ZN RESEÑAS: LEX LUTHOR: HOMBRE DE ACERO

Por
21
2277

Lex Luthor

Guión: Brian Azzarello.

Dibujos: Lee Bermejo.

Entintado: Mick Gray, karl Story y Jason Martin.

Color: Dave Stewart.

Formato: tomo de 144 páginas con los cinco números originales.

Precio: 9.95 €.

¿Es Lex Luthor un filántropo que adora al ser humano o un megalómano que solo desea conseguir altas cotas de poder? A veces no es tan fácil afirmar que se trata de un villano por el mero hecho de que sea el principal rival de Superman, porque algo bueno tendrá al menos de cara a la galería cuando entre sus logros está el hacerse ni más ni menos que con la presidencia de los E.E.U.U.
Sabido es que el odio que siente por el último hijo de Krypton es el motor que impulsa las motivaciones de Lex. Ese afán por destruirle es una prueba fehaciente de que aún siendo un mero mortal sin superpoderes, Luthor tiene la voluntad y perseverancia de un auténtico Hombre de Acero.

Este hombre que se alza contra la según él amenaza que supone para la humanidad un alienígena como Superman posee una personalidad tan marcada que le sitúa siempre entre los villanos favoritos de los lectores. Luthor es un genio con mayúsculas que con sus propias cualidades y con los recursos de su imperio empresarial Lexcorp ha puesto en jaque al primero de los superhéroes en multitud de ocasiones. Bueno, con esos medios y con la ayudita de un poco de infalible kriptonita, si hasta se hizo un anillo con este preciado mineral espacial que todavía ronda por el Universo DC y da guerra de vez en cuando.

Las esenciales intervenciones de Lex en la teleserie Smallville y en las películas de Superman le mantienen en el punto de mira de los autores, que recurren a este carismático personaje para implantar el germen de importantes historias actuales como Villanos Unidos o Infinity Crisis. Con la llegada del Superman Returns de Bryan Singer a la vuelta de la esquina, en donde el oscarizado Kevin Spacey da vida a este malvado alopécico, se ha visto desde DC la oportunidad de dedicarle a Luthor una miniserie en solitario.

No se trata de una serie limitada cualquiera, del montón, es una producción de lujo que cuenta con dos grandes autores que la respaldan, el guionista Brian Azzarello y el dibujante Lee Bermejo.
Azzarello ha sido premiado por su buen hacer en la reconocida 100 Balas. También para el sello Vértigo ha escrito Hellblazer y actualmente Loveless, y para Marvel las miniseries Banner o Cage. Fichado en exclusiva por DC, su trabajo más comercial junto a la presente miniserie es la etapa de 12 números que comparte con Jim Lee en la cabecera central de Superman.
En Lex Luthor: Hombre de Acero el guionista opta por ofrecernos a un Lex que nos resulta agradable y hasta simpático. De hecho disecciona su personalidad para explicar sus motivaciones y mecanismos internos, y nos hace verle como un buen hombre, un héroe, y a su enemigo como a un pérfidos extraño que poco recuerda al Superman de toda la vida.

Nada tiene que ver con respecto a sus obras anteriores el trabajo del que hace gala en este tomo Lee Bermejo. Su labor en por ejemplo Superman/Gen 13 era correcta y solvente, pero en donde le veíamos realmente dándolo todo era en esas portadas e ilustraciones aisladas en las que utilizaba técnicas de dibujo capaces de generar texturas sorprendentemente realistas. Afortunadamente en el presente tomo es de ésta última forma como realiza casi todas las páginas, y el resultado es verdaderamente espectacular y realista, todo un hallazgo. Sus versiones de Superman y Batman (estrella invitada) son oscuras y con un aura de malevolencia, en contrapartida con la luminosidad y bondad que trata de imprimirle a Lex. Es un contraste intencionado que acentúa la pauta de la historia, que pone al villano en el lugar del héroe y viceversa.

Un tomo de lectura muy recomendada y que no requiere de un vasto conocimiento del Universo DC para su disfrute, ni mucho menos. Ah, y el camarero Gregory que vemos en el restaurante de Gotham no es otro que el escritor Greg Rucka, un guiño curioso.

21 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Saltodemata
Lector
8 junio, 2006 12:40

Supongo que para gustos los colores, pero me he sentido un poco decepcionado con la calidad literaria de este cómic (no así con el dibujo de Bermejo).

SPOILERS!

Pienso que a la historia se le podía haber sacado mucho más jugo. No veo que Lex sea retratado como “bueno” en ningún momento (ahí está la escena de la coacción al sindicalista bajo amenaza de muerte, la expusión de un alumno de la universidad para matricular a otro, la concepción de Hope como mero instrumento para menoscabar a Superman…) Lo siento, pero con dos o tres pinceladas, un Superman que no habla, un enfrentamiento con Batman sin venir a cuento y un héroe robot que muere defendiendo la ciudad (historia ya contada con Tomorrow Woman en la JLA) no se hace un buen tebeo. Ni de lejos, vamos.

Yorkshire
8 junio, 2006 18:06

Pues a mí me parece una serie limitada inmensa y de la manera de CÓMO está contada, inhóspita. Es una serie que requiere morosidad en la lectura por su alto contenido literario, ya sea en el discurso de Lex Luthor, ya sea en la estructuración de la historia, ya sea en la simbología, que es mucha. En cuanto al dibujo de Lee Bermejo: me he quedado epatado realmente… tiene una puesta en escena, unos silencios, una caracterización de personajes, de cómo se amolda en cada momento -en la textura de su trazo- a lo que se va contando. Es un dibujo deslumbrante con una narrativa sobria y de peso.

En cuanto a Saltodemata:

– Luthor no es tan bueno cómo pretende hacernos creer, simplemente está dando una versión sincera de lo que piensa y siente… en rigor, Luthor es un grandísimo hijo de **** por lo que tú has apuntado y por lo más terrible que ocurre en la historia. Pero esto no es una característica de peso para que sea un mal tebeo. Esto es perspectivismo. De hecho, creo que Juan Palacios ha olvidado este aspecto en su reseña: Luthor no es bueno, se CREE bueno para el mundo. A Juan se le ha pasado por alto en la reseña 🙂 que además de ser un humano que piensa y que todo no debe ser malo, que Luthor en un hombre que tiene una visión maniquea de la vida y centra su vida en el PODER y eso le lleva a ser UN HIJO DE PERRA de los grandes en este cómic.

– En cuanto a la manera de no hablar de Superman… La verdad, Saltodemata, estamos hablando de una historia desde la perspectiva de Luthor y su entorno ¿por qué tiene que hablar mucho Superman? Sobre esto tampoco se barema si es malo o bueno un tebeo.

– En cuanto a Batman

Aviso de Spoiler

Luthor está dándole a un compañero de PODER, en este caso al magnate Bruce Wayne (y de alguna manera se ve atraído y lo admira), la kriptonita para compartir un arma contra la amenaza del hombre

la secuencia en dónde sale con Luthor y Superman alternativamente me parecen de lo mejor del cómic desde un plano icónico: de lo que representa Batman como hombre con cualidades extraordinarias (reflejo en cierta manera de Lex Luthor en Batman) y sus posibilidades ante la amenaza alienígena de Superman y el destino de “esa lucha”… ¿Tiene algún sentido todo? Creo sinceramente, Saltodemata, que este recurso narrativo, metafórico y simbólico no hacen que sea malo este tebeo. Todo lo más al contrario.

– En cuanto a Hope, la superhéroe que aparece

Aviso de Spoiler

como la ESPERANZA de Luthor y por consiguiente de la Humanidad… La verdad, se antoja imprescindible para captar la esencia de los pensamientos de Luthor: él dice en todo momento, que el hombre no debe conformarse, hay que CREAR el presente y futuro, avanzar para hacer un mundo mejor. Azzarello introduce el mito de Frankenstein como el hombre dador de vida, y por consiguiente, creador de futuro. Hope es el paradigma de la CREACIÓN de poder del ser humano que intenta luchar día a día con la Entelequia, que es Superman. Por eso finalmente, aunque Luthor sacrifique su creación -el hombre sacrifica todo por la felicidad- para vencer a Superman, que es un ideal también, se da de bruces contra el muro de la realidad:

que por mucho que queramos coger con nuestra mano la VERDAD y FELICIDAD por medio de nuestras creaciones, nunca vamos a poder coger la esencia de estos términos abstractos. La verdad, Saltodemata, esto tampoco demuestra que sea un motivo para que sea un mal tebeo -aunque digas que esto sale en otros comics- (Azzarello introduce este tema porque le va como anillo al dedo para lo que va a contar, NO porque lo haya visto en otro sitio). Yo creo, sinceramente, que es uno de los grandes aciertos del cómic.

Se nota que me ha gustado el cómic, ¿eh?

Yorkshire
8 junio, 2006 18:12

Ay, en donde quise decir Juan, quise decir Juanjo… Perdona por el lapsus 🙂

Saltodemata
Lector
9 junio, 2006 9:45

Hmm.. como dice Juanjo, Yorkshire apunta puntos de vista muy interesantes.

Estoy muy de acuerdo en que Lex simplemente SE CREE bueno. Como punto de partida es una idea muy atrayente, aunque en la práctica no me gusta el cómo se desarrolla(y os confesaré que por razones puramente subjetivas, la verdad). Lex guarda alguna que otra similitud con el Dr. Muerte, en aquel episodio de Byrne centrado únicamente en su persona, en el que se nos hacía ver que era capaz de lo mejor y lo peor, pero creo que Byrne supo desarrollar esta idea de manera más rica y con más matices.

En cuanto al enfrentamiento con Batman, mi rechazo se debe a que no entiendo por qué Superman pelea con él. ¿Lo explican en alguna parte y no me he leído bien el tebeo? Porque la verdad, me ha dejado un poco perdido.

Y en cuanto a si Azarello introduce el tema de Hope porque le viene al dedo o porque lo ha plagiado… creo con sinceridad que no podemos saberlo.

Eso sí, tengo curiosidad por ver lo que hacen con el Joker…

Yorkshire
9 junio, 2006 13:38

Gracias a Juanjo, anotando el tema de la edad de Luthor y Superman, y lo parecidos en juventud, me ha hecho pensar varias cosas.

Creo que en el tebeo, uno de los temas fundamentales que toca Azzarello es el de la virilidad, lo viril. Me explico.

Aviso de Spoiler

Cuando aparece por primera vez Mona, su secretaria personal, surje en su conversación el DESEO de la mujer por un “hombre” como Superman y lo que representa como figura sexual para una mujer. Además, Juanjo, esta conversación junto con las posteriores a lo largo del tebeo traspiran un gran contenido sexual que no es baladí. Luthor se enamora de su creación Hope, de manera idealista –eso es obvio por el nombre que tiene, Esperanza, y el concepto de su creación, conseguir el bien de la humanidad y su realización de poder-, pero también necesita reafirmarse en el plano sexual en respuesta a la atracción de la mujer por Superman.

Ahora bien, Luthor se equivoca en lo fundamental: realiza un acto sexual con un no-ser, es decir, con alguien que no tiene VOLUNTAD y decisión de elegir, de aquí que sin querer incurre en una gran contradicción por todo lo que el promulga y piensa en todo el cómic. Azzarello se ayuda del dibujo de Bermejo para configurar la fisonomía tanto de Luthor como de Superman. Podemos observar que tanto Luthor como Superman tienen un físico totalmente sexual y viril. ¿Habíais visto alguna vez este Superman? La verdad que no. Aquí no tiene un físico superheroico como lo puede dibujar Jim Lee, por ejemplo, si no que Superman está construido en consonancia de este tema viril. Esto me hace recordar, peregrinamente, a la Iliada. En el enfrentamiento viril y sexual de Aquiles y Héctor por Helena (que es el ideal de mujer) en la ciudad de Troya. Héctor, humano y gran luchador, y Aquiles, un semidios. En enfrentamiento entre Luthor y Superman se me antoja muy parecido por estas coincidencias.

Aviso de Spoiler

Además, como a Héctor, Luthor tiene la batalla perdida de antemano.

Recapitulando: Luthor es un ser CASTRADO ante Superman. Creo que el que sean los dos jóvenes y sexuales, no es casual.

En cuanto a qué viene el enfrentamiento entre Batman y Superman, Saltodemata, pues luego lo hablamos que ahora mismo no tengo tiempo… :)¿ok?

Saltodemata
Lector
9 junio, 2006 14:39

Jajaja.. Ok. Oye, desde luego le sacas un partido a los cómics que me deja gratamente asombrado, palabra. 😉

Yorkshire
9 junio, 2006 16:47

Ya estoy de nuevo, Saltodemata, para comentar el enfrentamiento de Batman con Superman:

Aviso de Spoiler

El tercer número de la miniserie es cuando Luthor viaja a Gotham para conseguir “unos logros científicos contra el alzheimer”de las empresas de Bruce Wayne. Con unas dotes persuasivas de primera magnitud, Luthor le plantea un “quid pro quo” –yo de toy, tú me das- a Bruce Wayne.

Al principio de ese número, Luthor tiene una conversación con Alfred cayo tema fundamental, el que subyace es que “el RESPETO se GANA, no se hereda”. En ningún momento debemos olvidar esta premisa para comprender plenamente este importantísimo capítulo.

A continuación introduce un monólogo de Luthor,

Aviso de Spoiler

un pensamiento sobre el deber de ELEGIR, pero elegir lo que QUEREMOS SER. Aquí Luthor dice que el ser abúlico y pasivo es un cobarde y sólo con la VOLUNTAD DE ELEGIR lo que queramos es el acto más fundamental del ser humano.

No nos olvidemos tampoco de esto. (Aquí, sinceramente, Azzarello ha mamado del teatro Shakespeariano, más concretamente en Hamlet y el tema de la indecisión). Con maestría los autores introducen en la narración gráfica un recurso retórico denominado prolepsis (conocimiento anticipado de algo) y anticipan el acto de VOLUNTAD DE ELEGIR

Aviso de Spoiler

–con la kriptonita en la mano-

que ha realizado Batman para GANARSE EL RESPETO (un respeto que debe ganar), un respeto que desde hace mucho tiempo Batman ha perdido frente a Superman en multitud de ocasiones.

Aviso de Spoiler

Seguidamente comienza la secuencia de la cena entre Luthor y Bruce Wayne. Luthor introduce una pregunta de por qué dejó sin terminar la comida de negocios que tenían (maravillosa elipsis sobre lo que pasó por la noche disfrazado de Batman para combatir el crimen) y Luthor le dice que el “postre” le tuvo que sentar mal porque tiene una pupita en un ojo y por eso lleva gafas, un hecho, como lector, nos extrañaba (deliciosa narración de cómo Luthor señala con el dedo su ojo). Después Luthor suelta una frase lapidaria e importantísima para comprender todo: “-Es TU ciudad. -¿Verdad que sí?”. Son dos frases aparentemente sin importancia pero se están diciendo más por lo que esconden que por lo que muestran. Aquí, Saltodemata, vamos observando los paralelismos: Luthor es (o que quiere ser) amo de Metrópolis, Bruce Wayne-Batman es el amo de Gotham. Son sus ciudades. Como dije, Saltodemata, Luthor proyecta su imagen en la figura de Bruce Wayne, éste en un reflejo de Luthor a su manera (incluso vemos el lado viril de Bruce Wayne al sentirse atraído por una mujer en el restaurante, nada es casual). Todo es un mecanismo de relojería. Más adelante, Luthor ya en el avión de vuelta a Metrópolis, introduce un pensamiento es lo que dice algo fundamental: que Bruce Wayne “exuda… MAGNETISMO ANIMAL. Quizá le tenga ENVIDIA por eso…” Aquí se introduce una de las taras de Luthor, la de héroe de acción física: es tan racional tan racional que no puede tener PASIÓN-acción.

Pero en donde está la génesis de todo el conflicto que lleva a Batman a enfrentarse a Superman es en la bellísima conversación en off mientras luchan Superman y Batman en el futuro (flash forward) que introduce el tema del Dragón:

Aviso de Spoiler

aquí Luthor va a lo fundamental, a lo simple, que Superman al no ser humano, es imprevisible y que antes de que te lo esperes, te machaca, y que no crea que está al lado del humano (un ser humano que falla), si no que está al lado para vigilarlo y darle el sentido que Superman quiere.

¿Es lícito que nos manejen nuestro futuro? ¿No tenemos derecho a fallar como humanos? ¿Por qué debemos delegar la raza humana a un elemento exterior, ya sea alienígena, ya sea de Dios? Plantea Luthor a Bruce Wayne.

Finalmente contesta Bruce Wayne:

Aviso de Spoiler

“¿Qué ELECCIÓN tenemos?”, y Lex Luthor sentencia con meridiana lucidez: “Ésa es la pregunta equivocada. Lo que deberías preguntarte es… ¿Qué podemos ELEGIR hacer?”.

Como puedes ver, Saltodemata, Azzarello cierra el capítulo con el mismo tema que empezó: la VOLUNTAD DE ELEGIR para GANARSE el respeto. Además, Luthor le contesta (después de que Bruce Wayne le dice que no podrá vencerle) que lo importante es CREER, no tomar a Superman como a un mito –ya que sería invencible-, sino que tenemos la oportunidad de SER GRANDES, que sea la raza humana el verdadero motivo por el concepto de superación (ser míticos).

Luego aparece una última conversación telefónica entre Luthor y Bruce Wayne

Aviso de Spoiler

(con la cara todo hostiada por Superman) y con la decisión de ELEGIR dar los remedios que le pedía Luthor, creyendo Bruce Wayne que va a hacer un bien para la humanidad… ¡

Qué bueno es Luthor en sus dotes persuasivas! Sin darnos cuenta ha hecho un plan perfecto. Ya lo he dicho, mecanismo de relojería.

Está claro, Saltodemata, que los motivos para enfrentarse Batman contra Superman no están a la vista si hemos hecho una lectura un poco apresurada, se nos puede ir, es lo lógico. De hecho, yo, en una segunda lectura, he visto un montón de cosas más. El “problema” de este capítulo es que es muy complejo estructuralmente (por los constantes saltos de tiempo y sus palabras tan sutil y finas): lo conjuga como piezas aparentemente sin conexión, para después montarlo al final del capítulo en la mente del lector. Existe una elipsis grandísima, de cómo Batman desafía a Superman: la motivación ya la sabemos por la conversación sutil entre Luthor y Bruce Wayne, ¿para qué mostrarla? Esto se le llama economía de elementos.

Saltodemata, encarecidamente te invito a leer de nuevo el tebeo para ver una nueva perspectiva. Muchas veces tomamos juicios precipitados, nos ocurre a todos. Quizás porque teníamos en mente otro tipo de obra.

Otra cosa son los gustos… Pa gustos colores. Pero creo sinceramente que este cómic es una maravilla.

Juanjo, estoy de acuerdo contigo, puede que Azzarello haya improvisado el motivo sexual y viril. Pero sólo digo lo que está en el cómic.

Juanjo, estoy de acuerdo con la viñeta de Superman soplando… Inconmensurable. Yo creo que ese tercer episodio es increíble.

Os invito a que sigáis comentando la obra, porque tienes muchísimas cosas.

En otro momento sigo.

Yorkshire
9 junio, 2006 19:14

Un tema fundamental y principal del tebeo y lo hemos pasado por alto es el de la Divinidad.

La máxima aspiración humana siempre ha sido llegar a la unión con lo DIVINO, y ser partícipe de la Divinidad. En definitiva, tutear a Dios o ser un Dios.

Este tema, representado obviamente en el personaje de Superman, desde el plano humano, es decir, desde el punto de vista de Lex Luthor, es el símbolo de LA TORRE DE BABEL. Esto está representado en la construcción de Lexcorp (Lex Luthor) en una torre de la ciencia que desafía el Cielo. Incluso Luthor comenta que él no quiere terminarla, para que sea la humanidad para que siga construyéndola. Azzarello recurre a la iconografía para representar esa imagen mítica (recordemos el cuadro famosísimo de Brueghel de La torre de Babel no terminada que horada las nubes del cielo).

En lo alto de esa torre de la ciencia brilla una estrella (metáfora de la divinidad –recordar la imagen del triángulo divino con el ojo-) o faro que va a servir como guía de la humanidad. Luthor comienza una tarea de ascensión o Camino de Perfección para llegar a la Divinidad (el camino de perfección está personificado en la metáfora de LA ESCALA -o escalera para que nos entendamos-, en donde la persona debe superar pruebas, barreras por medio de la virtud, subir peldaño a peldaño y cuanto el hombre sea más JUSTO, más fácil conseguirá subir), de esta manera, Luthor está desafiando a lo Divino, es decir, a Superman.

Aviso de Spoiler

No olvidemos que Luthor compara a su Hope con el faro o estrella que debe guiar a la humanidad.

Saltodemata
Lector
9 junio, 2006 19:56

Pues ya sólo me queda decir que en efecto, pienso darle un repaso más detenido al cómic con tus notas bien a mano. Te agradezco el análisis. Si no me hago fan de la obra no será por todo el jugo que se le puede sacar, desde luego! 😉

dragon negro
10 junio, 2006 16:42

la verdad es que yo tambien me he quedado alucinado con tanto comentario y analisis del comic, debo decir que me ha gustado mucho y despues de leer todo esto me entran ganas de volver a leerlo de nuevo…

si encuentro algun fallo de guion y cogido con pinzas es tan solo algunos de los muchos razonamientos de lex con los cuales, quizas al no ver de la misma manera, me parecen algo forzados, pero totalmente necesarios para el desenvolupamiento de la historia, y esta claro que un plan tan complicado y milimetrico de llevar a cabo como el que genera Lex llevar a cabo contra supermen es algo tramposo, aunque siempre necesario para la historia, tan solo eso, de todas maneras ya digo que me acabo dejando buen sabor de boca y que, salvando pequeñas cosas el comic es muy muy recomendable.

Yorkshire
11 junio, 2006 16:49

Hola de nuevo. Voy a poner a continuación el pasaje en el capítulo nº 3 (3er comic book americano) en donde dice explicítamente el tema de la TORRE DE BABEL y el proceso de la ESCALA o escalera para unirse con la divinidad -no olvidemos que el tebeo abre con este tema :)-.

Habla Luthor:

“… Oigo rumores de que algunos le tenéis miedo a las ALTURAS… Pero creedme, aquí arriba en las nubes, no hay nada que temer, pues es donde está el futuro. El VUESTRO… y el MÍO… El ser humano es una especie que… con fallos y todo… aspira DESAFIANTE a llegar más ALTO. Algunos podéis creer que es porque subimos por una ESCALERA. Otros creerán que queremos volver allá de DONDE SALIMOS. Pero, sea cual sea vuestra doctrina, aspirar a las nubes es algo que TODOS debemos COMPARTIR.”

“… Porque no hemos TERMINADO. Y este edificio tampoco lo está. Las plantas superiores se dejarán tal como las veis… Esperando a que VOSOTROS las TERMINÉIS.”

“… Creo que debemos CONTROLAR nuestro PROPIO DESTINO. Creo en un PODER SUPERIOR. Creo que necesitamos AYUDARNOS para alcanzar las nubes. Creo que POR ESO se nos puso en este planeta. Y creo que Lexcorp os da… ESPERANZA”

Más claro, agua 🙂

Yorkshire
11 junio, 2006 17:29

En el último capítulo (4º número del comic book americano) hay un ¿cabo suelto? Es sobre el señor Orr, el sicario de Lex Luthor. Finalmente, ¿qué pasa con él? Veamos detenidamente la secuencia:

1º Llama Luthor por teléfono a Orr para darle las gracias. (Aquí ya Orr rechaza las gracias con un “Vete a la MIERDA”, ya que es consciente que ha pasado la raya de la moral y la cordura, más allá del bien y del mal, a un juego que le sobrepasa y por eso le dice a Luthor que ha sido UN JUGUETE en sus manos).

2º Luthor le dice que tiene OTROS planes (como puede ya inferirse de la puesta en escena, estos “otros” planes van dirigidos al señor Orr). Y que se reúna con él en la torre de Lexcorp. Por supuesto, Orr le contesta no sin cierta flema: “No te molestes”.

3º Pero Luthor le contesta: “Ya ESTÁ en camino” y vemos el gesto desencajado de Orr. La sentencia ya está echada: Luthor habla desde el pensamiento a continuación, “como un castillo de naipes… NO SE PUEDE discutir contra la REALIDAD. Hay razones químicas que ocurren a nivel molecular que HACEN que la hierba sea verde… a menos que uno sea daltónico… tomando eso en consideración… ¿… No es la PERCEPCIÓN MÁS REAL que la misma REALIDAD? NO PUEDO CAMBIAR el color de la hierba… pero, ¿PUEDO cambiar cómo se PERCIBE? CREO QUE PUEDO” El pasaje es de una belleza sobrecogedora: aquí se está hablando, en su estructura profunda, sobre la muerte de Orr. Mientras está narrando este soliloquio Luthor, se suceden las viñetas de cómo Orr mira por la ventana y se percata que pueden que lo estén ya esperando… personas muy sospechosas en la calle ¿son realmente malos o su instinto o PERCEPCIÓN hace que vea lo que realmente creemos? Luthor es un maestro de la mentira, como él mismo dice, puede cambiar la PERCEPCIÓN de las cosas y los hechos. El señor Orr huye de su habitación de hotel dejando las botellas por el suelo con su líquido derramándose sobre la moqueta, y dejando en el ambiente una sensación de vacío y desamparo.

Orr ya está muerto. Aquí hay una elipsis en la que el lector debe completarla.

Yorkshire
11 junio, 2006 17:38

Un detalle de paralelismos…

En el capítulo nº 3, aparece una viñeta de la mano de Superman soltando a Batman… Batman se da un trompazo de cojones.

En el capítulo último (5º del cómic book americano -anteriormente me equivoqué y puse 4º :)-) aparece la mano de Hope soltando al maniaco Winslow… Éste cae al vacío para estrellarse contra el suelo. Superman, finalmente, lo rescata.

1º Son dos viñetas casi idénticas.

2º Los mensajes son totalmente distintos: el primero Superman no tiene misericordia de Batman, en el segundo, sí la tiene por un psicópata.

Es muy curioso, ¿no creéis?

Yorkshire
11 junio, 2006 17:40

Además, la viñeta de la mano de Hope soltando a Winslow aparece la palabra “JUSTICIA”.

Creo que nos está diciendo… ¿Qué es más justo, esto o lo otro?

Yorkshire
11 junio, 2006 18:28

El monólogo final de Luthor en el último capítulo…

Es curioso cómo Luthor, de nuevo, vuelve a incurrir en contradicciones. Dice golpeando el cristal del ventanal frente a Superman:

“NO PUEDES [ver su alma]. Porque si PUDIERAS… verías a un hombre que VOLUNTARIAMENTE se ha NEGADO a sí mismo la FELICIDAD… que ha renegado de la ESPERANZA… por el MUNDO. Por un MUNDO sin un SUPERHOMBRE. SÉ que no puedo DERROTARTE… SOLO. Pero NO estoy solo. Somos seis mil y pico de millones.. y tú sólo UNO. Y podemos devolverte a la OSCURIDAD de la que vienes. Lo que el mundo te ha visto hacer esta noche… Aunque sólo CAMBIASE lo que uno de ellos piensa de ti… Por favor, vete… La MEDIDA de las ELECCIONES que toma un hombre… la da lo que RECHAZA por ellas. YO soy un HOMBRE. Tengo ESPERANZA.”

Bueno ¿qué contradicciones y a qué conclusiones se llega?

Lo que nos está diciendo Luthor que lo importante es que la gente, la humanidad cambie de opinión con respecto a Superman, que es una elección -VOLUNTAD DE ELEGIR- olvidarse del Superhombre, de la Divinidad, porque mediante el OLVIDO, del RECHAZO, es la única manera de derrotarlo… Ningunear a algo o alguien, RECHAZAR de la existencia de Superman se consigue la esencia del no-ser. No olvidemos que un no-ser es Hope, la ESPERANZA de Luthor :).

Ahora bien, la mayor contradicción de Luthor es la siguiente:

Dice que su objetivo es el rechazo y olvido, en definitiva, la ESPERANZA de que la humanidad tenga la VOLUNTAD DE ELEGIR para olvidar a Superman: todo es ESPERANZA… Pero, ¿no es la ESPERANZA un estado latente de sufrimiento por el hecho de que es estado de recibir algo, pasividad, y en síntesis, es DESEO -anhelo- de algo?

Luthor no aguanta este estado abúlico y cobarde… De hecho, en el capítulo tercero, el del enfrentamiento entre Batman y Superman, dice lo siguiente del DESEO:

“Pero hay algo evidente sobre Bruce, más allá de la máscara que lleve… su PASIÓN. Algo PALPABLE, casi MAYOR que el propio hombre. Y si hay PASIÓN… Hay DESEO. Y el DESEO expresa un VACÍO en el hombre. Me pregunto no sólo CUÁL es ese vacío… sino CUÁN PROFUNDO es. Y si tengo los medios para LLENARLO.”

En rigor, Luthor es un hombre con un vacío que no se sabe lo profundo que es y no tiene medios para llenarlo, pues su ESPERANZA es un estado de DESEO, un estado latente de sufrimiento.

En esta contradicción resultante, es en la que Luthor va a ser derrotado: con sus propias palabras… Por eso nunca va a poder derrotar a Superman 🙂

Un saludo

PD: Me he sentido muy a gusto en comentar en Zona Negativa esta obra. También es la primera vez que hago este análisis tan profundo por internet. La verdad que me ha gustado la experiencia. Espero que no sea la última. Sinceramente, voy a hacer un copio y pego de este artículo con sus comentarios para pasarlos por impresora y juntarlos con el cómic. Siempre es más enriquecedor.

José
José
4 octubre, 2006 18:26

Felicitaciones. Realmente he quedado admirado de tan buenas exposiciones y argumentos.

No he leído el tomo. Pero tengo ganas de conseguirlo pronto. Resulta que veo cada vez con más asombro cómo los norteamericanos pierden nitidez en sus superhérores pero no así en sus villanos, que se muestran más reales, con verdaderas motivaciones y por ende mucho más interesantes al lector. Tengo mi teoría de que los superhéroes pueden tener esa ausencia de valores como reflejo de una sociedad un tanto apática. Dentro de los “buenos”, dejaré de lado a Batman, mi favorito, que -salvo por algún autor que no lo sabe tratar- mantiene su profundidad psicológica de siempre. Lo mismo parece suceder con Lex: los personajes no seducen tanto por sus poderes sino por sus convicciones y temperamentos.
Esto también es para un debate más largo, pero temo meterme en un ambiente que no me corresponde, porque buscaba información sobre este comic -o tebeo, como le dicen ustedes si no me equivoco- y tal vez un debate así vaya en otra parte del sitio. Nuevamente muchas gracias y felicitaciones.