Dibujo vs Guión

Reflexionamos sobre la importancia de la existencia de un equilibrio en el nivel de calidad del trabajo de los guionistas y dibujantes.

Por
19
3517
FavoriteLoadingAñadir a favoritos

Sobre gustos hay mucho escrito. Muchísimo. Estamos ante uno de los debates del mundo del cómic más viejos que existen, pero no viene mal retomarlo de vez en cuando. Vivimos en la era de la inmediatez y de las primeras impresiones. Si algo no interesa de primeras hay muchos que pierden poco tiempo en ponerse a conocer profundamente algo antes de juzgarlo definitivamente. Por ello, el primer vistazo ha ganado más peso en los últimos años, y consecuentemente, el dibujo de los cómics tiene un peso específico que no tiene el guión, al que se accede en la mayoría de los casos si el dibujo gusta o no nada más verlo. Habrá quien prefiera que las películas tengan buenos efectos especiales y sean entretenidas aunque tengan un guión flojo o simplemente malo. Igual habrá quienes se preocupen solo por la música y no por la letra de la canción. Y viceversa en ambos casos. Pues con el cómic pasa lo mismo. ¿Qué es lo que hace bueno a un cómic, el dibujo o el guión?

¿Alguna vez has dejado de leer un cómic sólo porque el dibujo no te convence? A mi me ha pasado en numerosas ocasiones y muchas veces he tardado tiempo, en algunos casos hasta años, en leer las primeras páginas y me he lamentado por no haberlo hecho antes. El dicho “no debes juzgar a un libro por su portada” podría trasladarse en este tema como “no debes juzgar un cómic sólo por el dibujo”. Pero, ¿cómo no va a juzgarse? El dibujo es el reflejo de la creatividad del guionista, pues imagina los mundos, los entornos, los personajes y las interacciones de una manera y, normalmente, la traslación gráfica es la personificación de lo que nos quiere contar. Por ello la calidad del dibujo debe ser lo más alta posible.

Personalmente, cuando abro un tebeo espero que el dibujo me convenza en un primer vistazo, porque es la fachada del hogar, el ojo se va directamente a escrutar los detalles del arte gráfico. Una vez escaneada la primera página, espero que la historia sea buena. Lo perfecto es que haya un equilibrio entre los dos artes, pero si no lo hay, si el tebeo es imperfecto, espero que se mantenga ese equilibrio, que la historia sea al menos entretenida y el dibujo no me resulte desagradable. No me gustan los casos en los que uno de los dos pilares que componen un cómic se resienta sobremanera cuando el otro está brillando. Hay miles de casos en los que un buen guión hace que te olvides de que el dibujo es deficiente. Como también los hay en los que un gran dibujo hace que la mediocridad de la historia quede en segundo plano. El buen guión hace que te olvides de que el dibujo es malo. Incluso, se producen fenómenos en los que la calidad literaria de la historia provoca que se mire a los dibujos con otros ojos.

El guión de altura te enamora tanto que dejas de ver los defectos del dibujo, incluso, llegas a apreciarlo y venerarlo. El mejor ejemplo es El Regreso del Caballero Oscuro de Frank Miller. Éste es uno de los mejores guionistas de cómics de toda la historia, maestro de maestros, uno de los grandes, con títulos tan inolvidables como Batman: Año Uno, Sin City, 300 y el citado Caballero Oscuro, junto a tantas otras. Pero no es un gran dibujante. Su arte es peculiar, único, muy personal. Tiende a hacer formas cercanas a lo grotesco, expresiones gruesas, cuerpos desproporcionados. Pero da igual. Es Frank Miller, sus historias son muy buenas. Acabas amando su dibujo.

El arte de Frank Miller. O te gusta o no te gusta, pero es único.

También hay casos en los que un dibujante de nivel medio, sin ser un virtuoso ni un genio, consigue transmitir con otro tipo de recursos. Sobre este respecto, Grant Morrison, en su libro Supergods, habla en referencia al dibujo de Bob Kane, co-creador de Batman y primer dibujante del Hombre Murciélago: “Toda la habilidad que a Bob Kane le faltaba para el dibujo estaba compensada por unos trazos rollizos que creaban una atmósfera y un estilo que recordaban al expresionismo del cine europeo”. Como tantos otros, no necesitaba ser un gran artista para darle al personaje la esencia y el carácter que necesitaba.

En esta línea podemos encontrar a Dave McKean, un dibujante único con un estilo muy personal, que no gusta a todo el mundo, pero sorprende a todos los que ven una imagen suya. Posee una habilidad para crear atmósferas y para difundir sensaciones que hacen que las historias ilustradas por él sean auténticas joyas. Totalmente fuera de lo común, su habilidad para componer un cuadro en cada página es muy difícil de comparar con otros. Su trabajo en Cages, su gran obra, es un ejemplo de versatilidad y originalidad. ¿Es bueno o malo? Según quien lo mire, pero su habilidad suma y mejora el guión. Su trabajo en Arkham Asylum: A Serious House on Serious Earth, con Grant Morrison es de auténtica altura, aunque hay a quien no le convence.

¿Quién se atreve a decir que Dave McKean es un mal dibujante?

Un tema que daría para muchos debates es el del nivel de Bruce Timm. Es innegable la importancia de este dibujante en DC, sobre todo en su facción de series y películas de animación. Es el creador de una identidad visual inconfundible, dudo que haya quienes pongan en duda su talento y la relevancia de su trabajo. Sin embargo, es de ley hacerse la pregunta ¿es un buen dibujante? desde luego que lo es, pero no son pocos los que han entrado a conocer su trabajo a regañadientes, pues es innegable que su estilo no es el que uno se espera encontrar cuando afronta una historia de superhéroes para adultos. Las series animadas de Batman, Superman, la Liga de la Justicia, fueron series con historias muy serias a pesar del estilo, minimalista, inspirado por el art deco y cercano al que podríamos llamar cartoon de Timm. En ese caso, ¿podríamos decir que los guiones que en ocasiones él mismo escribía junto a Paul Dinni fueron los responsables de su éxito?

Sin alejarnos de la animación, un trabajo con un guión excelente y un dibujo no tan bueno es Superman vs La Elite. Basada en la historia What’s So Funny About Truth, Justice & the American Way?, de Action Comics #775, es una de las mejores películas de animación del Hombre de Acero, con un desarrollo formidable, un planteamiento original y un desenlace sorprendente, además de invitar al espectador a reflexionar sobre los valores expuestos en la cinta. Sin embargo, gráficamente hablando, no es perfecta. Dista mucho de ser una película con un trabajo gráfico que entre a la primera. Las formas de las caras, sobre todo la de Superman, son feas. Cuesta meterse en la película, acabas valorando el dibujo, pero sabes que es imperfecto. No tiene un diseño hecho para todos los públicos.

Hay sin embargo un buen número de historias de guión deficiente que pasan por regulares gracias a un buen dibujo. Por ello, hablamos también de que el dibujo salva a al guión. El impacto visual y la espectacularidad de la narración gráfica hace que nuestro cerebro disfrute tanto de una experiencia estética que acabas dejando de lado el criterio para valorar si el guión es bueno o malo.

Por ejemplo, el evento La guerra de los dioses, escrito por George Pérez, es una obra un tanto deficiente. Mi compañero Gustavo Higuero la describía así: “La Guerra de los Dioses en un evento fallido de principio a fin. Su concepto, su planteamiento, desarrollo y desenlace son un perfecto manual de lo que no se debe hacer en este tipo de historias. La trama resulta pegajosa, turbia, confusa, tramposa, incoherente, carente de un interés mínimo, desarrollando durante interminables páginas una historia que no tiene sentido alguno en ningún momento”. Queda claro que no es el mejor trabajo de George Pérez, uno de los grandes autores que han pasado por DC. Sin embargo, si de esta obra se salva algo es por el dibujo. El propio Pérez realizó los bocetos de este evento y fueron un puñado de artistas los que terminaron el trabajo. El resultado es un estilo muy clásico, correcto, que gusta a mucha gente.

Yendo a casos en los que el trabajo de ilustración mejora la historia, me viene a la cabeza Superman: Las cuatro estaciones, dibujado por Tim Sale y escrito por Jeph Loeb. Este cómic de Superman es una delicia, el tono no es muy superheroico, pero los valores del Hombre del Mañana y su impronta están presentes en cada página. Hay a quien el trabajo de Sale le echa para atrás, pero una vez terminada la lectura uno se queda con la impresión de haber pasado por una historieta con poca historia, la suficiente, dibujada con una delicadeza casi poética, inolvidable. El compañero David Fernández comparó su trabajo con el estilo de Norman Rockwell en la reseña que realizó para ZN, allá por 2006.

El Superman de Tim Sale.

Un caso en el que el buen dibujo se queda corto como para olvidar el desastre de la historia es La llegada de los superhombres, con un Neal Adams muy desafortunado en el guión y deficiente en el dibujo, aunque es lo mejor de este desagradable cómic. Un guión que arranca con premisas interesantes que se pierde entre lo ridículo y lo vergonzoso. Un dibujo que no es el mejor trabajo de su autor, pero que ha sido tan bueno que aún haciéndolo mal sigue siendo mejor que otros muchos.

Todo lo que he contado son simples opiniones personales, que podréis compartir o no. ¿Qué es más importante el guión o el dibujo? Nadie lo sabe ni existe una teoría que marque la verdad absoluta sobre este tema. ¿Qué se considera buen dibujo? ¿Y buen guión? Siempre digo que el arte, y el cómic lo es, es una opinión y cada uno tiene la suya. Por ello, os pido que dejéis la vuestra en los comentarios.

¿Una buena historia con un mal dibujo se aprecia más que una mala historia con buen dibujo?

View Results

Cargando ... Cargando ...

Leave a Reply

19 Comentarios en "Dibujo vs Guión"

Notifícame
Ordenar por:   Recientes | Antiguos
Frikerio

Un muy interesante articulo, pero enfocado a la polarizacion de la pregunta, cuando no tiene porque ser asi, por ello no voy a contestar a la encuesta, porque es una pregunta con matices y grises.
De hecho, el articulo reflexiona en su mayor parte acerca del dibujo mas que el guion y pone como ejemplos comics que no tienen un mal dibujo, si no peculiares o muy personales.
Es como aquel que odia el estilo de Frank Quitely porque no pega con New XMen, pero no se puede negar que, aunque feista, es una maravilla.
Sin embargo, cuando el dibujo es realmente malo (no como en los ejemplos expuestos arriba) a mi personalmente me sacan de la historia. Debe haber un equilibrio y un mínimo de calidad, independientemente de que comulgue con el estilo del dibujante o no.

Bueno, no me explayo mas. ¿para cuando una segunda parte del articulo?

slaudos

Alberthor

Estoy de acuerdo en que un mal dibujo puede sacrte de la historia, pero si el guión es realmente bueno, en mi caso, acaba por encarrilar de nuevo. Un ejemplo claro fue el tomo de las benévolas en sandman, para mí y un amigo el peor dibujo de la serie y que no va acorde con la importancia de la historia, pero que finalmente acabas aceptando por la grandeza del guión.

Pride

Lo aceptas porque no queda otra! Que si dicen de volver hacerlo con otro dibujante ese tomo lo firmas pero ya!

A mi ese que nombras me gusto el guión…pero es que el dibujo me parece horrible…Y una cosa no quita la otra…el guión sigue siendo un gran guión, y un mal dibujo no me saca de la historia nunca, pero queda ahi como una espinita clavada el que podia haber sido mucho mejor obra de lo que es. A veces es una pena algunas elecciones de dibujantes la verdad.

Recogida de firmas para que se vuelva a rehacer con el dibujo de J.H. Williams III ya!!

Clint Burton

Interesante artículo. Por mi parte, creo que es esencial un buen guión. en realidad no me importa tanto un buen dibujo (aunque sigo flipando con gente como Byrne, Pérez, Davis, etc.) como una buena narración gráfica.
Hay dibujantes que hacen unos dibujos poco agradables a la vista y que para mi son muy buenos narradores. A mi particularmente, el dibujo de Kevin O’Neil, Declan Shalvey o Michael Gaydos no me parece muy bonito, sin embargo como narradores me gustan mucho.
A esto hay que añadir la no siempre valorada tarea de los coloristas. En muchas ocasiones su labor es muy importante en el producto final (véase el caso del Santi Arcas en Lazarus, p.e.).
Por otro lado, yo no creo que Frank Miller sea un mal dibujante, al menos en sus primeros trabajos. creo que en Daredevil estaba a un nivel de estilo y narrativa muy alto. En Dark Knight es cierto que su estilo es más feo, pero narrativamente me parece espectacular.
Sobre Dave McKean en Rkham Assylum, es un dibujante que me encanta, pero para mí en esa obra el problema es mezclar un dibujante tan abstracto y simbólico con un guionista como Grant Morrison. Al final resulta todo una sobrecarga entre la complejidad del guionista y el dibujante. Particularmente me gustó mmucho la hisrtoria corta de Morrison A Glass of Water que ilustró. Ahí si que casa muy bien su estilo con la historia.
En fin, como bien dices, son gustos.

Esfingo

Particularmente necesito un equilibrio, pero simplificando mucho sí el dibujo no me gusta paso de la obra

Conan desatado

Yo he votado al no. Pero baso ese No en el género pijamero exclusivamente. Un tebeo de superhéroes siempre ha de estar bien dibujado, no cabe otra. Por mal guión que éste tenga siempre un dibujo resultón salvará esa deficiencia.
Fijaros si no en la etapa mutante de Grant Morrison y Kordey a los dibujos. Un buen guión estropeado por un dibujo infame.

Japacore

Yo soy de la opinión que un cómic sin buen guión es un truño, igual que una peli sin buen guión es un truño (por mucho CGI que le metan).

Un buen guión con un mal dibujo, aunque al principio cueste leerlo, al final acaba gustando.
Pero un cómic con un guión pésimo y un dibujo espectacular pasa al olvido rápidamente (ahí los fatídicos años 90 me remito). Y si no, a los datos me remito: ¿cuántas series ha cancelado DC en los últimos años tras entregar las riendas de diversas series a grandes dibujantes pero pésimos guionistas?

Mr. Cesar

Pues una cuestión tan complicada como si la tortilla de patata debe ir con cebolla o sin cebolla: para gustos los sabores.

En mi caso el guión me tira más, pero un buen dibujo hace que me termine la historia (p.e.: el “America’s Got Powers” de Bryan Hitch –y eso que en este tomo el artista americano se relajó bastante– es un mal cómic pero lo leí del tirón en una tarde).

Si el guión es bueno y los dibujos chirrían no tengo problemas en dedicar poco tiempo al recorrido visual de la viñeta y procesar el texto que la acompaña con más calma. En este caso pongo como ejemplo el “Animal Man” de Morrison: Chas Truog era un dibujante con muy poco talento, pero siempre estará en nuestra memoria gracias a la excelente etapa del escocés.

Y es que son muchos (muchos) años coleccionando y leyendo cómics y únicamente he dejado de comprar en un momento concreto de mi vida: en la primera mitad de los 90s. El dibujo de los tebeos se volvió TAN MALO y las historias TAN FLOJAS que no me quedó más remedio que abandonar el barco. Sólo gracias a Warren Ellis y Bryan Hitch y su insuperable “The Authority” (junto con el “Planetary” de Ellis y Cassaday) consiguieron que volviera al placer culpable que supone para mí esta aficción.

Por tanto, mi opinión final es que se dejen de milongas e impriman sólo los cómics que cumplen ambos requisitos… y el resto en digital 🙂

AlbierZot

Un buen guión puede salvar un mal dibujo (JLA Morri) y un buen dibujo puede salvar un guión mediocre (Peter Parker JRJR) pero un buen dibujo no puede salvar un mal guión (Gotham Luz de Gas) y sólo el marketing creativo puede salvar un mal guión y un mal dibujo (Doom’s IV el tebeo favorito de Spielberg)

Ein

Yo necesito un buen guión y un buen dibujo. Si no, no compro. Así de simple.

sparkyal

Cualquier cómic dibujado por Booth hace que la historia baje muchos puntos (véase su etapa en Flash y Titanes).
La actual Green Arrow tiene unas historias tirando a medio-bajas que resultan mucho mejores de lo que son gracias a los dibujantes.
Por poner dos ejemplos.
Los cómics son una simbiosis entre guionista-dibujante (añadiendo también colorista-entintador), los fallos de uno los puede cubrir el otro si tiene un buen hacer pero si tenemos dos superlativos nos encontramos con verdaderas joyas como Nuevos Titanes, JLI, Chew…

Sefloras

No he votado, porque me parece un poco polarizante, opino que tanto guión y dibujo deben formar un todo, es decir, que encajen, ya seá más académico o más expresionista, innovador o feista, deben ir acorde, es cierto que a veces uno abre un tebeo y dice, vaya, no está muy fino el dibujante, pero a lo mejor es lo que se buscaba, no soy asiduo lector de superhéroes, así que en ese campo no soy un experto y no puedo opinar, aunque si coincido en que se suele buscar el dibujo más espectacular, aunque creo que el Dark Knight es perfecto en cuanto a forrma y fondo, un ejemplo perfecto del tema puede ser From Hell, he tenido debates por defender el dibujo, no me imagino otro dibujo que le vaya tan bien a la historia y mucha gente piensa que es una bazofia, es más, diré que después de leer casi todo lo de Eddie Campbell creo que es un gran dibujante y un mejor narrador, y consigue meterme de lleno en la historia y sinceramente creo que gráficamente, From Hell es un trabajo impecable, ese estilo sucio, feista, nervioso, para mi es maravilloso.

Pau

Yo soy de la gran mayoria que opina que el guion es lo mas importante y que un gran guion tapa a un dibujo mediocre .

Tximinoman

No se ni por donde empezar…

Supongo que me quedo más tranquilo sabiendo que la calidad del arte en un cómic se resume en lo bonito o feo que le parezcan los dibujitos al autor del artículo.

Muy a tope. Hablar de cosas como narrativa no, claro ¿Para qué?

Vaya puta “prensa especializada” de mis cojones.

Krokop

Hombre, lo ideal es que ambos empasten bien y el conjunto funcione.
Recuerdo que Carlos Pacheco comentaba que, en el mercado estadounidense, se tendía a apreciar más a los guionistas, porque son historias de continuidad y son más fáciles de promocionar dado qu están en todos los números.
Hoy día es algo que ha cambiado, por el peso que tienen los recopilatorios, donde no es tanto ver cómo sigue la historia con el ansia esa del continuará como apreciar el conjunto.

Yo lo que no trago es cuando el equipo creativo ya está formado y se sustituye al dibujante. Es que en cosas como Scalped, Superman: hijo rojo o Los inhumanos aquellos de Ladron, es una pena que se tomase esa decisión editorial, porque resta mucho empaque y la consistencia del conjunto. Hoy día, si se pasa la fecha de entrega, pues se espera un poco más pensando en la permanencia del cómic en el mercado.

Alejandro García

Personalmente prefiero el guión al dibujo. Cuando es el desarrollo argumental el que tiene el protagonismo total de la obra, no suelo fijarme tanto en la parte artística. En ese caso el dibujo funciona como un plus añadido.

Ahora, si hablamos de dibujo como narrativa, del que cuenta cosas sin usar palabras, el dibujo para mí si que cobra una importancia especial.

En ese caso, prefiero un equilibrio entre guión y narrativa dibujada (si acaso ese término existe).

En definitiva, si el guión es el protagonista, me da igual el dibujo. En caso contrario, me lo pienso.

Sith

Es muy subjetivo el tema de que entiende uno por mal o buen dibujo, pero vale aclarar que si la historia es de alta calidad uno lo termina aceptando como comentaron antes.

Ahora bien no siempre uno por más excelente dibujo que tenga el comic lo termina comprando si la historia hace agua por todos lados, salvo los fanáticos uno lo piensa dos veces, incluso en mi caso los comics que compre por tener un gran dibujo tarde o temprano los termine vendiendo.

Skurge

Es un debate tramposo porque no tenemos normalmente copia del guión puro de la obra. Y el guión percibido, es decir, la unión de la historia general y su desarrollo particular de situaciones y personajes, está mezclado con la narrativa del dibujante. Muchos buenos guiones que recordamos han sido fruto de la capacidad de hacer fluir la historia del artista gráfico, de una manera casi transparente al lector, aun cuando su control anatómico sea malo o sus rostros inexpresivos.

Tampoco estoy de acuerdo en los comentarios que critican el artículo por no hacer referencia precisamente a la narrativa porque sí que se hace. El dibujo lo es todo, personajes, fondos, construcción de viñeta, composición y transiciones, y para mi en el mundo Superhéroe es necesario que esto me atraiga o no compro.

Sandman, mencionado anteriormente, no es superheroico y aplican reglas distintas. El dibujo FEO de muchas etapas, especialmente Benévolas es una lástima (buscada por Gaiman, ojo, asociada a las tramas que él consideraba de terror y menos fantasía), pero una historia río de 90 cómics que en ese punto cierra hilos argumentales de una década antes es un guión taaaaan bueno que oculta todo lo demás. No sé yo si un dibujo preciosista como Overture harían mejor la obra, la verdad. Tampoco peor, supongo, pero no creo que pudiera mejorarla demasiado.

Henro

Estoy de acuerdo en lo que dicen los compañeros comentaristas sobre la importancia de la narrativa gráfica: un artista que sepa “narrar”, que sepa administrar, ordenar y presentar la información es vital. Esos cómics en los que el dibujo resulta confuso son de lo peor. Y esos otros cómics en los que puedes seguir la historia sin esfuerzo porque todo es claro y sigue una lógica intuitiva tienen muchas papeletas para ser, como mínimo, potables.

De todos modos yo diría que el guión es lo que convierte un cómic en memorable. Tanto por la via de los diálogos ingeniosos, naturales e interesantes como (sobre todo) por la de una historia con un argumento interesante, sorprendente y absorbente. Con buena narrativa gráfica y buen agrumento no importa tanto que el dibujo sea un poco más feo. (Aunque, eso sí, un dibujo bonito puede hacer que un buen cómic “resplandezca”. Y un dibujo malo puede acabar por exasperar al lector si la cosa es muy terrible).

wpDiscuz