ZN Cine: Saint Seiya. Los Caballeros del Zodíaco: La leyenda de los Santos Escarlata

Por
5
2165

 

Dirección: -Shigeyasu Yamauchi
Guión: Yoshiyuki Suga
Música: Seiji Yokoyama
Animación: Junko Abe, Tomoko Aida, Tetsuro Aoki, Shingo Araki, Hiromi Araoka, Kyôko Chino, Keiji Gotoh, Michi Himeno, Sachiyo Yiraide, Yiroya Iijima, Hiroyuki Ijiri, Kazuyuki Ikai, Hitoshi Inaba, Elsaku Inoue, Satoru Iriyoshi, Tomoaki Kado, Kumiko Kasuga, Naoki Katô, Kazue Kinoshita, Tomoko Kobayashi, Aiko Kojima, Tsukasa Koshiya, Juko Mibu, Kayo Nagumo, Katsuya Nakamura, Kôichi Nakaochi, Masahiro Naoi, Setsuko Nobuzane, Toshiyuki Ozawa, Akemi Seki, Minoru Tanaka, Miki Ukai, Setsuko Umino, Satoshi Urushihara, Sakiko Watanabe, Kôji Yamada, Hitomi Yagami, Rieko Yokoike, Hidetoshi Ômori, Takashi Ôta
Reparto: Tôru Furya, Hirotaka Suzuoki, Hideyuki Hori, Ryô Horikawa, Kôichi Hashimoto, Keiko Han, Rokurô Naya, Kazuyuki Sogabe, Kôji Totani, Keiichi Nanba, Ryôichi Tanaka, Yumiko Shibata, Kôji Yada, Akira Kamiya, Katsuji Mori, Toshio Furukawa, Taichirô Hirokawa
Duración: 71 minutos
Productora: Toei Animation
Distribuidora: Selecta Visión (2013)
País: Japón (1988)
Valoración:

 

El pasado 21 de junio Japón asistió al estreno de Legend of the Sactuary, la sexta película protagonizada por las populares creaciones de Masami Kurumada. Ahora que varios países americanos han podido disfrutar de la cinta, y en la confianza –esperanza- de que lleguemos a verla en España (aunque sea en formato doméstico), creo que no está de más echar una mirada retrospectiva a las cinco incursiones precedentes de los caballeros zodiacales en la pantalla grande. Del quinteto de largometrajes y ovas que la afición nipona pudo visionar en las salas de cine, he escogido para empezar La leyenda de los Santos Escarlata, por ser la primera que pudo verse por estos pagos a principios de los noventa.

La leyenda de los Santos Escarlata (también conocida como “de los jóvenes escarlata”, “de los guerreros escarlata” o “del joven escarlata”) es una cinta de poco más de una hora de duración en la que el quinteto protagonista debe batirse para salvar a Atenea y al mundo en una carrera contra el tiempo. Estrenada en el verano de 1988, presentaba una historia en la que se repetía, de forma apresurada, el argumento habitual en las distintas temporadas de la serie: oponente que se presentaba apoyado por su propia cohorte de gurreros, sucesión de duelos individuales donde los héroes dan tanto como reciben y clímax final sobre el toque de campana (con epílogo de buen rollo). Esta dinámica había sido empleada en La batalla de los dioses (estrenada ese mismo año como testeo de la ambientación nórdica) y en La malvada diosa Eris (primer OVA cinematográfico de la franquicia, estrenado en 1987) pero en esta ocasión encontramos más tiempo para desarrollar la historia (casi el doble respecto de los OVAS, que a su vez duplicaban el tiempo de un episodio de la serie).

La historia comienza con el encuentro entre Atenea y su hermano Abel, dios del sol (con lo que sería la versión de la franquicia de Apolo-Febo). Éste último ha llegado a la Tierra para dar a su hermana un merecido premio por sus sacrificios. Junto a él aparecen tres guerreros –los santos escarlata- que conforman su guardia personal. Los caballeros de bronce ya no son necesarios, y así se lo hacen saber de la forma más expectativa al impulsivo Seiya. Para rematar las sorpresas desagradables, descubren la extensión del poder de Abel al ver redivivos a los caballeros de oro caídos durante la batalla del Santuario. Saori parece indiferente ante las incrédulas miradas de sus antiguos aliados que, fieles a su tradición de meterse en líos, deciden ir a pedir cuentas a Abel. Este último, además, tiene sus propios planes para la Tierra, que pasan por su destrucción, consciente de la incapacidad de su hermana para reconducir a la humanidad y convencido de la perversión intrínseca de la misma.

La trama puede considerarse una versión acelerada de la memorable saga del Santuario. Atenea va camino del reino de los muertos y los caballeros de bronce han de batirse, nuevamente, contra adversarios que están por encima de sus posibilidades. De forma muy chapucera se hace ver que los guerreros dorados están por debajo en poder respecto de los santos escarlata, como una forma de describir que la amenaza es más grave. Adversarios como Máscara Mortal o Afrodita tiene ocasión para una revancha respecto de sus antiguos vencedores, en tanto que otros como Saga se ven de nuevo en la encrucijada de la redención o la condena. El problema fundamental es que el desarrollo de las historias de Saint Seiya requiere el formato de una serie con muchos episodios. La magnitud de la trama (que en su primer arco argumental alcanza y sobrepasa las siete decenas de episodios) impide que se pueda adaptar un mero combate para convertirlo en una película completa. El resultado es una saga con “reprise” donde las peleas se resuelven en dos patadas (literales y figuradas), las armaduras son de cartón y las declaraciones épicas se ven sucedidas por claudicaciones por exigencias del guión, para que el de siempre haga lo de siempre y resuelva la papeleta como siempre.

Hay que reconocer que para este proyecto se echó mano de los principales artífices del éxito del anime: el matrimonio Araki-Himeno destaca sobremanera en el elenco de animadores y la música de Yokoyama volvió a añadir la épica necesaria para que el producto triunfara, pero sus puntos flacos son extensivos a toda la franquicia en su apartado fílmico. Se trata de una cinta para uso y disfrute de personal aficionado a los personajes y a su entorno, que puede comprender la carga emotiva inherente a un reencuentro entre viejos enemigos y antiguos aliados. Alguien que no haya visto la serie podrá usar el filme para acercarse a ésta (y encontrar algo bastante mejor) pero en ambos aspectos el resultado es profundamente decepcionante.

  Dirección: -Shigeyasu Yamauchi Guión: Yoshiyuki Suga Música: Seiji Yokoyama Animación: Junko Abe, Tomoko Aida, Tetsuro Aoki, Shingo Araki, Hiromi Araoka, Kyôko Chino, Keiji Gotoh, Michi Himeno, Sachiyo Yiraide, Yiroya Iijima, Hiroyuki Ijiri, Kazuyuki Ikai, Hitoshi Inaba, Elsaku Inoue, Satoru Iriyoshi, Tomoaki Kado, Kumiko Kasuga, Naoki Katô, Kazue Kinoshita, Tomoko…

Review Overview

Guión
Animación
Interés

Vosotros puntuáis: 8.2 ( 2 votos)
5 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
l rodriguez
l rodriguez
Lector
20 octubre, 2014 18:58

“La trama puede considerarse una versión acelerada de la memorable saga del Santuario”

Vaya, pero si es la descripción de la nueva pelicula estrenada este año, en el caso de esta no estoy muy de acuerdo, aunque tiene varios años que la vi y necesitaria revisionarla yo recuerdo que esta muy bien y la considero la mejor pelicula de la serie, condensa en sus 71 minutos lo mejor de la saga del santuario, la animación, la música, la historia con un villano de altura como Abel, una pelicula casi perfecta a mi parecer.

Thorin_II
Thorin_II
Lector
20 octubre, 2014 21:30

Yo esta no la he visto así que no puedo opinar sobre ella. Hace unas semanas me vi la de The Lost Canvas y ojalá la terminen porque es un flipe de serie. La animación, la música, todo me ha encantado. En cuanto a esta pues a ver si la puedo ver en esta semana y ya opino mejor sobre ella aunque así a simple vista no tiene mala pinta.

alberto240880
alberto240880
20 octubre, 2014 22:28

Pues otro que piensa que está es de las mejores películas que han salido siendo un poco superior que la de asgard, un buen villano, un final épico (en México la pusieron antes de que tanto Dragon como cisne usa ganas armaduras doradas) los caballeros de bronce daban constancia de haber mejorado al poder derrotar a los caballeros dorados sin mucho problema, como dicen mas arriba para condensar esta la que acaban de estrenar que no sólo condensa si no que cambia bastante lo que es la saga del santuario.

Franz
Franz
Lector
21 octubre, 2014 4:51

No quiero desinflar “hypes” pero la ultima película de saint seiya es muy, muy mala. La leyenda de los santos escarlata sebe ser 1,000,000,000,000,000^100 veces mejor.