Casual Fling, de Jason Starr y Dalibor Talajic

Reseñamos el thriller erótico de AWA Studios. Una historia de sexo y chantaje.

0
1267

Edición original: Casual Fling 1-4 USA (AWA Studios, 2021)
Guion: Jason Starr
Dibujo: Dalibor Talajic
Color: Marco Lesko
Rotulación: Steve Wands
Formato: Rústica. 96 páginas. $9,99

Sexo sin protección

En el indie americano abundan las historias de superhéroes, la ciencia-ficción distópica, el terror y la fantasía. Los thrillers eróticos no tiene tanta suerte. Solo las obras de Maria Llovet cuentan con un público fiel (nada sorprendente si tenemos en cuenta la calidad de series como Faithless) y ninguna de ellas es un thriller convencional; más bien, historias de terror con algún que otro elemento de thriller. La ausencia del thriller erótico en las estanterías americanas podría atribuirse al puritanismo de parte de la sociedad americana, pero sospecho que el principal motivo no es otro que el paso del tiempo. En el internet podemos encontrar material erótico gratuito que satisfaga nuestros deseos más oscuros y húmedos, por muy extravagantes que sean. Y gracias a Hollywood el thriller erótico en la cultura popular está asociado con valores y actitudes de unas décadas cada vez más lejanas.

Me sorprendió gratamente, pues, que AWA Studios, editorial deudora de la Vertigo de principios de los 2000, anunciase la publicación de Casual Fling, un thriller erótico adaptado a los nuevos tiempos. Obra de Jason Starr y Dalibor Talajic, hombres de confianza del editor-in-chief Axel Alonso, se publicó hace dos años en cuatro grapas que fueron recopiladas posteriormente en un tomo con un precio asequible.

¿Qué pasaría si engañásemos a nuestra pareja? Para la protagonista de Casual Fling, una mujer tratando de conciliar su carrera profesional con su matrimonio e hijos, las consecuencias de acostarse con un desconocido son devastadoras. El hombre que la sedujo es un extorsionador que amenaza con hacer pública una grabación de su noche de sexo.

Starr y Talajic prometieron un thriller erótico para la era Me Too y eso es lo que nos ofrecen. El sexo en Casual Fling no es ni glamuroso ni excitante, sino la herramienta con la que un depredador somete bajo su control a mujeres insatisfechas con sus vidas personales, algunas de ellas vulnerables y otras, como la protagonista, conscientes de lo que están haciendo. La serie hace un trabajo excelente mostrando qué llevaría a una mujer de éxito a querer engañar a su fiel marido, consiguiendo que los lectores simpaticemos con ella aunque no estemos de acuerdo con su decisión. Simpatizamos incluso más cuando llegan las primeras amenazas del extorsionador, con las que los autores consiguen hacernos sentir el miedo y la ansiedad que produce una violación de nuestra intimidad que puede destruir nuestra vida en cuestión de minutos. Sin posibilidad de acudir a la policía, que no puede hacer nada sin pruebas de la identidad del extorsionador, queda resignarse a lo peor.

Mientras se derrumba la vida de la protagonista, la serie plantea una interesante pregunta: obviamente el extorsionador es el malo de la historia, pero ¿acaso se aprovechó de las inseguridades de la protagonista para seducirla? O dicho de otro modo: ¿se hubiera arrepentido ella del adulterio si su compañero de cama no fuese un extorsionador? Ni los diálogos ni el dibujo favorecen una respuesta por encima de otras; la ambigüedad permanece sin resolver… hasta que llegamos a la segunda mitad de la serie.

Como si no supiera resolver el conflicto externo e interno en el que está atrapada la protagonista de su historia, Starr se saca de la chistera uno de los personajes secundarios más insufribles que he tenido la mala suerte de encontrar en un cómic, una hacker friki que puede encontrar cualquier pista en la red. Toda la tensión que tan bien había cultivado la serie se desvanece en cuanto queda claro que la hacker es una trampa del guion para poder darle un final feliz a la historia sin un gran despliegue de creatividad que lo justifique. Junto a la tensión se desvanece la ambigüedad en torno a las decisiones de la protagonista; la imposición de un final feliz impide explorar todas las respuestas y situaciones difíciles que puede generar el adulterio. Todo se resuelve en un periquete, con tanta facilidad que uno se queda con la impresión de que los personajes de la serie han atravesado un pequeño mal momento en vez de una pesadilla.

A pesar de desinflarse como un globo con un agujero del tamaño de las partes privadas de Michael Douglas en Instinto Básico, la segunda mitad de Casual Fling tiene un pequeño momento de genialidad al narrarnos las historias de otras víctimas del villano. En esas viñetas, tan desasosegantes que son capaces casi de hacernos olvidar que la historia tendrá un final feliz, queda claro que el problema de la serie es que a Starr le falta valor, y no habilidad, para llevar a buen puerto sus ideas. Y sin ese valor la serie termina siendo un desperdicio del talento de Talajic, capacitado para dibujar cómics impactantes (a su especial de Punisher Tiny Ugly Little World me remito) y sus colaboradores en el color y la rotulación.

Casual Fling podría haber sido una lectura estremecedora. Podría haber sido una provocadora disección de los abusos sexuales en esta era tecnológica, una interesante reflexión sobre matrimonios infelices. Pero el resultado final es un cómic mediocre que nos hace desear que AWA Studios se hubiese centrado en géneros más comerciales en vez de tratar de resucitar al thriller erótico.

Lo mejor

• La premisa.
• El dibujo.

Lo peor

• Una segunda mitad inverosímil.
• Un final feliz que contradice todos los temas de la serie.
• El peor personaje secundario del indie americano en lo que llevamos de década.

Edición original: Casual Fling 1-4 USA (AWA Studios, 2021)Guion: Jason StarrDibujo: Dalibor TalajicColor: Marco LeskoRotulación: Steve WandsFormato: Rústica. 96 páginas. $9,99 Sexo sin protección En el indie americano abundan las historias de superhéroes, la ciencia-ficción distópica, el terror y la fantasía. Los thrillers eróticos no tiene tanta suerte. Solo las…
Guion - 4
Dibujo - 7.8
Interés - 5

5.6

Poco excitante

Lo que podría haber sido una serie provocadora resulta mediocre y perezosa.

Vosotros puntuáis: 9.5 ( 1 votos)
Subscribe
Notifícame
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments