ZN Indie: Novedades USA #44 – The Devil’s Red Bride y The Scumbag

Hablamos de las novedades más interesantes del cómic indie americano. Esta semana, The Devil's Red Bride y The Scumbag.

Por
0
936

Volvemos con nuestras impresiones de dos nuevas series, una de ellas de nada más y nada menos que Rick Remender. No decepciona, como era de esperar. A ver si alguna editorial la traduce al español. Por cierto, ¿qué os parece el nuevo título de la sección?

The Devil’s Red Bride #1, de Sebastian Girner y John Bivens

Edición original: Vault Comics.
Guion: Sebastian Girner.
Dibujo: John Bivens.
Color: Iris Monahan.
Formato: Grapa, 26 páginas.
Precio: $4.99.

El Japón feudal ha sido escenario de grandes mangas y películas. Ran, Lobo solitario y su cachorro, La Espada del Inmortal, Rurouni Kenshin, etc. Las hazañas de sus héroes, muchas veces samuráis o ronins, consiguen emocionarnos profundamente. Para un publico occidental ese Japón es además un lugar exótico, diferente, fascinante como pocos. Las estructuras sociales de la época, el arte y las guerras, por solo nombrar tres aspectos, tienen muy poco que ver con la era feudal en Occidente. No es sorprendente, pues, que ejerza fascinación en autores como Sebastian Girner y John Bivens, quienes se han propuesto crear una pequeña carta de amor a sus historias de samuráis favoritas.

El primer número de The Devil’s Bride no pretende ir más allá de ese homenaje, y esa es su mayor fortaleza y su mayor debilidad. Girner y Bivens aúnan la iconografía de los samuráis y las convenciones del género en un cómic correcto, bien escrito y muy bien dibujado. Dan lo que prometen, y me mantuvieron entretenido durante toda la lectura. Sin embargo, me pregunto por qué debería leer el siguiente número; es decir, ¿por qué coleccionar esta serie y no un buen manga de samuráis?

Veamos el caso de Ronin, la obra de Frank Miller. A Miller le apasionan los samuráis y su código de honor, pero no solo homenajeó a sus relatos de samuráis favoritos, sino que también aportó su propia personalidad como autor, influenciada por Will Eisner, el género negro, la ciencia ficción europea y los superhéroes. El resultado fue todo un clásico del cómic americano, una obra con elementos que no encontramos habitualmente en los mangas de samuráis.

Si bien no espero una obra del calibre de Ronin, o una mezcla de géneros, hubiese agradecido que Girner y Bivens tratasen de dejar su propia impronta, aportar algo nuevo sin por ello dejar de homenajear a sus historias favoritas. Habiendo en el mercado mangas como Lobo solitario y su cachorro, de una altísima calidad y con un retrato de Japón mucho más auténtico (sin ánimo de desmerecer a nadie, creo que es justo decir que los autores japoneses conocen mejor que nadie su cultura), me cuesta recomendar un cómic occidental de samuráis cuya mayor pretensión es rendir tributo a sus referentes.

The Scumbag #1, de Rick Remender y Lewis LaRosa

Edición original: Image Comics.
Guion: Rick Remender.
Dibujo: Lewis LaRosa.
Color: Moreno Dinisio.
Formato: Grapa, 27 páginas.
Precio: $4.99.

A Rick Remender le gustan tanto los antihéroes que ha creado uno de los más repugnantes que he visto en mucho tiempo. Imaginaros un paleto americano, inculto, machista, drogadicto, grosero y con muchas otras cualidades detestables. Ese es el protagonista de The Scumbag, una serie cuyo debut me ha hecho soltar carcajadas bien grandes.

Remender se lo pasa en grande escribiendo a este personaje y sus bajezas. Ni se os ocurra leer este cómic mientras coméis, porque no falta ni un poco de escatología en las esperpénticas situaciones en las que se mete el protagonista. También disfruta el guionista parodiando a los cómics de espionaje que él mismo escribió anteriormente para Marvel. Ese entusiasmo es contagioso, y con que os guste un poco el humor negro del guionista, os gustará este cómic. A mí, que tengo el sentido del humor de un adolescente, me ha encantado el cómic, mucho más que las gamberradas de un autor como Garth Ennis.

En este número Remender cuenta con Lewis LaRosa, dibujante de Bloodshot y muchas portadas para Valiant Comics. Su contribución es más que bienvenida; estamos hablando de un dibujante que consigue alcanzar un delicado equilibrio entre detallismo y dinamismo. No dibuja pin-ups, sino páginas de un cómic, y menudas páginas. Pone el listón muy alto para los siguientes dibujantes de la serie, pero no dudo en que ellos estarán a la altura. Estamos hablando de nombres como Eric Powell, Wes Craig y Duncan Fegredo. Desde luego, Remender ha tirado la casa por la venta contratando a colaboradores.

Si tuviera que señalar algo malo de este número, eso sería que nos deja con la miel en los labios. Debemos esperar hasta las últimas páginas para ver al protagonista obtener los superpoderes que lo convierten en la última esperanza para el mundo entero, una situación que a buen seguro nos hará reír a los lectores con mucha frecuencia. Ya quisieran muchas series ocasionar un problema así a sus lectores, dejar tan buena impresión que el primer número sepa a tan poco.

En resumen, anotad sin miedo The Scumbag en vuestra lista de compras si os gustan los cómics de Remender u os llama la atención la premisa.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments