#ZNGames Assassin’s Creed Syndicate:la opresión debe terminar

Por
2
603
 
ACSyndicate” />

Título: Assassin’s Creed Syndicate
Desarrolladora: Ubisoft Quebec
Plataformas: PC/ PS4/ XBOX ONE
Precio: 69’95€

 

Un nuevo recuerdo

Vale, no vamos a negarlo a estas alturas, la saga de Assassin’s Creed comienza a acusar el cansancio de la sobreexplotación. Han sido muchos capítulos, spin offs, secuelas y precuelas, ha tocado casi todas las consolas desde la pasada generación y se atreve próximamente con el cine. ¿Cuántos sabíais, sin embargo, que la obra creada por Patrice Désilets iba a ser en un principio un capítulo de Prince of Persia que se desvió enormemente de su saga mater para volar en solitario? ¿O que está fuertemente inspirada por Alamut, novela del autor Vladimir Bartol? Sin duda muchos jugadores se han visto cautivados por las aventuras y desventuras de los Asesinos y los Templarios a lo largo de las eras, viendo caer y levantarse imperios. Ahora nos llega uno más, pero ¿se trata de otro capítulo o hay algo que destacar en este Syndicate que ha gozado de una tremenda campaña de marketing?

Syndicate_AC

Londres a medianoche

Los callejones de la ciudad, consumidos por la lluvia y la niebla; las sombras que llenan sus adoquines, alargadas por las luces de gas que pueblan las aceras. La policía no puede hacer nada ante la supremacía de las bandas callejeras, que dominan la ciudad bajo el mandato de un letal Templario, Crawford Starrick, que ansía el control y el poder por encima de todo. Mas hay existe una última rebelión: la de los hermanos Frey, dos jóvenes Asesinos, que saltan de tejado en tejado, asesinan en silencio, y pugnan por dar vida a una nueva banda, los Rooks, que se conformará como el ejército que ha de liberar la ciudad de cien años de opresión templaria.

Esta es la premisa de la que parte Assassin’s Creed Syndicate, una experiencia jugable que busca alejarse de las críticas vertidas a su predecesor, Unity, y trata de darle un aire fresco renovador a la saga, sin perder su conservadurismo. Y es que si pudiéramos meter un micrófono en las salas de reuniones de Ubisoft, estoy seguro de que la saga Assassin’s Creed sería tema candente a diario. Muchos jugadores, entre los que se incluye quien firma esta review, claman por una renovación total y un cambio de look a una fórmula que ya está agotada. Sin embargo, las ventas siguen respaldando a la guerra entre Asesinos, Templarios y Abstergo. Y a estas alturas, creo que no necesita explicación.

La trama futurista en Assassin’s Creed siempre ha sido la disputa: ¿es necesaria? Una trama que bebe de las fuentes de George Orwell y Bradbruy, con una distopía en la que el poder de las empresas gobierna por encima de todo; y es Abstergo, una malvada empresa que ha descubierto la tecnología para acceder a los recuerdos de nuestros antepasados, codificados en el ADN, y vivir sus experiencias en unas máquinas de realidad virtual a lo Matrix. En este capítulo es cuando, por fin, la historia del futuro pasa tan desapercibida que perfectamente podrían haberla suprimido y el juego no habría cambiado lo más mínimo. ¿Por qué dejarla, entonces? Supongo que por miedo a que se pierda la esencia Assassin’s, pero lo cierto es que los juegos ganarían mucho, como juegos históricos, sin la absurda trama de Abstergo que se ha revelado como innecesaria a lo largo de los años y ahora queda relegada a un discreto segundo plano.

La historia queda un poco descompensada no solo por la trama futurista, sino por la interacción de los dos personajes jugables, Evie y Jacob Frey, que se repartirán las misiones y parecerán perseguir objetivos distintos en un principio, lo que terminará no siendo cierto, en una serie de eventos que relacionan todas las tramas, algunos con más aciertos que otros.

Por suerte, tenemos la inmersión, la maravillosa inmersión. La ciudad está recreada con pulcritud, las historias secundarias que nos hablan de esa vida oscura y llena de misterio de una época que se ha instalado en el imaginario colectivo por lo tenebroso de sus leyendas. Y es que recrear el Londres victoriano puede parece empresa fácil, pero es caminar por tierras movedizas. Assassin’s Creed Syndicate acierta en esto como ya lo hicieran juegos de la categoría de Sherlock Holmes vs Jack el Destripador o The Order: 1886. En sus callejones nos perderemos y los Rooks entrarán en esta guerra de bandas por la puerta grande.

2864169-assassins_creed_syndicate_london_darkandstormy

Temor a los bugs y novedades

Como ya hemos dicho, Assassin’s Creed Syndicate parece querer huir de los errores de su predecesor: y es que los escándalos con Unity se cuentan por millares, llegando al punto de que el juego es plenamente jugable y operativo en este momento, más de un año después de su lanzamiento y con una cantidad de parches a sus espaldas absurda. Syndicate no presenta más bugs y errores de los que podría presentar The Witche 3, Fallout 4 o cualquier triple A de mundo abierto que se precie. A este respecto, podéis quedaros tranquilos.

En lo jugable se nos presentan algunas novedades bastante jugosas: el sistema de bandas y administración de esta y de nuestros personajes aumentan y se perfeccionan más que nunca, llegando al punto de que estamos a un contenido rolero bastante grande y bien definido donde las posibilidades de progresión y customizado del personaje y la banda se convierten en un imprescindible dentro del juego.

Por otro lado tenemos nuevos sistemas de desplazamiento: el gancho, que nos permite ir de edificio en edificio, acortar largas distancias y subir hasta las azoteas, con un método muy parecido a lo visto en la saga Batman de Rocksteady. También contamos con carros de caballos de los que podremos echar manos durante persecuciones, escenas de acción o para desplazarnos con rapidez por la ciudad de un punto a otro. El manejo de los carros es sencillo y está bien resuelto, al estilo de lo visto en los juegos de mundo abierto que más queremos.

El combate es quizás lo que más se resienten, pues aunque es más fluido y mejor trabajado en lo que a combinación de armas y combos se refiere, peca de excesivamente fácil, tanto que a los enemigos les será realmente difícil matarnos.

Assassin’s Creed Syndicate, un capítulo más, pero que arriesga

Sin inventar nada nuevo en lo que juego de mundo abierto se refiere, Assassin’s Creed Syndicate sí que presenta novedades dentro del espíritu de la propia saga, sin olvidar sus raíces pero con una clara tendencia, que esperamos que se mantenga, hacia la novedad y la frescura.

  Título: Assassin's Creed Syndicate Desarrolladora: Ubisoft Quebec Plataformas: PC/ PS4/ XBOX ONE Precio: 69'95€   Un nuevo recuerdo Vale, no vamos a negarlo a estas alturas, la saga de Assassin's Creed comienza a acusar el cansancio de la sobreexplotación. Han sido muchos capítulos, spin offs, secuelas y precuelas, ha…

Valoración

Gráficos - 8
Jugabilidad - 7.5
Historia - 7
Sonido - 8.5

7.8

Valoración

Syndicate enmienda los errores de su predecesor y nos presenta un juego absorbente, divertido y con ciertas novedades que dan la sensación de jugar a un nuevo Assassin's.

Vosotros puntuáis: Be the first one !
2 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
hammanu
hammanu
Lector
11 noviembre, 2015 0:46

A ver si vale tanto la pena yo ya por problemas de potencia de PC no pude ni jugar a la entrega anterior ya mas adelante y con suerte me pondré al dia. Aunque este juego tendría que haber terminado con la primera saga, están estirando el chicle.
Por cierto no sabia la inspiración esa de la novela Alamut de marras. Ellos también se inpiraron en una novela muy descaradamente para Mass Effect y esta en la genial : Pensad en flebas de Ian Watson de la saga de la Cultura, para mi la mejor novela de la saga y que rebosa en una imaginación desbordante por capitulo; digno de un Grant Morrison y su infinidad de conceptos. Una novela tan llena de acción y ritmo vertiginoso que Star Wars a su lado parece un docudrama griego

Dultyx
Dultyx
Lector
11 noviembre, 2015 17:31

Assassin’s és una saga de videojuegos que me pareció muy novedosa tanto por historia como por mecánica. Aunque las secuelas no inventen nada nuevo, con que avancen en la trama me vale. Eso sí, la sobreexplotación le ha pasado factura y me gusta que Brotherhood recupere la calidad. Me daría mucha pena que una gran saga se fuera a la mierda.