Astérix La Gran Colección El adivino

Desconfía de las respuestas fáciles.

Por
1
1509
 

Edición original:Asterix. La Grande Collection 19. Le devin FRA, Hachette
Edición nacional/ España:Bruño
Guión:René Goscinny
Dibujo:Albert Uderzo
Formato:Cartoné, 56 Páginas
Precio:19,90€

 

Ve a Roma a llevar un mensaje a César. Le dirás: “Toda la Galia está ocupada”. Te preguntará: “¿Toda?”. Y tú le responderás: “Toda”. El comprenderá.

Poco a poco Salvat-Bruño va completando en Astérix La Gran Colección la reedición de los álbumes de Rene Goscinny y Albert Uderzo, en esta ocasión le toca el turno al número diecinueve: El adivino. El tercer álbum que publican en menos de un año tras La residencia de los Dioses y Los laureles del César, así que parece que la colección recupera una cierta regularidad tras el parón de cuatro años. Esta aventura fue publicada por entregas en Pilote entre los números 652 (4 de mayo de 1972) y el 673 (28 de septiembre de 1972) apareciendo en formato álbum el mes siguiente a la finalización.

René Goscinny fue un historietista francés nacido en 1926 y fallecido en 1977 y Albert Uderzo es un historietista francés nacido en 1927. Son una de las parejas creativas más importantes del cómic mundial, a la altura de otras míticas como Lee y Kirby o Koike y Kojima. De su colaboración además de los personajes de la aldea gala surgieron otros personajes como Bejamín y Bejamina (recientemente publicada por Salvat), Juan Pistola (Salvat), Luc Junior o Oumpah-Pah (Salvat), pero todos quedaron relegados a un segundo plano por Astérix.

Una terrible tormenta hace que todos los habitantes de la aldea se refugien en la casa de Abraracúrcix temerosos de que el cielo se desplome sobre sus cabezas, salvo Panorámix que está en la reunión anual de druidas. Sin él, que es la voz de la razón y sabiduría, los aldeanos se sienten desprotegidos y temerosos. En lo más furibundo de la tormenta hace su entrada dramática Prolix, un adivino que llega en el momento justo para explotar la credulidad y los miedos de los galos. El único que desconfía de él es Astérix, el resto son seducidos por sus palabras, algo que provoca que sobre la aldea se ciernan todo tipo de amenazas.

Siguiendo con la tónica habitual de la colección tras una aventura fuera de la aldea siempre le sigue otra que se desarrolla en sus inmediaciones que sirve para que Goscinny y Uderzo proyecten en la serie alguno de los problemas de sociedad. En este caso tratarán sobre la religión, la superstición y la credulidad, elementos que siempre han estado presentes en la sociedad ya que son inherentes a la condición humana. La religión siempre ha servido para dar respuestas fáciles a preguntas y realidades muy difíciles de contestar y asumir. Ofreciendo consuelo en momentos muy complicados, pero que ha provocado que parte de la población pierda el espíritu crítico y caiga presa de indeseables como Prolix. Un problema que en nuestros tiempos se ha multiplicado ya que las nuevas formas de comunicación hacen que las ideas más descabelladas tengan una difusión a escala global, así hoy podemos leer todos tipo de teorías descabelladas sobre aliens, terraplanistas, conspiraciones y un largo etc.

Primera página con el nuevo color

El adivino es un álbum irregular con momentos muy brillantes con otros algo peor resueltos. La primera parte es una maravilla con Uderzo a un nivel excepcional, pero el álbum va perdiendo fuelle hacia el final. El planteamiento inicial es muy interesante, Prolix no es adivino, es un hombre inteligente que sabe distinguir los miedos y ambiciones de la gente para decirles lo que quieren oír y poder aprovecharse de ellos en su beneficio. Algo de lo que el hombre se ha aprovechado durante toda su historia. El problema es que con el transcurrir de las páginas el argumento se acerca demasiado al de La cizaña, adquiriendo Prolix un rol similar al de Detritus, aunque las escenas con Caius Norterajus y su Optione son de las más divertidas de la serie, creando una comedia de enredos y equívocos deliciosa. Estamos ante uno de los álbumes con mejores diálogos de la serie.

Uno de los elementos más destacados del álbum es la página que los autores dedican a explicar de manera somera la religión de los galos para poner en contexto a los lectores. Un recurso muy poco habitual en Astérix, pero que Goscinny había empleado de manera habitual en su trabajo en Lucky Luke. Otras de las características principales de la serie siguen presentes como los anacronismos, los juegos de palabras o las salidas de tono que los niños no pueden capar por ser demasiados negras o sutiles. Además de cazas de jabalíes, pescados volando, tortazos a romanos, naufragios… todo lo que nos hace amar la serie.

