Aquaman segunda temporada – Amnistía

Aquaman regresa y lo hace tras una ausencia de 17 meses, para confirmar lo que ya se intuía en su primera temporada: es una serie a leer.

Por
2
1211

Edición original: Aquaman núms. 50-56 USA y Aquaman Annual núm. 2 USA (DC Comics, 2020)
Edición nacional/España: Aquaman Segunda temporada – Amnistía (ECC Cómics, 2021)
Guion: Kelly Sue DeConnick, Vita Ayala.
Dibujo: Aaron Lopresti, Eduardo Pansica, Robson Rocha, Víctor Ibáñez
Entintado: Daniel Henriques, Julio Ferrera.
Color: Sunny Gho.
Traducción: Fran San Rafael.
Formato: Rústica, 232 páginas. A color. 22,50€

El resurgir de Aquaman

La llegada de la guionista Kelly Sue DeConnick a la serie de Aquaman fue un soplo de aire fresco a una serie que comenzaba a mostrar síntomas graves de desgaste. La propuesta de la escritora fue la de alejar a Aquaman de su particular universo y aislarlo en una isla en la que poder conjugar los elementos más místicos asociados a Arthur y su particular legado. Una primera toma de contacto que supuso unir lo terrenal con lo divino en un arranque de etapa de lo más prometedor.

Con la llegada de la segunda temporada por parte de ECC (que se ha hecho esperar demasiado), se viene a confirmar las buenas sensaciones que ya despertó el acercamiento inicial de DeConnick, siendo la única pega el distanciamiento entre temporadas y el desfase que ha supuesto para la serie publicarse ahora cuando los acontecimientos de la Liga de la Justicia y su saga con Perpetua está más que finiquitada.

Pero centremos la atención en las fortalezas de la serie y en las razones para que se le preste mucha más atención de la que está recibiendo en estos momentos.

DeConnick controla el tempo de la serie desde el primer momento. Conjuga a la perfección a todo el elenco de secundarios, dejando a Arthur en un segundo plano tan elegante que le favorece a lo largo de toda a trama. En una historia en la que se trata el reencuentro, la vuelta a las raíces, al hogar, mientras se profundiza en las tradiciones orales de la bahía de Amnistía, sin dejar de lado el pulso político de Atlantis y el embarazo de Mera. La guionista equilibra con talento y excelentes diálogos cada aspecto a tratar en su gran historia cocinada fuego lento.
Arthur regresa a casa. Pero no a Atlantis, sino a la costa donde creció rodeado de pescadores y lugareños amantes del mar y sus leyendas. Un regreso marcado por el odio de Manta Negra por Aquaman, que debe lidiar con sus propios miedos, mientras un ancestral monstruo ataca la costa y la venganza de su enemigo más mortal se manifiesta con terribles consecuencias.

La escritora de Bitch Planet destaca, como ya hemos apuntado, en el tratamiento de los personajes. Tan acertado es que en este tomo hace acto de presencia Wonder Woman, que vive sus horas más bajas en su propia serie regular, para brillar con toda la fuerza que la caracteriza. En una sola página la escritora sabe retratar a la perfección a Diana, entendiendo cada pliegue de su idiosincrasia. Algo que resulta estimulante y al mismo tiempo descorazonador, pues es triste tener que encontrar a Diana en otras series y no en su cabecera en solitario.

Volviendo a Aquaman, el trabajo que se desarrolla en este tomo no descubre nada nuevo, pero si se siente con solvencia sobre los cimientos básicos del género de superhéroes. La trama principal se mueve con agilidad, mientras se van insertando nuevas subtramas que enriquecen el conjunto y logran que la atención y el interés no decaigan. Unido todo ello a un enfoque menos intenso sobre la figura de Arthur, conjugando nuevos aspectos del personaje, mostrándose más cercano, reflexivo y sensato, hacen de todo el cómic una lectura interesante y satisfactoria.

Salir el enquistamiento en el que se encontraba la colección ha logrado que todo el entorno del protagonista crezca hacia derroteros muy suculentos. Continuamos inmersos en su particular cosmos, pero el enfoque resulta fresco, con espacio para el humor, la distensión, la caracterización, lo que aporta un fondo y forma más cohesionado.

Sin salirnos de parte literaria del tomo, se incluye el anual de la serie, escrito por Vita Ayala, una guionista vinculada a Marvel y la franquicia mutante, pues suyos son los guiones de Los Nuevos Mutantes, pero que recientemente también se encarga de Static para el renacido sello de DC, Milestone, publicado la semana pasada en USA.

Su trabajo en el anual mira al pasado del personaje y a un momento muy concreto de dicho pasado, al recuperar a la Fosa, vista en la etapa de Johns, en uno de los arcos más sólidos del guionista. En manos de Ayala, Aquaman y Mera hacen frente a un regreso de estos inquietantes seres, que en su poder se muestran de un modo totalmente distinto a lo que se planteó originalmente en la serie. Un relato de fácil lectura, que añade nueva mitología a la Fosa como colonia marina y que sirve para reforzar los lazos que unen de forma inexorable a Mera y a Arthur.

Por último, pero no por ello menos importante, queda el tema del apartado gráfico.

La serie esta en las buenas manos de Robson Rocha, que continúa mostrando sus dotes y tomándole cada vez mejor el pulso a Aquaman. Su estilo no destaca por ser especialmente novedoso, pero si se queda en la retina gracias a su fluidez narrativa y sus transiciones temporales. Su trabajo con los rostros es notable, lo que permite mucho jugar con las emociones cuando la historia lo requiere, al tiempo que destaca cada vez en los momentos épicos de la historia. Acompañándole en el tomo también están Aaron Lopresti, Eduardo Pansica y Victor Ibáñez (que es el encargado de dibujar el anual) que realizan una labor a la altura de Rocha, cada uno en su estilo. Ibáñez se despliega con espectacular fuerza en la representación de los miembros de la Fosa, que en sus manos son realmente inquietantes. Un trabajo alejado de las calles de Gotham (pues sus trabajos previos se pueden encontrar en la serie de Batman), que le permiten demostrar su enorme talento en entornos tan complejos de dibujar como es el fondo marino.

Aquaman es la serie que todos deberían empezar a leer desde la llegada de DeConninck a la serie. El vuelco que ha dado, su solidez, su enfoque y el futuro que se va dibujando resultan de lo más atractivo. Esperemos que no dejen pasar de nuevo 17 meses entre esta entrega y la siguiente. Sería una verdadera lástima que algo así ocurriera. Espaciar tanto estas entregas hacen que el impacto que pueda tener la serie en los lectores se vea mermado y es una serie que merece todo el cariño por parte de los aficionados.

Lo mejor

• El trabajo a fuego lento que realiza DeConnick en la serie.
• El trabajo de caracterización.
• La mejora constante de Rocha en al serie.

Lo peor

• Los 17 meses que han pasado entre la primera y la segunda temporada.
• El desfase que sufre la serie respecto a algunos eventos del Universo DC.

Edición original: Aquaman núms. 50-56 USA y Aquaman Annual núm. 2 USA (DC Comics, 2020) Edición nacional/España: Aquaman Segunda temporada - Amnistía (ECC Cómics, 2021) Guion: Kelly Sue DeConnick, Vita Ayala. Dibujo: Aaron Lopresti, Eduardo Pansica, Robson Rocha, Víctor Ibáñez Entintado: Daniel Henriques, Julio Ferrera. Color: Sunny Gho. Traducción: Fran…
Guion - 8
Dibujo - 8
Interés - 9

8.3

Artesana.

Se consolida el trabajo de DeConnick en al serie. SI lo visto en la primera entrega auguraba un futuro prometedor, con la llegada de este segundo tomo, se confirma que Aquaman goza de unos guiones lo suficientemente sólidos como para ser una de las series más relevantes del mercado español de superhéroes.

Vosotros puntuáis: 6.9 ( 7 votos)
2 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
sparkyal
sparkyal
Lector
24 junio, 2021 22:21

Me ha gustado el tomo aunque pierde algo de frescura comparado con el primer tomo. Seguramente por la aburrida aparición de Manta Negra (que harto me tienen con este villano).