Servicio Informativo del Cómic Independiente USA #532

El #ComicsBrokeMe sacude la industria del cómic y más noticias del indie norteamericano.

0
1540

Fallece Ian McGinty

El artista Ian McGinty ha fallecido tristemente esta semana a los 38 años de edad. Así se ha podido saber gracias al comunicado lanzado por la madre del autor, que en un emotivo mensaje ha recordado lo querido que era su hijo. A lo largo de su carrera, McGinty se especializó sobre todo en desarrollar adaptaciones al cómic de importantes licencias de animación, tales como Hora de Aventuras (Cartoon Network), Invader Zim (Nickelodeon) o Bravest Warriors (Frederator). El autor publicó además Welcome to Showside, una serie infantil de creación propia que fue publicada a través de la editorial Z2 y que llegó a contar con un episodio piloto para adaptarla a la pequeña pantalla.

Descanse en paz.

Fuente: io9.

… y desata una tormenta de denuncias alrededor de #ComicsBrokeMe

A pesar de que no ha trascendido la causa de la muerte de Ian McGinty, algunos comentarios de compañeros de profesión han señalado la inaguantable carga de trabajo que el autor soportaba en su dedicación al medio. Todo ha parecido empezar con los comentarios lanzados por la artista Kendra Wells, en los que insinúa que las condiciones de trabajo del autor están relacionadas de manera indirecta con su fallecimiento.

“Todos los posts sobre Ian […] mencionan que trabajaba mucho, mucho, mucho. Trabajaba más de lo que yo creía posible. Amaba profundamente los cómics, lo único que deseaba era dibujar. Y es difícil no sentir que la industria se aprovechó de él y lo explotó. Nadie debería trabajar hasta la muerte por lo que nos pagan. Ian […] debería haber tenido una carrera larga, que le hubiera permitido descansar, sanarse y cuidarse. Su muerte es una puta acusación demoledora contra esta industria, y espero que las editoriales que le pagaban calderilla lo sepan.”

A partir de ahí, la bola de nieve ha comenzado a rodar, y una cantidad ingente de autores y profesionales del mundo del cómic estadounidense ha comenzado a compartir sus condiciones laborales y sus peores experiencias alrededor del hashtag #ComicsBrokeMe. Y la avalancha ha sido demoledora.

https://twitter.com/comic_infantil/status/1668000418176040962?s=20

https://twitter.com/MarcEllerby/status/1667761118188544004

https://twitter.com/PineapplesToGo/status/1667749026819612672

https://twitter.com/Jennifer_deG/status/1668361201313804290

BOOM! Studios ha sido una de las editoriales que peor parada ha salido, con varios profesionales de su exitosa serie Leñadoras denunciando sus condiciones. Marta Laiho, colorista, señala haber recibido una cuota de 25$ por página o haber tenido que colorear más de 200 páginas en dos meses. Casey Nowak, dibujante, menciona haber estado “37 horas seguidas trabajando para poder entregar un número de 22 páginas en fecha”, así como haber cobrado 80$/pág por su trabajo en los números 10-12 de la serie, “una de las experiencias más miserables de mi vida, empecé a fumar, me levantaba estresada y me acostaba estresada». Anne Marie Rogers denuncia los mismos plazos imposibles en la serie que no lograba cumplir trabajando día y noche, “lo que en última instancia fue el motivo por el que me dejaron abandonar la serie, aunque no sin antes ignorarme durante dos semanas”. La propia Shannon Watters, editora y co-creadora de la serie, reclama que las editoriales utilizan a los editores como la figura que debe dar la cara y presionar a sus autores para cumplir plazos y cuotas que no dependen de ellos, siempre bajo su propia carga inasumible de trabajo.

Por supuesto, no es una caso de una editorial. Kelly Fitzpatrick cuenta que su peor experiencia fue haber estado tres días sin dormir para poder entregar un número de Army of Darkness coloreado a Dynamite. También fue esa misma editorial la que a Anthony Fowler no le pagó como entintador por su trabajo en Dresden Files: Wild Card #3, sino que tuvo que recibir su salario a través del dibujante, que se lo descontó de su propio sueldo. Por otro lado, el guionista Zach Thompson puso como ejemplo personal cuando una editorial (presumiblemente Aftershock) se quedó con la totalidad de un pago de 90.000 dólares en concepto de adquisición de derechos audiovisuales de una serie de creación propia, algo que los ha llevado a litigar con ella. Una experiencia similar reclama el también guionista John Layman. Igual de sonrojantes son los datos aportados por la editora Heather Antos, que explica el motivo por el que prefiere enfocarse en el mundo del videojuego: “Una vez edité un cómic de Destiny de 10 páginas y me pagaron 5 mil dólares. Una sexta parte de lo que me pagaba Marvel en un año ($30K) editando Star Wars y Deadpool”.

