ZN 20 Años – Magasin Général

Por
0
494

Desde que tengo uso de razón he sido lector de cómics. Lo que empezó como un pasatiempo esporádico, como un mero divertimento, poco a poco evolucionó en una afición consolidada, una constante en mi vida que se fue diversificando y enriqueciendo con obras de distinta procedencia y trabajos de divulgación, que la consolidaron como una auténtica pasión. En el progresivo desarrollo de esta pasión por el medio, ha habido una constante que me ha acompañado, y es que bien fuera en publicaciones escritas o digitales, surgió en mí el interés por leer acerca de los cómics por los que sentía tanta atracción. En este aspecto, desde su creación, Zona Negativa se constituyó como un referente de consulta diaria, bien fuera para estar al tanto de la actualidad de las editoriales y conocer sus planes de presente y futuro, para estudiar los procesos de creación y edición gracias a sus profundas entrevistas a las figuras más relevantes del medio o para disfrutar de las imprescindibles reseñas que invitaban a releer las historias que ya conocíamos o descubrir nuevas historias que por algún motivo nos habían pasado desapercibidas.

Seguro que en aquel lejano 1999, Raúl López, el creador de este proyecto, no alcanzaba a imaginar la importancia de su trabajo, que sería uno de los mayores responsables de la divulgación sobre el medio en nuestro país y que estaba creando un lugar de reunión para todos los aficionados hispanohablantes. Hace unos meses, me concedió el honor de formar parte de esta gran familia como redactor del área manga, un hecho que me ha permitido adquirir nuevas perspectivas sobre los cómics, al exigirme una reflexión en profundidad sobre ellos. Por todo ello, y aunque no sea suficiente, quiero agradecerle desde aquí todo su trabajo, coordinación y ambición, que no dejan de recibir recompensas y disfrutar de reconocimientos como este aniversario.

Es un orgullo formar parte de Zona Negativa y poder compartir esta celebración con algunos de los más ilustres nombres de la web, quienes contribuyeron a hacerla un lugar tan especial; profesionales del medio, que hacen posible que podamos disfrutar de nuestras lecturas; y mis compañeros de la actual plantilla de redactores, quienes me acogieron en este grupo y que, con sus conocimientos y recomendaciones, diversifican aún más mis lecturas.

MAGASIN GÉNÉRAL
Magasin Général 01

Edición original:Magasin Général FRA, Casterman.
Edición nacional/ España:Norma Editorial.
Guión:Régis Loisel y Jean-Louis Tripp.
Dibujo:Régis Loisel y Jean-Louis Tripp.
Entintado:Régis Loisel y Jean-Louis Tripp.
Color:François Lapierre.

Cuando se me propuso que escribiese un artículo para este aniversario, no tardé en dilucidar qué cómic sería adecuado para una efeméride tan especial. A pesar de considerarme un lector abierto a obras de cualquier época y procedencia y participar en este proyecto reseñando cómics de origen japonés, siento especial afinidad por el cómic europeo, ya que sus grandes clásicos supusieron mi primer acercamiento al mundo del cómic siendo muy pequeño, y desde entonces me ha acompañado a lo largo de mi vida. Una vez que acoté la procedencia de la obra, decidí elegir una que es muy especial para mí, que es el canto del cisne de sus dos autores y que creo que no ha recibido tanto reconocimiento como merece.

Comentaba anteriormente que Zona Negativa, a lo largo de su historia, siempre ha tenido la virtud de descubrir nuevas obras a lectores noveles y veteranos, y es con este deseo que hoy vengo a recomendaros Magasin Général, una obra de inolvidables viñetas que beben directamente del cine de Frank Capra, debido a la cercanía de sus mensajes, reproducibles en otros contextos, la carga moral de los mismos, la más que posible identificación de los lectores con algunos de sus mundanos personajes y perspectiva cómica con la que la narración enfoca los problemas de sus protagonistas.

Su primer volumen fue publicado en Francia en marzo de 2006 por la editorial Casterman, postergándose el periplo de la serie durante 8 años, hasta que en septiembre de 2014 vio la luz el noveno y último álbum. En España, la editorial responsable de su publicación fue Norma Editorial, en una edición idéntica a la original francesa.

Dos autores y un estudio

Tras las páginas de esta obra se esconden los nombres de Régis Loisel y Jean-Louis Tripp. Su germen lo encontramos en el año 2003, momento en el que ambos profesionales compartían un estudio en Montreal, Canadá. El primero se encontraba trabajando en el último tomo de Peter Pan, mientras que el segundo hacía lo propio en Paroles D’Ange, y de la admiración mutúa y el descubrimiento de una complementariedad entre ellos, surgió la idea de esta colaboración.

Loisel-Tripp
Jean-Louis Tripp y Régis Loisel.

Régis Loisel es un autor de renombre en el circuito de la bande dessinée gracias a obras atemporales como La búsqueda del Pájaro del Tiempo (publicada también nuestro país por Norma Editorial) o Peter Pan (publicada primero por la extinta Glénat y recientemente por Planeta Cómic), una suerte de precuela de la novela de James M. Barry.

Jean-Louis Tripp es un autor de trayectoria más discreta que la de su compañero. Ninguno de sus trabajos anteriores a su colaboración con Loisel alcanzó el éxito de críticas o ventas. De hecho, la mayoría de su producción permanece inédita en nuestro país, donde solo se publicaron un par de historias en los años 80. A pesar de ello, su aportación a la calidad de esta obra es innegable, como puede comprobarse en las páginas iniciales de cada álbum.

A diferencia de lo que ocurre en muchas ocasiones, la relación artística de estos autores no consistió en el reparto de guión y dibujo para cada uno de ellos, sino que ambos participan activamente tanto en el desarrollo del argumento y la escritura del guión como en el dibujo de las páginas, por lo que se produce un maravilloso efecto sinergia, aparcando los egos individuales, en el que las habilidades del uno se ven potenciadas por las del otro.

Loisel-Tripp MG
A la izquierda, primera fase de dibujo de una página, a cargo de Loisel. A la derecha, segunda fase de realización de la misma, responsabilidad de Tripp.

Como podemos observar en la imagen, Loisel realizaba la primera versión de cada página, caracterizada por el vertiginoso trazo de su lápiz, fácilmente reconocible para sus aficionados, y una rica variedad de planos y perspectivas que se adecuan a la narración de la historia en cada ocasión y que contribuyen a transmitir un amplio registro de emociones sin la necesidad de escribir una sola palabra. Posteriormente, Tripp se encargaba de sobredimensionar el trabajo de su compañero, dotando a las viñetas de una mayor sensibilidad y profundidad gracias a una multitud de detalles, enriqueciendo a las figuras que las componen de volúmenes y sombreados e ideando juegos de luz que nos hacen advertir el paso de los días y las estaciones.

El contexto

Loisel y Tripp ubican los hechos narrados en esta historia en Notre-Dame-des-Lacs, un pequeño pueblo ficticio situado en la provincia canadiense de Quebec. Esta elección no responde a un mero capricho, sino que se trata de un emplazamiento ad hoc que posibilita la verosimilitud, la fluidez y el impacto en los personajes y los lectores. Tampoco es casual la localización temporal en los años 20 del siglo pasado, un período de entreguerras, en el que la población mundial se vio inmersa en profundos cambios sociales y culturales, un desarrollo económico que acabaría truncado y un descontento popular hacia sus dirigentes políticos.

Quebec es una región canadiense con profundas raíces europeas, se podría decir que resulta un apéndice de Francia en Norteamérica, por su arquitectura, idioma, tradiciones, etc. Volcada al Océano Atlántico, siempre atenta al viejo continente, con una población mayoritariamente francófona y en permanente conexión con su pasado, resulta comprensible su elección como escenario de la historia, puesto que el público europeo puede reconocerse fácilmente en los personajes de la serie, así como en sus actitudes y costumbres.

La búsqueda, el diseño y la delimitación de este contexto reflejan su importancia, ya que se acaba constituyendo en un elemento indisoluble de la narración costumbrista y, una vez finalizada la lectura de los 9 álbumes, se experimenta la sensación de haber visitado cada uno de los recovecos del pueblo, de haber sido partícipe de su evolución y de haber estado involucrado en las vidas de sus habitantes.

Notre-Dame-des-lacs
Mapa de Notre-Dame-des-Lacs, formado por la unión de las guardas de cada álbum de la serie.

Notre-Dame-des-Lacs es una bucólica villa quebequense, con una gran presencia de la abrupta vegetación que la rodea, calles sin asfaltar, sin una red eléctrica ni sistema de alcantarillado, escasamente poblada por pequeñas cabañas de madera diseminadas dentro de sus límites geográficos. Más allá de ellos se extiende el espeso bosque oceánico que proporciona sustento a las familias de la aldea y los aísla de los avances de la civilización. La imponente presencia de la vegetación, la pausada existencia de sus habitantes, la ruptura producida por ciertos acontecimientos y la forma de reflejarlos poseen remembranzas del realismo mágico hispanoamericano de autores como Rulfo, Borges o García Márquez.

Los habitantes del pueblo

Al igual que ocurre con otras grandes obras del medio, Magasin Général basa parte de su éxito en su amplia y variada galería de personajes. Si bien en un principio parece que Marie será el eje de la acción, el resto de personajes no tardarán en cobrar importancia y robar páginas para sí mismos, dotando a la historia de una coralidad que supone un plus de interés para el lector.

Felix Ducharme

Félix Ducharme. Propietario del almacén de Notre-Dame-des-Lacs, que abastece a toda su población. Fallece en los primeros compases de la historia y es el narrador de la misma desde el más allá.

Marie DucharmeMarie Ducharme. Ella es la protagonista de la historia, una mujer que a sus cuarenta años queda viuda y hereda el negocio de su marido. Pronto verá perturbada su existencia por la llegada de Serge y, a partir de ese momento, comenzará a evolucionar como persona, desarrollando una fuerte personalidad.

Serge BrouillardSerge Brouillard. Se trata de un hombre oriundo de Montreal, veterano de la Gran Guerra, residente durante una temporada en París, donde adquirió nociones de cocina francesa. Tiene gustos refinados que chocan con las costumbres de los habitantes de Notre-Dame-des-Lacs.

Jacinthe TremblayJacinthe Tremblay. Es la mejor amiga de Marie, su gran apoyo. Es una chica joven que vive con su abuela, ya que sus padres fallecieron y es la única familia que tiene. Es tierna, bondadosa y comprensiva. Defiende a Gaëtan y lo ayuda a dar lo mejor de sí mismo.

Gaetan PayetteGaëtan Payette. Hijo del alcalde y discapacitado. Su existencia discurría sin nada que destacar hasta que Marie lo contrata como ayudante del almacén. A partir de la llegada de Serge, muestra un gran interés por la cocina, destapando una gran habilidad en las artes culinarias. Es el alma del pueblo.

Rejean BeauregardRejean Beauregard. Acaba de llegar al pueblo para sustituir al padre Gagnon. Es un joven párroco, procedente de Montreal, que a veces se ve superado por las exigencias de su congregación. Se convierte en un gran amigo de Noël Poulin.

Noel PoulinNoël Poulin. Es un hombre anciano, que llegó al pueblo de niño junto a su padre. A pesar de ser un ateo convencido, establece una relación de amistad con Rejean, el nuevo cura, quien lo ayudará a llevar a cabo la construcción de una embarcación, su gran sueño.

GladuLas cuñadas Gladu. Aunque en un principio puede pensarse que son hermanas, en realidad son cuñadas. En su juventud, se casaron el mismo día con los tres hermanos Gladu, quienes acabarían pereciendo en el incendio del burdel que frecuentaban, dejándolas viudas y llenas de un odio eterno hacia todos los hombres.

Además de estos personajes, poco a poco iremos conociendo a los miembros de las familias Massicotte, Roberge, Allaire, Archambault, Côté, Bérubé, Bernier, Ouelette o Godbout, entre otros.

El desarrollo argumental

El planteamiento narrativo de Magasin Général es el de un tablero. Como si de un juego de mesa se tratase, iremos avanzando por las distintas casillas, representadas por los nueve álbumes que componen la serie, en un continuo avance, suave como un travelling cinematográfico, sin que haya ningún punto de retorno. Los sucesos acaecidos significaran cambios irreversibles para los personajes, quienes también son dispuestos progresivamente sobre este tablero, moviéndose por él junto al lector e irrumpiendo en el momento oportuno para despertar el interés por su vida y enriquecer la historia.

Aunque se me hace difícil no desvelar detalles de la trama, debido al embargo de la emoción por esta obra y la necesidad de hablar largo y tendido sobre ella, a continuación relato una breve sinopsis de cada uno de los álbumes sin estropear su lectura, para que los lectores de este artículo puedan hacerse una idea del devenir de los personajes y la elegante narración de sus autores.

Magasin General 0
Marie
El primer álbum comienza con el fallecimiento de Félix Ducharme, dueño y regente del almacén que abastece de víveres y bienes esenciales a los habitantes de Notre-Dame-des-Lacs, el pueblo donde se sitúa la acción. Su viuda, Marie Ducharme, decide hacerse cargo del negocio, a pesar de que sus vecinos dudan de que una mujer pueda llevar a cabo esta tarea, ya que debe conducir la camioneta hasta un núcleo urbano de mayor tamaño para reponer las existencias de la tienda. Aunque se esfuerza en asimilar sus nuevas responsabilidades, Marie se desmorona en ocasiones, pero encontrará el apoyo de su amiga Jacinthe, una joven huérfana que vive con su abuela.

A lo largo de las páginas de este primer álbum iremos conociendo a algunos de los habitantes del pueblo, como Ti-Guy Bernier, el herrero; Joseph Payette, el alcalde, y su hijo Gaëtan; Noël Poulin, que planea construir una embarcación; Rejean Beauregard, el nuevo sacerdote; las cuñadas Gladu, tres ancianas ultracatólicas; Alice Côté, la institutriz de la escuela; Mathurin y Ernest Latulippe, dos hermanos leñadores; Alcide Choquette, el zapatero; etc.
Magasin General 02
Serge
Marie da cobijo en su casa a Serge, un viajero cuya moto se ha averiado a su paso por Notre-Dame-des-Lacs. Se trata de un hombre afable, oriundo de Montreal y veterano de la I Guerra Mundial, que poco a poco se va ganando a los habitantes del pueblo y entabla una amistad con algunos de ellos, como Isaac, Noël, Gaëtan o Rejean. Sus habilidades como veterinario y su estimable compañía y ayuda lo irán convirtiendo progresivamente en una persona imprescindible para todos los vecinos y, especialmente, para Marie.

Serge queda encandilado por el estilo de vida del pueblo y no muestra signos de querer abandonarlo, ya que incluso abre un restaurante de comida francesa en las dependencias del almacen, al que irá invitando a todos los vecinos del pueblo para agradecerles su aceptación y cobijo, introduciendo en sus vidas nuevos aromas y sabores.
Magasin General 03
Los hombres
Termina el largo y duro invierno canadiense, dando paso a la primavera, y los hombres del pueblo regresan del bosque a sus casas, junto a su familia, como vienen haciendo toda su vida. Sin embargo, advierten que algo ha cambiado en el pueblo, que ya nada es como antes. Serge ha introducido novedades que no son de su agrado y producen un choque cultural, entre sus costumbres refinadas y la rudeza de los leñadores y cazadores. En poco tiempo irá aumentando una tensión entre ellos, que acabará explotando y requerirá de la intervención de las mujeres del pueblo para que las aguas vuelvan a su cauce.
Magasin General 04
Confesiones
Toda vez que Serge ha sido admitido formalmente como un habitante más de Notre-Dame-des-Lacs, comienzan a crecer los rumores de una boda con Marie. Sin embargo, él no está dispuesto y rehúsa tal posibilidad, lo que sumirá a la dueña del almacén en un gran pesar.

Marie, que ha recuperado su deseo sexual, tras el prudencial tiempo de luto por el fallecimiento de su marido, parece dispuesta a saciar su apetito con otro hombre, si Serge no está dispuesto a complacerla…
Magasin General 05
Montreal
Los habitantes de Notre-Dame-des-Lacs juzgan severamente las acciones de Marie, dándole la espalda y reprendiéndola públicamente, ejerciendo una gran presión sobre ella y viéndose obligada a cerrar el almacén indefinidamente. Al mismo tiempo, la abuela de su amiga Jacinthe fallece, quedando sola en el mundo, hecho que ambas aprovechan para escapar a Montreal, dejando atrás sus rutinarias vidas y asqueadas por la actitud de sus vecinos. Allí conocerán un nuevo mundo y vivirán nuevas experiencias.

Mientras Gaëtan reprende a sus vecinos, Serge permanece a cargo del almacén, viéndose desbordado por esta responsabilidad. Ante la falta de víveres y materiales, los habitantes del pueblo se ven obligados a organizarse para solventar la problemática y se preguntan si no traspasaron fronteras que nunca deberían haber cruzado.
Magasin General 06
Ernest Latulippe
Marie sigue exiliada en Montreal, ya que se ha dado cuenta de que sus libertades estaban muy restringidas en el pueblo, donde perdura la escasez de suministros y, a pesar de ello, nadie plantea una propuesta que le dé solución. A pesar de ello, la añoranza que Jacinthe siente por su hogar las llevará a regresar a Notre-Dame-des-Lacs, donde será recibidas con gran alegría por la mayoría de la población.

Ernest Latulippe regresa al pueblo desde las profundides del bosque en busca de ayuda, ya que su hermano, Mathurin, ha sido atacado por un oso y necesita trasladarlo urgentemente para que reciba cuidados sanitarios.
Magasin General 07
Charlestón
Los hermanos Latulippe siguen recuperándose en casa de una Marie que no está dispuesta a renunciar a las mieles redescubiertas en su escapada a Montreal. Mientras tanto, en el pueblo se celebran reuniones para elegir al nuevo alcalde, pero acaban convertidas en fiestas donde los ciudadanos bailan el charlestón. La música invade las calles y llena de alegría el corazón de todos los vecinos de Notre-Dame-des-Lacs, mientras que las mujeres del pueblo sienten interés por los nuevos vestidos de Marie y Jacinthe y comienzan a confeccionar unos similares para sí mismas.
Magasin General 08
Las mujeres
El charlestón causa furor e interrumpe la monotonía de Notre-Dame-des-Lac, cuyos habitantes se encuentran exultantes. Sin embargo, esta inusitada alegría se verá interrumpida por Rejean Beauregard, el párroco del pueblo, que atraviesa una crisis existencial y de fe que lleva a abandonar sus labores como diácono, por lo que intentarán animarlo y convencerlo de que las retome. Además, Marie esconde un secreto que cambiará su vida para siempre y sorprenderá a todos sus amigos…
Magasin General 09
Notre-Dame-des-lacs
Ya nada es igual para los habitantes de Notre-Dame-des-Lacs. Los hechos acaecidos a los largo de la historia han cambiado su forma de ver el mundo, de actuar y de relacionarse con sus familiares y amigos. Los hemos acompañado durante un período de varios años que ha resultado ser de vital importancia para ellos, hemos sido parte de esta comunidad y ahora llega el momento de despedirnos. El optimismo que los autores imprimen a estas páginas finales y el álbum de fotos de Jacinthe, que nos muestra el devenir de unos personajes que a estas alturas serán muy queridos por los lectores, dejan un sabor de boca inmejorable y suponen un cierre perfecto.

Una historia de empoderamiento femenino

A pesar de tratarse de una obra coral a lo largo de sus nueve volúmenes, desde un principio la base de todo el proyecto era la historia de Marie, que estaba planeada para tres álbumes, pero ante el carisma de sus vecinos y la posibilidad de realizar un trabajo más exhaustivo y ambicioso, sus autores optaron por aumentar la cantidad de páginas, tomos y años de elaboración. Aun así, es inevitable identificar el cambio que Marie experimenta a lo largo de toda la obra como su núcleo argumental.

Conocemos a Marie siendo “la mujer de”, una persona escondida tras el nombre y el trabajo de su marido, que asumía el rol de ama de casa y mano de obra en el negocio familiar, pero que, al quedar viuda, se ve obligada a realizar funciones que hasta entonces le estaban vetadas por su condición de mujer, como conducir la camioneta, comprar mercancías o regentar el almacén. Poco a poco, Marie dejará atrás el luto por el fallecimiento de su marido y volverá a experimentar la atracción por los hombres y el deseo sexual, acogerá a Serge bajo su techo a pesar de las habladurías, exigirá a sus vecinos el derecho a vivir su propia vida sin ser juzgada por sus decisiones y acciones, escapará a Montreal para disfrutar de la moda urbana, de la música y el baile y tomará decisiones controvertidas y avanzadas a su época.

Marie

En definitiva, Marie sufrirá una evolución constante en toda la obra a partir de una progresiva conquista de sus derechos y libertades, resultando un ejemplo para sus vecinas y las posteriores generaciones de habitantes del pueblo y representando a las mujeres que, aún hoy en día, en muchas partes del planeta no pueden ejercer sus derechos como deberían.

Un abanico de valores sociales

Además de la igualdad entre sexos, Loisel y Tripp también sitúan el foco de atención en una serie de características que representan a grupos minoritarios, pero que exigen el mismo respeto que las de la mayoría de la población.

Así, la homosexualidad tendrá cabida dentro de los límites del poblado quebequés. Sin embargo, no penséis que me refiero a la aceptación social de la misma, sino a la propia aceptación personal de quienes pertenecen a este colectivo, que es la más importante y precede a la anterior. A lo largo de sus páginas, seremos testigos de la reflexión, identificación, la aceptación y la experimentación de la homosexualidad por parte de alguno de los habitantes de la villa.

Gaetan

También hay cabida para la inclusión de personas con discapacidad, a través de la figura de Gaëtan Payette, personaje con una discapacidad intelectual del que nadie esperaba nada, pero que, como Marie, realiza una progresiva conquista de logros que le llevan a ganarse el respeto de sus vecinos. Al principio de la historia, no es más que una persona dependiente de su padre, que se relaciona principalmente con los niños del pueblo, sin que nadie lo trate como a un igual. A partir de ahí, comenzará una escalada personal y social, que lo llevará a trabajar como ayudante en el almacén, donde termina encontrando su elemento en la cocina, llegando a superar a su maestro, Serge. Además, demuestra tener un gran corazón, adoptando a un pequeño osezno y siendo quien más lamenta la marcha de Marie y Jacinthe, demostrando su lealtad incondicional hacia las mismas y reprochando a sus vecinos que las presionaran a abandonar el pueblo.

El trasfondo de la historia emana una enseñanza de aceptación de la diversidad, de la superación de la cómoda homogeneidad y de los supremacismos. Es una celebración de las diferencias, de un cambio de paradigma en el que las personas no tengan que reprimir su identidad personal y así desarrollen también su identidad colectiva. Pero además, esta exigencia de respeto a la heterogeneidad la realiza desde un profundo respeto y comprensión a los valores tradicionales y a quienes los enarbolan, puesto que en todo momento los autores se esfuerzan por que los personajes se muestren comprensivos con quienes no aprueban los cambios sociales, como las hermanas Gladu, que a pesar de ser unas fanáticas religiosas que desprecia a quienes no son, piensan y actúan como dicta su moral, no son reprendidas en ningún momento, sino que se las intenta atraer y seducir mediante la bondad y la comprensión. También a través de la relación de amistad que surge entre Noël, ateo convencido, y Rejean, el joven párroco, se muestra que, a pesar de las diferencias, se puede vivir en perfecta armonía.

Magasin General 21

Conclusiones

Magasin Général es una buena muestra de las posibilidades del medio, en general, y de la BD, en particular. Sin otra pretensión que ser una historia sólida, sin fisuras, narra un momento clave en la vida de los habitantes de la villa quebequense y tiene a sus espaldas ocho años de trabajo, durante los cuales fue creciendo con naturalidad, exigiendo convertirse en el trabajo de mayor entidad de sus autores. Su carácter costumbrista, con un enfoque incluso intrusivo en la vida de los personajes, y la bella factura de sus páginas, con grandes viñetas repletas de detalles y una viva paleta de colores, consiguen sumergir al lector en la vida diaria de Notre-Dame-des-Lacs y hacerlo partícipe de los acontecimientos que allí ocurren.

Se trata de un trabajo intimista, a la vez que abierto a quienes se quieran aproximar a él, gracias a su cercanía, su fluida narrativa y el humor que subyace tras cada suceso de los habitantes del pueblo. No es el cómic más grandilocuente del que se podía escribir para este vigésimo aniversario, pero sí es el cómic que esta celebración merecía. ¡Larga vida a Zona Negativa!

Magasin General 24

Artículo anteriorEspecial Novedades Destacadas: Septiembre 1999
Artículo siguienteZN 20 años – Scalped
Doppelgänger. Abandoné la Logia Negra y llegué a Málaga, España, en 1984. Mis primeras lecturas fueron los clásicos francobelgas y los cómics de un ratón y unos patos que, años más tarde, gobernarían un vasto imperio. Devoré tiras de prensa. Un día, un niño con cola de mono apareció en mi televisor buscando unas bolas mágicas y el manga me atrapó. Pasé años en blanco y negro, pero los superhéroes llenaron mi vida de mallas y capas de colores. A finales de los 90 sentí vértigo, el arenero me llevó al mundo de los sueños y caí en los oscuros abismos del underground. Viajé en el tiempo, desde el salvaje Oeste al Largo Mañana, a través de la banda de Moebius. Un mago de Northampton me contó grandes historias y su hijo calvo me dio setas alucinógenas. En Italia probé el fumetto y un marinero maltés me llevó hasta la Pampa argentina, donde tuve mi último recreo. He estado en Camelot en los días del Rey Arturo, en el planeta Mongo y en las letras del Oceáno Atlántico. En mis aventuras siempre estuve acompañado por un asombroso grupo de profesionales españoles. Los escritos del maestro Eisner me revelaron las posibilidades del medio y ahora solo veo el mundo en viñetas... Cómic camina conmigo.

Déjanos un comentario

Please Login to comment