ZN Top: Los 25 mejores cómics de 2016

Por
24
15246
FavoriteLoadingAñadir a favoritos

Últimas horas del último domingo de las fiestas de Navidad, y con él comienzan a consumirse los últimos minutos de lo que han sido las fiestas de este año. Esperamos que hayan sido de provecho y que no os hayan dejado esa molesta espina clavada de que podrían haber cundido para más. Por nuestra parte siempre se nos escapa un tiempo preciado a la hora de confeccionar nuestros posts en los que recopilamos lo mejor del año. Pero como sarna con gusto nunca pica, ahí que vamos, y tras haber elegido cuales han sido los mejores comics Marvel y de DC tanto en su línea central de su universo de superhéroes, como en cuanto otras líneas como Young Animals, Vertigo y Hanna-Barbera (así como en cuanto a guionistas y dibujantes), ahora toca hacer lo propio con nuestro ranking tradicional de los que consideramos han sido los 25 mejores cómics -sin distinciones de ningún tipo- del año.

Una selección que realizamos por votación entre todos los miembros de nuestro staff, y que este año ha estado tan reñida que hemos tenido que ampliarla a 35 a causa de empate. Pudiendo visitar los resultados de los años 2015, 2014 y 2013 en sus respectivos años, al no haber podido realizar este año rankings con lo mejor de independiente, español y europeo o manga, tendréis la mayoría de las obras representativas de dichos marcos entre otras de las dos grandes que componen nuestro ranking.

Deseando que hayáis podido disfrutar de una felices fiestas, estos fueron para nosotros los 25 (+10) mejores cómics de 2016:


  1. Visión de Tom King, Gabriel Hernandez Walta y Jordie Bellaire: Tomando la base de la segunda maxiserie del personaje junto a la Bruja Escarlata, Tom King y Gabriel Hernandez Walta transformaron el idílico relato de romance familiar suburbial en una historia de terror existencial sobre la alienación y los demonios que nos consumen bajo la plástica fachada de normalidad de nuestro día a día. Un cómic que flirtea con la ciencia ficción de Philip K. Dick y David Foster Wallace, y que sin duda terminó convirtiéndose en la joya de la All-New All-Different Marvel y de este año comiquero en general.
  2. Clase Letal de Rick Remender y Wes Craig: Años ochenta. Un joven malvive en las calles de San Francisco es reclutado por una orden de asesinos de élite, con la intención de convertirlo en uno de sus pupilos en formación. Este es el punto de partida de la inclasificable serie de Rick Remender que, con solo tres tomos, se ha abierto paso a lo más alto de nuestro top anual. Capaz de pasar de lo que solo puede describirse como un híbrido entre Harry Potter y Kill Bill a una suerte de mezcalina entre el cine de John Hughes, Kevin Smith, Miedo y Asco en Las Vegas o Trainspotting, Clase Letal amenaza con convertirse en la obra definitoria de la tercera etapa como guionista de Rick Remender. Una etapa donde sus anteriores trabajos para Marvel o Image casi se antojan como una fase de prueba antes de lanzarse en picado y alzar el vuelo en su más gloriosa forma, y que llega cargada de punk, ultraviolencia, sexo, drogas, alcohol, humor negro y mucha, mucha mala leche. Lo que más de uno habríamos deseado disfrutar en series como Stranger Things, Runaways o Gotham Academy en forma de un revulsivo supositorio de adrenalina.
  3. Descender de Jeff Lemire y Dustin Nguyen: Si en la serie anterior es imposible entender el personalísimo trabajo de Remender sin la enorme contribución del dibujante Wes Craig, lo mismo podría decirse para la saga de ciencia ficción transhumanista de Jeff Lemire en relación al arte de Dustin Nguyen. Dando lo mejor de si mismos en esta serie que bebe tanto de obras como Inteligencia Artificial y Blade Runner como el anime de ciencia ficción de los ochenta, nos presenta a través de los ojos de un niño robot un futuro en el que la convivencia entre humanos y seres sintéticos está a punto de adentrarse en su momento más oscuro. Una historia que nos lleva a través de diferentes rincones del cosmos colonizadas por la humanidad, a través de un conflicto con numerosas facciones que pone en peligro el futuro del universo.
  4. Paper Girls de Brian K. Vaughan y Cliff Chiang: Y de nuevo toca hablar de Stranger Things con el viaje alucinante de las repartidoras de periódicos de Brian K. Vaughan. Una colección que se atreve a llegar a donde la serie de Netflix no fue capaz en su condición de revival ochentero, y que se ha convertido en un merecido éxito como la primera serie de la Image actual publicada en grapa en nuestro país. Todo lo que más se hable de las peripecias de estas cuatro carismáticas paper girls que dan nombre a una serie en la que el creador de Y, El Último Hombre vuelve a dar lo mejor de si mismo, corre el riesgo de adentrarse peligrosamente en territorio de spoilers.
  5. Sherif de Babilonia de Tom King y Mitch Gerards: Aprovechando su experiencia como agente de la CIA en los días en los que Estados Unidos llevo a cabo sus ataques en Oriente Medio como respuesta al atentado contra las Torres Gemelas, Tom King vuelve a repetir en el top con esta maxiserie que usa la turbulenta situación de un puesto del ejército americano en el corazón de Bagdad como plataforma desde la que ofrecernos una radiografía de la ocupación de Iraq. Una serie directa a la médula que aborda los estragos de la guerra y como hasta las mejores intenciones se evaporan bajo el peso de las bombas, en un hervidero en el que antiguos policías iraquíes, políticos que buscan reconstruir su nación, guerrilleros que continúan luchando contra lo que consideran un ejército invasor y autoridades extranjeras que todavía no tienen demasiado claro que pintan allí desgarran los jirones de una nación caída en desgracia.
  6. Los Muertos Vivientes de Robert Kirkman y Charlie Adlar: Clásico entre los clásicos, la veterana serie de Image Comics sigue resistiendo muy alto, ya sea por la popularidad proporcionada por la serie de televisión como por los niveles de calidad en los que sus creadores la siguen manteniendo. Siempre podrá surgir debate sobre si debió acabar hace años o no, sobre si lo actual es tan bueno como los mejores momentos de su etapa previa a la adaptación de AMC, pero en lo que todos podremos estar de acuerdo es en que sin duda sigue siendo una de las grandes series de la actualidad. Y lo que todavía -y que como de costumbre no nos atrevemos a destripar a nadie- todavía está por llegar.
  7. Saga de Brian K. Vaughan y Fiona Staples: Si el año pasado ocupaba el podio de nuestra lista, este ha bajado media docena de puestos dada la dura competencia plantada por las colecciones de este año. Competencia dentro de la cual la saga cósmica protagonizada por Marko y Alana sigue teniendo una consideración muy alta, gracias a unos personajes que no dejan de crecer, sorprendiéndonos con su desbordante -y muchas veces incómoda- humanidad, así como la desbordante imaginación con la que los lápices de Fiona Staples dan vida al febril universo concebido por Brian K. Vaughan.
  8. AIDP de Mike Mignola y varios artistas: ¿Quién dice que solo las series nuevas y las sensaciones de temporada cuentan con suficiente empuje para abrirse paso hasta lo más alto de una lista? Que se lo digan a toda una veterana como el spin-off de Hellboy, que en pleno colofón de Infierno en la Tierra se ha abierto paso hasta el Top 10. Un merecido reconocimiento para una franquicia de largo recorrido cuya calidad nunca ha bajado del notable, y que este año ha vivido un momento de gran relevancia con la conclusión de Hellboy en el Infierno, Abe Sapien y la propia macrohistoria que AIDP ha estado gestando a lo largo de los últimos años. Que ocurrirá a partir de ahora con el Mignolaverso es un absoluto misterio que Dark Horse revelará a lo largo del próximo año, con una nueva serie cuyo enfoque todavía está por desvelar. Mientras, siempre se podrá acudir al lema de que nos quiten lo bailado con todo lo que el autor nos ha ofrecido a través de años tan pletóricos como del que escapamos hace a a penas una semana.
  9. Inyección de Warren Ellis, Declan Shalvey y Jordie Bellaire: El equipo responsable de dar pistoletazo de salida a la etapa actual del Caballero Luna se pasa a Image para brindarnos esta extraña y absorbente serie, a medio camino entre una actualización del Excalibur de Chris Claremont y Alan Davis y una aproximación telúrica y conceptual de 2001: Odisea en el Espacio. Superado el ecuador de la segunda década del siglo XXI, el mayor reto de la humanidad no está en los confines del cosmos ni en la revolución tecnológica, sino en la preocupante fase de estancamiento creativo en la que nuestra especie parece haberse precipitado. Para superarla, se crea un grupo de estudios con las mentes más privilegiadas de Inglaterra donde prácticamente están todos -la líder, el espía, el detective, la hacker, el mago blanco…-, y que deciden llevar a cabo un experimento prohibido para hacer del futuro un lugar más interesante. El resultado es la inyección, una suerte de narrativa autoconsciente que canibaliza nuestro pasado para crear nuevos misterios y retos que se conviertan en los desafíos que nos permitan continuar avanzando como especie, pero que resulta ser demasiado peligrosa e inestable para ser compatible con nuestra supervivencia. O en otras palabras, de nuevo Ellis, Shalvey y Bellaire en estado puro, en una nueva serie para la que vuelven a ofrecernos lo mejor de si mismos.
  10. Last Hero Inuyashiki de Hiroya Oku: La mente enferma tras la concepción de Gantz vuelve a la carga con una nueva epopeya existencial al borde del apocalipsis, con la historia de un japones de 58 años que -aproximándose al ocaso de su vida- se encuentra al borde de la desesperación. Enfermo, con una familia que le ignora y una vida a la que solo puede describir como un cúmulo de fracasos, sus circunstancias cambian dramáticamente cuando es atrapado en una explosión, y su cuerpo es transformado en una implacable máquina de matar por una fuerza de origen desconocido. Pese a pretender usar los poderes que dicho artilugio le ofrece para el bien, Inuyashiki no tardará en descubrir que hay algo más dentro de su nuevo cuerpo, amenazando con convertir esta oportunidad de reconducir su vida en la peor de sus pesadillas.
  11. Ms Marvel de G. Willow Wilson, Adrian Alphona, Takeshi Miyazaki y Nico Leon: Otra habitual en nuestra lista de favoritos de cada año, y que de nuevo ha vuelto a instalarse de forma holgada en la tabla con el debut de su segundo volumen tras las Secret Wars. Kamala Khan ha demostrado ser algo más que una mera flor de un día, y que está aquí para quedarse como estandarte de una nueva generación de lectores de superhéroes que comenzó a aproximarse a ellos a partir de las películas de Marvel Studios. Encandilando a lectores de todo tipo de edades y bagaje en el género, la superheroína de origen pakistaní sigue manteniendo la misma frescura que viene haciendo gala desde el primer día, resistiendo a eventos y otros trámites con una entereza envidiable, gracias a la que -tres años después de su nacimiento- el personaje creado por G. Willow Wilson, Sana Amanat y Adrian Alphona continúa siendo una de las grandes sensaciones del momento.
  12. Paletos Cabrones de Jason Aaron y Jason LaTour: Les ha llevado su tiempo, pero la serie de los dos Jason finalmente ha irrumpido en nuestro top anual, y con un puesto más que destacado. Mientras otros autores se pierden entre distopias de ciencia ficción, universos lejanos y otras fantasías burguesas protegidas en una burbuja de cristal, Aaron y LaTour decidieron mantener los pies en el suelo y enfangarse en un territorio más turbio y no tan vistoso, que el primero de ellos conocía bastante bien. Trasladándonos hasta los más duros y agrestres de la américa rural, los autores componen una historia a base de relatos cruzados que se desarrollan en el condado de Craw, Alabama. Reino de la Barbacoa y los campeones estatales Rubbin’ Rebs, la multipremiada serie narra las historias del viejo Earl Tubb y su palo de repartir candela, del entrenador Euless Boss y su reino de terror, de Esaw Goings, Materhead, Berta, Tad Ledbetter y otros ilustres paletos cabrones de la localidad. Si fuistéis de los que os enganchastéis a Breaking Bad, esta es una serie que muy probablemente ya deberíais estar siguiendo.
  13. Wonder Woman Tierra Uno de Grant Morrison y Yanick Paquette: Dentro de un año no demasiado productivo dados sus compromisos como nuevo responsable de la emblemática revista Heavy Metal, ha sido la particular reinterpretación de los mitos de la princesa amazona que el escocés nos ha brindado con Paquette la obra de Morrison que más impacto mediático ha generado. Una obra que buscaba recuperar la esencia original del personaje concebido por William Moulton Marston, Harry G. Peter y Elizabeth Holloway Marston, en un año de suma importancia para la madre de las superheroínas. No ya tanto por su salto a la gran pantalla encarnada por Gal Gadot o por la absurda polémica que derivó en que le retirasen su condición como embajadora de las Naciones Unidas, sino por los interesantísimos nuevos mitos que ha generado entre la serie regular de Greg Rucka, esa maravilla titulada Amazona Verdadera que nos brindó Jill Thompson, la tristemente malograda La Leyenda de Wonder Woman de Renae de Liz y esta ya citada encarnación de Tierra Uno que se ha abierto paso en una situación destacada dentro de nuestro top.
  14. Lamia de Rayco Pulido: Thriller ambientado en la Barcelona de post-guerra y que según su autor está inspirado en el controvertido consultorio radiofónico desde el que Elena Francis -desde el que se alentaba a las mujeres de toda España a mantener un rol de dedicación completa al hogar, su familia y esposos-, la última obra de Rayco Pulido cruza los caminos de un investigador privado poco ortodoxo y el de una huérfana que vive una doble vida como servil y amante ama de casa, y estrella radiofónica. Precipitándolos a ambos a una situación anómala que colocará sus vidas al borde del desastre, supone además el final de un ciclo para el autor canario que venía de poner sus lápices al servicio de Final Feliz y adaptar Nella según la obra de Benito Pérez Galdós. Lamia ha sido su primer trabajo como autor completo, y no solo se ha saldado con un resultado muy positivo, sino que deja entrever que estamos ante la consagración de uno de los grandes nombres de futuro del panorama nacional.
  15. Capitán América de Nick Spencer, Daniel Acuña, Jesus Saiz, Paul Renaud y otros artistas: Ya estuvo a punto de hacerse un hueco en nuestra lista con su Capitán América el año pasado, y este lo ha terminado logrando a pesar de ser una serie a la que llegó prácticamente de rebote y en la que ni se le esperaba ni se le deseaba. Y aun con todo, Spencer ha conseguido superar el enorme handicap que suponía llegar al título tras gente como Morales, Priest, Brubaker o Remender, sabiendo darle su propia voz para convertir la franquicia en una de las más estimulantes del panorama actual. No siendo extraño que Marvel haya decidido convertir su etapa en el eje vertebral de su actual etapa -ya sea como mano en la sombra en la Civil War II de Bendis o como responsable de Standoff y lo que se nos viene para el próximo 2017-, tanto la serie de Sam Wilson como la de Steve Rogers continúan llevándonos por una vertiginosa sucesión de clifhangers milimétricamente medidos, en los que además de recuperar a la práctica totalidad de la mitología del centinela de la libertad, no dejan de ofrecernos historias de carga política de la más rabiosa actualidad. A medio camino entre las sagas de Steve Englehart y su Imperio Secreto en los siempre reivindicativos setenta y el mejor Peter David, cómic de superhéroes en su forma más incendiaria, relevante y aguda, sin sacrificar la diversión para ello.
  16. Ciencia Oscura de Rick Remender y Matteo Scalera: Volviendo a repetir una vez más en nuestro top anual, la personal aproximación de Rick Remender al territorio de Los Cuatro Fantásticos y Los Retadores de lo Desconocido es además la segunda serie del autor en hacerse hueco entre lo más destacado de 2016, y no será la última. Siguiendo la estela de su Fear Agent supone el regreso del escritor a los territorios que tan buenos resultados le dieron durante su etapa previa a ser fichado por Marvel, siendo en ese aspecto la serie actual de Remender que más recuerda a sus trabajos de aquel entonces. Con el vibrante arte del italiano Matteo Scalera dando vida a los diferentes mundos por los que viajan su protagonistas, otra parada obligatoria para los que disfrutan del trabajo del responsable de Imposibles X-Force y Veneno.
  17. Deathstroke de Priest, Larry Hama, Joe Bennett y Carlo Pagulayan: Primera serie del universo DC en colarse en nuestra lista, con un personaje tan poco arraigado al mass media como es Slade Wilson, un grupo de autores que pese a su renombre llevaban tanto tiempo alejadoss del comic mainstream distan mucho de poder ser considerados hot y una serie que ni siquiera ha llegado aun a España como para que la puedan haber catado todos los miembros de nuestro equipo. Eso ya por si solo debería ser un buen indicio del enorme trabajo que está haciendo Priest junto al no menos veterano Larry Hama y los dibujantes Joe Bennett y Carlo Pagulayan en una de las series más estimulantes, contracorriente de todo e ingeniosamente escritas que se puede econtrar dentro de los superhéroes de las grandes compañías americanas. A través del pasado, presente y futuro del letal mercenario y enemigo de los titanes, Priest compone una suerte de saga familiar al más puro estilo de Los Soprano o El Padrino -referentes que el guionista de El Soldado Desconocido y Pantera Negra se toma con tanta seriedad como una verisón de El Padrino a cargo de Kevin Smith- para adentrarnos en el legado de una de las dinastías más disfuncionales de DC Comics.
  18. Doctor Extraño de Jason Aaron, Chris Bachallo y Kevin Nowlan: Tras casi dos décadas sin serie propia, el maestro de las artes místicas ha regresado a lo grande de mano de un guionista y un dibujante que ya habían dado cuenta de un largo historial a la hora de abordar lo imposible. Sabiendo congeniar su faceta como médico y hechicero con sumo acierto, el principal mérito de Jason Aaron es haber rodeado al doctor de todo un rico cosmos, en el que la parcela mágica del universo Marvel se nos presenta más cohesionada de lo que lo hubiera estado nunca. Con Chris Bachalo en pleno estado de inspiración a la hora de hacer ebullir las diferentes dimensiones místicas que rodean al personaje con un aroma burtoniano y Kevin Nowlan aportando clase, el guionista de Lobezno y Thor se ha encontrado con los ingredientes perfectos para firmar una etapa a la altura del hechicero supremo y ha sabido hacer magia con ellos sin olvidarse de pagar los correspondientes peajes.
  19. I am a Hero de Kengo Hanazawa: Tan habitual en nuestros tops anuales que este año tampoco podía faltar, que no se diga luego que los aficionados al género zombie de nuestra web solo sabe de The Walking Dead. Sobre todo habiendo una serie con tan desbordante imaginación a la hora de recrearse entre monstruosidades y engendros llegados desde el otro lado del más allá como lo hace el exitoso manga de Kengo Hanazawa, obra de referencia ineludible para los aficionados del cómic del país del sol naciente que gusten de los survival horror en los que hasta el más insospechado rincón esconde seres capaces de poner a prueba nuestra concepción de la realidad mientras tratan de comérsenos.
  20. Lobezna de Tom Taylor y varios artistas: Es una pena como -a causa de que Marvel no ha conseguido que sus superheroínas tengan la suficiente repercusión mediática hasta la actualidad- las etapas de X-23 a cargo de la dupla formada por Kyle & Yost y la de Marjorie Liu pasaran tan desapercibidas a pesar de sus muchas virtudes. El guionista de Injustice Tom Taylor también parece pensarlo y, lejos de romper con lo anterior, su etapa con Laura tomando el manto de Lobezno es prácticamente un Episodio IV de la andadura del personaje. Siguiendo la estela del lado más heroico y aventurero del personaje -aquel de La Joya Gehenna o su enfrentamiento contra Apocalipsis en la Tierra Salvaje, antes de adentrarse en territorios más áridos y violentos con Arma-X-, su serie no solo aprovecha toda la mitología existente que rodeaba a X-23 antes de seguir los pasos de su mentor y tutor, sino que la hace crecer con adiciones tan impagables como Gabby y el glotón Jonathan, siendo una perfecta muestra de como ganarse al lector con historias de superhéroes de corte clásico sin más complicaciones que las de tratar con mimo a un personaje y desarrollarlo de forma coherente.
  21. Low de Rick Remender y Greg Tocchini: De nuevo Rick Remender con otra de las series pertenecientes a su nueva fase Image, en esta ocasión en esa encantadora faceta maniacodepresiva suya que nos dicta que si todo te va muy mal no desesperes, todavía hay posibilidades de que mañana te vaya peor hasta dejarte tan en la mierda que añores el día anterior. Ambientada en un futuro postapocalíptico en el que los últimos supervivientes de la humanidad han tenido que refugiarse bajo las aguas para hacer frente a la expansión solar, se trata de una carrera de desgaste sin descanso en el que la protagonista empuja optimismo contra la fatalidad más absoluta, en una búsqueda desesperada de una vía de escape con la que salvar a los suyos. No apto para los que se ahoguen en un vaso de agua, para todos aquellos que son conscientes de que los finales felices solo ocurren en las películas, y que quieran disfrutar del arte de Tocchini en su forma más espectacular.
  22. Noche Oscura de Paul Dini y Eduardo Risso: Personalísimo relato autobiográfico con elementos de metaficción en el que el guionista y responsable argumental de la mítica Batman: The Animated Series Paul Dini, relata sus días en el mundo de la animación, y como un trágico incidente en el que fue asaltado recibiendo una brutal paliza que dejó desfigurado su rostro marco de forma crucial su participación en la misma. Un relato de cierta forma hipnótico que compagina patetismo, tragedia y pasión por lo que hace, y que no se regodea tanto en lo duro que debieron ser para él dicho incidente, volcándose más en como afecto a su participación en el proceso creativo de la serie, y los diferentes interpretaciones que nos ofrecieron dentro de ella de los personajes del universo del murciélago. Si a ello sumamos el trabajo de Eduardo Risso que recurre a diferentes estilos según se tranten de imágenes desarrolladas en el plano real o en la parte ficticia -así como por las diferentes etapas por las que pasa su protagonista- se trata de una pequeña joya de obligatoria lectura para los nostálgicos de Batman: The Animated Serie.
  23. One-Punch Man de One y Yusuke Murata: La última sensación llegada desde las tierras del sol naciente no es solo un necesaro soplo de aire fresco para el tan quemado género shonen, sino también una impagable y necesaria sátira tragicómica de los superhéroes. Protagonizada por Saitama, un superhéroe que vive perseguido por la condena de que ningún rival supone reto suficiente para él -dado a su poder que le permite derrotar a cualquiera, no importa lo poderoso que sea, de un solo golpe-, su mérito no es solo ser capaz de encontrar siempre las vueltas para hacer tan sumamente divertidas las aventuras de un personaje que además de no poder ser derrotado es capaz de vencer de forma inmediata a todo adversario al que se enfrente, sino lo alocadamente imaginativas y desnortadamente épicas que son la mayoría de ellas. Con un éxito inmediato en su formato original, traslación a manga y anime, no era de extrañar que con su llegada a España terminase convirtiéndose en otro de los mangas en logran un lugar en nuestra lista.
  24. Paria de Robert Kirkman y Paul Azaceta: Pese al no haber alcanzado aun ni de lejos la popularidad de su opera magna, el creador de The Walking Dead dejaría buena cuenta de su crecimiento como guionista en esta singular combinación de los relatos de posesiones y las historias de venganza, en la que -tras perder a todos sus seres queridos-, un hombre corriente se embarca y la incansable búsqueda del ente demoníaco que le arrebató a su familia. Como si en la película de El Exorcista Liam Neeson ocupase el lugar del padre Karras para abordar a Pazuzu con un “No se qué demonio eres ni dónde vives, pero juro que voy a encontrarte y voy a matarte” la mezcla perfecta entre thriller, horror sobrenatural y relatos de búsquedas obsesivas al más puro estilo Moby Dick.
  25. La Patrulla Condenada de Gerard Way y Nick Derington: Alumno aventajado de Grant Morrison, Gerard Way se ha dispuesto a trasladar sus enseñanzas a una nueva generación de lectores con un nuevo enfoque que aproche la evolución que ha tenido el medio desde los primeros días de Vertigo. Esa es básicamente la declaración de intenciones de la línea Young Animal en su reivindicación de que se pueden crear cómics con alta carga experimental sobre las angustias cotidianas que nos acechan sin renunciar por ello a la diversión ni la efervescencia más pop. Y de entre todas las series que ha dado la línea hasta el momento, ninguna ha sido tan estimulante como esta nueva encarnación de la Doom Patrol, en la que Way y el dibujante Nick Derington reunen a varios de los mitos que el escocés engrandeció para la línea, en lo que prácticamente puede interpretarse como una carta de amor a la obra de Morrison en la que tampoco falta la marca personal de Way.
  26. Renacimiento DC de Geoff Johns: El cómic con el que empezó todo. Que no es que la mente pensante que ha manejado el destino de DC Comics a lo largo de la práctica totalidad del presente siglo tratase de ponerse a prueba a si mismo con nuevos retos ni nos ofreciera el cómic más revolucionario que haya escrito hasta la fecha, pero sí que supo aplicar lo que mejor se le da para devolver al universo DC ese rumbo que tanto se le echaba en falta. Y es que aunque es indudable que tanto con los Nuevos 52 como -sobre todo- en DC You no faltaron buenas series, hacía en falta una dirección global que hiciera pensar que todo aquello iba en dirección a alguna parte. Volviendo a aplicar la misma fórmula que con todos sus Countdown, 52, Día Más Brillante y un largo etc, Johns volvería a reunir a la plana mayor del universo DC y sus personajes fetiche, con este one-shot que no solo servía de pistoletazo de salida para los próximos dos años de tramas editoriales, sino en el que que se presentaban gran parte de los hilos argumentales por los que discurrirán estas.
  27. Superman de Patrick Gleason, Peter J. Tomasi, Doug Mankhe y otros artistas: Si bien es cierto que no todas las historias de Superman que se publicaron durante los Nuevos 52 y DC You fueron catastróficas -ahí están algunas de las sagas de Greg Pak y Aaron Kuder, así como cierta maxiserie de la que hablaremos más abajo- no fue hasta que Patrick Gleason se incorporó a Peter J. Tomasi y Doug Mankhe para hacerse cargo de la serie central del personaje, hasta que se hizo obvio lo mucho que echábamos en falta una serie de Superman con la energía, el espíritu y la pasión por la vida que el personaje pide. Como si nada hubiera pasado entre la película original de Richard Donner y la actualidad, y te despertases de repente en una realidad paralela en la que las aventuras de aquel Superman hubiesen continuado hasta que él y Lois se hubieran convertido en padres, la nueva serie de Superman es un irresistible canto de amor por el personaje y por toda la historia del universo DC en sí que ningún lector, fan del antiguo universso DC o del actual, debería dejar escapar.
  28. Thor de Jason Aaron, Russell Dauterman, Olivier Coipiel y otros artistas: Continuando su camino a paso firme y seguro sin que el alboroto de los detractores que aun puedan quedarle parezcan aminorar su determinación, mucho parece que deben torcerse las cosas para que la etapa de Jason Aaron no termine siendo el gran referente de la franquicia tras la etapa de Walter Simonson. Que no es que falten candidatos a arrebatarle dicho puesto entre Dan Jurgens, Joseph Michael Straczynski, Kieron Gillen o incluso un Matt Fraction quien también tuvo algún que otro momento de lucidez. Pero la energía que el guionista de The Goddamned ha sabido imprimir a los mitos nórdicos haciendo que vuelvan a tener importancia y vuelvan a hablar de esos aspectos más crudos y viscerales de nosotros mismos están construyendo piedra de uru tras piedra de uru una etapa gloriosa que comenzó a ritmo de metal cósmico, para continuar ofrenciéndonos a una de las encarnaciones más humanas de Thor que hayamos podido disfrutar desde The Ultimates de Millar y Hitch, sin dejar de reivindicar a personajes perdidos de su mitología para hacer brillar a algunos como Jane Foster y proseguir la encomiable labor que otros compañeros habían hecho con otros como Loki u Odín.
  29. Tokyo Ghost de Rick Remender y Sean Murphy: La otra gran macarra de Rick Remender para Image Comics junto a clase letal, recupera el espíritu cyberpunk y de la desafiante virualencia de los animes apocalípticos y revistas británicas de 2000ad a finales de los ochenta, para trasladarnos a un futuro distópico en el que la humanidad malvive enganchada a internet, mientras las corporaciones continúan explotando impunemente los recursos. Ahí es donde llevan a cabo sus misiones para mantener el orden los agentes Led Mella y Debbie Declive, un brutal asesino mejorado al servicio de las corporaciones que rigen la ciudad del orden, y una avispada Pepito Grillo que ejerce como único vínculo con su vida anterior. Este es le punto de partida para un adrenalínico chute de hiperviolencia en forma de una caústica visión de un futuro que se antoja demasiado real, y que se pasa por el forro los convencionalismos habituales del comic mainstream para hablar al lector de tú a tú con una claridad que se echaba de menos entre tanto superhéroe encorsetado. Fans de Akira, Juez Dredd, Tank Girl o Mad Max, lectura obligatoria que ojalá algún día se convierta en película sin alterar un solo punto ni coma de sus páginas.
  30. Vindland Saga de Makoto Yukimura: Y seguimos con los vikingos, aunque en este caso desde el otro lado del mundo con la brutal epopeya nórdica con la que el mangaka japonés Makoto Yukimura nos ha sumergido de lleno en el lado más brutal y salvaje del mar del Norte durante la Edad Media. En una época de oscurantismo en el que el conocimiento del hombre respecto al mundo se perdía entre la superstición y los mitos y leyendas sobre héroes y monstruos, Vindland Saga recupera el espíritu de Berserk para narrarnos la infatigable búsqueda de venganza del joven vikingo Thorfinn tras la muerte de su padre a manos del capitán del drakkar al que sirven. Sangre, conspiraciones shakespearianas, deseo de venganza y espadas empapadas en visceras para la furia hecha manga.
  31. Bella Muerte de Kelly Sue DeConnick y Emma Ríos: Escrita a con la belleza y lirismo de los poemas y leyendas de los Estados Unidos del siglo XIX, Kelly Sue DeConnick y Emma Ríos prosiguen las aventuras de la segadora Ginny Carademuerta, nacida entre el mundo de los vivos y los difuntos, y que en su segundo tomo da un salto histórico para trasladarnos hasta el escenario de la Gran Guerra. Manteniendo el tono onírico y casi enfebrecido en el que los espectros y los agentes de la parca se mezclan entre los vivos, la serie sigue haciendo gala de su irresistible y gutural capacidad hipnótica, como dejarse mecer en manos de un vino abrumador e ingente que te arrastra con su melodía hasta convertirse en un carrusel de emociones tan intenso como absorbente.
  32. El Ala Rota de Antonio Altarriba y Kim: Tras Yo, Asesino, Antonio Altarriba y Kim nos brindan esta continuación espiritual de El Arte de Volar donde desde una perspectiva complemente diferente nos ofrecen un viaje por la historia de España a lo largo del pasado siglo. Una obra muy personal en la que Altarriba toma como eje la figura de su propia madre, y en la que da cuenta de las penurias y vicisitudes por las que buena parte de nuestro país tuvieron que atravesar durante un periodo oscuro lleno de resentimiento y dolor, y cuyos efectos desgraciadamente siguen latiendo en nuestros días.
  33. Karnak de Warren Ellis, Gerardo Zaffino y otros artistas: Dadas las similitudes entre ambos personajes -uno con los sentidos aumentados tras el accidente que le privó de la vista, el otro por su preparación como monje en la Torre de la Sabiduría-, así como varios elementos de ambas tramas, uno no puede evitar preguntarse si esta historia que Warren ellis ha concebido para Karnak es en realidad el borrador original que había planeado para Daredevil. De una forma u otra, el guionista vuelve a demostrar su habilidad para sacar oro de esos secundarios a los que nadie quiere, transformando al inhumano sin poderes genéticos en una suerte de Anti-Coelho. Un filósofo de combate consciente de la insignificancia de la vida frente a la inmensidad del cosmos, y que se embarcará en un viaje plagado de muerte, huesos rotos y cabezas destrozadas, siguiendo la pista del secuestro de un niño inhumano. Lo que encuentre en el camino amenazará con poner a prueba sus convicciones y el destino del mundo en sí, en una mini-serie que supone una nueva bofetada en la cara por parte de Ellis al buenrollismo autocomplaciente de la actualidad.
  34. Providence de Alan Moore y Jacen Barrows: Pese a que últimamente a penas se prodiga -y no deja de amenazar con retirarse del cómic- al bardo de Northampton todavía parece quedarle sus buenos restos de magia, y su singular aproximación a la obra de H. P. Lovecraft bien da muestra de ello. Orquestada como una saga en continuo crescendo a través de doce actos, Alan Moore nos lleva a través de la senda de la locura, en la compañía de un periodista que a principios del siglo XX decide abandonar su profesión para embarcarse en la que pretende ser su gran novela americana. Su viaje le llevará hasta los más oscuros rincones de Nueva Inglaterra en busca de los ocultos, adentrándose sin ser consciente en un mundo que desafía la razón humana.
  35. Superman: American Alien de Max Landis y varios dibujantes: ¿ingular aproximación al mito seminal de Superman por parte del guionista de cine y escritor Max Landis, compone una historia en siete actos en la que -junto a algunos de los dibujantes más reputados del medio- repasa siete de los momentos más importantes del origen de Superman. Desde su origen y el miedo derivado del descubrimiento de sus poderes hasta sus primeros días como superhéroe y periodista en Metropolis, pasando por su juventud en Smallville o sus viajes a través del mundo, la maxiserie nos ofrece siete pequeñas joyas en cada uno de ellos, en un acercamiento al origen del último hijo de Krypton muy diferente a cualquier otro al que pudiéramos estar acostumbrados.

En general, 2016 ha sido el año en el que Image Comics ha termianod de conquistarnos, perteneciendo 12 de las 35 series elegidas por nuestro staff a la editorial capitaneada por Robert Kirkman y Eric Stephenson. Nombres como los de Rick Remender, Brian K. Vaughan, Jason Aaron o el propio Kirkman llevan la voz cantante entre estos mientras es inevitable no echar en falta el de otros ilustres como Jonathan Hickman, Ed Brubaker, Brandon Graham, Matt Fraction, Joe Casey o Marjorie Liu. Entre otras series de la editorial votadas pero que no han alcanzado los votos suficientes para abrirse hueco entre el top estarían títulos como Invencible de Robert Kirkman, Lazarus de Greg Rucka, Cry Havoc de Simon Spurrier, Black Hammer de Jeff Lemire, The Goddamned de Jason Aaron, Black Monday Murders de Jonathan Hickman, Reborn de Mark Millar y Greg Capullo, Lake of Fire de Nathan Fairbairn, Jupiter Legacy de Mark Millar y Frank Quitely, Velvet de Ed Brubaker, No son como nosotros de Eric Stephenson, Revival de Tim Seeley, Starlight de Mark Millar, I.D. de Scott Snyder y Jeff Lemire, Sex Criminals de Matt Fraction y Chip Zdarsky, Bitch Planet de Kelly Sue DeConnick, Discipline de Peter Milligan y Leonardo Fernandez, el final de Prophet de Brandon Graham o la incendiaria despedida de Ted McKeever con un f*uck you en forma de Pencil’s Head.

La segunda posición la ocuparía DC Comics, quien se ha visto beneficiada del Renacimiento y el catálogo mucho más compacto que han conseguido con este, con una presencia mucho mayor en nuestro top de la que tenían el pasado año. En general la mayoría de las series que lo han conseguido son colecciones ajenas a su universo central, pero esto no quita que otras como Omega Men y Batman de Tom King, Cave Carson tiene un Ojo Cibernético de Gerard Way y Avon Oeming, Detective Comics de James Tynion II, Superwoman de Phil Jimenez o Cyborg hayan conseguido sus votos, junto a otras más alejadas de la línea central de la editorial como Picapiedra de Mark Russell, Lucifer de Holly Black y Unfollow de Rob Williams.

En cuanto a Marvel, leve bajada pero nada significativo, sobre todo teniendo en cuenta la enorme dispersión de títulos que tiene en la actualidad. Las series con protagonistas solitarios se sobreponen a los grupos con los títulos a cargo de autores con personalidad propia como Tom King, Nick Spencer, Jason Aaron o G. Willow Wilson como los que se han hecho un lugar en el top. Además consiguieron votos Estela Plateada de Dan Slott y el matrimonio Allred, Ultimates de Al Ewing, El Asombros Spider-Man de Dan Slott, Civil War II de Brian Michael Bendis y David Marquez, Ojo de Halcón de Jeff Lemire y Ramon Perez, Pantera Negra de Ta-Nehisi Coates, La Bruja Escarlata de James Robinson, Spider Woman de Dennis Hopeless, Spider-Man de Brian Michael Bendis, El Viejo Logan y El Caballero Luna de Jeff Lemire, Matanza de Gerry Conway, Emperatriz de Mark Millar y Stuart Immonen, Howard el Pato de Chip Zdarsky y Joe Quinones, Nova , las sagas cósmicas del Thanos de Jim Starlin, Fuerza V, los Imposibles Vengadores de Gerry Duggan y los Nuevos Vengadores de Al Ewing, Chica Luna y el Dinosaurio Diabólico de Reeder, Montclare y Bustos,

Como cuarta opción con más representación en nuestros votos, el manga no solo obtiene cuatro plazas en el top, sino también votos para obras como Billy Bat de Naoki Urasawa, Parasyte de Hitoshi Iwaaki, Museum de Ryousuke Tomoe, Las Flores del Mal de Shuzo Oshimi, Chiisakobee de Minetaro Mochizuki, A Silent Voice de Yoshitoki Oima o Innocent de Shinichi Sakamoto.

En lo que respecta al español, también los hubo para Gran Hotel Abismo de David Rubin, La Casa de Paco Roca -por tema de fechas, ya que si estuvo en nuestro top del pasado año-, Jamás Tendré 20 Años de Jaime Martín, Los Viejos Hornos de Lupano y Cauuet, Los Buenos Veranos de Zidrou y Jordi Lafebre, Paul en el Norte de Michel Rabagliati, así como obras de vertiente europea o más alejadas de las grandes editoriales anglosajonas como El Olor de los Mucachos Voraces de Frederik Peeters, El Castillo en las Estrellas y El Tercer Testamento de Julius de Alex Alice, Elfos de Istin, Jarry, Duarte y Manconi, Baco de Eddie Campbell, Rey Oso de Mobidic, Prometeo de Christophe Bec o Gringos Locos de Olivier Schwartz, El New Deal de Jonathan Case y .

En lo que respecta a obras al margen de las editoriales citadas, también hubo votos para Locke and Key de Joe Hill y Gabriel Rodriguez, El Club de la Lucha 2 de Chuck Palaniuk, Cameron Stewart y David Mack, Ragnarok de Walter Simonson, Kaijumax Temporada 2, Giant Days, las nuevas sagas de Grendel de Matt Wagner, Riesgo Suicida de Mike Carey, el James Bond de Warren Ellis, Archie de Mark Waid y Fiona Staples, el regreso Badger de Mike Baron, The Private Eye de Brian K. Vaughan y Marcos Martin en su edición en papel y la nueva edición de Las Aventuras de Luther Arkwright.

Estos fueron para nosotros los mejores cómics de 2016, ¿cuales fueron para vosotros?

Vosotros opináis

¿Cuales han sido los mejores cómics de 2016? (elige hasta tres)

  • La Visión de King, Walta y Bellaire (12%, 220 Votes)
  • Renacimiento DC de Geoff Johns (7%, 133 Votes)
  • Paper Girls de Vaughan y Chiang (6%, 104 Votes)
  • Superman de Gleason, Tomasi, Mankhe y otros (6%, 102 Votes)
  • Saga de Vaughan y Staples (5%, 97 Votes)
  • Thor de Jason Aaron, Dauterman, Coipel y otros (4%, 73 Votes)
  • Capitán América de Spencer (4%, 72 Votes)
  • Paletos Cabrones de Aaron y LaTour (4%, 67 Votes)
  • Sherif de Babilonia de King y Gerards (3%, 62 Votes)
  • Los Muertos Vivientes de Kirkman y Adlard (3%, 60 Votes)
  • Providence de Moore y Darrow (3%, 57 Votes)
  • Wonder Woman Tierra Uno de Morrison y Paquette (3%, 55 Votes)
  • Inyección de Ellis, Shalvey y Bellaire (3%, 51 Votes)
  • Descender de Lemire y Nguyen (3%, 51 Votes)
  • Doctor Extraño de Aaron, Nowlan y Bachalo (3%, 49 Votes)
  • Clase Letal de Remender y Craig (3%, 46 Votes)
  • Tokyo Ghost de Remender y Murphy (2%, 44 Votes)
  • Ms Marvel de Wilson, Alphona, Miyazawa y Leon (2%, 42 Votes)
  • One-Punch Man de One y Yusuke Murata (2%, 42 Votes)
  • AIDP de Mignola (2%, 40 Votes)
  • Ciencia Oscura de Remender y Scalera (2%, 37 Votes)
  • American Alien de Max Landis (2%, 36 Votes)
  • La Patrulla Condenada de Way y Derington (2%, 36 Votes)
  • Low de Remender y Tocchini (2%, 31 Votes)
  • El Ala Rota de Altarriba y Kim (2%, 29 Votes)
  • Deathstroke de Priest, Hama, Pagulaya y Bennet (2%, 28 Votes)
  • I am a Hero de Kengo Hanazawa (1%, 25 Votes)
  • Lobezna de Tom Taylor (1%, 23 Votes)
  • Lamia de Rayco Pulido (1%, 22 Votes)
  • Vindland Saga de Makoto Yukimura (1%, 19 Votes)
  • Last Hero Inuyashiki de Hiroku Oya (1%, 19 Votes)
  • Noche Oscura de Dini y Risso (1%, 19 Votes)
  • Karnak de Ellis, Zaffino y otros (1%, 17 Votes)
  • Bella Muerte de DeConnick y Ríos (1%, 16 Votes)
  • Paria de Kirkman y Azaceta (0%, 8 Votes)

Total Voters: 722

Cargando ... Cargando ...
Compartir
Artículo anteriorUn cómic antes de dormir (8): Paul en Quebec
Artículo siguienteRanciofacts nº 1: Efectiviwonder
Nací en el sur de España, aunque desde pequeño tenía la cabeza perdida entre mundos de fantasía. Descubrí los cómics a través de un baúl en casa de mis tíos, y nunca he salido de aquel cofre del tesoro. Enemigo de la nostalgia pero amante de la Historia, mis fascinación por cualquier medio de narración ha ido puliéndose hasta transformarse por pasión por el cómic en general y el universo Marvel en particular. Redactor de Zona Negativa desde 2010, es imposible mirar atrás sin pensar en este periodo compartido con vosotros como una experiencia irrepetible, de esas que dejan huella.

Leave a Reply

24 Comentarios en "ZN Top: Los 25 mejores cómics de 2016"

Notifícame
Ordenar por:   Recientes | Antiguos
Igverni

Muchisimas gracias por el listado. Me alegra poder decir que compro la mayoria.

De lo que no leo me apetece comprar el Superman de Tomasi que tan buenos comentarios está generando en estos meses.

Y vuestra lista resume muy bien la situacion actual del comic: lo mas interesante está en el mundo independiente, con una Marvel en horas bajas, y menos mal que Spencer y Aaron nos sorprenden mes a mes con sus estupendas series.

XXL

Jajaja. El resumén de Inyección me ha encantado.

AlbierZot

Buen listado para anotar cosas. A mí me sobra Remender, no he leído Clase Letal, pero no me suele decir nada, el Karnak de Ellis (por ser quien es y esperar mucho más) y desde luego los Paletos Bastardos de Aaron. Incluiría, así a bote pronto, La Bruja Escarlata del esquisito Robinson, The Last Crusade del todopoderoso Romita, los IM de Bendis, el Caballero Luna de Lemire, Power Man & Iron Fist o Howard El Pato de Zdarski.

Stasis

Una gran guinda al pastel que ha sido este fin de año de Zona Negativa.
Al igual que Igverni, creo que me hago la mayoría…
Echo en falta una serie como Harrow County. Terror muy bien conseguido gracias a su sólida historia y a un dibujo muy inquietante.
Otras series que me han parecido buenísimas han sido Muerdeuñas y The Woods. Se las recomiendo a cualquiera que le guste el buen terror.

Fantomeeh

BENDITO Remender de mi vida!! La semana pasada estuve siguiendo el top 100 del año para CBR, y no daba crédito al ver que no incluían NI UN SOLO cómic de Remender! Están de coña? Me quieren decir esos señores que hay 100 cómics mejores que Clase letal en el mercado??? Anda ya!!! Me hervía la sangre viendo la lista….
Al menos vosotros si que me habéis dado una alegría. Clase letal es la mejor historia que he leído este año, no solo en tebeo sino en cualquier otro medio, absolutamente maravillosa, y con un desenlace muy pero que muy épico. Ciencia oscura es otra puta maravilla, aunque a veces se repita un poco, Y su nueva serie “Seven to Eternity” pinta ridículamente bien. Este tío es el puto amo, y no queda mas “remendior” que hacerse fanboy.

Genial también Descender, que recién estoy empezando…
Esta lista si me representa. Me apunto varias recomendaciones 😛
Lo que esta claro es que a día de hoy Image es donde hay que dejarse los cuartos.

Iesuhe

Considero a King algo oscuro para estar en las posiciones donde lo colocaís, pero eso ya es de gustos, Remender, Ellis y Aaron gracias a la Image están creando los mejores trabajos de la actualidad. En la que tanto Marvel como Dc van a la baja. Lo que hace que considere que quizás es tiempo de dejar los superhéroes por una temporada. Digo, los de pijamas sólo funcionan cuando se alejan de su género para adentrarse en lo policíaco, ciencia ficción, crítica social parcial, o cualquier otro género menos al que pertenecen

ultron_ilimitado

Bueno, al menos me queda el consuelo de que Amazing Spiderman entre las 35 escogidas…

ultron_ilimitado

Quería decir que NO está (¿dónde ha ido la opción de editar?)

Krokop

Lo de Image es extraordinario.
Si hace algunos años nos hubieran dicho que sus series iban a estar, no ya copando las listas de mejores del año, sino además siendo propuestas en los salones europeos más gafapásticos, nos habría resultado, cuando menos, chocante. Más teniendo en cuenta que algo de Hickman o Rucka también podrían haber entrado. Queda ver cómo avanzan las series de más renombre, porque si bien hay muchas interesantes, que recuerde no hay ningún gran título ya cerrado, completo, del que se pueda decir, ya sin sin lugar a dudas ni futuribles que es una obraza.
“Lamia” la han puesto muy bien en todas partes, así que será lo próximo que pille cuando se agoten las lecturas proporcionadas por los Reyes, porque no he leído nada, anterior tampoco, de su autor.

vennom

Buen listado, siempre sobran y faltan según gustos propios, pero me esperaba a grayson en esa lista.

Jorge

Me falta que pongáis de qué editorial es cada en vuestro top y en la lista final de obras europeas o de independientes. Por lo demás, fantástico.

Conan_desatado

Los enlaces abren todos a planeta con Saga.

Mis favoritos Capitán América y la aidp

Mr. Cesar

Muy buen listado. De las representativas de Image me hago casi todas. La única que nunca he tenido redaños de llevarme para casa (y mira que he ojeado veces cada tomo que sale al mercado) es Clase Letal. El dibujo no me gusta una %$&K% y eso me tira para atrás un montón. Si 10 personas me la recomiendan, me la pillo en Amazon y que sea lo que Kirby quiera.

Yo habría añadido “La Carta 44” de mi adorado Charles Soule y algún título más de DC (Grayson, Omega Men…), pero en general es un ranking “real”.

Y por cierto… ¡feliz año nuevo!

Stasis

Te recomiendo Deadly Class

Garrac

Bueno… pues para hablar de criterio propio, yo sigo alucinando con la altísima estima que le tenéis a WW Tierra Uno. Que no será mala obra, pero este año precisamente se ha publicado más material más maduro y autoconsciente que la última obra del escocés. Luego echo en falta los Picapiedra, o por lo menos algún título de Mark Rusell, la gran revelación del año.

Mr. Cesar

¡Ah! Y la serie “Hoy me ha pasado algo muy bestia” no estaba nada mal.

Jorge

Y aunque la lista está muy bien y muy completa, hubiera esrado bien tambien un ranking solo para independientes, otro para europeos y otro para manga.

sibaix

Supongo que esta es la lista de cómic USA porque yo no tengo ninguno de esos y de los 25 que pondría faltan todos. En fin sobre gustos , lo que estaría bien es que hicierais una lista de BD.

XXL

Evidentemente sobre gustos poco se puede discutir, pero a mí Remender me parece unos de los guionistas más sobrevalorados del momento. Ninguna serie que haya escrito me parece una p··· maravilla, pero bueno.
Por otra parte, me alegro mucho por Spencer, por el que yo tenía bastante esperanza, viendo su Morning glory. Decepción ha sido Soule, por el que también apostaba pero ha acabado siendo bastante mediocre en sus trabajos para marvel, aunque su Carta 44 que es un pedazo de cómic.

Yoryer

Salvo La Visión y Descender, nada que ver con la lista de lo mejor que publicó hace poco Papel en blanco, jaja. Curioso. También porque ellos se han centrado sólo en lo que ha llegado a España.

nicolas

Grande el Superman de Tomasi y Gleason en tercer lugar en el voto del publico.
Para vos, Batman!!! XD

anonimous

vale la pena tener el comic 100 de TWD con la aparicion de negan y la muerte de glen autografiado por Robert Kirkman

Ubik cómics

Paletos cabrones, ¡Paletos cabrones! Vale, perdonad la efusividad, pero es que para nosotros ha sido lo mejor de 2016 sin duda. Dicho queda. Buena lista, apuntando!

wpDiscuz