CES: Thunderbolts 2 – Los Más Buscados del Mundo

Por
39
633
 

Edición original: 1998-1999 – Marvel Comics.
Edición nacional/ España: 2012 – Panini Comics.
Guión: Kurt Busiek, Karl Kesel y Joe Casey.
Dibujo: Marc Bagley y Leonardo Manco.
Entintado: Scott Hanna.
Color: Joe Rosas.
Contiene:
Thunderbolts 0, 13-26 y Captain America & Citizen V Annual 1998 USA
Colección: Colección Extra Superhéroes
Formato: Tomo.
Precio: 18,95€.

“Oye, Halcón, ¿no decian en Tiburón lo de: “Vamos a necesitar un barco más grande?”

A mediados de los prolíficamente oscuros años noventa, Los Vengadores y Los Cuatro Fantásticos desaparecieron del mapa tras una épica batalla con Onslaught, producto de los reversos malignos de las mentes del Profesor Xavier y Magneto. Para vencer a esta criatura fue necesario el sacrificio de todos los héroes no-mutantes del Universo Marvel. Los Vengadores, Los Cuatro Fantásticos, Capitán América e Iron Man vieron sus colecciones relanzadas con un nuevo volumen y respectivos números unos (algo no tan habitual por aquel entonces, no en vano Los Vengadores acababan de cumplir su cuarto centenario y la trinidad vengadora superaba con creces ese número). La estrategia editorial, una fuerte apuesta bajo la cual Marvel decidió relanzar una parte de su universo superheroico en manos de estrellas del momento como Jim Lee, While Portaccio o Rob Liefeld (¿os suena esto de algo?) recibió el nombre de Héroes Reborn. Afortunadamente (teniendo en cuenta el fracaso de proporciones épicas que supuso), los héroes no tardaron mucho en regresar al Universo Marvel. Peter David y Salvador Larroca urdieron un plan que venía a decir algo así como “no estaban muertos, estaban de parranda al otro lado del Sol“. Realmente, Los Héroes Más Poderosos de La Tierra y el Cuarteto Fantástico habían ido a parar a otro planeta, conocido como La Contra-Tierra, donde vivieron nuevas aventuras. Los aficionados aceptamos barco en este caso sin darle muchas más vueltas (aunque seguimos esperando a que algún día nos expliquen el verdadero alcance de los poderes de Franklin Richards) porque el remedio era en este caso muchísimo mejor que la enfermedad.

Pero, ¿qué pasó durante ese año en nuestra Tierra? La respuesta es fácil, ya que de las horas más bajas de La Casa de Las Ideas de toda su historia surgió una nueva colección, que iba a simbolizar el espíritu clásico Marvel y a erigirse como un faro de luz para todos los aficionados a los comics Marvel. Estamos hablando, por supuesto, de Thunderbolts. Para llenar el vacío de poder que había creado el sacrificio de los héroes y la necesidad de unos protectores de la sociedad, Kurt Busiek y Mark Bagley crearon un grupo de superheroes cortados bajo el patrón clásico/retro/tradicional de héroes. Si, todavía estaban por allí algunos protectores de las fuerzas del bien como Spiderman, Los Héroes de Alquiler, algún que otro vengador (por ejemplo, la Viuda Negra, ex-líder del grupo) o por supuesto los mutantes, odiados como siempre y atacados como nunca. Pero hacía falta rellenar ese hueco en el equilibrio de las fuerzas del bien y del mal. Los Thunderbolts iban a ser la solución. El grupo estaba formado (aparentemente) por héroes de nuevo cuño, inspirados en Los Vengadores, entre los que se encontraban Ciudadano V, Atlas, Tecno, Mach-1, Pájaro Cantor y Meteorito. Las dos primeras apariciones del grupo (The Incredible Hulk 449 y el especial Tales of the Marvel Universe) no parecían demostrar nada original ni fuera de lo normal. “Si estos son los héroes que van a sustituir a Los Vengadores, mal vamos“. Esto es lo que debieron pensar varios aficionados. Las primeras páginas del primer comic, puesto a la venta en Febrero de 1997, tampoco ayudaban a disipar el aura pesimista que rápidamente parecía inundar la nueva serie. Pero tranquilos, todo formaba parte de un plan mayor y este patrón clásico y narrativa extremadamente anticuada era intencionada. Porque al llegar a las dos últimas páginas del primer comic, los lectores del mismo asistían atónitos al mejor cliffhanger de los cincuenta años de la historia Marvel. Los Thunderbolts eran en realidad Los Amos del Mal. Liderados por el Baron Zemo (Ciudadano V) y disfrazados de héroes para ganarse el respeto y la confianza del público, nos encontrábamos con villanos de segunda y tercera fila cuyo mayor éxito en toda su carrera criminal había sido el Asalto a la Mansión de los Vengadores, hace ya unos cuantos años.

La impactante sorpresa, incrementada por una relativamente plana y hermética campaña promocional (algo impensable hoy en día, donde los spoilers circulan libremente meses antes de la publicación de un comic, un hecho promovido incluso por las propias editoriales), atrajo lectores en masa a la colección interesados por el original (si, original) planteamiento de Kurt Busiek, quien en su carácter de aficionado/friki antes que guionista, llevaba maquinando y pensando este argumento desde su juventud. A pesar de que no pocos compararon esta premisa con el Escuadrón Suicida de la Distinguida Competencia, pronto iba a demostrarse que no tenía nada que ver. Porque, el primer año de la colección, en contra de lo que pudiera imaginarse, no iba a tratar de los malvados planes de conquista universal por parte de los villanos de turno (que también), sino que iba a centrarse en el concepto de redención. Pájaro Cantor (Mimí Aulladora), Atlas (Goliat) o Mach-1 (El Escarabajo) se iban a encontrar muy a gusto en su papel de héroes e iban a comenzar a tener dudas sobre si no sería posible dar el paso definitivo hacia la redención. Zemo y Tecno (El Arreglador), por el contrario, tenían pocas dudas. En el medio de estos dos grupos se encontraba Meteorito (Piedra Lunar), quien manipulaba a sus compañeros a su antojo y no tenía decidido todavía a qué carta apostar su destino. Sin olvidarnos de Jolt, la nueva joven miembro que se incorpora al grupo en el cuarto número y que es ajena por completo al gran misterio y secreto que oculta esta sexta encarnación de Los Amos del Mal. De fondo, unas aventuras relativamente clásicas e intrascendentes (contra los nuevos Amos del Mal, El Pensador, Circo del Crimen, Hombre Creciente…) iban a ocupar el primer año de la colección, en el que los Thunderbolts iban poco a poco ganándose la confianza del público y el gobierno. Eso sí, Kurt Busiek no iba a permitir que la colección se enquistara y con motivo del regreso de los Héroes de su fallida aventura editorial, el Barón Zemo pone en marcha su plan maestro de conquista, manipulando y sometiendo a los héroes recién regresados solo para acabar siendo derrotado en el último momento por sus hasta entonces compañeros y a partir de ahora enemigos mortales, quienes sin tiempo para saborear la miel de la victoria, desaparecían de la faz de la Tierra rumbo desconocido ante la cara de unos atónitos Vengadores y lectores a partes iguales.

¿Y ahora qué?

El segundo año de la serie, el que se incluye de forma integra en este trepidante tomo CES, empezaba por tanto con un nuevo status-quo. Los cinco villanos aspirantes a héroes (Atlas, Pájaro Cantor, Jolt, Piedra Lunar y Mach-1) habían desaparecido del mapa y no había ni rastro de ellos. ¿Qué había sido de ellos? ¿Qué aventuras correrían? ¿Conseguirían su objetivo o volverían a la senda del mal? Pues de todo un poco. Lo que si se podía dar por hecho es que aventuras no les iban a faltar, porque lo que el futuro inmediato les tenía preparado era un autentico carrusel sin freno de emociones. Durante, presta atención, el plazo de tan solo ocho números (del 13 al 20) han de hacer frente a las siguientes amenazas:

Invitados estrella en este tomo. ¿¿Los Pararrayos?? ¿¿¿Graviton??? ¿¿¿¿¿¿ Ciudadano V??????

  13-14: Los Thunderbolts han sido trasportados contra su voluntad a Kosmos, la dimensión de donde proceden las partículas Pym. Allí desbaratan una revolución imperial del planeta, en estado de alerta continuo bajo la sombra de la amenaza cerniente de Kang El Conquistador.

  15-16: De regreso a La Tierra, una huida de S.H.I.E.L.D. y sus mandroides, dirigidos por el Comandante Bridge, les lleva de cabeza contra los Pararrayos. Este peculiar equipo Marvel, anteriormente conocido como Los Vengadores de Los Grandes Lagos, había cambiado de nombre (instaurando una tradición que Dan Slott sabría potenciar hasta el absurdo más adelante) para conseguir un mayor feedback del público que les pudiese relacionar con los Thunderbolts. Al descubrir que eran villanos en realidad, la desilusión les hizo buscar venganza, con cómicos resultados (si, también había hueco en esta serie para el amor). Pero este enfrentamiento no sería más que el preludio a…

  17: La vuelta de Gravitón. Uno de los supervillanos más desaprovechados de la historia Marvel, hacia en este número su regreso triunfal. Los Thunderbolts se desharían de él gracias a las manipulaciones de Piedra Lunar, sentando las bases para futuros enfrentamientos donde el adjetivo “épico” se iba a quedar muy corto.

