Batman: Noche oscura, ciudad oscura

Por
22
2929
 

Edición original: Batman #452-454 (DC, 1990).
Edición nacional/ España: Batman v2 nº 50-52 (Zinco, 1991)/ Batman Arkham vol.07: Acertijo (Planeta, 2008).
Guión: Peter Milligan.
Dibujo: Kieron Dwyer.
Entintado: Dennis Janke.
Color: Adrienne Roy.
Formato: Comic book.
Precio: 150 pts. c/u (Zinco)/ 12’95€ (Planeta).

 

Al británico Peter Milligan le acompaña una fama -bastante justa, hay que decirlo- de no esforzarse igual en sus trabajos personales que en sus (numerosas) obras de encargo, en las que parece limitarse a cumplir el expediente. Lo curioso del caso es que podría decirse más o menos lo mismo de cualquiera de los escritores (y artistas) en activo, llámense Moore, Morrison, Bendis o Brubaker. ¿Por qué entonces carga Milligan con el sambenito hasta el punto en que ya es pregunta obligada cada vez que inquirimos por un trabajo del irlandés?

He pensado sobre ello y he llegado a una conclusión: Peter Milligan no es un escritor de éxito. Al contrario que los citados (y otros tantos que podrían mencionarse), Milligan no ha tenido un solo triunfo de ventas en toda su carrera. Hay series que han funcionado bien: las menos; la mayoría han sido canceladas más pronto que tarde. Otras venían concebidas desde un principio en unas pocas páginas. En cualquier caso, no suelen verse muy arriba en las listas de ventas. Piénsenlo. Nunca sale su nombre cuando barajamos quien puede hacerse cargo de nuestro personaje favorito. Ni siquiera es un escritor “odiado” por el fandom. El consumidor mayoritario es completamente indiferente a sus aptitudes.

Lógico. Peter Milligan es un escritor de culto. Con el minúsculo -pero entregado- grupito de seguidores de los escritores de culto. Ahí es uno de los grandes. Quizá sin llegar a merecerlo del todo. Pero le queremos porque, con sus imperfecciones e irregularidades, sus fieles podemos citar varias ocasiones en que nos ha dejado descolocados. Con el culo “torcío”, vaya. Por eso insistimos. Podemos leer decenas de páginas bien escritas pero (aparentemente) rutinarias y, de pronto, ¡zas! Lo vuelve a hacer: un giro, una idea, una imagen que se nos clava en el hipotálamo y que no podemos exorcizar ni con cirugía.

Noche oscura, ciudad oscura es una historia de Batman, así que ya saben en qué terreno juega Milligan. La he escogido para mi reivindicación por dos motivos. El primero es que las opus magnas reconocidas (Enigma, Blanco Humano, Shade, Skreemer, etc.) han sido espléndidamente diseccionadas en esta página. Otras del mismo palo –pero menos evidentes- me las guardo para explayarme más a gusto otro día: tengan paciencia. Hoy he preferido primar la segunda razón: poner en valor esa labor mercenaria tan vilipendiada. Con igual ánimo podría haberme decantado por su ciclo en X-Men, esa veintena de números barridos de la memoria por el huracán Carey, o por su aproximación a Namor, en una historia donde el hombre submarino pasaba por ahí. Pero elegí a Batman. ¿Por qué?

Para demostrar algo. Lo que vengo diciendo desde el principio. De proponer hace una semana una encuesta para dilucidar las mejores historias del Hombre Murciélago, pocos (ni yo mismo, probablemente) habríamos escogido Noche oscura, ciudad oscura entre las 10 primeras. Con razón. Sin problema se pueden citar 10 o 20 relatos superiores y más significativos para el personaje. Sin embargo, Milligan entrega, casi de tapadillo, uno de los más certeros retratos del Acertijo en toda su historia. Lo hace, además, mezclando cultos demoníacos, personajes históricos y pesquisas detectivescas en apenas 60 páginas.

De lo acertado de su enfoque da fe que otros autores lo hayan recuperado casi punto por punto con éxito colosal. El Acertijo era un criminal un poco de risa. Su retorcimiento y degradación a la moda liderada por Miller eran complicados, pues ese espacio lo ocupaban con más propiedad el Joker o Dos Caras. Milligan recurre entonces a una partida macabra de la que otros se han llevado el mérito (sí, Loeb, te miro a ti). Asimismo, para dar algo de profundidad a lo que, de otro modo, sería poco más que un episodio cualquiera del serial pop de televisión, urde una intriga que se remonta a los cimientos de Gotham y que implica a varios de sus principales en la sombra (ahora algunos estaréis señalando a Snyder con el dedo).

La trilogía de Milligan puede leerse independientemente de la colección regular que la acogió. Sospecho que, como mi querida Las 10 noches de la Bestia, habría obtenido más repercusión si se hubiera publicado aparte o en Leyendas de Batman, el contenedor creado aquellos días a tal efecto. Tampoco le benefició el dibujo de unos vulgares Kieron Dwyer y Dennis Janke, un apartado gráfico excesivamente convencional tras las portadas encargadas a Mike Mignola. Mignola era, por supuesto, el ilustrador adecuado. O Wrightson. En sus lápices tal vez sí estaríamos hablando de una de las mejores historias de Batman.

Entre los momentos más inspirados están las viñetas del pasado gothamita
Entre los momentos más inspirados están las viñetas del pasado gothamita

A los adoradores del canon actual, cuando la creación de Bob Kane (y Bill Finger) se ha convertido en un insufrible “soy el mejor en lo que hago”, les sorprenderá la falibilidad de este Batman, que hasta es ayudado en la resolución de los enigmas por un Alfred Pennyworth inclinado a la literatura. Me hace gracia cómo Milligan ironiza con las convenciones de la investigación porque -admitámoslo de una vez- Bruce Wayne ha sido siempre, en los cómics, un detective horrible que no le aguantaría medio asalto a Holmes, Marple o Colombo. Es tan malo que todos los criminales que persigue, en vez de ocultar sus pasos, como viene siendo lo normal en la actividad clandestina, le mandan continuamente pistas y acertijos que resolverían en menos tiempo Roberto Alcázar y Pedrín. Milligan comprende el juego y, siendo este el aspecto más flojo, se preocupa al menos de que la cacería sea vistosa, aunque un poco sujeta de más a los parámetros de La broma asesina para mi gusto.

El escritor acierta con el tono malsano, indudablemente. Casi sin proponérselo. Recordemos el destinatario juvenil de estos tebeos. Los ritos satánicos se muestran devaluados frente a las barbaridades que le hemos visto proponer en otros lares. Aun así, no resultan ridículos ni estereotipados, como suelen serlo, un poner, los de Conan. La parte tétrica, grotesca, un tanto lírica, del asunto es la más convincente, incluso a pesar de la poca predisposición en tal sentido de los ilustradores.

Inhibida, dadas las circunstancias, una de sus virtudes principales, la transgresión, Milligan conserva intacta su habilidad narrativa basada en un concepto peculiar del montaje de secuencias. En sus obras siempre tenemos la sensación de que no lo cuenta todo, de que hay tramas, matices que se escurren entre la concatenación significativa de hechos. No es ya que haga elipsis para dejar cosas a la imaginación: es casi un desafío la confrontación de las piezas hasta el punto de que no es raro que haya que volver atrás para saber qué te ha escamoteado de lo que sería una narración “normal”. En este caso es evidente que hay una historia detrás de esa logia satánica pero el muy ladino finge contarla en beneficio de su víctima en lo que resulta una pirueta de resonancias góticas. Un detalle de humanidad infrecuente en el género, más preocupado por el espectáculo de la violencia que por el sufrimiento de quienes se la encuentran.

Noche oscura, ciudad oscura ha sido publicada dos veces en España. Primero entre los nº 50 a 52 del segundo volumen de Batman editado por Zinco y, años más tarde, incluida entre los contenidos del tomo de la colección Arkham dedicado al Acertijo (nº 07).

22 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
guolberin
guolberin
Lector
6 mayo, 2014 12:52

Para mí ésta es una de las mejores sagas de Batman, por lo menos de esa época. El Milligan bueno, la recomiendo mucho.

Mr. X
Mr. X
Lector
6 mayo, 2014 14:48

No lo he leído. ECC te estoy mirando a ti.

Jose Maria Vicente
Autor
6 mayo, 2014 15:20

Jo, ahora me he quedado con las ganas de leerlo.

Oh, y, Javier, si quieres ver de lo que es capaz Milligan en unas pocas páginas, te recomiendo sus trabajos británicos con Brendand McCarthy, que deberían reivindicarse más. Dark Horse lo editó todo en un asequible tomo inédito en estos lares.

guolberin
guolberin
Lector
6 mayo, 2014 16:07

Además, a los que os gustara lo de Puertas de Gotham de Snyder, deberíais leer esta saga, ya que es de donde se saca las ideas Snyder, en lo referente al pasado de Gotham.

Mr. X
Mr. X
Lector
6 mayo, 2014 16:16

Puestos a reivindicar obras de Milligan, y aunque el final –se nota que la cancelaron de buenas a primeras, y lo hiló como pudo-, a mí me moló Greek Street.

r7varola
r7varola
Lector
6 mayo, 2014 19:50

Yo de Milligan, solo puedo hablar de lo que ha hecho para Batman, que es el único personaje que sigo, y mi diagnóstico es demoledor: basura. Puede que haya hecho obras increíbles para otras editoriales, las que me he perdido, pero cada vez que veo su nombre en los créditos de un cómic de batman se me frunce el ceño. Pasa que me leí muchos de sus números insufribles de principios de los 90, cuando era “artista invitado” habitual en Batman. Quizás si el mayor despropósito que le leí fue una miniserie de 4 partes que Vid tituló: “La raíz idiota”. Trataba de Batman viajando al amazonas de Brasil para enfrentar a una especie de brujo, místico que drogaba a niños hasta el punto de hacerles explotar el cerebro. Aparte había un cuento con unos pájaros que ya no recuerdo (al parecer los niños se transformaban en aves). La cosa es que hace un par de años me di el trabajo de releer varias de su obras de esa época y mi impresión se mantuvo, números con sabor a nada mezclados con misterios sobrenaturales que, a mi juicio, no calzaban para nada con el personaje. Ejemplos de ello, la historia de la hierba hambrienta que publicó Zinco, o un asesino seria que ponía chaquetas con números a sus víctimas porque los clasificaba como si fueran libros de biblioteca (editado por Vid).

Pasó el tiempo y volví a toparme con este señor guionizando algunos números del “Regreso de Ras Al Ghul”. Otro desperdicio de papel, aunque siendo justos la saga entera era insufrible.

Mi última oportunidad se la di comprando el tomo de Batman confidencial “El murciélago y la bestia” en que Batman debe viajar a resolver unos crímenes en Moscú. La portada de Jock con Batman y la Catedral de San Basilio de fondo pudo más que mis aprehensiones y lo compré, para encontrarme vendiendo el tomo a los dos días siguientes después de leerlo. La historia no era tan mala, pero el villano era demasiado, intragable.

Dicho lo anterior, me prometí no acercarme a lo que este señor escribiera para Batman ni con un palo,  pero siempre dejé abierta la puerta para darle una oportunidad a esta saga, de la que frecuentemente he escuchado hablar muy bien, casi como de un “essentials” de Batman. No pude pillarla en su edición Zinco, y de haber sabido que estaba en el tomo de Arkham dedicado al acertijo lo habría comprado, pero lo dejé pasar y ya no es fácil conseguirlo, así que abogo porque la publique ECC y salir de dudas. O me reconcilio aunque sea levemente con este autor o lo destierro para siempre de mi colección.

Muy buena reseña

mespinpe
mespinpe
Lector
6 mayo, 2014 19:56

Había puesto antes un comentario (pero no lo he debido guardar bien) en el que decía que esta saga es importantísima para el Batman de Morrison. De hecho es la única referencia importante que no aparece en el tomo de los Archivos negros, y hubiera estado muy bien si lo hubiesen incluído. Yo tuve suerte y pude encontrar las grapas de Zinco.

Rivarola es que lo bueno de Milligan está casi todo en Vértigo (Girl, Extremist, Shade, Skreemer, Blanco humano…). A ud. le recomiendo el tomo de X-force/Statix que acaba de sacar Panini, cambiará su opinión radicalmente.

molon labe
molon labe
Lector
6 mayo, 2014 21:55

Yo tengo los numeros de Zinco comprados religiosamente en el kiosco, una muy buena historia lastrada por el dibujo del hijastro de John Byrne ¿meteria mano el padrastro para que le dieran curro? aun asi una de mis preferidas y la que hizo que le tuviese durante años terror a las pelotas de ping pong.

mespinpe
mespinpe
Lector
6 mayo, 2014 22:34

Rompo una lanza en favor de Kieron Dwyer por su Capitán América que no lo hizo nada mal. Y que supongo que es lo que le dió un cierto nombre como para encargarse de esta saga.  Desaprovechó la oportunidad y después me parece que poco se ha sabido de él.

 

lacuevalamacaca
Lector
6 mayo, 2014 23:40

Pues yo me declaro fan absoluto de Milligan y lo considero uno de los mejores guionistas, por encima de Ellis y de Morrison. Tiene autenticas joyas: enigma, k viene a ser su watchmen, blanco humano, shade, fuerza x/ x- statix y su etapa de hellblazer creo que es de las mejores del personaje, solo superada por la de Ennis y la de Delano.
En fin, k creo que se merece un especial en Zonanegativa, como ya se hiciera con Ellis y con Morrison

Mr. X
Mr. X
Lector
6 mayo, 2014 23:50

A mí me gustan bastante muchos cómic de Milligan, todos los que nombra el Sr Cueva, y como decía más arriba otros como Greek Street o Egipto, y no he leído esos tebeos que hizo en Inglaterra con McCarthy, pero dicen que están de puta madre. Ahora bien, es irregular como pocos, y en los últimos tiempos parece que anda pagando facturas haciendo cómics pijameros como churros de lo más mierdosos.

Que si, que otros, como Ellis, hacen más o menos lo mismo, pero lo hacen con más clase o se lo curran más.

Mr. X
Mr. X
Lector
6 mayo, 2014 23:50

A mí me gustan bastante muchos cómic de Milligan, todos los que nombra el Sr Cueva, y como decía más arriba otros como Greek Street o Egipto, y no he leído esos tebeos que hizo en Inglaterra con McCarthy, pero dicen que están de puta madre. Ahora bien, es irregular como pocos, y en los últimos tiempos parece que anda pagando facturas haciendo cómics pijameros como churros de lo más mierdosos.

Que si, que otros, como Ellis, hacen más o menos lo mismo, pero lo hacen con más clase o se lo curran más.

Spirit
Spirit
Lector
7 mayo, 2014 8:02

Yo soy de los que tiene esta saga en las grapas de zinco…y que añora esos tiempos en que comprabas un cómic y lo mínimo que te podías encontrar era esto. Es decir; historias con pies y cabeza, que normalmente podías leer sin haberte leído tropecientos números anteriores, de una calidad media más que notable y en el que pasaban cosas en cada número hasta llegar a un lógico final.

guolberin
guolberin
Lector
7 mayo, 2014 10:51

Yo también rompo una lanza en favor de Kieron Dwyer. Recuerdo, aparted e esta saga de Bats, una miniserie de Lobo, no sé si era la de Contrato con Gawd u otra, y no lo hace nada mal.

r7varola
r7varola
Lector
7 mayo, 2014 15:03

mespinpe, agradezco la sugerencia de lectura, pero del género pijamero solo leo batman, los demás personajes no me llaman nada, así que veo muy difícil que me compre algo de x men. Sin embargo, podría probar con alguna de las otras obras que comentas del género vertigo, pues al parecer hay coincidencia en que ahí está lo mejor de Milligan. Con todo, y aún cuando solo se trate de encargos, creo que para un buen escritor no debiera ser tan difícil hacer tebeos decentes de un personaje como Batman (excluyendo el objeto de esta reseña que al parecer está bastante bien). Me molesta mucho que un autor sea capaz de hacer obras de calidad y cuando lo contratan para escribir súpers escriba cualquier cosa

TheBaldRocker
TheBaldRocker
Lector
8 mayo, 2014 4:22

Mr.Agrafojo ha comentado en su estupenda reseña:
– “Bruce Wayne ha sido siempre, en los cómics, un detective horrible que no le aguantaría medio asalto a HolmesMarple Colombo. Es tan malo que todos los criminales que persigue, en vez de ocultar sus pasos, como viene siendo lo normal en la actividad clandestina, le mandan continuamente pistas y acertijos que resolverían en menos tiempo Roberto Alcázar y Pedrín…”

Halaaa lo que ha dicho, hala lo que ha dicho!!! Blasfemia, blasfemia!!!

😉

r7varola
6 mayo, 2014 de 19:50
– “O me reconcilio aunque sea levemente con este autor o lo destierro para siempre de mi colección”

jajaja que duro, no?
 

Bueno, en fín, que, como dice por ahi arriba Mr.X:

Yo también te miro a ti ECC!

 

Rockeros Saludos

 

Daniel Gavilán
8 mayo, 2014 11:06

Peter Milligan debe de ser uno de los tíos más irregulares que haya pisado la industria americana, capaz tanto de absolutas joyas como de trabajos alimenticios que solo pueden describirse como aberraciones contra el noveno arte.

De hecho el señor X tiene el “honor” de mentar Greek Street, fallido intento de “Milligan tio, haznos otro Fábulas” y que debe estar entre lo peor peor que he tenido la suerte de leer en la línea y en el cómic americano de los últimos años en general.

A esta obra de Batman sin embargo le tengo bastantes ganas, especialmente por su peso dentro de la etapa de Morrison.

Por recomendar otra obra suya, había una miniserie Vertigo con dibujo de Ted McKeever que emparentaba a los superhéroes con el fetichismo y el sadomaso con un rollo malsano que molaba un monton. The Extremist creo qe se titulaba

Mr. X
Mr. X
Lector
8 mayo, 2014 11:15

“De hecho el señor X tiene el “honor” de mentar Greek Street, fallido intento de “Milligan tio, haznos otro Fábulas” y que debe estar entre lo peor peor que he tenido la suerte de leer en la línea y en el cómic americano de los últimos años en general.”

 

https://www.youtube.com/watch?v=Ukrb9IjWtHI 🙂

Daniel Gavilán
8 mayo, 2014 12:11

https://www.youtube.com/watch?v=Ukr b9IjWtHI

😆

Y libre sea de defenderla 😛 Yo la verdad es que la cogí con ganas porque desde criajo me ha apasionado la mitología griega, y ese combo entre leyendas / realidad más noir londinense prometía mucho. Pero lo queencontré era básicamente todo lo malo de la línea Vertigo: La sordidez por la sórdidez, mucha muerte / sexo / decadencia bohemia de baratillo y más bien poco contenido. Ponga que Milligan y yo lo mismo no tenemos la misma idea de lo que define a los mitos griegos, pero hasta donde leí era uno de esos comics que suelo describir como “mal empacho” o el momento álgido de una migraña al despertarse tras una noche de borrachera. Personalmente me parece mucho más interesante la aproximación de Azzarello en Wonder Woman sin tener que ir de ese palo de “lo cómic adulto que soy, por parecer una mala digestión del tono y el rollo de la Vertigo de los 90”

Mr. X
Mr. X
Lector
8 mayo, 2014 12:51

Bueno, Sr Gavilán, creo que su opinión es la abrumadoramente mayoritaria.
 
Por cierto, ha leído Young Liars de  Lapham (que también fue muy masacrada y terminó antes de tiempo y a mí me gusta aún más)?

Daniel Gavilán
8 mayo, 2014 13:47

Leí algún numero suelto y no me disgustó. Pero todavía la tengo en la pila de pendientes. Con Lapham nunca se que esperar. A veces me mola y otras me resulta rematadamente soez