ZN Cine: Saint Seiya. Los Caballeros del Zodíaco: La malvada diosa Eris

Por
2
1607

 

Dirección: Kôzô Morishita
Guión: Yoshiyuki Suga
Música: Seiji Yokoyama
Animación: S. D.
Reparto: Tôru Furuya, Hirotaka Suzuoki, Hideyuki Hori, Ryô Horikawa, Kôichi Hashimoto, Keiko Han, Toshiko Fujita, Yû Mizushima, Yûji Mitsuya, Ryûsei Nakao, Michtaka Kobayashi, Keiichi Nanba, Mayumi Shô, Naoko Watanabe, Yumi Tôma, Noriko Uemura, Michiyo Yanagisawa, Yumiko Shibata, Nao Yoshida, Kimie Hantani, Yôko Murase, Hideyuki Tanaka
Duración: 46 minutos
Productora: Toei Animation
Distribuidora: Selecta Visión (2013)
País: Japón (1987)
Valoración:

 

La primera película o, más correctamente, OVA de la franquicia Saint Seiya vio la luz en el año 1987. Año y medio después de que la primera entrega del manga de Masami Kurumada saliera a los quioscos y contando ya con una serie de animación en emisión, Toei se lanzó a la tarea de presentar un producto que englobara los aspectos esenciales de la trama y los personajes concebidos por el autor japonés. En ese momento, lectores y televidentes conocían los aspectos iniciales de lo que al correr del tiempo se convertiría en una larga historia. Seiya y sus camaradas apenas han descubierto que Saori Kidoh es la reencarnación de Atenea y se disponen a combatir bajo su estandarte. Aún está lejana la revelación de la identidad del Patriarca o la memorable batalla de las doce casas. Es por ello por lo que en esta historia se encuentran aspectos que evocan la primera parte de ambas series. El orfanato en el que se criaron Seiya y su hermana; los duelos uno contra uno hasta alcanzar al enemigo definitivo; los sacrificios devaluados… Como todas las películas y episodios de larga de duración de la franquicia, La malvada diosa Eris se caracteriza por su carácter alternativo. Es otra historia suelta que intenta presentar una versión acelerada -y por lo tanto, descafeinada- del original.

La historia presenta a Erii, una joven cuidadora en la casa de acogida donde trabaja Miho, la amiga (y presunto interés sentimental) de Seiya. Por su condición de huérfanos, los caballeros mantienen una relación bastante cercana con los niños y niñas del orfanato. En uno de sus encuentros conocen a la nueva trabajadora, la cual parece sentir cierta debilidad por Hyôga (al que en ese momento no se le conocía interés sentimental en la serie regular). Poco después –y en la mejor tradición de la franquicia- la joven es poseída por el espíritu de Eris, diosa de la discordia. En esta situación, captura a Saori, en la mejor tradición de la franquicia y la somete a tormento. En la mejor tradición de la franquicia, sus caballeros (los cinco principales, pues para entonces Ikki ya había cambiado de bando) se lanzarán al rescate y se batirán en duelo con otro quinteto de guerreros armados con la espada de Damocles de un tiempo limitado sobre sus cabezas. Los emparejamientos se plantearon en base al diseño de los nuevos adversarios, cinco luchadores que en el pasado habían servido al Santuario y que habían sido resucitados para servir a la deidad helena de la discordia (como se repetiría en varias ocasiones en la continuidad principal). Un lanzador de flechas contra otro de meteores; un duelo de escudos presuntamente irrompibles; la cruz del norte contra la cruz del sur; enfrentamiento entre pesos pesados solitarios y cabestros. Quizá la aportación más curiosa de este OVA en este campo sea la aparición de un Orfeo de la Lira que anticipaba la posterior llegada de un arpista nórdico (en la saga de Asgard del anime) y un caballero de plata que compartía la misma constelación (en la saga de Hades del manga).

Si se observa desde la perspectiva actual, el OVA no puede resultar más repetitivo y aburrido. Armaduras de cartón, combates de tres bofetones y una galleta, Shun absolutamente inoperante y la armadura de Sagitario llegando para salvar el día. Sin embargo, hay que tener en cuenta que, como se indica al principio de este artículo, los lugares comunes y tópicos de la franquicia estaban aún en desarrollo. Conceptos como la recuperación de guerreros caídos, la carrera contra el tiempo o el enfrentamiento con deidades rivales resultaban relativamente nuevos. Con todo, cuarenta y seis minutos escasos (esto es, una duración equivalente al doble de un capítulo normal) constituían un lapso de tiempo demasiado corto como para poder contar una historia que contenga la épica, el drama (y la inevitable dosis de maniqueísmo) del anime. Este problema será recurrente en todas las entregas posteriores, incluidas aquéllas que tenían la duración de largometraje y hace de esta misma un producto recomendable únicamente para seguidores completistas de la franquicia creada hace casi treinta años por Masami Kurumada.

  Dirección: Kôzô Morishita Guión: Yoshiyuki Suga Música: Seiji Yokoyama Animación: S. D. Reparto: Tôru Furuya, Hirotaka Suzuoki, Hideyuki Hori, Ryô Horikawa, Kôichi Hashimoto, Keiko Han, Toshiko Fujita, Yû Mizushima, Yûji Mitsuya, Ryûsei Nakao, Michtaka Kobayashi, Keiichi Nanba, Mayumi Shô, Naoko Watanabe, Yumi Tôma, Noriko Uemura, Michiyo Yanagisawa, Yumiko Shibata,…

Review Overview

Guión
Animación
Interés

Vosotros puntuáis: 6.1 ( 2 votos)
2 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Louontherocks
Louontherocks
Lector
10 noviembre, 2014 8:19

Estas armaduras son las que mas molaban, no las cutrcillas originales del manga…

l rodriguez
l rodriguez
Lector
12 noviembre, 2014 1:55

La manzana de Ellis o Erri, da igual, me emociona mucho esa escena de la manzana, en general el tono cósmico-mitológico de Saint Seiya, esta pelicula esta bien, cierto que tiene todos los clichés de la serie pero en parte es marca de la casa, ¿que seria de Saint Seiya sin esos clichés?