  18, 20: Los Amos del Mal. Esta nueva encarnación (la séptima si cuentas a los Thunderbolts como Amos del Mal, la sexta si no lo haces) del grupo de villanos creada por Stan Lee y Jack Kirby hace cincuenta años, se antoja como la némesis definitiva de los Thunderbolts durante su primer volumen. Ya vistos en el primer tomo, aquí empujan a los Thunderbolts a una difícil posición: O se unen a ellos y abrazan una vez más el lado oscuro, o serán destruidos.

  19: Carbón. Un nuevo villano (y futuro aliado) creado por un aficionado en un concurso de la revista Wizard, que permitia al ganador ver a su creación en un comic Marvel. Números más tarde Busiek vio su potencial y lo integró en los Thunderbolts, hasta que el creador, viendo el éxito de su criatura se puso legalmente tontorrón y Marvel decidió cargárselo de un plumazo para que no quedará ninguna duda de quién era el verdadero dueño de su destino. Hasta ahora, no le hemos vuelto a ver.

A pesar del trepidante ritmo de la serie, se comienza a percibir una falta de rumbo concreto de la misma y las lecturas, en ciertos momentos, son un tanto anodinas. Pero una vez más, como ya hiciera Busiek en el lanzamiento de los Thunderbolts, esto es algo premeditado e intencionado. Kurt Busiek arriesga durante estos ocho números al dar esta sensación, consciente de que puede espantar lectores defraudados por la falta de dirección de la serie. Pero esto realzará aún más su próxima vuelta de tuerca magistral: la incorporación de Ojo de Halcón. En otra magnífica última página, marca de la casa, Clint Barton se presenta ante Los Thunderbolts para ofrecerles su liderazgo y ayuda en su camino a la redención. El lector, boquiabierto y atónito una vez más, asiste pasmado a como la sensación de falta de líder formaba parte de un plan mayor. Esta nueva sorpresa y cambio de status-quo lleva casi sin querer a la serie hasta su número 25 en un tobogán de emociones y dudas, donde unos cada vez más confiados Thunderbolts dejan atrás sus diferencias y actúan como verdadero equipo para enfrentarse y vencer en un épico combate a Los Amos del Mal. Pero por el camino uno de ellos deberá hacer un gran sacrificio… Aunque eso es algo que deberéis leer por vosotros mismos.

Previa

A continuación tenéis una extensa previa de CES: Thunderbolts 2, por cortesía de Panini Comics. Cabe destacar que la previa ofrecida no se corresponde con el primer capítulo del tomo recopilatorio, sino son las primeras páginas del número 21, por lo cual todos aquellos lectores que no hayáis leído estas aventuras hasta ahora y queráis guardar la intriga un poco más (creedme, merece la pena), estáis avisados de que hay spoilers en su interior.

Cliffhangers, subtramas y personajes rebuscados: santo y seña de los Thunderbolts

El espíritu con el que Kurt Busiek fundó la colección se edificaba sobre tres pilares básicos, que supo manejar a la perfección durante su corta pero intensa etapa. Su sucesor, Fabian Nicieza conservó y enfatizó estas características a la perfección, antes de irse por las ramas rizando el rizo y pasarse de rosca con algunos de estos aspectos, convirtiendo la serie en previsible e inaccesible a partes iguales. Pero no adelantemos acontecimientos y analicemos cuales son estas tres premisas básicas:

 Buceando en el baúl de los recuerdos (oh-oh-oh!). Por si no nos había quedado claro con la elección de personajes protagonistas, ninguno (exceptuando al Barón Zemo, por supuesto) había tenido un pasado ni criminal ni editorial relativamente destacable. Es cierto que El Escarabajo había dado guerra a Spiderman aquí y allí y que el anteriormente conocido como Power Man había hecho de carne de cañón en más de una ocasión frente a Los Vengadores, pero el resto eran semidesconocidos para el gran público. Y ese era el plan. Personajes ya creados y con una base pero sobre los que poder construir de cero.

Esta característica se iba a mantener durante los siguientes números. Porque si bien hoy en día todo el mundo ha desternillado leyendo las aventuras de los Vengadores de los Grandes Lagos Pararrayos GLA, fue Kurt Busiek quién desempolvó el concepto muuuchos años después de su creación en el ecuador de Los Vengadores Costa Oeste. ¿Quién sabe? Si Busiek y Bagley no hubieran utilizado aquí a Mr. Inmortal y su peculiar equipo de perdedores, hoy en día no tendríamos a estos personajes (y a La Chica Ardilla) dando vueltas por el Universo Marvel y ocupando a avatares de potentes frikis en los foros. De hecho, los Vengadores Costa Oeste es una colección bastante revisada por Busiek durante su estancia en Thunderbolts. Porque a GLA debemos sumar también la utilización de Kosmos y el regreso de Graviton. Con este último se vuelve a dar el caso. Kurt Busiek (y luego Nicieza) dieron un tratamiento a Gravitón en tres o cuatro sagas que hizo que no pocos aficionados se preguntaron cómo era posible que no hubieran usado anteriormente a este gran villano, a la altura del mejor Nefaria o el más poderoso Ultron. Lamentablemente tampoco sirvió para mucho, porque una vez que dejó de salir en esta colección apenas hemos vuelto a ver a Gravitón (exceptuando un número en el Iron Man post-Warren Ellis), como si los guionistas no se sintieran cómodos con personajes de tanto poder. Da la casualidad, por otro lado, que donde sí han sabido utilizarlo y sacarle jugo ha sido en la serie de animación de Los Vengadores, donde Graviton es el villano que provoca la formación del grupo (sustituyendo al tradicional Loki) y despliega un enorme nivel de poder y carisma que ya quisieran tener muchos villanos de primera fila de hoy en día. Y no miro a nadie ejem Encapuchado ejem .

Antiguos Amos del Mal versus Actuales Amos del Mal. ¿Quién ganará?

Además, el ingreso de Ojo de Halcón en los Thunderbolts deja patente, sin ningún género de dudas, una característica a la que muchos todavía se negaban a aceptar. Esta serie era la legítima heredera de Los Vengadores de la Costa Oeste, en su calidad de segunda serie o hermana pequeña de Los Vengadores. Si a la más evidente (Amos del Mal) les sumamos las que ya habíamos visto en claros guiños al pasado de la historia de Los Vengadores (nueva Capucha Carmesí, nuevo miembro en el número cuatro, los mencionados Graviton, GLA y Kosmos), con la entrada de Clint Barton tendríamos la oportunidad de ver a antiguos compañeros (unos más que otros) haciendo una visita a los Thunderbotls. Hercules y el Usagente. Y visita incluida en la colección Vengadora (número 12) con dibujos del legendario George Perez… De la Encrucijada/Fuerza de Choque pasamos a los Vengadores/Thunderbolts de Busiek. ¿Qué más se puede pedir?

 Subtramas everywhere: Si bien el grueso de las aventuras de Thunderbolts están centradas en el grupo de villanos aspirantes a heroes, no son pocas las páginas que Kurt Busiek destina a plantar semillas para futuras sagas, en un excelente manejo de las subtramas de la serie. Por ello, el Barón Zemo y su metalico aliado, Tecno, no dejan de aparecer en ningún momento y siempre les vemos tramando su próximo plan. Igual de importante, sino más en cuanto a este segundo tomo se refiere, es el papel de la Capucha Carmesí y sus Amos del Mal, quienes con el paso de los números acaban convirtiéndose en la primera gran némesis de los Thunderbolts, eclosionando en el número 25 donde el grupo dirigido por Ojo de Halcón ha de enfrentarse a ese número de Amos del Mal. De hecho, aquí podríamos hacer una referencia al punto anterior, porque algunos de estos Amos del Mal fueron elegidos a conciencia de lo más profundo de la gran biblioteca marvel: ¿Mena? ¿Bisonte? ¿Ala Negra? ¿Super Puño? WTF!!!!! Y por último, no hay que olvidar la subtrama de la identidad del nuevo Ciudadano V. Y permitidme que aquí pronuncie aquellas mágicas palabras de “Hasta aquí puedo leer“, porque es un misterio que mejor resolváis por vuestra cuenta. Eso si, esto nos lleva hasta la siguiente característica.

 Cliffhangers por doquier: Simplemente con el final del número uno la colección se escribió sola hasta su número doce. Nunca el final de un comic ha dado tanto de sí como en este caso (Elektra-skrull aparte). Y lo que podía parecer algo puntual no lo iba a ser tanto, porque tanto Kurt Busiek como Fabian Nicieza iban a coger esta técnica por costumbre y a sacudir los cimientos de la colección cada ocho/diez números con un poderoso cliffhanger. No uno ni dos ni tres, son hasta cuatro los impactantes momentos a los que podréis asistir en las páginas de este tomo, de toda clase y condición. Y no, no son de esos cliffhangers que tan de moda se han puesto ahora que rápidamente se evaporan al número siguiente (seguro que a muchos de vosotros os vienen muchos de estos casos a la cabeza).

Como en los viejos tiempos: Usagente vs Ojo de Halcón (¿Soy el único que tiene morriña de sus continuas disputas en AWC?)

Los Autores

Kurt Busiek – Poco hay que contar de los dos autores que inventaron y dieron los primeros pasos de Thunderbolts. Kurt Busiek fue posiblemente el guionista más destacado de Marvel de la década de los noventa. Sin haber llegado a ser nunca el guionista franquicia de la editorial (puesto que si ostentaron en otros tiempos Chris Claremont, Jim Shooter o actualmente Brian Michael Bendis), el legado que dejó Busiek fue todo un faro de luz dentro del oscurantismo de la última década de los noventa. Su trabajo más destacado fue y será Marvels, junto a Alex Ross. Una visión nostálgica y certera de los albores del Universo Marvel. Pero que se destaque este como su mejor obra no quiere decir que el resto sean peores. Su trabajo en Thunderbolts o Vengadores demostró a todos los chicos de Image (Jim Lee, Rob Liefeld y compañia) que se pueden contar grandes y originales historias sin tener que resetear un universo por completo. Además, para los veteranos lectores seguidores de Los Vengadores nos regaló ese triple salto mortal hacia adelante en un impresionante ejercicio de retrocontinuidad (que aprendan otros) que fue Siempre Vengadores, junto al gaditano Carlos Pacheco. Tampoco hay que olvidar otros trabajos ciertamente notables de los noventa, como Las Historias Jamás Contadas de Spiderman o, a un menor nivel, el relanzamiento de Iron Man (con sean Chen) y un nuevo y fallido volumen de Los Defensores. Con el cambio de siglo, y acompañado de su amigo y pareja de baile en Los Vengadores, dejaría su rúbrica por todo lo alto con el impresionante JLA/Vengadores, hecho sueño realidad para miles de aficionados. El grueso de su producción en Marvel desde la conclusión de ese gran crossover se reduce prácticamente a nada, ya que ha trabajado para DC Comics durante unos cuantos años, con distinto resultado (Superman, Trinity, Power Company…). No sería justo si no mencionara en esta mini-biografía su trabajo más personal: Astro City. Una auténtica delicia para todo tipo de lectores, creando desde cero un nuevo universo de superhéroes y su vida en la gran ciudad.

Mark Bagley – Ganador del concurso e “Marvel Try-out” para descubrir a nuevos talentos para la industria en 1983, sería justo el primer mes de la década de los noventa cuando iba a comenzar la verdadera trayectoria profesional de Mark Bagley a ojos del gran público. Acompañado a los guiones de Fabian Nicieza, con el que compartiría de nuevo serie en Thunderbolts exactamente (exactamente) diez años después, ese mismo mes se ponía a la venta el primer número de los Nuevos Guerreros, un equipo de jóvenes con poderes de corte clásico que iba a dar mucha guerra durante los siguientes años. El buen hacer de Bagley rápidamente le propulso a trabajos mayores como los dibujos de Amazing Spiderman tras la marcha de Erik Larsen. Desde entonces y hasta ahora, su versión arácnida ha estado presente en el 90% del merchandising de la editorial. Thunderbolts sería su siguiente destino, antes de marchar a batir todos los records y pasar a la historia con Bendis en Ultimate Spiderman, su obra (nunca mejor dicho) definitiva. Tras un arco argumental el Mighty Avengers, emprendió una aventura en DC Comics donde firmaría una macro-saga reuniéndose con Kurt Busiek (Trinity) y una etapa bastante olvidable en Justice League le quitaron las ganas de seguir en DC y volverse a Marvel, donde le ha dado tiempo en un año a dibujar la Muerte de Spiderman (Ultimate), crear un nuevo proyecto independiente con Bendis (Brillant) y preparar una nueva serie vengadora, a estrenar inminentemente: Avengers Assemble.

Notas de la edición española

 Es de agradecer a Panini la portada que han usado para el tomo recopilatorio (número 15). Si bien es cierto que podrían haber puesto alguna en la que salga Ojo de Halcón (por aquello de vender algún tomillo más), es interesante que se guarden los spoilers para los nuevos lectores. Los que leyeran esta serie en su tiempo sabrán mejor que nadie la importancia de protegerse de los spoilers para un mayor disfrute de los Thunderbolts, donde los cliffhangers sorpresas y las vueltas de 180º estaban a la orden del día.

 Conviene destacar que en este tomo se incluyen dos números ajenos a la serie regular. Se tratan del número #0 (que en su día publico la revista Wizard) con un resumen de lo acontecido hasta el momento y una nueva aventura (situada entre los números #22 y #23) y del anual Ciudadano V / Capitán América, un número nostálgico de team-ups y recuerdos de la Segunda Guerra Mundial, donde además se descubre que el segundo Ciudadano V (vendrían unos cuantos más después) es en realidad una mujer. ¿Quién será? Un misterio más de la serie (como si no hubiera pocos).

 La edición española de Panini también incluye contenido extra, entre los que podemos encontrar la propuesta original para la serie de Kurt Busiek (es muy curioso e interesante ver como algunas cosas cambiaron, y mucho, en su versión final), y dos cartas de Bagley y de Busiek. Cabe destacar, eso sí, que estos contenidos también estaban incluidos en las grapas de forum de hace diez años.

Las Portadas

Portadas de los episodios incluidos en este tomo.

Ventas

Las ventas de Thunderbolts, número a número, son las que se presentan a continuación. Como se puede comprobar, la serie tenía unas ventas muy estables en torno a 44,000 – 48,000 unidades al mes. Se trata de cifras que nadie hubiera apostado un año antes por una serie protagonizada por Mimí Aulladora (¡¡Mimi Aulladora, tios!!) o Goliat. Si bien se produce un descenso en general de las ventas de forma muy atenuada, vemos un pico producido por el “efecto llamada” de la incorporación de Ojo de Halcón. En otro orden de cosas, es curioso comprobar cómo en tan solo unos diez años los comics americanos han duplicado su valor. De costar 1,99 $ a costar 3,99 $. Que cosas…

Fuente datos originales: Comichron.

El Futuro

Los Thunderbolts han sido los primeros protagonistas de esta línea Colección Extra Superhéroes en repetir aventuras con este segundo tomo dedicados a ello, lo que da una idea sobre los seguros que están en Panini Comics sobre su necesidad y viabilidad de publicación en nuestro mercado. No dudamos que el 2013 nos traerá un nuevo tomo de Thunderbolts, en el que se producirá el relevo del timón de la serie, con el paso de los guiones de Kurt Busiek a Fabian Nicieza, quien manteniendo las señas de identidad (cambio constante, finales sorpresa y personajes resucitados del baúl de los recuerdos Marvel) llevará la colección a cotas aún más altas. No podemos asegurar con certeza cuales serán los episodios incluidos en este futuro tercer tomo, ya que el crossover con Los Vengadores: Los Protocolos de Nefaria se vislumbra ya en el horizonte y puede descuadrar los tomos de Thunderbolts y Vengadores. Sea donde sea, son aventuras que bien merecen ser compradas y conservadas en las baldas de los aficionados, de la misma forma que guardan un lugar especial en mi corazón y en mi memoria.

Adivina quién se dejará caer por la colección...

El mes que viene en CES…

¡El segundo (y último) tomo de Alias de Brian Michael Bendis, Michael Gaydos y Mark Bagley! ¡El primer tomo de Los Vengadores de Kurt Buseik y George Perez! ¿Qué más se puede pedir? En palabras de Stan Lee: “Nuff Said!

39
Déjanos un comentario

Please Login to comment
39 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
26 Comment authors
acantarmexicoPedro MonjeAvenger_FanEmilioAlfeizar Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
sincero
Lector
sincero

Gran trabajo y buen aporte el de las portadas. A partir de estos números, la serie se me hizo un poco tediosa, con zumo desaparecido y el grupo siendo uno más dentro del panorama superheroico. En todo caso el número 25 es muy bueno y reconocer a todos los villanos que aparecen en él bastante entretenido. La pena es que a gente como Klaw apenas se le da bola en este episodio.

Yo lo tengo en grapas y encuadernado, así que no caerá.

James
Lector
James

Busiek dignificó series y personajes que habían desaparecido o perdido el rumbo: Los Vengadores, Los Amos del Mal, Iron Man… Quizá su Iron Man no fue tan carismático como la versión actual, pero sirvió para recuperar a un personaje que había sido arrastrado por el fango durante gran parte de la década. ¿Quién quiere acordarse ahora de La Encrucijada y de aquel joven Tony Stark que se inventaron? Qué horror pensar que tengo esos cómics guardados en algún armario. ¡Suerte que llegó Busiek para poner orden en el Universo Marvel!

jorgenexo
Lector
jorgenexo

Libro en tapa dura?
 

Loomp
Lector
Loomp

Yo también tengo las grapas, pero ni idea de que como va eso de encuadernarlas y hacer tomos. Si me podeis echar una ayudita y explicármelo un poco plz 😛 ¿Se pueden hacer tomos decentes asi?

Daniel Gavilán
Autor

Completísima y cojonuda reseña, Pedro (que además me va a facilitar bastante las cosas para hacer una guía de lectura del grupo 😆 ) Como aporte siempre me hicieron bastante gracia la cadena de tiras paródicas centradas en el grupo que se marcó Chris Giarruso en sus Mini Marvels. Aquel periódico que rezaba “El gobierno responde a Ojo de Halcón: Ni de coña” era directamente histórico.

Como añadido decir que cosas como los Thunderbolts estos solo tienen cabida en Marvel. Seguro que de acontecer en DC el tema habría tenido un rumbo muy diferente.

Buddy Bradley
Lector
Buddy Bradley

Muy detallada la reseña, Pedro. Que lástima de la reducción de tamaño, sino caía fijo.

Scupeflemas
Lector
Scupeflemas

La verdad es que los thunderbolts de Busiek fueron de lo mejor de esos años. Eran una mezcla de los comics clásicos de marvel y nuevas sorpresas, así como la presencia de numerosos invitados que siempre se agradece para romper la monotonía. Además las tramas se enlazaban bastante bien preparandote para nuevas sorpresas. Guión y dibujo iban de la mano, no como en algunos comics de ahora,dibujos espectaculares con historia contada en 4 líneas, o historia interesante dibujada con 4 trazos mal hechos.

Sergio Aguirre
Lector
Sergio Aguirre

Magnífico artículo, peor ha habido dos cosas que me han dejado picueto al principio:

¿Los vengadores acababan de cumplir su quinto centenario y la trinidad vengadora superaba con creces ese número?

¿El planeta de Heroes reborn era la contratierra, al otro lado del sol? ¿Pero esa no era la que creo el Alto evolucionario, donde Adam Warlock vivió algunas de sus primeras aventuras?

¿Me puede resolver alguien estas dudas?

Tony Sudo
Lector
Tony Sudo

Gran gran gran gran gran trabajo.

manolin
Lector
manolin

Una muy buena serie, si señor, yo la segui con mucho interés (y diversión) en su momento, pero………una vez dicho esto creo que es justo decir que su éxito se debió en gran parte al momento en que surgió, y mexplico: trás finalizar una decada en lo que lo que había predominado eran los dientes apretados, las chupas de cuero y los pistolones gigantescos, y que había culminado con el exilio de las figuras más clásicas de la Marvel al Universo fundado por los principales impulsores de las características antes mencionadas, el público ansiaba una vuelta a los clásicos, así que estos thunderbolts creo que fueron una especie de experimento para ver como se trataría unos meses después el regreso de los vengatas y cia al Universo Marvel tradicional (nadie creo que dudara de que volverían), que se acabó haciendo dando a dichas series el tono más clásico posible, como a los Thunderbolts, que, apesar de los constantes e inesperados giros argumentales, y de que sus protas eran villanos haciéndose pasar por heroes, es una colección de fondo y tono “clasicísimo” 

manolin
Lector
manolin

Un ejemplo de lo importante de la coyuntura y “el momento” a la hora de lanzar una serie nueva al mercado es el lanzamiento unos años antes por la misma Marvel de la serie “The New Warriors”. El tono de esta era muy similar al de los Thunderbolts, su dibujante era el mismo, y el guionista tenía tantos puntos en común con Busiek que este lo acabó eligiendo para ser su sustituto al frente de los thunderbolts, y sin embargo su lanzamiento pasó bastante inadvertido entre el público (aunque después el “boca a  boca” fué encunbramdo la serie y la convirtió, si no me equivoco, en una serie con un éxito relativo de ventas) ¡y fué totalmente ignorada por la crítica!, ni siquiera es que echaran pestes de esta serie como si hacían con las de Liefeld y cia, ¡es que ni siquiera se dignaban a hablar de ella!, y años después, sin embargo, todos, público y crítica, se volvieron locos con los thunderbolts ¿como se explica esto?…..por la coyuntura.

mxypltzx
Lector
mxypltzx

Hay algunas cosas que están mal en el artículo:

Los héroes no fueron a parar a la contratierra sino a otro universo completamente distinto y tal como está escrito parece que fueron los mismos que teníamos nosotros pero en otro sitio y no es así. Eran versiones actualizadas de los de siempre y había algún que otro cambio de origen y desde luego no tenían recuerdos del universo anterior, los recuperaron al volver. Lo que nunca supe es si se quedaron con los recuerdos del año que pasaron en el otro universo…

Elvis
Lector
Elvis

A ver si se animan con otra gran serie de los 90´s como es the New Warriors , dibujada por Bagley y guionizada por Niceza!

Sergio Aguirre
Lector
Sergio Aguirre

Eh, Pedro Monje, me has copiado las preguntas 🙂

Sergio Aguirre
Lector
Sergio Aguirre

Perdon por mi ultimo comentario, me ha pasado algo raro, en la respuesta de Pedro solo me parecían mis preguntas copiadas. Luego, al publicarse mi entrada, he visto las respuestas

Sergio Aguirre
Lector
Sergio Aguirre

Y por cierto, muchas gracias por las repuesta, Pedro. No sabia todo esto de la contratierra y no había caído en que te referías a quinto centenario de numeración. Pensaba que era un error y te referías a años, lelo de mí.

Elvis
Lector
Elvis

Buenas Pedro , gracias por tus aclaraciones pensaba que CES se dedicaba a recopilar colecciones de los 90 , no sabía que el punto de partida era heroes return, aun así me gustaría verla aun que sea en otro formato , recuerdo que la disfrute un montón sobretodo los números del 20 al 26 o así , luego la serie decae , pero los primeros 26 números son una gozada !
Por cierto creo que lo de Vengadores Costa Este ya está confirmado en la linea Marvel Gold no?

Jordi T. Pardo
Autor

Impresionante y muy completa reseña, Pedro. Eres todo un hombre-orquesta, sirves para todo y encima lo haces bien. El primer tomo CSE de los Thunderbolts me gustó, no me maravilló pero me entretuvo, no los leí en su día y les tenía bastantes ganas. Probaré con este segundo tomo que ya me dijiste que eran aún mejores.

pepe15042
Lector
pepe15042

“se puso legalmente tontorrón”
= exigió sus derechos legales

mxypltzx
Lector
mxypltzx

Pedro, gracias por la aclaración. De todas formas, cuando ellos fueron transportados a ese universo ¿ya era la contratierra? Porque yo siempre entendí que ellos estuvieron en otro universo y que incluso tenían acceso al nuestro a través de la zona negativa (que se supone común a todos los universos). Si sabía que en la contratierra acababan algunos personajes de ese universo, pero no diría que los héroes fueron allá.

Daniel Gavilán
Autor

¿Hasta que punto es valido que pueda reclamar uno derechos de un personaje creado expresamente para un concurso cuyo premio era que este se integrase en el Universo Marvel? ¿No es un poco como si yo demandase a facebook por hacer uso en su web de las fotos que yo mismo he subido?

Spiter-Man
Lector
Spiter-Man

Los Vengadores acababan de cumplir su quinto centenario y la trinidad vengadora superaba con creces ese número.

Pero Pedro, eso sigue siendo un error, en los tiempos de Onslaught y Heroes Reborn los Vengadores llevaban 400 números, no fue hasta la llegada de Bendis y su Disassembled que llegaron al quinto centenario…

David For President
Lector
David For President

Un artículo curradísimo, sí señor.
 
Enhorabuena.

El Asombroso Espaiderman
Lector
El Asombroso Espaiderman

 Excelente reseña. Tengo el primer tomo y dentro de un tiempo me compraré el segundo.

Johnny99
Lector
Johnny99

Loomp, encuadernarlo estan facil como ir a una papeleria y preguntar. yo elegi las tapas, como queria el lomo, si queria portada…hace poco encuaderne el daredevil de marvel edge forum, que fueron 23 o 23 grapas, no recuerdo, y me salio por 16 €.
respecto a esta coleccion…aun se me ponen los pelos como escarpias con el final del primer numero. esperemos que la continuen mas alla de este tomo, mis viejas grapas estan un poco deslabazadas

Marcos Martín
Lector

Genial artículo, Pedro, mi enhorabuena. Cómo me ha encantado recordar la llegada de Ojo de Halcón al grupo, memorable. Canela fina lo que hizo Busiek en aquellos años.

Loomp
Lector
Loomp

Gracias johnny99, lo miraré a ver si encuentro alguna papeleria decente. Es que aqui en Castellón de donde soy, en muchas no quieren encuadernar cómics ni fotocopias de libros, etc, supongo que será por algún rollo con la SGAE.

Don Defendor
Lector
Don Defendor

Si es que no hay malos personajes, si no malos guionistas

Zerfoinder
Lector
Zerfoinder

…Porque al llegar a las dos últimas páginas del primer comic, los lectores del mismo asistían atónitos al mejor cliffhanger de los cincuenta años de la historia Marvel. Los Thunderbolts eran en realidad Los Amos del Mal….
Pasan los años y todavía se me eriza la piel al leer eso (que digo leer? si al hacer el copy-paste para hacer la cita hasta me ha brotado una lagrimita!). No se si sea el mejor de los cincuenta años, pero sí ha sido el mejor que he leído. El que más se me ha quedado grabado hasta el hueso

Todavía me recuerdo leyendo ese número. No me enteré por el boca a boca, no lo leí en un blog ni web (que ya las había), no me lo insinuaron con publicidad, ni si quiera me lo spolié yo mismo comenzando a leer por el final (costumbre tonta que tenía).

No, nada de eso. Lo compré, lo leí ahí mismo en una banca frente al kiosko. Busiek y Bagley me estaban presentando a unos nuevos héroes y la esperanza que traían consigo, llegué a las páginas finales, di vuelta a la página y me enteré de “la verdad”. Me quedé totalmente descolocado, ¡que gustazo de sorpresa!

Ah, estas cosas ya no se ven. Que pena.

Esos 25 números en definitiva son una joya

El Asombroso Espaiderman
Lector
El Asombroso Espaiderman

 Ya no se hacen cómics como los de antes.

Alfeizar
Lector
Alfeizar

Pues yo también fui a un kiosko apor estos números.

Eran los números en los que salía por primera vez Ojo de Halcón, y aquí me enganché. Al final caí de bruces con los thunderbolt, me encanta esta etapa.
Y luego seguí hasta que cambiaron a los prota manteniendo la cabecera.

Todavía sigo esperando el salto de pájaro cantor a los avengers….

Emilio
Lector
Emilio

¿Alguien puede decirme si la etapa de Busiek queda cerrada sin necesidad de leer la de Fabian Nicieza? Gracias.

Avenger_Fan
Lector
Avenger_Fan

Centenario son 100 años, no 100 números!

acantarmexico
Lector