Atomic Robo y Las Diablesas Voladoras del Pacífico

Por
3
512
 

Guión: Brian Clevinger
Dibujo: Scott Wegener
Edición España: Norma Editorial (2015)
Contiene: Atomic Robo and the Flying She-Devils of the Pacific Vol. 7 Nº 1-5 USA (Red 5 Comics, 2013)
Formato: Tomo Rústica de 136 páginas
Precio: 16,50 €

 

“Haremos lo que nos dé la gana”

La leyenda afirma que el físico e ingeniero electricista y mecánico serbo-norteamericano Nikola Tesla tenía como una de las grandes metas de su carrera el encontrar una manera de poder producir y distribuir energía libre y gratuita para todo el mundo simplemente “conectándose a la verdadera fuerza de la naturaleza”. La empresa no llegó nunca a materializarse, a pesar del genio y talento de este inventor al que se le atribuyen un mínimo de 278 patentes, y su figura acabó condenada a un injusto ostracismo durante años. Hoy, gracias a las nuevas tecnologías, a las que tanto ha aportado el trabajo de este visionario, y a las nuevas formas de difusión de la información, el inventor del sistema polifásico de distribución eléctrica y el motor de corriente alterna ha comenzado a abandonar las sombras, contra las que siempre estuvo en conflicto, para convertirse en una especie de icono y abanderado del mismo concepto de futuro. En esto han aportado su minúsculo (pero divertido) granito de arena Brian Clevinger y Scott Wegener con las historias de Atomic Robo, ese dicharachero y aventurero robot que en la ficción de su serie se presenta como una de las últimas creaciones de mismísimo Nikola Tesla que en la vida real también desarrolló algunos conocimientos sobre robótica e incluso pensaba que nuestro porvenir estaría poblado de asombrosos autómatas.

Las diferentes miniseries de Atomic Robo, desde Atomic Robo y La Científicos de Acción de Tesladyne a Atomic Robo y La Espada Salvaje del Dr. Dinosaur (aún inédito en nuestro país en favor de Atomic Robo presenta Aventuras Científicas Reales), han aprovechado los interesantes mitos y leyendas que rodean a la persona de Nikola Tesla para hacerlo partícipe en lápiz y tinta de las locuras de su apócrifo hijo mecánico. Como siguiendo el espíritu de esa máxima del “libre y gratuito” perseguida por este inventor hace unos meses saltaba la noticia, recogida por los compañeros Mariano Abrach y Sergio Aguirre en su imprescindible Servicio Informativo de Editoriales Independientes, del cambio en la publicación en los cómics de Brian Clevinger y Scott Wegener que pasan a partir de ahora del religioso papel a dar prioridad al formato webcómic poniendo además a disposición de los lectores todas las miniseries anteriores de la colección. De esta manera, en la nueva página web de Atomic Robo podéis acceder de forma totalmente libre a la obra, aunque por ahora solo se ha subido material hasta los primeros capítulos de Atomic Robo y El Arte Letal de la Ciencia; una oportunidad única para comprobar de primera mano las virtudes y méritos de una de las cabeceras más frescas y divertidas de los últimos años.

La serie seguirá alternativamente estando disponible en formato digital a través de Comixology a medida que se vayan completando los nuevos arcos argumentales de la colección y, posteriormente, se recopilaran en papel como se ha venido haciendo hasta ahora pero la apuesta por el futuro queda clara. Mientras tanto, en nuestro país Norma Editorial ha publicado recientemente el octavo tomo de la cabecera, correspondiente al séptimo de la edición estadounidense, una aventura que devuelve al personaje al entorno del género bélico y que lleva por título Atomic Robo y Las Diablesas Voladoras del Pacífico. La acción se sitúa en los momentos finales de la Segunda Guerra Mundial, en unos de los últimos enfrentamientos entre los aliados y las tropas japonesas en las islas del Pacífico. En pleno combate aéreo Atomic Robo será derribado pilotando un prototipo de avión diseñado por Nikola Tesla para ser rescatado por un grupo de mujeres que luchan contra los traficantes de armas y piratas de la zona con unas increíbles mochilas voladoras. El único robot con inteligencia autómatica incorporada colaborará con sus nuevas compañeras, comandadas por la Capitana May Carter (personaje basado en la editora y consultora Lee Black), para detener la terrible amenaza que se cierne sobre Estados Unidos.

atomic-robo-1atomic-robo-2atomic-robo-3
Páginas interiores de Atomic Robo y Las Diablesas Voladoras del Pacífico

La historia resulta toda una reivindicación y homenaje a las mujeres que jugaron un papel fundamental en el devenir de la Segunda Guerra Mundial, un reconocimiento que la ficticia Capitana May Carter sintetiza muy bien al hablar de cómo “todo el mundo sabe que las mujeres trabajaron en fábricas e hicieron de enfermeras, pero también fuimos pilotos, mecánicos, ingenieras. Nuestro país nos necesitaba y fuimos en su ayuda. Entonces la guerra terminó y nos dijeron que volviéramos a casa. Nosotras somos las que dijimos que no.” Es lo que pasó históricamente en los años cincuenta, cuando algunas mujeres hicieron valer su independencia y derechos para incorporarse definitivamente al mercado laboral y sentar las bases para los posteriores movimientos feministas de liberación de los años sesenta y setenta. En este sentido, la creación de Brian Clevinger y Scott Wegener sigue aprovechando el medio para algo más que contarnos simples relatos de acción y aventuras, en su textura encontramos personajes históricos y situaciones que nos ofrecen la oportunidad de profundizar y ampliar nuestros conocimientos sobre algunas materias. Podemos sencillamente disfrutar del espectáculo pero si somos curiosos por naturaleza en los cómics de Atomic Robo siempre encontraremos un interesante y estimulante valor añadido.

La sola caracterización de personajes ya puede tenernos entretenidos un buen rato, buscando las referencias y la inspiración para la creación de sus protagonistas y algunos de sus secundarios cuyos detalles encontraremos en los extras que acompañan a la edición de Norma Editorial. Los diálogos, marca de la casa, siguen apostando por el humor como vía de entendimiento con un argumento con una carga más social que en otras historias de la serie y con una acción contundente y divertida que su dibujante Scott Wegener maneja a la perfección. Pero el apartado gráfico de la obra se resiente notablemente en estos números por la ausencia de la colorista Ronda Pattinson, su trabajo en los anteriores tomos de Atomic Robo daba personalidad y vida a los lápices de su compañero pero su sustituto, Nick Filardi, pese a intentarlo no logra el mismo efecto y basta comparar el antes y el después para darnos cuenta de ello. Tampoco la presente trama, que pese a los puntualmente buenos momentos acostumbrados, resulta en términos generales tan imaginativa y surrealista como otros guiones de Brian Clevinger. No estamos ante la mejor entrega de esta cabecera pero aún así tenemos a nuestro alcance una lectura entretenida y capaz de aportarnos otros valores y virtudes poco habituales en el cómic estadounidense.

  Guión: Brian Clevinger Dibujo: Scott Wegener Edición España: Norma Editorial (2015) Contiene: Atomic Robo and the Flying She-Devils of the Pacific Vol. 7 Nº 1-5 USA (Red 5 Comics, 2013) Formato: Tomo Rústica de 136 páginas Precio: 16,50 €   "Haremos lo que nos dé la gana" La leyenda…

VALORACIÓN GLOBAL

Argumento y guión - 6
Apartado gráfico - 6
Interes - 7

6.3

¿Platillos volantes? ¿jetpacks? ¿un barco volador?

En el último tomo de Atomic Robo publicado en nuestro país Brian Clevinger y Scott Wegener siguen propopiendo un cómic de aventuras lleno de acción, historia y humor. Pero Atomic Robo y Las Diablesas Voladoras del Pacífico no es la mejor entrega de la serie, su interesante marco social e histórico y su caracterización de personajes no acaba siendo aprovechada por una trama menos imaginativa y surrealista de lo que nos tienen acostumbrados sus autores. ¿Pero quién puede resistirse a un montón de jetpacks?

Vosotros puntuáis: Be the first one !
3 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
batlander
batlander
Lector
19 marzo, 2015 12:34

Opino igual. Me ha gustado pero me ha decepcionado un poco al mismo tiempo. Igual es porque Norma llevaba la tira de tiempo sin sacar nada nuevo, llegas con muchas ganas y te encuentras esto.
A ver si se dan mas prisa con el siguiente tomo, que vuelve el Dr Dinosaurio!

batlander
batlander
Lector
En respuesta a  Jordi T. Pardo
19 marzo, 2015 12:52

Vaya, pues no sabia que estaban colgando la serie gratis en su web. Tienes razon, a este paso alcanzan a Norma xDDDD Y es que para este ultimo tomo han tardado un año y despues del de Aventuras Cientificas…. Vamos, que llevamos año y pico desde la ultima gran historia de Atomic Robo, la de la IA que estaba en una casa.