ZN Recomienda: Elk’s Run

Por
3
566
 

Elk´s run (La huída de Elk)
Edición original: Elk´s run USA
Fecha de edición: abril de 2008
Guión: Joshua Hale Fialkov
Dibujo: Noel Tuazon
Color: Scott A. Keating
Glénat – 224 págs – 19,95 €

 
Información proporcionada por la editorial


La ciudad de Elk´s Ridge, en West Virginia, se construyó sobre un sueño: el de unos veteranos de la guerra de Vietnam que deseaban vivir en paz y tranquilidad en un lugar desprovisto de violencia, corrupción, delincuencia y codicia. Se suponía que era el paraíso en la tierra. Y durante un tiempo lo fue. Pero algunos habitantes de Elk´s Ridge empiezan a pensar que su refugio se ha convertido en una cárcel… o en una tumba.

Reseña

Para pasar de “utopía” a “distopía” tan solo se necesita cambiar unas pocas letras, porque la experiencia nos ha demostrado que Jean-Jacques Rousseau se equivocaba y que el hombre no es para nada inocente. Y así, tras todo contrato social subyace esa jauría de individuos heridos y contradictorios capaces de odio que, incluso cuando persiguen un bien mayor, son susceptibles de crear un gran mal. Mucho de ello puede encontrarse en este espléndido cómic, Elk’s run, que entremezcla y juega con discursos que a todos nos son familiares gracias a propuestas creativas tan recomendables como El bosque de M. Night Shyamalan, Una historia de violencia de David Cronenberg, Runaways de Brian K. Vaughan o La niebla de Frank Darabont.

En un escenario muy concreto y con relativamente pocos personajes, esta novela gráfica se propone hacernos reflexionar sobre muchos de los temas subyacentes en los referentes que mencionábamos en el párrafo anterior. Los peligros de una comunidad donde los principios propios de una ética de máximos devengan norma y ley; las opciones de segregación social que son libremente asumidas por una generación pero que ésta le impone a la posterior; el liderazgo cimentado sobre los antagonismos; el desconocimiento profundo que tenemos de aquellos que nos son cercanos; la crueldad de la que el ser humano es capaz al amparo del dogmatismo y de la voluntad de poder… todos estos temas aparecen desplegados en este relato de estructura sencilla y de gran carga emocional.

Porque señores, aunque Elk’s run trate temas de significativa relevancia, aunque estuviera nominada en su día a siete Premios Harvey, relata una historia de lo más potente y entretenido, utilizando la confrontación entre un padre y su hijo como motor del relato. Confrontación para nada trivial, puesto que las argucias militares y las tácticas de guerrilla están a la orden del día en este duelo intergeneracional entre el lider de una comunidad de valores fascistas y su hijo, el cabecilla de un improvisado grupo de adolescentes que sólo quieren huir de la pesadilla que sus padres han construido.

Por fortuna también, a diferencia de otros productos cocidos en la esfera independiente como éste, el apartado gráfico de la obra resulta disfrutable. No es redondo, pero siempre efectivo cuando así conviene, a veces incluso con escenas demoledoramente impactantes. En sí, me atrevería a decir, Noel Tuazon tiene una muy buena base de lápiz y un entintado de principiante. Eso hace que, con la ayuda del coloreado de Scott A. Keating, el acabado final resulte más que correcto.



Resumiendo: recomendada profusamente por autores de la talla de Brian Michael Bendis (Vengadores), Warren Ellis (Planetary) y Charlie Huston (Caballero Luna), Elk’s Run es, con toda probabilidad, el cómic que no deberías estar perdiéndote. Una historia arrolladora que atrapa desde la la séptima página (sí, sí, desde la séptima, para qué voy a engañaros) y que no nos da tregua hasta que alcanza su conclusión.

Enlaces de interés


Entrevista a su guionista en Pop cultures shock y previa del cómic.

Reseñas varias de Runaways por David Fernández

Reseña de El bosque por Pablo Gutiérrez

Reseña de Una historia de violencia por Pablo Gutiérrez

Reseña de Una historia de violencia por Toni Boix

Reseña de La niebla por Pablo Gutiérrez

3 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Miguel Rodríguez
1 julio, 2008 15:54

Me encantan este tipo de historias, aunque las prefiero cuando hechos puntuales (o no tan puntuales) afectan por completo al personaje, influyendo en todos los aspectos de su vida y en cómo se comporta ante ellos.

Sin duda, el hombre es un lobo para el hombre; no importa que las relaciones sean inexistentes o fraternales.

Alestat
Lector
1 julio, 2008 16:26

Pues habra que hecharle un vistazo a ver que tal.

Toni Boix
1 julio, 2008 20:14

Bueno, Miguel, pues éste es el caso, porque todos los personajes del relato quedan transformados del todo a lo largo del proceso. Aunque el cómic inspire muchas ideas, eu desarrollo se basa totalmente en una peripecia, la de el adolescente protagonista intentando huir de Elk Ridge.