100% Marvel Hombre Hormiga #2: Últimos Días

Llega el nuevo tomo del Hombre Hormiga que sirve para continuar la historia de Nick Spencer y Ramon Rosanas después de Secret Wars

Por
8
2360
 
Hombre Hormiga

Edición original: Ant-Man Annual 1, Ant-Man: Last Days y The Astonishing Ant-Man 1-4 USA
Edición nacional/ España: Panini Comics
Guion: Nick Spencer
Dibujo: Ramon Rosanas
Color: Jordan Boyd
Formato: Libro con solapas, 160 páginas
Precio: 14,50 €

 

Durante Secret Wars algunas de las series regulares de Marvel no se anularon, y Hombre Hormiga no es que se salvara completamente de la criba, dado que se trata de un caso especial. Mientras series como Magneto o Ms. Marvel se dedicaron a contar durante una serie de números este final que acabaría con todo el Universo Marvel, la colección del Hombre Hormiga se canceló después del número anual especial para ser continuada por un nuevo número especial en el que se narraban los últimos momentos de Scott Lang en la Tierra-616 hilando a la perfección esa sensación de eterno perdedor que teníamos ya al leer el anterior volumen. En este tomo de Panini tenemos con nosotros no sólo esos dos números especiales, también el primer arco argumental de la nueva The Astonishing Ant-Man, que bebe de aquel Astonishing Tales donde Hank Pym aparecería por primera vez allá por los años sesenta.

Así, este tomo tiene una sensación extraña a la hora de leerse, dado que los primeros compases parecen haberse escrito a trompicones, un punto en contra de la propia edición, pero no de la trama general de Hombre Hormiga, dado que los dos números especiales sirven para plantear unos detalles que no podrían haberse podido incluir en la serie regular, por ser especialmente tangentes a la historia de superación de Scott en Miami. En la entrega anual tenemos la despedida final de Hank Pym después de su desaparición en La Cólera de Ultrón, con el enfrentamiento con un villano clásico del que una vez fue denominado como Científico Supremo de la Tierra: Cabeza de Huevo se enfrenta a este tándem de superhéroes que cambian de tamaño con la ayuda de un involuntario secuaz que tendrá un final que honrará la memoria del desaparecido doctor Pym. Mientras tanto, el número especial que se relaciona con los Últimos Días de camino al fin del Universo Marvel, tenemos el descubrimiento del pasado de la enigmática empleadora de Scott Lang, Mary Morgenstern, que a pesar de los constantes fallos y el desaprovechado potencial del héroe, continúa contratándole. Y así, en el devenir de los acontecimientos, mientras el mundo se acaba, Nick Spencer se marca un homenaje a toda la historia pasada de Marvel en los años de la Edad de Oro, con personajes olvidados de la editorial Timely Comics en todas las viñetas del número mientras Scott Lang se debate entre disfrutar el fin del mundo con su hija, a la que protege aislándose por completo de ella, o en solitario. Salvo que al final no acaba tan solo.

La nueva colección del Hombre Hormiga continúa con la premisa que tienen todas las series regulares y miniseries de la actual Marvel, con la ambientación trasladada a ocho meses después del final de Secret Wars y con Scott en una situación en la que no creíamos que le veríamos: en prisión. Un llamamiento para aquellos que conocen al personaje gracias a la película, un regreso detrás de las rejas que no sabemos cómo se ha podido producir, pero que Nick Spencer y Ramón Rosanas nos van a relatar durante toda la nueva etapa que se abre ante nosotros, haciendo trampa y saltándose a la torera aquello que otros utilizan como intriga para, en unos meses, tener que retomarlo o inventarse situaciones arquetípicas y sobadísimas en los cómics de superhéroes para intentar levantar un hilo argumental que podría adolecer ya de un planteamiento inexistente. Hombre Hormiga no es así, porque esos ocho meses serán relatados y encontrándonos con diferentes situaciones que continúan la misma trama, como si lo de Secret Wars hubiera sido una mala resaca.

Visitas especiales en la nueva Astonishing Ant-Man. Por ejemplo, tenemos una aventura con Sam Wilson en este tomo
Visitas especiales en la nueva Astonishing Ant-Man. Por ejemplo, tenemos una aventura con Sam Wilson en este tomo

Mientras el nuevo Agente de Poder continúa con su labor de modernizar el negocio de los supervillanos con una nueva app, llevando a cabo una conferencia al más puro estilo Steve Jobs, mientras Darren Cross y su empresa se erigen como su oposición absoluta, creando el mismo servicio que el Agente de Poder anuncia. ¿Y quién está en medio? Exacto, Scott Lang y no puede hacer más que apoyarse en sus empleados para poder solucionar las cosas… De aquella manera. La lucha de Scott por salir adelante es el motor principal de una trama que nos lleva a su fracaso más absoluto, regresar a prisión, con la presencia de un montón de personajes secundarios y con una sensación agridulce en cada página leída. Nick Spencer y Ramón Rosanas continúan llevándonos de la mano de un hombre que sólo busca superarse a sí mismo y convertirse por fin en un ejemplo a seguir para la sociedad superheroica y, por supuesto, para su hija Cassie. Sin embargo, en el futuro aparece una nueva amenaza al respecto, y contemplar el esfuerzo de alguien por intentar resurgir de sus cenizas mientras todo lo de alrededor continúa empujándole al barro para hundirle aún más.

Hombre Hormiga: Últimos Días es el segundo tomo perfecto, sirve incluso para enganchar a aquellos que aún no habían comprobado el potencial de un personaje como Scott Lang. Sin embargo, el tono de las aventuras se distancia mucho del tono superheroico del resto de la editorial, por lo que a lo mejor hay lectores Marvel que no disfruten de su lectura. Un tono indie en un personaje que, gracias a esta colección y su reciente película, puede hacerse un hueco en las estanterías españolas cada semestre.

  Edición original: Ant-Man Annual 1, Ant-Man: Last Days y The Astonishing Ant-Man 1-4 USA Edición nacional/ España: Panini Comics Guion: Nick Spencer Dibujo: Ramon Rosanas Color: Jordan Boyd Formato: Libro con solapas, 160 páginas Precio: 14,50 €   Durante Secret Wars algunas de las series regulares de Marvel no…
Guion - 7.5
Dibujo - 8
Interés - 7

7.5

Vosotros puntuáis: 6.26 ( 6 votos)
8 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
DayKnight
DayKnight
Lector
17 abril, 2016 14:17

Muy buena reseña, Miguel! Por mi parte, aplaudo este (genial) acercamiento indie al personaje. El tandem Spencer/Rosanas se complementa a la perfección para ofrecernos esta historia de personajes (sin olvidarse de la acción o la inclusión de secundarios de lujo, propios de un cómic de superheroes) con la que demuestran la máxima de Sir Moore: No hay malos personajes, sino malos guionistas. Saludos y buen domingo!

pelayo
pelayo
Lector
17 abril, 2016 15:38

Coincido con tu valoración, Miguel.
Yo soy otro de los convencidos por esta etapa de El Hombre Hormiga de Spencer/Rosanas. Resulta una heredera de de aquella otra de Mortales Enemigos de Spiderman (que hubiera merecido algo mejor qur esa publicación como complemento en el tomito Spiderman de Panini, pero bueno…), y aquí el guionista sigue echando mano al enorme fondo de armario de personajes de segunda fila del universo Marvel para darles un poco más de historia y arrancarnos una sonrisa por lo ridículos o lo patéticos que son. Este Scott Lang me recuerda un poco -UN POCO- al personaje de Rickie Gervais en «The Office», buscándole siempre nuevas situaciones para que quede fatal ante todos los demás. Se esfuerza, se esfuerza… y sólo consigue tropezar. Ramón Rosanas lo está haciendo estupendamente, practicando ese estilo de «línea amable» que están haciendo otros artistas como Samnee, o Evan Shaner, en la que menos es más, y es un estilo perfecto para este tipo de historias sin grandes dramones ni bíceps desorbitados, sino protagonizados por segundones que se buscan la vida en esto de los héroes y villanos. Ahora que, tras Secret Wars, ya estoy de vuelta de todo esto del Universo Marvel, estas series de rumbos independientes (como Caballero Luna, Vision o Daredevil) son las únicas que me interesan de Marvel.

Álvaro
Álvaro
Lector
18 abril, 2016 9:12

A mí cada vez me convence menos esta serie. Del tono socarrón y cínico de Superior Foes estamos pasando cada vez más al tono cute y lovely de series como Batgirl. Prefería a los divertidos sociópatas de Boomerang, Shocker, etc.

AlbierZot
AlbierZot
Lector
18 abril, 2016 13:09

Coincido en parte con Álvaro. El reinicio fue bueno pero la transición está siendo demasiado dulce. Confiemos…

Dultyx
Dultyx
Lector
18 abril, 2016 14:29

A Scott Lang siempre le he tenido especial cariño por ese carácter perdedor que tiene, Además, siempre me ha caído más simpático que Pym (personaje que también mola y es pieza clave del universo Marvel, pero que no es de mis favoritos).

Hablando de lo cual y ya que en la reseña lo mencionas, la Cólera de Ultrón, qué tal es? Porqué he escuchado cosas muy buenas, que sí, tiene sus cosillas como todo cómic, pero que en general es una buena historia. También digo que la Era de Ultrón de Bendis no me gustó nada, así que también querría saber si la Cólera es por el estilo o si por lo contrario es mejor o diferente en la forma y el contenido de la historia.

Álvaro
Álvaro
Lector
En respuesta a  Dultyx
19 abril, 2016 8:02

Sobre La Cólera de Ultrón: el dibujo es espectacular. La historia es interesante, pero no pasará a la historia. No tiene nada que ver con la Era de Ultrón, aquello era un cacao mental de líneas temporales alternativas y personajes actuando estúpidamente. La Cólera de Ultrón es una historia dentro de la continuidad mucho más directa, basada principalmente en la relación entre Ultrón y Hank Pym, a lo largo de las eras.

Dultyx
Dultyx
Lector
En respuesta a  Álvaro
19 abril, 2016 12:57

En ese caso tal vez me haga con ella. Kang y Ultrón siempre han sido para mí los villanos favoritos de los Vengadores y de los mejores personajes, y me gustaría tener cómics de sus apariciones, pero después de la Era de Ultrón era bastante receloso.