#ZN Libros – El Sarcófago de las tres llaves

Por
0
991
 


Edición España: Ediciones Idea – 2013
Páginas: 297
Formato: Tapa blanda con solapas
Autor: Pompeyo Reina
Precio: 19,95 € (versión en papel) / 6,76 € (versión electrónica)

 

Un enigma del pasado está a punto de ser revelado… Marco es un joven restaurador de arte sacro que se ve de repente involucrado en la búsqueda de un tesoro perdido en el tiempo. Con la ayuda de Ana, una guía local de La Laguna, irán resolviendo todas las claves que encuentren para descubrir dónde se oculta el legendario botín del corsario Amaro Pargo. Sin embargo, un misterioso asesino también está tras la pista del tesoro y no dudará en matar a quién sea necesario para hacerse con él. ¿Qué condujo al corsario a mantener oculta tras su muerte una parte de su riqueza? Realidad y ficción se entremezclan en este increíble thriller de piratas que te desvelará los secretos más oscuros del corsario lagunero.

El texto del párrafo precedente constituye el argumento de la segunda novela del escritor canario Pompeyo Reina. Grancanario de nacimiento, Reina estudió, se estableció y vivió en La Laguna, la urbe universitaria de Tenerife. Este relato de investigación histórica y misterio constituye una declaración de afecto hacia la ciudad que le acogió y en la que falleció inesperadamente, a la edad de cuarenta años. El Sarcófago de las tres llaves es el resultado de la combinación de las leyendas en torno a la figura histórica del corsario Amaro Pargo, un pirata y comerciante lagunero cuya fama en su tiempo no desmerecía a la de otros navegantes engrandecidos por la ficción. La ciudad de los Adelantados y la propia comarca cuentan con muchas huellas del legado de don Amaro, pero ha sido en fechas relativamente recientes cuando la figura y la leyenda del corsario han empezado a ser recuperadas para el gran público. En su novela, Reina no solamente propone un relato de suspense sino, además, una reivindicación del rico pasado lagunero y la divulgación de la vida y obra de Pargo.

El novelista presenta a Marco y Ana, una pareja protagonista que se embarcará en la aventura de encontrar un tesoro ocultado por el mítico corsario. El primero es un joven estudiante de Bellas Artes de la Universidad de La Laguna que está desarrollando una labor de restauración de arte sacro en un convento local. La segunda es una guía turística que tiene pendiente la terminación de su tesis doctoral, dedicada a la figura de Amaro Pargo. Un encuentro casual por parte del primero y el cruce de su camino con la segunda les llevará a poner en común sus conocimientos y seguir las pistas que, aquí y allá, pueblan el municipio de La Laguna para averiguar si el pirata, que tanto hizo por su ciudad, guardó una parte de sus riquezas y el motivo que le llevó a hacerlo. En su búsqueda, serán vigilados por una misteriosa figura que no se detendrá ante nada para averiguar lo que la pareja va descubriendo y adelantarles en la carrera por ganar un tesoro cuya existencia se torna más y más real conforme avanzan las pesquisas.

La novela presenta, en sus aspectos positivos, una loable y necesaria labor de divulgación sobre la figura de Amaro Pargo y su presencia en la ciudad que le vio nacer, así como la historia de su vida en el contexto del estudio de su época. Reina aprovecha para reivindicar la necesidad de recuperar el patrimonio histórico-artístico relacionado con el corsario, que en muchos casos está en un lamentable estado de abandono. Esta misión didáctica puede resultar un tanto forzada en algunos pasajes, pero no por ello es menos necesaria.

En el plano negativo hay que resaltar el hecho de que los personajes resulten, en no pocas ocasiones, profundamente estereotipados. Para empezar, la figura de Marco, el joven restaurador, resulta sospechosamente evocadora de la figura del propio autor, que comparte con su creación muchos detalles. Uno y otro se esfuerzan en reclamar y reivindicar la riqueza etnográfica local, expresada en aspectos como el lingüístico. Sin embargo, hay una evidente diferencia generacional –concretada en casi veinte años de diferencia- que convierte al personaje en una suerte de «viejoven» que actúa por momentos de forma anacrónica. Para seguir, el personaje de Ana resulta mucho más sólido y tridimensional, como consecuencia de estar adaptado y ser consecuente con la situación y el contexto en el que se la ha colocado. Si pasamos al ámbito de los secundarios, el problema se torna más evidente, porque algunos –como la agente de policía Ico Artiles o el inspector Hernández- no son otra cosa que tópicos ambulantes que no terminan de manejarse bien. En algunos casos, parece que el autor busca la complicidad de la audiencia para que asuman el punto de vista de Marco y sus opiniones, pero la forma de llevar a cabo esa maniobra se lleva de una manera que acaba provocando el efecto contrario; en otros, pareciera que el novelista hubiera tenido miedo de que una de las líneas argumentales hubiera llevado la historia a una situación que hubiera podido considerarse inverosímil; sin embargo, la alternativa ejecutada resulta un tanto forzada, en la medida en que introduce un personaje para que haga de deus ex machina. Este recurso aparece en varias ocasiones, pero es perdonable.

Si pasamos al ámbito formal, hay que resaltar el hecho de que la novela, de indudable calidad pese a lo indicado en el párrafo anterior, ha sido objeto de una pésima edición, pródiga en errores tipográficos y faltas de ortografía. Es lamentable que un trabajo en el que se han volcado tantas horas de labor se vea desmerecido por una publicación paupérrima.

El resultado es una novela de suspense absorbente y entretenida, en la que queda patente una profunda labor de documentación histórica, etnográfica y patrimonial. La finalización de la lectura deja a la audiencia la pregunta de las cotas a las que habría podido llegar Pompeyo Reina si una enfermedad fatal no se lo hubiera llevado mucho antes de lo que hubiera sido lógico. Nos quedan los trabajos que sí llegaron a ver la luz y el mensaje de que es necesario conocer y reivindicar la historia del lugar en el que vivimos.

  Edición España: Ediciones Idea – 2013 Páginas: 297 Formato: Tapa blanda con solapas Autor: Pompeyo Reina Precio: 19,95 € (versión en papel) / 6,76 € (versión electrónica)   Un enigma del pasado está a punto de ser revelado… Marco es un joven restaurador de arte sacro que se ve…
Historia - 7.5
Edición - 3
Interés - 7.5

6

Vosotros puntuáis: 0.8 ( 1 votos)
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments