Autores invitados HCCM’17 – Paul Levitz

Por
1
425

Los días 10, 11 y 12 de noviembre en el Pabellón 5 de IFEMA (Feria de Madrid) se celebrará la primera edición de Héroes Comic Con Madrid, con cientos de actividades e invitados nacionales e internacionales en torno al mundo del cómic, la televisión, el cine o el cosplay, en toda una oferta amplia del mundo del entretenimiento para toda la familia. La lista de invitados internacionales del cómic es la mejor que ha habido en un Salón del cómic en Europa hasta la fecha. En (HCCM’17) se darán cita los siguientes autores internacionales: Frank Miller (invitado por ECC Ediciones y autor del cartel de esta edición), Bruce Timm, Fabian Nicieza, Paul Levitz, Paul Gulacy, Paul Renaud, Chelsea Cain, Kate Niemczyk, Phil Jimenez, Mark Brooks, Mark Chiarello, Brian Azzarello, Bill Sienkiewicz, Arthur Adams, Joyce Chin, Olivier Coipel, Kevin Maguire, Greg Rucka, Declan Shalvey y Jordie Bellaire (estos tres últimos invitados por Norma Editorial), así como los actores Ingvil Deila y Stefan Kapicic. Desde Zona Negativa queremos dedicarle una cobertura especial a HCCM’17 y para ello a modo de cuenta atrás os traeremos cada día hasta el comienzo del festival un análisis de la vida y obra de los autores internacionales invitados. Hoy es el día de… Paul Levitz.

Paul Levitz

Para un fan de DC escribir una breve biografía de Paul Levitz es algo inspirador que además genera un enorme sentimiento de respeto por una figura fundamental para entender el cómic en Estados Unidos. Levitz es un hombre muy discreto, humilde, con un conocimiento enciclopédico de un medio que ama como nadie y del que ha podido disfrutar en muchas de sus facetas. Ha sido escritor, editor y editor jefe de DC Comics, editorial a la que ha estado vinculado desde siempre. Conferenciante, divulgador, historiador y profesor. Hablar de Levitz es hablar de una parte muy importante de la historia de DC Comics, pues sus aportaciones, en todas sus encarnaciones laborales, han resultado fundamentales para la editorial. Desde aquí queremos aportar un pequeño granito de arena y redactar un humilde repaso a su vida laboral.

Paul Levitz nace en Brooklyn, Nueva York, un 21 de octubre de 1956, cursa estudios en el instituto Stuyvesant donde comienza su colaboración (1971) en el fanzine The Comic Reader, en la doble faceta de escritor y editor del mismo. El propio Levitz, cuando se le pregunta sobre esta publicación, no tiene reparos en describirla como el primer fanzine sobre noticias de la industria publicado de forma regular, por lo que es relevante detenerse un momento y hablar de esta publicación tan importante dentro del panorama fandom USA.

The Comic Reader empezó su andadura en el año 1961, pero lo hizo bajo el nombre de On the Drawing Board. Su fundador, Jerry Bails, focalizó todos sus esfuerzos en realizar una revista centrada en las noticias del cómic, algo hasta entonces inédito como elemento informativo, convirtiéndose rápidamente en una herramienta con la que los aficionados podían saber que estaba pasado y que se estaba publicando. Tras sus primeros números, sería en el octavo cuando cambiaría su nombre por el de The Comics Reader (1962), migrando su anterior denominación a las páginas interiores en la sección de noticias. Tal fue su impacto, pues no tardó en ser un pilar fundamental para muchos aficionados, que en el año 1963 ganó el premio Alley Award.

En 1964, Bails anuncia que The Comics Reader se va a fusionar con otro de sus fanzines, The Comicollector, que estaba bajo la dirección de Bill White. La fusión no se llegó a materializar por una muerte repentina en la familia de White, lo que desencadenaría una serie de acontecimientos que acabarían por precipitar le cierre de la publicación en el año 1969 tras intentos de nuevas fusiones y compra, que fueron generando retrasos en la publicación de la revista.

En 1971, Paul Levitz, con tan solo 15 años, compra los derechos de publicación del TCR y lo fusiona con su fanzine Etcetera, coeditado junto con Paul Kupperberg. Esta nueva aventura editorial arrancó en el número 78 de TCR y portaría el título de Etcertera & The Comic Reader hasta el número 90, momento en el que Levitz vuelve a separar ambas publicaciones.

Bajo el manto de Levitz, TCR florece de nuevo estrenando nueva periodicidad (pasa de ocho números anuales a publicarse mensualmente) y nuevo formato con un aportada ilustrada y 16 páginas. La revista va adquiriendo más y más popularidad y la industria empieza a fijarse con interés en ella. Tanto brilla que muchos profesionales de la época se sienten atraídos por TCR y gente tan relevante como Jack Kirby, Walter Simonson, Rick Buckler y Howard Chaykin realizarían alguna de sus portadas.

Con semejante carrera la revista recibe dos premios de la Comics Fan Art y en el número 99 (1973) se publica con su primera portada a todo color. Dos números más tarde pasa a estar editada por Mike Tiefenbacher de la empresa Street Enterprise. TCR llegaría a publicarse hasta el número 219 (1984) momento en el que se cancelaría de forma definitiva.

Levitz trabaja con verdadera pasión en TCR, tanto que llama la atención de DC Comics durante una de sus investigaciones, el editor Joe Orlando en 1972 le ofrece su primer trabajo dentro de la editorial escribiendo las cartas y gestionando el correo de los lectores para, muy pronto, pasar a ser asistente del propio Joe Orlando. Levitz aún debía completar sus estudios y cursa administración de empresas en la universidad de Nueva York, pero pasados tres años decide centrarse en su carrera como escritor.

Primer número ya editado por Levitz.

Su carrera dentro de DC Comics como editor asistente de Orlando da un salto en 1976 cuando se convierte en editor de un título, Adventure Comics, cuando aún no contaba con 20 años. La serie, aunque no lo parezca, es una de las más importantes de la editorial que empezó a publicarla en el año 1935 bajo el título de New Comics, centrada en contar historias humorísticas. La serie gozó de éxito y se renombró en el número 32 como Adventure Comics y se mantendría hasta su último número, el 503, convirtiéndose de esta forma en la serie de mayor numeración de la editorial tras Action Comics, Superman, Batman y Detective Comics. La colección era un repositorio muy variado de historias donde los lectores podían conocer a multitud de nuevos personajes. En ella se publicaron aventuras de Aquaman, Sandman o Starman, aunque la estrella indiscutible por mucho tiempo fue Superboy que, en el número 248 de 1956, conocería a la Legión de Superhéroes como designio de lo que ocurriría 21 años más tarde cuando Levitz llegue a editar la serie y acabe por escribir a la propia Legión.

La carrera de Levitz no había sino acabado de empezar y no pasaría un año cuando se encargaría también de las labores de editar las series de Batman en 1978, sucediendo en el cargo al mismísimo Julius Schwartz.

Sin embargo, es en 1977 cuando Levitz hace su primera toma de contacto con la Legión y oficialmente comienza a escribir sus aventuras a partir del número 231, coincidiendo con el cambio de título de la serie a Superboy y la Legión de Superhéroes. Son dos años los que permanecería al frente de la serie, con algunas sustituciones esporádicas por parte de Gerry Conway, en las que consumaría el matrimonio entre Relámpago y Saturn Girl y escribe una de las sagas más ambiciosas hasta el momento, la titulada Earthwar, dibujada por James Sherman y más tarde por Joe Staton, que afecta a los números 241 al 245, donde la guerra entre los Planetas Unidos y el imperio Khund asola el universo. Finalizado este arco, Levitz, abandona la serie a finales de 1978, siendo sustituido por Gerry Conway, en lo que iba a ser simplemente un hasta luego y no una despedida definitiva.

Levitz regresa a la Legión en el año 1982 en su número 284 (aunque ya había escrito algunos números antes de la serie junto con Roy Thomas, de una trama muy compleja de la que poco o nada hay que recordar) en lo que sin duda iba a ser el preludio a una de las etapas más recordadas y queridas por todos los aficionados al grupo del siglo XX. Para esta nueva ocasión se vio acompañado, inicialmente, por Pat Broderick a los lápices y Bruce Patterson a las tintas, pero no tardaría mucho en aparecer el que iba a ser el encargado de dar un nuevo aspecto visual a la Legión, Keith Giffen, con el que Paul Levitz iba a dar forma a la Saga de la Oscuridad (#284 y #290-294 y el anual #03), el arco argumental que los consagraría dentro de la serie de forma definitiva. La trama no puede ser más contundente pues Darkseid busca invadir y conquistar los Planetas Unidos, llevando a la Legión al límite y transformando para siempre el tono de la colección que pasó a ser una serie de ciencia ficción de calidad , profunda, compleja y detallada, con la que profundizar más en la personalidad de los legionarios y legionarias, añadiendo un trasfondo de amistad e intereses románticos que permitían a los lectores identificarse con unos personajes que hasta ahora estaban muy alejados de ellos por su entorno futurista.

Levitz centra su atención en todos los detalles que hacen grande a la Legión y los potencia de forma paulatina. Los mundos natales de los legionarios adquieren una importancia vital para las historias que empieza a desarrollar y eso añade más puntos de conexión con los lectores que ven como el universo de la Legión se expande y se llena de información. Levitz trabaja mes a mes, codo con codo con Giffen, cimentando una etapa que está predestinada a hacer historia.

Una forma clara muy contundente de ver los resultados de Levitz al frente de la Legión es pararse un momento y analizar las ventas de DC de esa época y descubrir que la Legión de Levitz y Giffen es el segundo título de mayores ventas tras los Titanes de Wolfman y Perez.

Levitz teje un entramado narrativo complejo en el que desarrolla un sinfín de tramas simultáneas que afectan a cada uno de los personajes, tanto de forma individual como colectivamente, logrando tramas interesantes en las que cada legionario tiene su propia voz. La Legión es un todo heterogéneo que nos narra una historia continuada mensualmente, mientras ocurren otras muchas cosas y eso logra que la serie gane en interés y sobre todo en tridimensionalidad al resultar mucho más creíble dentro de su propuesta.

La Legión se relanza de nuevo el 1984 y durante 63 números se mantiene activa a los mandos de Levitz que la escribe de principio a fin. Entre el anterior volumen y el que empieza en el 84 no hay pausa alguna, pero son muy diferentes entre sí. Esta nueva serie regular ya no tiene a los lápices a Ketih Giffen, que solo está en el primer arco argumental, sustituido por Steve Lightle, lo que ya rompe con ese aspecto visual tan característico que tuvo el anterior volumen y que tan bien le sentó a la serie. Levitz arranca esta serie con una trama de alto octanaje con la Legión de los Supervillanos en su encarnación más letal hasta la fecha, por lo que se percibe un claro viraje por parte de Levitz en la serie por optar por el tono más oscuro posible. La muerte de alguno de los legionarios, no como algo puntual y reversible, sino como algo real y definitivo, y un legionario obsesionado por la venganza, marca el citado tono, buscado o no por Levitz para esta nueva andadura de la serie.

Levitz continúa usando su característica estructura narrativa en la que separa al grupo de forma que pueda repartir el protagonismo entre los diferentes legionarios, pero los cambios van filtrándose lentamente con la convocatoria de nuevos miembros, un cambio de presidente en la Tierra, abandonos de algunos legionarios, cambios de uniformes… El cambio está al orden del día y es la mejor forma de definir el trabajo de Levitz durante todo este tiempo.

Pero Levitz no solo escribe la Legión, por mucho que su nombre este asociado o, mejor aún, fusionado, por completo a tan importante grupo de héroes del Universo DC. Levitz también escribe La Sociedad de la Justicia durante los años setenta en la serie All Star Comics #62-74, siendo cocreador, junto a Joe Staton, de La Cazadora de Tierra 2, hija de Batman y Catwoman. También tiene en su currículo la creación de Lucien el bibliotecario, un personaje que rescataría Neil Gaiman para su serie Sandman.

Otra de sus series importantes durante la segunda mitad de los años 70 es Adventure Comics que escribe desde el número 461 al 478 narrando aventuras de la Sociedad de la Justicia de América y Starman. La carrera de Levitz como escritor salpica a infinidad de series a lo largo de todos sus años de trabajo en DC, pudiendo encontrarle en series tan relevantes como Detective Comics, Superman, Kamandi, Cosmic Boy, Liga de la Justicia de América, New Teen Titans, Wonder Woman, World´s Finest, Dr. Fate, Showcase, DC Comics Presents… Su valor como escritor clásico siempre es bienvenido en las series que se ven beneficiadas por su estilo metódico y constructivo.

Pero Levitz es mucho más que un buen guionista, es también un excelente escritor e historiador de comics, así como editor, de cuya faceta es necesario hablar con más detalle.
La línea temporal de la carrera como editor de comics en DC de Levitz empieza con la serie Adventure Comics 1977-1979 (lo sustituiría Ross Andru), continúa con Brave and the Bold 1978-1981 (lo sucede Dick Giordano), seguida de Detective Comics y Batman 1979-1981 (lo sucede también Dick Giordano). Su salto más importante dentro de la compañía se materializa en el año 1989, en el que se convierte en el editor jefe, cargo en el que está hasta el año 2009 y que simultanea con el de la presidencia de la compañía desde los años 2002 al 2009 cerrando, de esta forma, un ciclo donde un muchacho que editaba una revista de comics en su instituto llega al más alto cargo editorial dentro de DC Comics.

Si centramos nuestra atención en sus años como editor jefe de DC y su presidencia, hay varios aspectos a comentar. La carrera de Levitz se ve intrínsecamente ligada a la Jenette Kahn y Dick Giordano, pues ellos son los encargados de revitalizar a DC en un proceso que empezó a manos de Kahn y que Levitz prosigue con ayuda de ambos editores.

Jenette Kahn entró a formar parte de la plantilla de DC en 1977 como editora jefa, sustituyendo a toda una eminencia, Carmine Infantino, y alcanza la posición de presidencia cinco años después, cargo en el que está hasta su retirada en el año 2002. Con Kahn, DC empieza un período de expansión, el conocido por lo aficionados como la Explosión DC, que no tardaría mucho en convertirse en el de la Implosión DC, circunstancia que no impide que junto a los ya mencionados Paul Levitz y Dick Giordano, arranque una de las décadas más creativas y fructíferas de DC. Sus labores conjuntas con Levitz y Giordano propician la entrada de autores tan importantes en DC como Marv Wolfman, Frank Miller, Alan Moore, John Byrne, George Perez y de otra de las editoras míticas de la editorial, Karen Berger, con la que Levitz pone en marcha el sello editorial Vertigo.

Khan, Levitz y Girodano remueven los cimientos creativos de DC coordinando el relanzamiento de los principales personajes de la editorial tras los acontecimientos de Crisis en Tierras Infinitas. Este trío de ases fueron los responsables de que tras los nefastos años 70, DC Comics, resurgiera como un ave fénix y tuviera unos años ochenta absolutamente sobrecogedores en cuanto a calidad editorial.

Paul Levitz permanece en el cargo de presidente y editor jefe de DC Comics hasta el año 2009 en el que anuncia que pasa a ser consultor general de la recién creada división DC Entertainment.

Una vez liberado de sus tareas administrativas con DC, Levitz enfoca sus esfuerzos, sin dejar de lado a la Legión de la que escribiría 16 números de su sexto volumen, en una de sus otras pasiones la de escribir, pero esta vez no lo hace en las series DC, sino que en 2010 comienza la redacción de un proyecto de elevadas pretensiones que se materializara en forma de libro bajo el título de 75 años de comics DC: El arte de la creación de mitos modernos. El libro, editado por Tachen, llega a las librerías en formato gigante, con casi 800 páginas, profusamente ilustradas, para convertirse en la obra enciclopédica más importante sobre la historia de la editorial. El trabajo de Levitz es monumental y su fruto no puede ser de mayor calidad. Este enorme volumen genera tres nuevos libros, revisados, dedicados a tratar en detalle las diferentes edades del cómic, la Golden Age, la Silver Age y la Bronze Age, así como otros de menor formato dedicados a la trinidad DC por excelencia. Levitz demuestra su talento, su conocimiento y su capacidad como historiador de la historieta con todas estas publicaciones.

En 2014 Levitz escribe una profunda, sentida y respetuosa biografía de Will Eisner, donde se adentra en la figura del maestro del noveno arte como dibujante innovador, empresario, educador y novelista gráfico.

Pero Levitz tiene más facetas en su vida e imparte clases de trasmedia y novela gráfica en la universidad de Columbia, así como cursos de empresa editorial en la escuela de postgrado de la universidad de Pace y talleres de escritura en el programa de pregrado de la universidad de Manhattanville. Esta faceta de educador y divulgador de los comics le ha permitido ser el coautor, en 2015, de la segunda edición del libro The Power of Comics con Randy Duncan y Matthew Smith del que se considera es el primer texto universitario de estudios sobre el cómic.

Otro de sus trabajos actuales es en la Junta Directiva del Fondo de Defensa Legal del Cómic en BOOM! Cómics, una importante editorial independiente, mientras continúa siendo consultor de Warner Bros y otras empresas del sector.

Levitz también ejerce de conferenciante y es invitado a numerosos eventos como la Feria del Libro de Francfort, la Jupiter´s Digital Kids Conference, la convención por las que todas las demás convenciones se miden, la ComicCon de San Diego, así como otros lugares como Google, el MIT y Lucca´s Comics and Games Festival y ha trabajado también en la sección de cultura del New York Times.

Pero a Levitz no se le puede tener mucho tiempo apartado de los comics y regresa a guionizar varias series de los Nuevos 52. Su trabajo empieza en World´s Finest (2012-2015), junto a George Perez y Kevin Maguire, prosigue en la nueva serie de la Legión de Superhéroes y con la iniciativa DC You también se encarga de escribir la serie regular dedicada al señor de las artes mágicas de DC, el Dr. Fate (2015-2016).

Levitz también tiene una página web donde comenta de forma regular sus influencias, libros que le marcaron o sistemas que usaba para guionizar la Legión y que merece le dediquemos un momento de atención antes de terminar este breve recorrido por la vida de tan importante escritor.

El concepto lo usa por primera vez Denny O´Neil, que se refiere al mismo bajo el sobre nombre de Paradigma Levitz y que responde a una herramienta de trazado, o planificación, que Levitz usaba cuando escribía la Legión de Superhéroes. El mismo la describe como una herramienta que le permitía generar historias de forma fluida y cuyo funcionamiento es muy simple. En el diagrama se puede observar su operativa que responde a un simple esquema donde las tramas se catalogan como A, cuando son de alta intensidad, la B, la C o incluso la D, como tramas y subtramas de menor fuerza, pero que deben estar y mantenerse para reforzar a las secciones A. Así mismo en el diagrama se puede ver como las tramas son revisitadas en diferentes historias de forma que todo va generando un denso entramado de conjunto.

Paul Levitz es mucho más que un guionista de comics. Es un estudioso del medio, un magnífico escritor, un conferenciante de renombre, un ejecutivo creativo, historia viva de DC Comics… que continúa su incansable trabajo con la misma pasión que aquel jovenzuelo que empezó a publicar un fanzine sobre comics en su instituto.

1
Déjanos un comentario

Please Login to comment
1 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
1 Comment authors
Aieie! Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
Aieie!
Lector
Aieie!

Magnífico repaso, Gustavo!
Me ha encantado y he aprendido muchísimo. Que grande Mr Levitz!