaje femenino joven y precoz al modo y manera de Kitty Pryde en la Patrulla-X. Ella contrastaba con los otros miembros del equipo, serios y “tipos duros”, teniendo actitud despreocupada. Nikki tuvo sus más y sus menos con Charlie 27 en lo que al amor se refiere.

Nikki es la última mercuriana. A los once años los Badoon asesinaron a su familia y se refugió en una vida de piratería espacial. Abordando naves abandonadas en busca de comida, Nikki conoció a los Guardianes de la Galaxia cuando se introdujo en la Nave Capitán América en busca de comida. En cuanto se enteró de que los Guardianes luchaban contra los Badoon solicitó su admisión en el grupo y fue admitida.


Primera aparición

Marvel Presents Vol. 1 #4
Marvel Gold: Guardianes de Galaxia. El poder de Halcón Estelar 1

ALETA OGORD. Se trata de la mitad femenina de Halcón Estelar. Es la contrapartida de su marido, frío y cínico. Aleta es pasional y entusiasta.

Cuando finalmente se liberó de su esposo, Aleta ganó el poder de manipular la luz y comenzó una relación romántica con Vance Astro que creó todo tipo de fricciones entre los compañeros de equipo. Aleta era la mitad más “humana” de una de las uniones más extrañas en la historia del cómic cósmico.


Primera aparición

Marvel Presents Vol. 1 #9-10
Marvel Gold: Guardianes de Galaxia. El poder de Halcón Estelar 1

SEÑOR DEL FUEGO.Quince años después de que Steve Gerber llevara a los Guardianes a lugares nunca soñados, Jim Valentino, uno de los siete originales de Image Comics, introdujo algo de poder al equipo al principio de la serie con la incorporación del ex heraldo de Galactus, Firelord.

En la línea de tiempo del siglo 31, Firelord era el Protector del Universo, una posición que alguna vez ocupó el heroico Capitán Marvel y Quasar.


Primera aparición

Thor vol. 1 #301

REPLICA.Replica era una Skrull, y miembro de la Iglesia de la Verdad Universal. Tenía todos los poderes de cambio de forma de su raza nativa, pero ninguna de sus tendencias belicosas. Tenía la fe devota de sus creencias, pero no la imponía a los demás. Le dio la espalda tanto a su Iglesia como a su raza al unirse a los heroicos Guardianes.

Ayudó a derrocar al líder de su Iglesia y ayudó a los Guardianes a derribar a los Stark, una raza de extraterrestres que adoran a Tony Stark y usan la armadura de Iron Man para subyugar planetas.


Primera aparición

Guardians of the Galaxy Vol. 1 #9
Coleccionable Marvel Héroes 79. Guardianes de la Galaxia 1 La búsqueda del escudo.

GARRA.Las leyendas de la Casa de las Ideas cuentan que Jim Valentino quería que Shadowhawk, digo Lobezno, se uniera a los Guardianes, pero Bob Harras se opuso a la idea de establecer que Logan sobreviviese 1000 años en el futuro. Visto lo que ha ocurrido después con los años, tampoco hubiese sido una locura.

Valentino entonces dijo: “pues nada creo a mi Lobi”, y entonces nació Talón. Este Talón era miembro de los Inhumanos, lo cual vinculaba ambas franquicias pero ahí se quedó esa posible interacción, salvo algún momento puntual durante la saga que acaba evolucionado en un ser más feral de la mano de Rencor.

Talón tenía garras afiladas como una navaja y un actitud hosca y violenta. Aparte de una gran fuerza y agilidad, Talon tenía la capacidad de lanzar sus uñas de los dedos de las manos y los pies. Llegó a ser el Hechicero Supremo en una pugna por auto controlar su feral naturaleza y furia.


Primera aparición

Guardians of the Galaxy Vol. 1 #27
Coleccionable Marvel Héroes 93. Guardianes de la Galaxia 2 El regreso de Halcón Estelar

CHAQUETA AMARILLA.Rita DeMara era una ex miembro de Maestros del Mal del Baron Zemo que intentaba compensar sus fechorías pasadas, en un futuro lejano. Después de abandonar a Zemo, la ex ladrona que robó uno de los trajes de Hank Pym se encontró atrapada mil años en el futuro.

Y al modo y manera que Hank con la Visión, realizó un viaje fantástico al cerebro de Charlie 27, salvándole la vida. A partir de ahí, se convirtió en uno de sus miembros más leales, incluso forjando una estrecha amistad con Nikki. Finalmente, después de sentir nostalgia por su época y seres queridos, decidió regresar a casa.

Rita fue asesinada al comienzo del legendario arco los Vengadores La Encrucijada; si bien volvió temporalmente a la acción durante la Guerra del Caos.


Primera aparición

Avengers Vol. 1 #264
Marvel Gold: Poderosos Vengadores 7

HOLLYWOOD.Este héroe sabio y experimentado es en realidad Simon Williams, el Vengador conocido una vez como Wonder Man.

Hollywood era la estrella de cine más popular de la galaxia, pero aun así luchó valientemente codo con codo con los Guardianes y la rama del equipo, los Guardianes Galácticos. Proporcionó a Jim Valentino y los Guardianes un vínculo con el pasado mientras les brindaba a los lectores un ícono familiar y del presente en un futuro desconocido.


Primera aparición

Guardians of the Galaxy Vol. 1 #17
Coleccionable Marvel Héroes 79. Guardianes de la Galaxia 1 La búsqueda del escudo.

MAINFRAME. Hablando de los Vengadores clásicos en el futuro, Mainframe era en realidad la Visión. En el futuro de los Guardianes, la Visión había evolucionado para constituir el sistema operativo de todo un planeta. Llamándose a sí mismo Mainframe, este héroe del pasado tenía la tarea de proteger el escudo del Capitán América y luego se unió a los Guardianes Galácticos.


Primera aparición

Guardians of the Galaxy Vol. 1 #5
Coleccionable Marvel Héroes 79. Guardianes de la Galaxia 1 La búsqueda del escudo.

ESPIRITU DE VENGANZA. En los 90, el Motorista Fantasma estaba en todas partes. El futuro no fue diferente, ya que el Motorista Fantasma del mañana se unió a la tradición de los Guardianes luchando codo a codo con ellos y finalmente uniéndose a los Guardianes Galácticos.

El Espíritu de la Venganza fue Wileaydus Autolycus para el planeta Sarka, un miembro de la Iglesia Universal de la Verdad que se volvió contra el fanatismo de su religión y, como Replica, se unió a los Guardianes. El Espíritu de Venganza quería expiar los pecados de su Iglesia y recorrió el universo buscando purificar su religión.


Primera aparición

Guardians of the Galaxy Vol. 1 #12-13
Coleccionable Marvel Héroes 79. Guardianes de la Galaxia 1 La búsqueda del escudo.

La mujer más peligrosa del universo

Gamora apareció por primera vez en Strange Tales Vol.1 #180, pero no tendremos más información acerca de su origen hasta Warlock Vol.1 #10. Según cuenta la historia, Thanos predice que Magus, recordemos que es una versión deformada de Adam Warlock, y líder de la tiránica Iglesia Universal de la Verdad, amenazará sus planes de dominación galáctica, y decide que necesitaba un arma que pudiera usar para detenerle antes de que se volviera demasiado poderoso. Encontró uno, en el futuro.

Años después de la predicción, los soldados de Magus mataron a la familia de Gamora, en el pacifista planeta Zen Whoberis, como parte de su cruzada. Thanos, sin embargo, logró rescatar a Gamora en el último minuto, la llevó al presente y la entrenó para detener a Magus de una vez por todas. Su intento de asesinato falla (aunque se las arregla para matar a las personas responsables del genocidio de Zen Whoberis que aún no ha ocurrido, evitando que así acontecimientos venideros), si bien ayuda a Adam Warlock a vencer a Magus y la Iglesia de todos modos. Sin embargo, la saga no tiene un final feliz. En la línea de tiempo actual, una raza alienígena hostil, los Badoon, acaba con los Zen Whoberis de todos modos, mientras que Gamora muere de plano cuando se vuelve contra Thanos.

Al igual que su historia de origen, los primeros días de Gamora son bastante confusos, como podéis apreciar. Para poder seguir mínimamente y con coherencia el devenir de lo que he relatado tenemos que ir dando saltos entre colecciones. Después de dos apariciones en Strange Tales, su historia pasa a Warlock Vol. 1 #9, que retoma la numeración pues había sido cancelada dos años antes. Warlock termina nuevamente en el número 15, y la lucha entre Thanos, Adam y Gamora concluye en el anual número 7 de los Vengadores y en el número 2 de Marvel Two-in-One. Como podéis ver, estructurar su vida en estos momentos iniciales es tarea de encaje de bolillos. Pero sinceramente, esto es lo bonito de esta maravillosa afición. A pesar de lo expuesto, seguir el hilo es complejo puesto que, si bien Gamora finalmente se entera de la verdadera naturaleza de Thanos y lo traiciona, nunca lo vemos suceder en su totalidad. En Warlock vol. 1 #15, Gamora deja a Thanos para cazar a Adam Warlock, pero es atacada por Drax el Destructor en el camino. La próxima vez que la veamos, se está muriendo, gracias a las heridas infligidas por el propio Thanos. ¿Entonces qué pasó? Según Jim Starlin, quien escribió y dibujó las primeras aventuras de Gamora el plan era reflejar la traición puesto que sería muy impactante. Al parecer, Starlin se enfrentó a su editor, Gerry Conway, y Warlock fue cancelada debido a una combinación de bajas ventas y, lo creamos o no, una escasez de papel. Cuando Starlin regresó a Marvel, tenía espacio limitado para contra todo lo que quería y Gamora se llevó la peor parte. En definitiva, un cúmulo de circunstancias que nos llevan a un confuso origen y una historia ciertamente inconclusa.

Gamora ha sido siempre llamada la “mujer más mortífera de la galaxia”. A pesar de semejante y taxativa afirmación, no es menos cierto que esta bella guerrera ha muerto más de una vez. Cuando Gamora era una niña, tal y como se revela en Warlock and the Infinity Watch Vol. 1 #9, acaba en un callejón equivocado siendo asesinada a golpes por una pandilla ambulante. Thanos reconstruye su cuerpo a partir de partes artificiales. Como resultado, Gamora tiene súper fuerza y velocidad, pero ya no puede llorar (ojo que la cosa tiene miga, puesto que el propio Titán Loco redirige sus conductos lagrimales, ¿qué sentido tiene esto?). Gamora muere nuevamente en Avengers Annual Vol. 1 #7, sin embargo mientras su cuerpo perece, su espíritu, junto con el de Warlock y Pip the Troll termina a salvo dentro de la Gema del Alma, una de las Piedras Infinitas (queridos creyentes ahora entendéis por qué en Infinty Wars se lía parda con la búsqueda de la Gema Alma por parte de “mujer más mortífera de la galaxia”.

Posteriormente, vuelve a la vida en Infinity Gauntlet Vol. 1 #1, 14 años después, pero hay una trampa: su alma es puesta en el cadáver de una mujer llamada Bambi Long. Incluso cuando Gamora está viva, técnicamente todavía está muerta. Cuando Thanos usa el Guantelete del Infinito para acabar con la mitad de la vida en el universo, Gamora vuelve a morir. Aunque Nebula la resucita con el resto de los fallecidos, años después en Guardianes de la Galaxia vol. 2 # 19, ya con guiones de Dan Abnett, Magus regresa y mata a Gamora nuevamente, solo para resucitarla mientras intenta convertirla a la Iglesia Universal de la Verdad a través de la tortura. En fin, que para ser tan mortífera se trata de un personaje que ha sido muy castigado con los años.

Groot y Mapache Cohete, del almacén del olvido al estrellato

Groot es un extraterrestre originario del “Planeta X”. Groot fue visto por primera vez cuando aterrizó en la Tierra con su nave espacial y amenazó a la humanidad en Tales to Astonish Vol. 1 #13, allá por 1960, lo que venía a ser la era pre-Marvel. Su propósito era conquistar el planeta Tierra. Sin embargo, Groot pronto fue derrotado por una bióloga, Leslie Evans, usando termitas contra él. Groot cayó al suelo y aparentemente murió. No se supo de él durante muchos años.

Groot resurgió de la mano de El Coleccionista. Fue él quien revivió a Groot una vez más en Marvel Monsters: Monsters on the Prowl Vol. 1 #1 (December 2005) con guiones de Steve Niles. Groot fue liberado del cautiverio cuando el Hombre Topo usó sus poderes para liberar a las criaturas recolectadas del Coleccionista. Esto incluyó a Groot.

Groot luchó, posteriormente, contra el Increíble Hulk en The Incredible Hulk Annual Vol. 1 #5 (October 1976), junto con varios otros Monstruos de Marvel. Sin embargo, pronto fue derrotado y se desvaneció en la oscuridad, sin que se supiese de él en mucho tiempo.

Groot finalmente fue visto de nuevo cuando fue reclutado o apresado, depende cómo lo veamos, por los Comandos Aulladores (Nick Fury’s Howling Commandos), una división de S.H.I.E.L.D. vinculado con héroes monstruosos. Groot ayudó al equipo de monstruos en un puñado de misiones. Finalmente, fue liberado de la custodia de S.H.I.E.L.D. y regresó al espacio de Kree.

La historia de Groot fue reconfigurada para ser utilizada en la nueva fase de la era cósmica de Marvel. Fue sacado del almacén comenzando con un pequeño papel en Annihilation: Conquest, de 2007. Groot dejó de ser un monstruo con la sola finalidad de hacer daño a la humanidad, y se convirtió en un empático miembro de la realeza de un planeta de árboles majestuosos.

Rocket Raccoon o Mapache Cohete, apareció por primera vez en una revista en blanco y negro de Marvel Comics llamada Marvel Preview Vol.1 #7 (1976). Fue creado por Bill Mantlo y Keith Giffen. Presentado inicialmente como “Rocky Raccoon”, su nombre y ciertos aspectos de su personaje se inspiraron claramente en la canción del mismo nombre de los Beatles. El hecho de que Rocky fuera un mapache británico tiene mucho más sentido cuando escuchas la canción de los Beatles, “Rocky Raccoon”. Esta canción fue la inspiración de Mantlo y Giffen para el personaje. Cuando el personaje apareció por segunda vez, seis años después en The Incredible Hulk Vol. 1 #271, se había desarrollado y su nombre cambió a Rocket, pero las referencias a la canción permanecieron hasta el día de hoy.

Rocket proviene de un lugar del Universo Marvel denominado Halfworld. Se trata de un planeta que estaba deshabitado hasta que una raza humanoide tecnológicamente avanzada decidió usarlo como una especie de manicomio planetario. Cuando esta raza no identificada se quedó sin fondos y no pudo continuar cuidando de los “locos” que habían encerrado, decidieron construir robots para continuar con sus deberes en su ausencia y se marcharon, rodeando el planeta con un campo de fuerza. Estos guardianes que acabaron hartos de esta labor se retiraron a la otra mitad del planeta y dejaron el cuidado de los pacientes a diversos animales, uno de los cuales era Rocket. Los robots tomaron a los animales indefensos y comenzaron a experimentar con su genética, incluso mejorando cibernéticamente algunos de ellos hasta el punto de que eran prácticamente humanos.

Aparte del hecho de que la versión original del personaje fuma cigarrillos y parece ser un británico de clase alta, el personaje es reconocible como el Mapache Cohete que conocemos hoy en día, con el mismo ingenio agudo y mordaz humor.



Memorias de un superviviente de la aniquilación

Bitácora del Capitán Galen-Rel
Entrada 44910.08
Autorización HALA0164

La Primera Guerra de la Aniquilación había dejado exhausto a lo poco que quedaba del Imperio Kree. Las bajas habían sido tan cuantiosas que la cadena de mando apenas contaba con los eslabones suficientes como para mantenerse entera y por eso muchos de los supervivientes del conflicto, la mayoría simples soldados rasos, fueron ascendidos. Fue una pobre recompensa después de haber perdido a tantos de mis amigos y de haber sido testigo de la traición que anidaba en el seno de mi propia especie, pero así fue como recibí mi primer mando. Fue poco antes de que la Falange nos conquistase y de que una nueva Guerra de la Aniquilación asolase nuestros mermados dominios.

Permíteme que te diga que la guerra se percibe de forma muy distinta cuando eres tú el que emite las órdenes en lugar de acatarlas sin rechistar. Siendo soldado, era como si una parte de mi mente hubiese estado apagada, dormida. En el campo de batalla funcionaba de manera instintiva, sin pensar más allá del momento. Después de todo, obedecer órdenes no requiere un pensamiento demasiado profundo. Sin embargo, cuando tienes una escuadra de hombres y mujeres bajo tu mando, todo se vuelve infinitamente más complejo. Siendo capitán, mi mente se ha expandido para abarcar cuestiones sobre las que nunca antes había reflexionado. Por ejemplo, a la hora de desplegar a tus fuerzas debes tener en cuenta las sinergias que se producen entre ellas y eso te obliga a conocer íntimamente a tus soldados, a estar atento a sus interacciones y a tomar nota de sus fortalezas y debilidades. Tus soldados son recursos valiosos y tú eres su administrador, por lo que tus órdenes deben sacarles el mayor partido posible.

Pero el mando implica mucho más, claro. Implica responsabilidad. Implica respeto. Implica honor. Implica estar dispuesto a morir por tus soldados, desde luego, pero sobre todo implica estar dispuesto a dejar que tus soldados mueran por ti si es necesario.

La señal que aisló al Imperio Kree y dejó sus territorios a merced de la Falange llegó cuando yo estaba destinado a uno de los puestos fronterizos más alejados. Siempre acabo en ese tipo de sitios alejados de la civilización. Por desgracia, este no estaba lo suficientemente alejado como para quedar fuera de la trampa que nos tendieron. Entonces tenía a una escuadra de ocho soldados bajo mi mando. Tres de ellos estaban sincronizando los ordenadores de la base con la red bélica Kree en el momento en el que el virus tecno-orgánico de la Falange se transmitió a través del espacio y afectó a nuestra maquinaria. Los tres fueron infectados de inmediato, volviéndose hostiles y matando a otro de los nuestros antes de que nos diésemos cuenta de lo que estaba pasando. Al final tuvimos que abatirlos.

Mi primer escuadrón. Ocho hombres y mujeres. Jóvenes. Leales. La mitad murió en un abrir y cerrar de ojos… a manos de sus propios compañeros. Ard-Rem venía de una familia con una larga tradición militar como la mía, Mar-Dann aspiraba a comandar su propia nave estelar para surcar la galaxia, Davra quería licenciarse lo antes posible para ocupar un puesto como oficial médico en Hala y Dor-Lass era una rebelde con unas dotes prodigiosas para la ingeniería que había acabado en la armada en contra de su voluntad. Era una cría. Todos lo eran. Y todos murieron bajo mi mando.

La Primera Guerra de la Aniquilación nos enfrentó contra bichos monstruosos de otra dimensión. La Segunda nos enfrentó contra nuestros propios hermanos y hermanas, desprovistos de su alma y corrompidos por un mal invisible. Nos encerraron en una burbuja y nos fueron infectando poco a poco, obligándonos a rendirnos o a que matásemos a los nuestros. Ninguna guerra es justa, pero aquella… aquella fue especialmente cruel. No estábamos preparados para luchar contra la Falange, como tampoco lo estuvimos para enfrentarnos a Annihilus. Algo se nos escapaba. Necesitábamos algo que no teníamos.

Irónicamente, la misma persona que nos metió en esa guerra, Peter Quill, el das’t Starlord, fue también la primera en darse cuenta de qué era aquello de lo que carecíamos y qué nos había hecho tan vulnerables. Después de que Hala cayese por su culpa, Starlord fue enviado como castigo a una misión suicida acompañado de un grupo de parias y marginados de lo más peculiar: una mujer que decía ser la antigua Madonna Universal, un mamífero peludo terrano experto en estrategia, la criatura arbórea que una vez gobernó el Planeta X, un insectoide procedente del Microverso, el poseedor de la misteriosa Fuerza Enigma y una salvaje guerrera Shi’ar. No todo su pequeño grupo sobrevivió, pero Starlord se percató de que aquello -o quizá algo muy similar- era justo lo que necesitábamos: para luchar contra las amenazas más extrañas y peculiares de la galaxia es necesario reunir a un grupo de seres igualmente extraños y peculiares, acostumbrados a moverse fuera de los rígidos límites entre los que nos movemos los militares. Si el universo es caos, sus salvadores deben ser también caóticos.

Después de todo, Annihilus no fue derrotado por el Frente Unido. No fue un soldado Kree quien le dio el golpe de gracia. Fue el Nova Richard Rider quién le hundió el puño en las fauces y le arrancó las tripas. Por tanto, para combatir contra monstruos hace falta reunir a otros monstruos; seres poderosos, apasionados, osados y, sí, quizá también un poco suicidas. Seres que no piensan como nosotros. Seres que no luchan como nosotros. Seres que no se frenan cuando nosotros nos frenamos.

La galaxia necesitaba unos nuevos guardianes.

Acceso a archivos adjuntos:

PuestoFronterizoC857.dde
SoldadosCaídosBajoMiMando.dde
GuardianesDeLaGalaxia.dde

Clave de encriptación: PAMA568REL

¿Desea consultar la siguiente entrada de la bitácora?


Créditos

Confección y desarrollo de la guía por Juanjo Carrascón.
Idea original y redacción de las “Memorias de un superviviente de la Aniquilación” por Miguel Ángel Crespo.
Editado y corregido por Arturo Porras.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments