#ZNCine – Crítica de Melanie. The Girl with All the Gifts, de Colm McCarthy

Nuestras impresiones sobre la adaptación a la gran pantalla de la novela relacionada con el subgénero zombi firmada por el guionista Mike Carey.

Por
1
1074
 
poster_the_girl_with_all_the_gifts

Dirección: Colm McCarthy.
Guión: Mike Carey (Novela: Mike Carey).
Música: Cristobal Tapia de Veer.
Fotografía: Simon Dennis.
Reparto: Sennia Nanua, Paddy Considine, Gemma Arterton, Glenn Close, Anamaria Marinca, Dominique Tipper, Anthony Welsh, Fisayo Akinade, Yusuf Bassir, Daniel Eghan.
Duración: 111 minutos.
Productora: Altitude Film Sales / BFI Film Fund / Poison Chef.
Nacionalidad: Reino Unido.

 

El subgénero zombi sigue haciendo trizas lo que conocíamos de él hasta la fecha, en las últimas producciones relacionadas con su mitología el componente humano ha golpeado cada vez con más fuerza, y la crítica y la parodia, intrínseca a este tipo de producto, se ha adaptado para devorar los nuevos tiempos. El éxito de The Walking Dead en la pequeña pantalla ha sido clave, pero no podemos olvidar el impacto que han tenido en la evolución del concepto original producciones como 28 días después de Danny Boyle, la española [•REC] de Jaume Balagueró y Paco Plaza, la paródica Zombieland de Ruben Fleischer, o la adrenalítica saga Resident Evil de Paul W. S. Anderson. Todas ellas han aportado novedades y, especialmente, una narrativa distanciada de la serie B tradicional, logrando acercar su subtexto y gusto por la sangre al gran público. Mientras tanto, la televisión no deja de jugar con sus planteamientos, como muestra tenemos In the Flesh, iZombie o la reciente Santa Clarita Diet, historias sustentadas en la mitología del zombi pero adaptadas a otros géneros y sensibilidades. La misma estrategia seguida por el cine en Maggie de Henry Hobson, la canadiense Fido de Andrew Currie o Retornados de Manuel Carballo. No es de extrañar pues que el Festival Internacional de Cine Fantástico de Sitges y A Contracorriente Films, a la hora de lanzar su Ciclo Sitges Tour, hayan incluido en su catálogo dos títulos tan llamativos como la coreana Train to Busan, del director Sang-ho Yeon, y Melanie. The Girl with All the Gifts de Colm McCarthy.

Esta última resulta ser la adaptación a la gran pantalla del libro homónimo del escritor y guionista de cómics Mike Carey, al que los aficionados conocemos por sus trabajos en Lucifer, Hellblazer, Crossing Midnight o The Unwritten. No es la primera novela del británico aunque si es una faceta relativamente reciente en su carrera estrechamente afincada al mundo del cómic. Fue en 2007 cuando Mike Carey inició esta andadura con The Devil You Know, el primer título de la saga protagonizada por el “exorcista freelance” Felix Castor, azote de demonios y fantasmas. Luego llegarían propuestas como The City of Silk and Steel y The House of War and Witness, co-escritas en familia con ayuda de Linda Carey y Louise Carey, el thriller carcelario Fellside y la presente The Girl With All The Gifts en la que su autor nos aporta su personal visión del apocalipsis zombi. La habilidad de Mike Carey para jugar con los resortes del terror y la fantasía encandiló al público convirtiendo la obra en un verdadero bestseller cuya única salida posible era la adaptación cinematográfica.

melanie_1

Lo que puede que sea menos conocido es el hecho de que el guion de la película y el libro fueron escritos y desarrollados al mismo tiempo por Mike Carey; en 2014 el libreto fue incluido en una lista con otros de los mejores guiones de la industria británica que aún no habían logrado financiación. Finalmente, el encargado de recoger el guante para esta tarea fue el director Colm McCarthy, un artesano televisivo que ha colaborado en multitud de cabeceras: Los Tudor, Peaky Blinders, Sherlock o Doctor Who, por mencionar algunas de ellas. El casting de esta pequeña producción sorprendió al contar en sus filas con nombres como los de Gemma Arterton (Byzantium, Hansel & Gretel: Cazadores de brujas), Paddy Considine (Bienvenidos al fin del mundo, Macbeth) o la veterana Glenn Close (Las amistades peligrosas, Guardianes de la Galaxia). Pero la estrella de la función es la debutante Sennia Nanua; ella encarna a Melanie, una niña muy especial de la que puede depender el futuro de la especie humana.

El contexto de The Girl With All The Gifts no es muy diferente a cualquier otra película de zombis postapocalíptica, con una civilización destruida y una humanidad diezmada por las hordas de no-muertos antropófagos. La historia nos presenta un pequeño reducto de supervivientes bajo mando militar en el que la Dra. Caroline Caldwell intenta desarrollar desesperadamente una vacuna utilizando a un grupo de niños híbridos infectados por el virus, normales en apariencia pero aquejados con el mismo hambre de los no-muertos cuando entran en contacto con la piel humana. La encargada de educar a estos niños es Helen Justineau, una superviviente con una mentalidad más conciliadora y humana que le supondrá no pocos desencuentros con el sargento Eddie Parks y otros superiores por la rudeza con la que tratan a sus alumnos. Entre ellos tenemos a Melanie, una chica excepcional que destaca por encima del resto de sus compañeros por su personalidad, sus aptitudes y su inteligencia.

Melanie_2

El punto de partida resulta interesante por el debate implícito a propósito de la deshumanización y el comportamiento y la capacidad de adaptación de los seres humanos ante situaciones fuera de lo normal. También por la más tímida lectura política respecto a “lo diferente”, al inmigrante y al conflicto generacional que ha marcado estos años de crisis económica y social. La idea no brilla por su originalidad pero Colm McCarthy sabe introducirnos en la historia apelando a una atmósfera muy concreta y jugando con acierto con la tensión, con nuestras expectativas y la de los propios personajes. La apertura propone muchas preguntas y sugiere un duelo de conciencia y moral jugosamente estimulante; por desgracia, esto cae en el olvido después del primer cuarto de hora de metraje, cuando las reglas del juego vuelven a cambiar y la intimidad del relato se pierde para ofrecernos a cambio una cinta más convencional y prototípica del subgénero zombi. Los clichés y tópicos carecen de matices y provocan no pocas escenas ridículas y trilladas que desconciertan al espectador. La historia se precipita en su manera de abordar algunos aspectos de la trama y acaba perdiendo en este proceso sus virtudes originales apenas exploradas.

Hay escenas completamente absurdas y comportamientos erráticos en los personajes que no se llegan a justificar, y el misterio y la intriga se limitan al concepto de “enfermedad fúngica” que maneja el filme como explicación para el origen de sus zombis. Tampoco hay un uso de la acción que compense el desaguisado ni momentos destacados que perduren en nuestra mente más allá de la sala de cine. The Girl with all the gifts ganó el premio a la Mejor Actriz en el pasado Festival de Sitges, un reconocimiento para la debutante Sennia Nanua francamente merecido por su papel de Melanie; la joven asume el protagonismo de la cinta sin complejos y encarando con su interpretación a un reparto principal con una edad media mucho mayor. No obstante, las peculiaridades de su personaje juegan en detrimento del conjunto, en el guion no hay ningún otro personaje tan bien construido y con suficiente relieve para hacer que nos interesemos por él. Las revelaciones y tonalidades que pudiesen ayudar a conectar con sus miserias y decisiones se eluden reiteradamente, dejando al mismo tiempo arrinconado y ausente el elemento humano del relato.

Melanie_3

En este sentido, podemos suponer que el libro de Mike Carey ofrece algunas respuestas más, y seguramente también tiene más espacio y mayor “presupuesto imaginativo” para desarrollar mejor sus ideas más alocadas. En relación al filme el autor ya avisó en su día en una entrevista que era algo diferente a la novela, principalmente porque “esta se mueve entre los cinco personajes principales y nos permite ver lo que está pasando por sus cabezas, la película (en cambio) sigue a Melanie en todo el camino. […] Pero es un caso de dos caminos diferentes a través del mismo espacio narrativo.” También aseguraba que el final era absolutamente idéntico en los dos casos; una conclusión que en la gran pantalla reconocemos potente en su significado pero cuyo popurrí a medio camino de la metáfora, la filosofía, la alegoría medioambiental y el apunte mitológico acaba cayendo en lo estrafalario. Todo esto hace que The Girl with All the Gifts suponga toda una decepción, un experiento frustrado que no logra inyectar nueva sabia a un subgénero sobreexplotado en la actualidad; una historia que solo se sostiene durante su primera y más estimulante primera parte para hacernos luego deambular por caminos ya devastados.


  Dirección: Colm McCarthy. Guión: Mike Carey (Novela: Mike Carey). Música: Cristobal Tapia de Veer. Fotografía: Simon Dennis. Reparto: Sennia Nanua, Paddy Considine, Gemma Arterton, Glenn Close, Anamaria Marinca, Dominique Tipper, Anthony Welsh, Fisayo Akinade, Yusuf Bassir, Daniel Eghan. Duración: 111 minutos. Productora: Altitude Film Sales / BFI Film Fund…
Dirección - 5
Guión - 4
Reparto - 6
Apartado visual - 5
Banda sonora - 5

5

La producción dirigida Colm McCarthy parte de una premisa interesante que náufraga después de su primera parte para caer en una historia de supervivencia del montón, con metáforas e ideas que no llegan a cuajar. La interpretación de la joven Sennia Nanua como Melanie destaca en el conjunto, pero solo este aspecto no puede salvar el guion de Mike Carey que muestra muchas y sonoras carencias.

Vosotros puntuáis: 5.68 ( 4 votos)
1 Comment
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Katar
15 febrero, 2017 23:08

Vaya crítica más dura. Personalmente me gustó bastante. Las pelis de zombis siempre han sido mi debilidad, pero tiene dificultades en no caer en las mismas escenas y situaciones. En esta peli aportan nuevas y refrescantes novedades. Si te gusta el género creo que es una buena elección. Hablando de los actores, me quedé a cuadros a ver a Glen Close. Pensaba que era una peli de bajo presupuesto.
Eso sí, la de Train To Busan sigue siendo la mejor peli del género en mucho tiempo y mucho mejor que ésta.