Color antiguo

A pesar de que Astérix es el protagonista de la serie, en este álbum los habitantes de la aldea tienen una importancia capital, en particular Karabella, la mujer de Abraracúrcix. Es la catalizadora de la historia y el reflejo de cómo eran vistas las mujeres en la época en la que escribió la historia. Durante los episodios previos solo habían aparecido con el rol de matriarcas o de intereses románticos, pero aquí se ve un cambio con una cierta empoderación aunque no plena, ya que siguen ligando su suerte a la de sus maridos. No conviene olvidar que es un álbum publicado con posterioridad al Mayo del 68 y a la revolución de autores jóvenes de Pilote que había provocado la salida de Goscinny como redactor jefe. La frase de Ordenalfabétix: Estoy-en-contra-de-la-igualdad-entre-el-hombre-y-la-mujer que es un reflejo del pensamiento de algunos hombres ante los movimientos sociales que se estaban produciendo en la sociedad, una lucha que hoy en día sigue y que es de justicia, le pese a quién le pese.

Las primeras páginas de El Adivino figuran entre las mejores que ha firmado Uderzo en su larga carrera. La narrativa, el tempo, el uso de la luz son prodigiosos, pero brilla por encima de todo su capacidad para mostrar las emociones de los personajes a través de sus caras, en particular en la figura de Astérix. Es cierto que como con el guión, con el paso de las páginas su trabajo no es tan brillante, pero sigue siendo magnífico. Sigue estando muy bien narrado, sus personajes son dinámicos y expresivos, todo está muy bien documentado y dibujado, un trabajo de calidad, pero las primeras páginas son uno de los cenits de su carrera. Como en otros álbumes, en El Adivino no pueden faltar guiños a cuadros famosos como La lección de anatomía de Rembrandt, además de varias referencias a otros como La última cena. El álbum cuenta con una de las mejores portadas de la serie, aunque hay que decir que el verde más claro de esta nueva edición le hace perder algo del misterio siniestro que tenía.

La edición de Salvat-Bruño es fantástica, gran formato, gran papel, gran reproducción que permite disfrutar del maravilloso nuevo color que hace justicia a la calidad de las historias y potencia el trabajo de Uderzo. Por fin podemos jubilar las ediciones antiguas y huir de la horrorosa rotulación mecánica que tenían. Espero que en breve publiquen Astérix en Córcega y además ver pronto Todo Luc Junior.

El adivino es un álbum que nos enseña a luchar contra nuestros miedos y a huir de las respuestas fáciles ya que son regalos envenenados que solo buscan mantenernos en la ignorancia. Un álbum muy divertido pero que no está entre los mejores de la serie, aunque muy por encima de la media.

¡Incorregibles!¡Son incorregibles, Astérix!

  Edición original:Asterix. La Grande Collection 19. Le devin FRA, Hachette Edición nacional/ España:Bruño Guión:René Goscinny Dibujo:Albert Uderzo Formato:Cartoné, 56 Páginas Precio:19,90€   Ve a Roma a llevar un mensaje a César. Le dirás: “Toda la Galia está ocupada”. Te preguntará: “¿Toda?”. Y tú le responderás: “Toda”. El comprenderá. Poco…
Guión - 8.5
Dibujo - 9.5
Interés - 8.5

8.8

Diversión

Un álbum divertido y con dialogos chispeantes que encierra reflexiones de plena actualidad.

Vosotros puntuáis: 8.38 ( 4 votos)
Artículo anteriorMundo Independiente: Novedades USA #19
Artículo siguienteHora Cero: Crisis temporal
Nacido en Barakaldo en 1977 donde sigo viviendo. Descubrí los cómics en una librería de barrio con Tintin, Asterix, SuperLopez y los personajes de Ibáñez. En 1989 descubrí los superheroes de la mano de Stern y Buscema con el numero 73 de la edición de Forum de Los Vengadores. A estas lecturas se fueron incorporando la novela gráfica y el manga, de los cuales, a diferencia de los superheroes, nunca me cansé. Todavía sueño con ser agente Espacio-Temporal y de Planetary, con visitar mundos de fantasía con el señor T., Philemon, Lord Morfeo, Arale y Thor. Viajar con Reed, Ben, Susan y Johnny al futuro y pasear por el cuartel de la Legión. Recorrer la antigua Roma con Alix y una cantimplora de poción mágica. Buscar Mú, perderme en un viaje al corazón de la tormenta, contemplar el Olmo del Cáucaso mientras paseo por un Barrio Lejano leyendo El almanaque de mi padre. Conseguir beber la sangre del Fénix. Leer, al fin, algún articulo de Tintín y de Fantasio sin que me molesten los absurdos inventos de Gastón. Perderme por las murallas de Samaris, mientras de la pirámide flotante de los inmortales cae John Difool. Enamorado de la chica de los ojos rojos y de Adele. Y cabalgar hacia el amanecer con Buddy Longway, Red Dust y el teniente Blueberry. Con un poco de humo azul en los labios...

1
Déjanos un comentario

Please Login to comment
1 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
1 Comment authors
jfebrer Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
jfebrer
Lector
jfebrer

Muy buena reseña, yo también sigo esta colección y este álbum en concreto lo tengo pendiente de leer, pero ahora con más ganas.