ZN Reseñas: La Cofradía del Mar

Por
2
953
 

La Cofradía del Mar. Tomo I – Punto Base
Guión y dibujo: Nancy Peña
Color: Jean Marie Jourdane y Miss Gally
Dib Buks – 48 págs Color – 12 €

La Cofradía del Mar T2. Punto entredós
Guión y dibujo: Nancy Peña
Color: Maëla Cosson
Dib Buks – 48 págs Color – 12 €

 
Descripción editorial Tomo 1

La Cofradía del mar es la segunda obra en España de la historietista Nancy Peña, después de su éxito de crítica con El Gabinete Chino. Joven profesora de Artes Aplicadas, nacida en Toulouse en 1979. Aficionada al grabado, desarrolla en este libro un universo iconográfico e histórico completamente acorde con su grafismo y sus gustos artísticos.

Esta historia, en los orígenes de la Cofradía del Mar, comenzó en Muridia, en el barrio de los extranjeros y los gibosos. Todavía hoy las madres Sinas y Múridas la cuentan a sus hijos y es la historia más popular del Gran Mar.

Descripción Editorial Tomo 2

Tras la trágica muerte del mejor sastre de la Cofradía, el Masetero ha declarado la guerra a Muridia y hecho que su flota sitie la fortaleza múrida, a la espera de que El Trotador rinda cuentas por ese asesinato. Entre los capitanes que participan en el asedio se encuentra La Garra con sus hombres. Gib, recogido por La Garra, sigue con él, muy a su pesar, temiendo nuevas traiciones por su parte.

Reseña

Nuestro actual mercado del tebeo está de lo más abarrotado. Tanto si, como lectores, deseamos atrincherarnos en una de sus variadas parcelas como si, poniéndonoslo aún más difícil, aspiramos a picotear un poco de todas partes.

Si las revistas hacían gala de grandes tiradas durante el boom del cómic de los 80, en la actualidad es norma la multiplicidad de títulos de tiradas discretas publicados, a su vez, por un largo elenco de editoriales.

No es extraño, pues, que sean muchos los tebeos que nos pasen desapercibidos y que haya editoriales de las que apenas sepamos nada. Pero a veces… a veces esas pequeñas editoriales consiguen encontrar su lugar en el mercado desde la osadía y el atrevimiento, desde el trabajo bien hecho y una selección atractiva de materiales, con productos que son tan auténticos, tan únicos, que tarde o temprano acaban por llamar nuestra atención. Ese ha sido el caso de la editorial madrileña Dib buks, puesto que con dos de sus series más personales han conseguido encontrar en mí a un lector fiel. Me estoy refiriendo, claro está, a Koma – ya reseñada aquí hace un tiempo – y a la colección que hoy nos ocupa, La Cofradía del Mar de la hispano francesa Nancy Peña.

La Cofradía del Mar comparte con Koma un grafismo peculiar y atractivo y la recreación de un mundo tan dispar del nuestro que en él todo nos está por descubrir, dos características que pueden alejar a los lectores más acomodados pero que resultan de lo más estimulantes para el que esto escribe.

A partir de aquí, ya todo es distinto. La Cofradía del Mar nos sumerge en un archipiélago de islas habitadas por animales antropomórficos. Cada isla con unos regimenes políticos distintos, cada una poblada por una raza diferente de animales, todas más o menos enfrentadas, en todas segregación y penurias para los menos privilegiados… salvo en la Cofradía del Mar, un espacio de ensueño en el que toda criatura puede reivindicar el derecho a decidir su vida… o eso parece.

A medida que avanza la serie podremos ir descubriendo las notas definitorias de cada especie y de cada islote, sabremos de sus secretos y del extraño papel jerarquizante que la moda ejerce en todos ellos y empezaremos a atisbar el advenimiento de una nueva era que debe llegar de la mano de un repudiado mestizo que cabalgará – tal vez – a horcajadas de los legendarios orcodragones.

Este exótico escenario y las múltiples peripecias, aventuras e intrigas que pueblan la trama recuerdan un tanto a La Mazmorra, la genial creación de Sfar y Trondheim. Pero en la Cofradía el tono es distinto, más dramático, menos cómico, en ciertos momentos más reposado a pesar de los muchos piratas y maleantes que pueblan sus páginas.

También, a diferencia de lo que sucede en La Mazmorra, el dibujo de Nancy Peña es cuidado y comedido, conjurando con extraña habilidad el mundo de adentro y de afuera que a sacudidas va descolocando a los protagonistas.

La Cofradía del Mar/Nancy Peña/Dib buks

No acaban ahí sus peculiaridades. Nancy Peña hace gala de una narrativa particular y curiosa, en lo que constituye un ejemplo de las muchas posibilidades secuenciales que ofrece la historieta. El argumento se despliega con parsimonia en algunos momentos, con celeridad en otros, pero siempre destaca su voluntad de dar preponderancia a los pequeños, a los desfavorecidos. Por todo ello, sin ser un trabajo magistral, La Cofradía del Mar se constituye en propuesta original de calidad más que sobrada. Una propuesta que conviene tener en cuenta… si es que os gustan los retos.

Artículo anteriorZN Casting: Los 4 Fantásticos. Parte 1 de 2.
Artículo siguienteSDCC ’07: Heroes
“Me llamo Toni Boix y soy un DC-Adicto”. A pesar de que mi niñez esté inundada de Sal Buscema y mi adolescencia de Spirit, Metropol, Cimoc y Zona 84. Porque Zinco me devuelve al redil. Zinco y Wolfman y Perez y Moore y Totleben y Gibbons y Miller y Bolland y García López. Después, el ansía. La escasez. La falta absoluta de alegrías. Mueren las revistas de cómics y Zinco vegeta. Mi ilusión se marcha a hacer las Américas. Suerte del Previews… y de los cómics que se malvenden. Le pido a Raúl López que me deje escribir una reseña en Zona Negativa promocionando Fallen Angel… y el resto es esta historia.
2 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Bimago
4 agosto, 2007 2:23

La historia se lee interesante -aparte que siempre me han gustado los relatos marinos- y el apartado gráfico se ve muy bien. Buen reportaje.