Esto, por supuesto, no es más que la punta del iceberg frente a la inmensa cantidad de historias que se han compartido en redes durante esta semana, poniendo de manifiesto la precariedad con la que deben vivir los autores en una industria que, si bien es cierto que no mueve las masas de dinero que circulan en otros sectores artísticos, claramente se aprovecha de la pasión de sus autores para exprimirlos al máximo para reducir gastos. La onda expansiva se ha oído también en nuestro país, donde los autores españoles han compartido sus sueldos y han hecho palidecer a las cuotas estadounidenses en comparación con lo que se paga aquí.

Lo que ha quedado patente es que vivir del cómic es una tarea casi imposible, incluso en las mecas de la industria (porque qué decir de las condiciones laborales de los mangakas en Japón), lo cual resulta bochornoso cuando hablamos no ya de proyectos de autor arriesgados, sino de mismos encargos para adaptar licencias millonarias. Con el momento que se está viviendo en EEUU, sumido en una intensa huelga de guionista de Hollywood para dignificar su trabajo, confiemos en que otros sectores maltratados como el del cómic puedan aprovechar el rebufo para pelear por sus derechos.

Fuente: Bleeding Cool.

Skybound confirma la continuidad de G.I. Joe: A Real American Hero

Era una de las incógnitas del traspaso de la licencia de G.I. Joe a Skybound. IDW Publishing, editorial que hasta el año pasado poseía los derechos, había dado continuación a la serie de G.I. Joe original de Marvel Comics, trayendo de vuelta a Larry Hama, el guionista de aquella serie. El público respondió con tanto entusiasmo que la serie se publicó ininterrumpidamente desde su relanzamiento en 2010 hasta el año pasado, alcanzando la increíble cifra de 300 números, la mitad de ellos editados por IDW. Lo lógico es que Skybound retomase la serie y eso es lo que ha anunciado la editorial. G.I. Jose : A Real American Hero continuará este noviembre con Larry Hama, ¿quién sino?, a los guiones y Chris Mooneyham al dibujo. Coloreará Francisco Segala y Andy Kubert se hará cargo de las portadas.

Junto al número 301 se publicará un reedición del primer número de la serie, publicado en 1982, que restaura el guion original de Hama. Marvel hizo ciertas reescrituras antes de enviarlo a imprenta y por primera vez los fans de los cómics de G.I. Joe podrán leer el cómic tal y como su guionista lo escribió

Fuente: ICv2.

AWA anuncia Rumpus Room, de Mark Russell y Ramon Rosanas

AWA Studios ha anunciado una nueva serie escrita por Mark Russell y dibujada por Ramon Rosanas. Rumpus Room gira en torno a un multimillonario llamado Bob Schrunk que mantiene encarcelados en una sala subterránea a individuos que le han ofendido. Estos prisioneros deben votar cada semana para decidir cuál de ellos tendrá un destino horripilante: sus cuerpos se utilizarán para crear una crema facial que Bob utiliza para tratar su peculiar afección cutánea. Sin embargo, Bob no sabe que uno de sus recientes cautivos es un policía encubierto que lleva un arma oculta.

Según Mark Russell, Rumpus Room refleja cómo la sociedad estadounidense se ve enfrentada por fuerzas poderosas que escapan a su control. Explora el tema de la ira y cómo esta puede convertir a las personas en armas contra los demás. La serie ofrecerá un thriller «oscuro y demencial».

El cómic será coloreado por Ive Svorcina y rotulado por AndWorld Design, con portada de Tony Harris. Rumpus Room llegará a las tiendas norteamericanas el 20 de septiembre.

Fuente: AIPT.

Zac Thompson y Valeria Burzo adaptarán la novela Hunt For The Skinwalker

BOOM! Studios ha anunciado el lanzamiento de un one-shot titulado Hunt for the Skinwalker. La serie se basa en la historia paranormal basada en hechos reales documentada en el libro del mismo nombre. La adaptación al cómic, escrita por Zac Thompson (conocido por obras como Cable) e ilustrada por Valeria Burzo (Castle Full of Blackbirds), incorpora nuevas revelaciones con la colaboración de los autores originales.

Hunt for the Skinwalker sigue las experiencias de una familia que se encuentra con fenómenos inexplicables y aterradores en su rancho. En un intento por comprender estos sucesos, comienzan una enorme investigación. El cómic pretende plasmar el viaje de la familia y los misterios a los que se enfrentan.

Zac Thompson se mostró entusiasmado con la adaptación de esta novela paranormal y señaló que la historia crece constantemente hasta alcanzar nuevas cotas. También elogió la narrativa artística de Valeria Burzo, destacando las espectaculares imágenes que dejarán una impresión duradera en los lectores.

El primer número de Hunt for the Skinwalker se lanzará el 6 de septiembre de 2023 en el mercado norteamericano.

Fuente: BOOM! Studios.

Subscribe
Notifícame
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments