Clone #1-5

Por
11
486
 

Edición original: Clone #1-5.
Guión: David Schulner.
Dibujo: Juan Jose RyP.
Color: Felix Serrano.
Formato: Grapa, 32 páginas.
Precio: $2,99.

 

¡Desde el sello Skybound de Robert Kirkman nos llega una historia de ciencia ficción como no has visto nunca! La vida perfecta del Doctor Luke Taylor se detiene dramáticamente cuando una sanguinaria e idéntica versión de sí mismo llega a su puerta con la noticia de que él es uno de muchos clones… ¡y todo el mundo va detrás de su esposa embaraza y su hijo nonato!

Esta semana hemos dado un descanso al artículo semanal de Mundo Independiente para recuperar algunas obras de las que teníamos muchas ganas de hablar, pero de las que hasta ahora no habíamos encontrado el momento. Ayer, Mariano Abrach reseñó la imprescindible Five Ghosts, y Javier Agrafojo se unió a nuestra semana de recuperación de títulos en cartera, con su texto sobre Mara. Hoy es el turno de Clone, una serie regular avalada por Robert Kirkman – pues se publica en Image pero bajo el sello de éste – y que viene firmada por el que posiblemente sea un gran desconocido para todos nosotros: David Schulner. ¿Quién es el guionista y por qué despunta tanto con su ópera prima? Schulner, como ha sucedido en muchos otros casos, proviene del mundo de la televisión. Ha escrito guiones para series tan conocidas como Mujeres desesperadas, Everwood, Trauma, El Evento y la más reciente Do Not Harm, entre otras. Tambien ha trabajado como productor en algunos de esos títulos… Para un guionista televisivo, el salto a la viñeta suele ser algo bastante natural, pues ambos medios están basados en la imagen, si bien tienen lenguajes diferentes. Por eso, no es de extrañar que Clone haya cosechado bastantes buenas críticas, algo que confirmaré – o no – cuando desgrane la serie. Lo malo de los chicos que provienen de la pequeña pantalla es que tienden a faltar a su cita comiquera (y de eso tenemos ejemplos a espuertas, algunos de ellos muy dolorosos). Schulner no nos ha abandonado, pero a partir del número #6, esta colección cuenta con la participación de Aaron Ginsburg y Wade McIntyre en los guiones. El producto no se resiente para nada, por lo que la serie sigue con la misma fuerza de siempre. Sin embargo, no hablaré más de ello porque he elegido reseñar los cinco primeros números de la serie ya que éstos son exactamente los que componen el primer recopilatorio. Así, si a alguien le interesa, tiene mayor facilidad para encontrarlos. Ahora mismo ya han sido publicados 11 números de Clone y supongo que el anuncio del segundo recopilatorio estará al caer, si no es que ha salido ya y mi radar no lo ha detectado.

Declaraciones del autor

Como viene siendo habitual en mis reseñas, antes de nada voy a recoger algunas declaraciones del guionista (en este caso las podéis encontrar aquí) para entender mejor cómo funciona su mente y qué pretende hacer con su creación.

Sobre el transfondo de Clone: “Me interesa mucho la identidad y cómo creamos la nuestra propia: como nos ve la gente versus cómo nos vemos nosotros mismos. Luke (el protagonista de Clone) se va a convertir en padre, y eso va a cambiar su identidad. Al enfrentarse a un clon de sí mismo, quién es bastamente diferente, varía la forma en la que se ve a sí mismo. El show que ahora mismo hago para NBC, Do Not Harm, es una actualización moderna de Jekyll y Hyde. Así que puedes ver que estoy muy preocupado (o severamente limitado como escritor) con las diferentes personas que viven en nuestro interior“.

Sobre su colaboración con RyP: “Es maravillosa. (RyP) está siendo un colaborador fantástico, incluso cuando no debería haberlo sido. Recuerda que ha habido un gran procedimiento de aprendizaje para mí, tan grande como el Gran Cañón. Continuaba cambiando cosas incluso después de que los dibujos estuviesen entintados, algo que es, cómo decirlo – idiota. En televisión, cambio la historia hasta en la sala de montaje, justo hasta antes de que se emita. He tenido que aprender a ser un escritor más cuidadoso, porque cuando Juan ha entintado algo, ya no tiene tiempo de dar marcha atrás, cambiarlo y volverlo a entintar. Pero, lo hizo, muchas veces, antes de suplicarme que dejase de cambiar cosas“.

Más sobre el dibujo: “Cuando recibo el arte de Juan veo qué textos puedo cortar completamente. A veces quito todo el texto de una viñeta – el arte lo dice todo“.

Sobre la forma de narrar la historia: “la televisión es un campo de entrenamiento militar. Los giros y las sorpresas antes de los cortes comerciales… los cliffhangers. Quería que el cómic se leyese como un tren sin frenos, y para hacer eso necesitas historia, un montón. Intenté elegir los momentos en los que podíamos desacelerar de una manera muy cuidadosa para que los personajes tuvieran su momento, pero entonces redoblamos (la acción) con más giros y sorpresas“.

Antes de la publicación de la serie, en Zona Negativa recogimos más declaraciones del autor: “También tuvo Schulner que ganar experiencia en cuanto al ritmo de un cómic. Según comenta, en un episodio de una serie de televisión, necesitas crear 6 momentos interesantes que son los que van justo antes de la publicidad, pero para su serie ha necesitado hacer lo mismo 22 veces (el número de páginas), para que el lector no decida dejarlo en ningún momento“.

clone-1-interior-1-juan-jose-rypclone-1-interior-2-juan-jose-rypclone-1-interior-3-juan-jose-ryp
Primeras páginas de Clone #1 por Juan José RyP.
Podéis hacer click para agrandar.

Sobre la historia y el arte.

Antes de nada, recupero el resumen de la serie que os ofreció Ivan Rivas aquí con lo que se sabía de esta colección antes de que fuera publicada. Así nadie me podrá acusar de destripar nada que no se supiese… “Clone nos presentará a Luke Taylor, un hombre casado a punto de ser padre que de buenas a primeras se convertirá en el centro de una conspiración gubernamental que incluye a una agencia secreta de clonación. La historia comienza, como puede verse en la previa, cuando un clon moribundo de Luke se presenta en su casa y le avisa que alguien va a por él. De ahí la frase del cartel promocional ‘Hoy me han asesinado. Pero no permitiré que vuelva a suceder‘. Los problemas nacen cuando los más altos responsables del gobierno estadounidense deciden cerrar el proyecto. Y con él, todos los flecos sueltos, como el del protagonista. Según Schulner, su inspiración para la historia está entre 24 y Los tres días del Cóndor: ‘un thriller de acción en el que un tipo se encuentra en medio de algo mucho mas grande y peligroso de lo que jamás se habría imaginado’. El protagonista, que también verá como su mujer embarazada es secuestrada, no luchará sólo, ya que habrá un grupo activista luchando por proteger a los clones aún con vida. También el vicepresidente de los EE.UU. será uno de los secundarios, que se encontrará en la tesitura de tener que votar contra el uso de células madre cuando su hija sufre de la enfermedad de Parkinson, para cuya curación las células madre podrían ser esenciales

Ahora que ya nos hemos puesto en situación, llega el momento de criticar la obra. Y mi valoración es bastante positiva, por no decir muy positiva. Clone es un título de acción sin freno, en el que la sangre y la aventura campan a sus anchas, y donde las sorpresas están a la orden del día, tal como eran las intenciones del guionista. O sea que aburrirnos, no nos vamos a aburrir. Su única pega es que no hay mucho más aparte de lo que Ivan nos resumió en su día. Clone no es un thriller, es un tebeo de acción. Está más cerca de una película de espias con muchas balas pero con poco argumento que de una novela de misterio tipo Los hombres que no amaban a las mujeres. Pero eso no es malo, al contrario. No es fácil ofrecer un producto en el que los personajes se entiendan nada más aparecer, o en el que nos podamos zambullir en la historia con solo abrir las páginas. A nivel accesibilidad, Schulner puede dar unas cuantas lecciones a maestros del género. Tampoco es muy habitual encontrarnos con un tebeo de acción de verdad, lo cual es absurdo porque en Estados Unidos el mercado dominante es el de los superhéroes. Si comparamos Clone con cualquier título DC o Marvel nos daremos cuenta de que muchas veces el resultado final mejoraría si los tebeos de superhéroes fuesen más honestos y se centrasen en lo que realmente nos están vendiendo en vez de añadir tramas sobadas y/o de segunda categoría. Eso sí, el hecho de que el autor se decante por el ritmo frenético no supone un perjuicio para el lector. Me explico. Clone no es uno de aquellos tebeos que abres, te lees en dos minutos, y te quedas pensando “si hago una relación entre lo que he pagado con esto y el tiempo que he empleado para leerlo, el resultado final se llama estafa”. El texto de Schulner quizás se lea más rápido que otros, pero llena. Al final no te quedas con la sensación de haber leido tiroteos sin sentido porque detrás de cada bala disparada hay una historia y/o un motivo. La misma acción nos narra algo, y eso llena.

clone-2-portada-juan-jose-rypclone-2-interior-1-juan-jose-ryp clone-2-interior-2-juan-jose-ryp
Portada y páginas interiores de Clone #2 por Juan José RyP.
Podéis hacer click para agrandar.

El problema de los tebeos de acción es que al final el éxito o el fracaso del mismo recae en el arte. A Alan Moore le pones un mono manco como dibujante y seguro que el resultado final nos deja maravillados, aunque nos arrancariamos los ojos de ver lo que ese simio hizo en Action Comics. Si Schulner no hubiese tenido la inmensa suerte de contar con Juan José RyP en los dibujos, su historia sería muy diferente, y es que no es nada fácil dibujar acción. Los guiones de Schulner piden a gritos espectacularidad, y son muy pocos las artistas que pueden conseguir ese efecto de una manera tan lograda como Juan José RyP.

Para los que no lo sepáis, Juan José RyP es en realidad el pseudónimo de Juan José Rodríguez Prieto, un veterano historietista nacido en Algeciras que empezó a trabajar en las editoriales independientes hace poco más de 12 años. Antes se había dado a conocer en algunas revistas de la editorial andaluza MegaMultimedia, tocando tebeos de temáticas de todo tipo. Ya en Estados Unidos, Juan José RyP ha ido saltando de una serie a otra y ha tenido el honor de dibujar una obra de Moore (Another Suburban Romance) además de tocar personajes y franquicias tan importantes como Robocop, Shi, Lady Death o Pesadilla en Elm Street, entre otras. Por supuesto, también ha trabajado para las grandes. De las dos, quizás sea más relevante su labor en la Casa de las Ideas, donde se ha ocupado de Caballero Luna, The Punisher y Wolverine. Para los que queráis ver una muestra de su trabajo más allá de la que aquí os ofrecemos, os recomiendo que visitéis su blog, que podéis encontrar en este enlace.

Mucha gente describe a Juan José RyP como un artista recargado y barroco, aunque yo difiero mucho de tal apreciación. RyP es un dibujante completo, que no tiene miedo a rellenar la página porque el trabajo de contextualización es tan importante como el de representar la figura humana. Sus dibujos son espectaculares no solo porque estén muy bien realizados, sino porque utiliza una composición de página que va más allá del mero detalle. Eso hace que su obra se impregne de realismo, a pesar de que su estilo no sea precisamente realista. De ahí que funcione tan bien en un título como Clone, pues los guiones son ciertamente cinematográficos, y RyP hace una labor casi de cámara. Al final, gracias a la combinación RyP/Schulner, en vez de leer un tebeo, vemos una película. Y este vuelve a ser un efecto curioso porque aparece porque sí. No es algo que busquen los autores (algo que no sucede en tantos otros ejemplos en los que el noveno arte intenta imitar al séptimo). Lo bueno de conseguir cosas de una manera natural es que le da un valor añadido al resultado final.

Conclusión: Clone es un tebeo de acción. El “matrimonio” Schulner/RyP funciona a la perfección, así que si habéis echado una ojeada al trabajo de RyP y os gusta, estáis de nuevo ante una compra segura. Si no es el caso (que ya se sabe lo de los gustos), entonces ya entraréis a valorar lo que se ha contado sobre la historia. Sea como fuere, estamos ante un relato que no nos va a decubrir nada pero que nos hará pasar muy buenos momentos. Y eso hay que agradecerlo.


clone-3-portada-juan-jose-ryp-destacadaclone-3-interior-1-juan-jose-rypclone-3-interior-2-juan-jose-ryp
Portada y páginas interiores de Clone #3 por Juan José RyP.
Podéis hacer click para agrandar.

11 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Miki
Miki
Lector
6 noviembre, 2013 13:15

Pues pa la saca, que el tema de los clones siempre me ha molado mucho.

Una pregunta (offtopic), qué tal Great Pacific? estoy dudando si empezar pero me da no sé qué, no vaya a pasar como con Bedlam, que pillé con los ojos cerrados el primer recopilatorio y luego me horroricé

alberto87
alberto87
Lector
6 noviembre, 2013 14:21

Me recuerda bastante a Orphan Black (una serie que no está mal, por otro lado), pero con más acción. En principio no me llama demasiado, para ver tiroteos me pongo Bourne xD

Mathieu
Mathieu
Lector
6 noviembre, 2013 15:32

No sé, últimamente tengo la sensación de que Image publica un buen puñado de cómic nuevo cuyo guión parecía destinado a televisión. Me paso con “Mind the gap”, leí un par de números y no pude más. No es que sea mala, es que me da la sensación que estoy viendo una serie del montón de estas que si bien te entretienen, son fáciles de olvidar. Por ejemplo, yo he disfrutado viendo “Orphan Black” en televisión pero no creo que me interesara en formato cómic. Sobre todo porque no parece que sepan adaptarse al medio. Simplemente parecen storyboards de series de Tv. De momento me llamo más la atención “5 fantasmas”

Javié
Javié
Lector
6 noviembre, 2013 15:51

Probablemente uno de los dibujantes que menos me gustan del momento, por no decir el que menos.

samanosuke
samanosuke
6 noviembre, 2013 16:33

A mí Ryp cada día me resulta más cargante, lo siento. Las primeras veces su dibujo me sorprendía, pero cada vez me resulta menos atractivo, no sé si por el empacho de verle en Avatar a todas horas o qué. Espectacular, de acuerdo, pero recargado y pesado. De momento pasando.

Y yo Great Pacific no la recomiendo, me pareció bastante mala la verdad (leí creo que cuatro números), aunque claro, a mí me gusta mucho Bedlam aunque no me está convenciendo demasiado hacia donde tira, me esperaba otra cosa…

Miki
Miki
Lector
6 noviembre, 2013 18:00

Gracias por responder, me da que al final le daré una oportunidad a Great Pacific, pero no la voy a poner entre lo primero de la lista de compras.

punicher
Lector
6 noviembre, 2013 18:11

Pues a mi Ryp me encanta, éste hombre lo da todo en el dibujo y eso es muy de agradecer, debería tener mucho más reconocimiento del que tiene por aquí…

Jose Angel Ares
Jose Angel Ares
Lector
6 noviembre, 2013 19:37

viva Ryp!

Javié
Javié
Lector
7 noviembre, 2013 0:37

Dave Finch o Neal Adams también recargan, pero sin hacer trampas, es decir, entintando los volúmenes de cada cosa, RYP lo resuelve todo con el color y eso habrá a quien le guste, solo faltaría, pero a mi me duelen los ojos.