Astonishing X-Men #39 – #41: X-Terminio

X-Terminio supuso el punto final de La Era de Apocalipsis, de una manera que muchos deseamos que no hubiese sido así

Por
0
2017
 

Edición original: X-Termination #1-2 USA, Astonishing X-Men v3 #60-61 USA, Age of Apocalypse #14 y X-Treme X-Men v2 #13 USA.
Guión: David Laphan, Greg Pak, Marjorie Liu.
Dibujo: David Lopez, Matteo Buffagni, Renato Arlem, Andre Arujo, Guillermo Mogorron, Raul Valdes.
Color: Andres Mossa, Chris Sotomayor, Lee Loughridge.
Formato: Comic-book, 48 págs.
Precio: 3,25€

Tierra-295, o lo que es lo mismo, La Era de Apocalipsis, está de celebración este año, veinte años hace desde que la vimos nacer en aquel crossover mutante que cambió todo en la Casa de las Ideas y, por qué no decirlo, en el mundo editorial del cómic estaadounidense. Mientras en España se publican dos tomos recopilatorios con todo el material original de esta tierra alternativa en la que En Sabah Nur se había alzado triunfante sobre todo el mundo, analizaremos el crossover X-Terminio que le dio fin hace unos años, aunando la colección regular La Era de Apocalipsis con Astonishing X-Men y X-Treme X-Men, la desconocida en nuestro país que habría que analizar brevemente al principio.

En el volumen anterior de Astonishing X-Men, se presentaron versiones alternativas de Lobezno, Rondador Nocturno, Emma Frost y Charles Xavier que interactuaron en una breve aventura con Cíclope. Estas mismas versiones se unieron a Dazzler, nuestra Alison Blaire, para recorrer el Multiverso en busca de diez versiones malignas de Charles Xavier, destinadas a destruir el completo tejido de la Existencia. Saltando de realidad alternativa en realidad alternativa, este equipo se uniría a una versión de X-Force, se aliaría con una versión alternativa de Cíclope e incluso aparecería Hércules, quien mantuvo un romance con James Howlett. La trama giraba alrededor de la persecución y muerte de estos Xavier alternativos en mundos variopintos que recuperaba brevemente el espíritu de Los Exiliados, aunque en esta ocasión tendrían muy pocos números. Dos tomos recopilatorios en Estados Unidos, añadidos al crossover que hoy comentamos, acabaron con el grupo de Dazzler destinado a salvar el Multiverso, una tarea que hasta ahora llevaban a cabo los mutantes, aunque ahora los Guerreros de la Red tienen algo que decir al respecto.

Por lo tanto, tenemos las tres colecciones antes mencionadas, un escenario de muerte multiversal típico de los viajes entre dimensiones y tres grupos mutantes relacionados entre sí por diferentes aspectos. ¿Qué es lo que nos falta? Los villanos nos recuerdan a los Todopoderosos que aparecerán posteriormente en la etapa de Vengadores/Nuevos Vengadores de Jonathan Hickman que desembocaría en la pasada Secret Wars, los Exterminadores. David Lapham, Marjorie Liu y Greg Pak se encargan de aunar sus esfuerzos en un argumento que a priori parece atractivo, pero cuya conclusión afea por completo el legado de La Era de Apocalipsis, y plantea un escenario nunca más aprovechado por ningún guionista en toda la Casa de las Ideas.

Los tres equipos de X-Men de tres realidades distintas
Los tres equipos de X-Men de tres realidades distintas

Todo comienza con Rondador Nocturno, pero la versión de La Era de Apocalipsis que se encuentra en la Tierra-616 viviendo junto al resto de los Imposibles X-Force, el grupo de asesinos liderado por Lobezno. Él se dedica a buscar venganza, algo que finalmente logra al destruir por completo al Hombre de Hielo de Tierra-295, quien también se encontraba en el Universo Marvel Tradicional, que a estas alturas parece ya la Pensión Loli para estas versiones distópicas de los mutantes. Pretendiendo regresar a su mundo, y extorsionando a la Bestia Oscura para lograr su objetivo (algo que tampoco disgusta a McCoy, por otra parte), consigue manipular las energías del Celestial Durmiente para acceder a su Tierra de origen, provocando además un problema en el tejido del Multiverso que llama la atención de los villanos de la historia, los Exterminadores. Creados por los Celestiales, se encuentran ahora encerrados entre el tejido del Multiverso como castigo por rebelarse contra sus creadores, pero ahora se ven liberados y comienzan a crear el caos y la destrucción, intentando destruir la Tierra-616 primero y Tierra-295 después. Los tres equipos deberán aprender a trabajar juntos mientras todo se desmorona a su alrededor, tomando incluso decisiones desesperadas que pueden acabar por ser fatales para ellos mismos.

Lo que podría haberse tratado como una lucha por la supervivencia se ha convertido en un palo tras otro para La Era de Apocalipsis, que había conseguido un escenario básico atractivo, con una nueva vuelta de tuerca a la condición de En Sabah Nur en la mitología de los Celestiales que ya había planteado de manera básica Rick Remender en Imposibles X-Force. La trama posterior desarrollada es ligeramente descabellada, pero podría haberse resuelto de manera mucho mejor que este crossover que no deja de ser un “vamos a destrozarlo todo y aquí no ha pasado nada”. El argumento es como un elefante en una cacharrería, y en el apartado gráfico David López, Matteo Buffagni, Renato Arlem y Andre Lima Araujo hacen lo que pueden, algunos de una manera mejor que los otros. El aspecto general es errático y sus estilos no casan en absoluto, algo que además empeora el resultado final. Podríamos describir directamente el final, esos elementos que se quedan en Tierra-616 de manera permanente y que se han quedado abandonados en una playa tomando daiquiris.

X-Terminio es un crossover que sirvió para cerrar dos de las tres series que participaban en ellas y no da pie a que continúen de ninguna de las maneras, pero al menos la trama podría haber sido resuelta de manera más interesante. Al menos tiene un par de detalles emocionales que valen la pena. La edición, en formato comic-book en la cabecera de Astonishing X-Men, desentona con la de La Era de Apocalipsis, que era en formato 100% Marvel, por lo que vale para los coleccionistas de la primera pero no para los de la segunda. Por suerte, en Amazon está disponible la versión en TPB de la propia Marvel, aunque evidentemente está en inglés.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments