Yo, vampiro 1: Amor impuro

Por
47
1058
 

Edición original: I, Vampire #1-6
Edición nacional/ España: ECC Ediciones
Guión: Joshua Hale Fialkov
Dibujo: Andrea Sorrentino
Entintado: Andrea Sorrentino
Color: Marcelo Maiolo
Formato: cartoné, 144 págs.
Precio: 13,95€

 

En ocasiones las cubiertas hacen un flaco favor al contenido pues no solo son incapaces de trasladar al lector lo que se va a encontrar dentro sino que además proyectan una imagen que puede incluso disuadir a clientes potenciales. Este es el caso de Yo, Vampiro, o al menos lo fue en su edición americana en la que la cubierta de la ilustradora Jenny Frison hacía prever un producto más cercano a lo casposo de obras noventeras editadas por Top Cow que a la joya que realmente en el se esconde. Porque creedme, estamos ante una serie que puede competir perfectamente con las ya conocidas de Batman, Wonder Woman, Animal Man o La cosa del pantano. Sus autores dos perfectos desconocidos pero que pronto estarán en boca de todos, el guionista Joshua Hale Fialkov y el dibujante Andrea Sorrentino con colores de Marcelo Maiolo.

Yo, Vampiro no es un concepto nuevo, de hecho toma a los protagonistas de un serial de 24 capítulos publicado en la cabecera House of Mistery en los años ochenta a cargo del guionista J.M.DeMatteis y el dibujante Tom Sutton. Una interesante historia de vampiros protagonizada por Lord Andrew Bennett quien tras ser convertido en vampiro decide a su vez convertir a su prometida, Mary Seward, siendo esta corrompida por el poder recibido. Andrew emprendería una lucha a lo largo de los años para intentar deshacer su error y curar o acabar con la vida de su amada continuando la batalla hasta nuestros días.

Con estos mimbres, treinta años después el guionista Joshua Hale Fialkov retoma a tan singular pareja actualizando a nuestros días su historia con el fin de captar un mayor número de lectores. Os sorprenderá la premisa, la forma en la que hace moverse y hablar a los protagonistas, y el interesante objetivo final hacia el que parece va encaminada la historia, pero por encima de todos os preguntareis, ¿donde estaba antes Joshua Hale Fialkov? Aunque así lo parezca, Joshua no ha salido de la nada, es más, suyos son trabajos tan interesantes como Ecos o Tumor, habiendo estado esta última nominada al premio a mejor obra en los premios Harvey y Eisner y estando ambas publicadas por Norma Editorial.

Ecos y Tumor, dos trabajos previos de Joshua Hale Fialkov

Si desconocido nos podía resultar Joshua, lo mismo nos podría suceder con el artista italiano Andrea Sorrentino pues su trabajo más destacado hasta la fecha es la adaptación del videojuego God of War que publicó Wildstorm entre 2010 y 2011. Con un estilo muy cercano al del autor norteamericano Jae Lee en el que prima el realismo y el trazo fino además de un juego excelente de sombras donde brilla con luz propia el colorista Marcelo Maiolo obteniendo un resultado final francamente espectacular y al que esperamos den continuidad pues tienen un futuro por delante de lo más interesante.

Página interior de Yo, Vampiro 1 de Andrea Sorrentino

Volviendo los pasos sobre la historia nos encontramos con un relato construido a partir del terror, la heroicidad, la intriga y sobretodo el amor. Elementos mezclados a la perfección por Joshua Hale Fialkov para no solo hacer creíble la situación sino que también queramos profundizar más en el origen de la tragedia. En sus manos Andrew y Mary cobran vida y se nos muestra sus caracteres que definen su forma de actuar, mientras Andrew sin huir de lo que es en realidad intenta sino poner sus poderes al servicio de la humanidad por lo menos no atentar contra la vida, en el caso de Mary nos la muestran como alguien pagado de si mismo, consciente del enorme poder que tiene dentro de ella y lo poco que le cuesta ponerlo al servicio de su causa sea cual sea la consecuencia. De esta forma tenemos un más que interesante status quo en el cual Andrew deberá luchar contra el monstruo que el mismo creo aunque ello implique terminar con la vida de la persona que tanto amó.

La batalla será cruenta, y de la misma forma que Mary estará rodeada de sus acólitos vampiros, Andrew no estará tampoco solo, encontrará extraños e interesados aliados en su camino, algunos viejos conocidos, otros creaciones de nuevo cuño que tendrán mucho que aportar a la historia, y como no, un inesperado héroe conocido por todos, a fin de cuentas, antes o después la familia superheroica se daría cuenta del conflicto vampiro y terminaría tomando partido también en la lucha.

Que Yo, Vampiro es una obra especial es algo que percibimos desde su primera viñeta. Fialkov no solo sabe de lo que habla sino que además se le nota que le apasiona el género del terror, solo de esta forma podía construir semejante relato. La construcción de los personajes es tan magnífica como el control del tempo de la historia, sabemos a donde nos dirigimos, sabemos que será inevitable, lo que desconocemos es por todo lo que tendrán que pasar Andrew y Mary. Si a esta magnifica historia le añadimos el trazo de uno de los dibujantes que más me ha sorprendido en los últimos tiempos, Andrea Sorrentino, nos encontramos pues ante una obra que sin lugar a dudas podríamos incluir en ese hipotético top ten de obras con mayor calidad del actual universo DC.

Auge y caída de Caín: La banda Sonora de Yo, Vampiro por Ander Luque Garcia

No sorprendo a nadie si digo que muchos escritores de cómics han empleado canciones en los títulos de sus cómics de forma puntual, a menudo por todos conocidas para mayor efecto, pero ninguno con tanta dedicación como lo ha hecho Joshua Hale Fialkov en este primer año de la serie Yo, Vampiro post-reboot. Todos y cada uno de los números publicados han estado acompañados por una canción que, a mi modo de ver, tiende a servir como perfecta banda sonora de acompañamiento a la lectura.

Con un gusto más o menos ecléctico y que, salvo en una excepción a medias, no pasa en ningún momento al siglo XXI (a los más ancianos del lugar les gustará, ya sabéis, esos a los que pretendía captar el reboot… ejem), Fialkov nos presenta diferentes tipos de canciones para diferentes efectos, a menudo ligados al tema que trata el cómic en cuestión y en otras ocasiones marcando más bien el tono, más festivo o más oscuro, que puede llevar a reinterpretaciones de algunos aspectos.

Sin más introducción, paso a analizar estos temas que conforman la playlist del primer año de Yo, Vampiro con, hasta cierto punto, los números a los que atañen, por lo que si sólo habéis leído hasta donde abarca este tomo, es decir, hasta el número #6, leed por vuestra cuenta y riesgo lo que va más allá de éste (si bien no habrá ningún spoiler grave en el camino). ¡Dadle al play!

# 01 – “Tainted Love” (Soft Cell, 1981) – La serie de Fialkov es ante todo una historia de amor, una relación sentimental llevada al extremo, del mismo modo que el vampirismo, a pesar de su contenido terrorífico siempre ha tenido una carga sexual desde sus orígenes. Sin embargo, no hay que asustarse, Yo, Vampiro no es Crepúsculo. ¿Y qué mejor manera de presentar a la pareja protagonista/antagonista que con este “Amor impuro” del grupo británico de synth-pop Soft Cell? Si para alguien, más heavy que una lluvia de hachas, le resultara muy duro escuchar un tema pop, aclaro que existe también una versión de Marilyn Manson de este tema, si es que eso tranquiliza a alguno. O alguna, ya que…

# 02 – “Girls Just Want To Have Fun” (Cyndi Lauper, 1983) – …¿os habíamos hablado del sentido del humor de Fialkov? Bueno, pues aquí encontráis la prueba definitiva. “Mi nombre es Mary, Reina de la Sangre”. Así comienza la última página de este número, culminando así la introducción a uno de los personajes más poderosos del universo vampírico deceíta, si bien en todo momento ha estado subyugada al rol masculino de un modo u otro, bien sea por su condición de subordinada en el vínculo con Bennet, bien por su insignificancia ante el todopoderoso Caín. Sin embargo, ella disfruta de su vampirismo y sacia su papel de secundaria mediante la manipulación y subyugación de todo ser inferior que le plazca. Y es que “una chica sólo quiere pasárselo bien”.

# 03 – “Numb” (Pet Shop Boys, 2006) – “Me siento como si sintiera demasiado, como si hubiera visto demasiado. Por un momento, quiero olvidar, quiero ser insensible…”. Este extracto del tema de los Pet Shop Boys hace referencia tanto a lo que Andrew Bennet ya ha conseguido a lo largo de toda su vida, como a la percepción que el profesor Troughton, narrador de este número, tiene con respecto a su descubrimiento del mundo vampírico y a su trato con el protagonista, a esa improbable no-relación que conforman un vampiro centenario y un profesor de vuelta de todo. (Aclaro que, ante la avalancha de canciones con este título, tuve que consultar, en un alarde de periodismo de investigación de alta calidad, con el propio Fialkov via Twitter).

# 04 – “In Between Days” (The Cure, 1984) – Primer capítulo con THE CURE en el título, y ya os garantizo que vendrán más, pues parece uno de los grupos predilectos del guionista. La canción en este caso hace referencia a la primera parada de esta road-movie (¿road-comic?) en la que se convierte el primer arco de la serie. Uno de esos días en los que “no pasa nada”, mientras en realidad pasa mucho, de manera muy contenida.

# 05 – “Gouge Away” (The Pixies, 1989) – Este episodio, ambientado por el tema de los Pixies que da su versión de Sansón y Dalila, supone la primera aparición de Batman en la serie, así como la presentación del escenario en el que arrancará la amenaza definitiva del primer arco: la resurrección de Caín por parte de nuestra autoproclamada Reina de la Sangre. La referencia bíblica se le terminará por ir de las manos a la pobre Mary…

# 06 – “This Charming Man” (The Smiths, 1983) – ¿A alguien no le ha quedado clara todavía la pasión de Fialkov por el pop-rock de los 80? Esta canción recibió en su momento varias lecturas en torno a su contenido homosexual, en tanto que el “hombre encantador” que, desde una posición más alta, recogía en su motocicleta al joven de la bicicleta pinchada. ¿Qué ocurre en este número? Por obra de la joven e impulsiva Tig, Andrew Bennet es absorbido por este hombre no-tan-encantador que es Caín, completando su alzamiento (no pun intended).

# 07 – “Blame It On Cain” (Elvis Costello, 1977) – Nueva aparición de dos constantes de Fialkov en este primer número del crossover con Justice League Dark: el humor, con ese título tan cachondo en referencia a un tal Caín, y Elvis Costello, junto con The Cure uno de los músicos predilectos del guionista, como podréis ver. Nada más que analizar. Está claro que la culpa es de Caín.

# 08 – “Cruel To Be Kind” (Nick Lowe, 1979) – “Baby, tienes que ser cruel para ser bueno”. Seguimos con el humor con una canción de ritmo alegre en pleno apocalipsis vampírico. El título se refiere evidentemente a la reconciliación amorosa entre Andrew y Mary, alianza necesaria para absorber el control de los vampiros y derrotar finalmente a Caín. No tiene precio leer el cómic con esta banda sonora de fondo en repetición.

Números pendientes de publicación en España
Aviso de Spoilers: El artículo que sigue a continuación trata información de actualidad en Estados Unidos, por lo que puede desvelar detalles argumentales que todavía no han sido abordados en la edición española.

# 09 – “Hurry Down Doomsday (The Bugs Are Taking Over)” (Elvis Costello, 1991) – Uno de mis temas favoritos de los que acompañan a esta aventura vampírica: “Date prisa, Día del Juicio Final (los bichos se te están adelantando)”. El tedio, el hambre, el ansia (que diría el difunto Tony Scott en 1983) del ejército vampírico en medio del desierto empieza a sobreponerse a la razón y la decisión de Bennet de “No more humans pa’ comer” no ayuda.

# 10 – “Waiting For The End Of The World” (Elvis Costello, 1977) – Mientras las tensiones siguen aumentando en Campamento Colmillitos, Elvis Costello vuelve a sonar mientras los Van Helsing planean su ataque definitivo. Tampoco habrá que esperar mucho a ese fin del mundo.

# 11 – “The Drowning Man” (The Cure, 1981) – Andrew Bennet no nació para ser un líder, no escogió su destino como vampiro y definitivamente no está preparado para el cargo. Ante la invasión de ¡Van Helsings zombies!, la situación se le va de las manos, convirtiéndose en ese “hombre ahogándose” bajo una pila de cadáveres de sus congéneres, que confiaban en él, e incluso de sus amigos. Nada mejor que un par de canciones depresivas de The Cure para alcanzar la recta final…

# 12 – “Disintegration” (The Cure, 1989) – …y el cierre, como podéis ver/escuchar es por todo lo alto, con una pieza épica (por extensa) de, una vez más, The Cure. Así pues, completamos la transformación de Andrew Bennet con el título que se merece: “Desintegración”. ¿Cuánto quedará del protagonista después del primer año de vida? Después de conocer su origen en el magnífico número #0 sólo nos queda esperar qué nos deparará el segundo año de la era de Caín.

47
Déjanos un comentario

Please Login to comment
47 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
20 Comment authors
NobTetsujinr7varolaArmin Tamzariantrain hard. fight hard. party hard.Lemmytico Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
R.I.P.
Lector
R.I.P.

Me había llamado la atención esta colección, pero no me terminaba de decidir. Tu crítica ha sido determinante para que me haga con ella en mi próxima visita a la librería. La selección musical me ha encantado, y los dibujos de Sorrentino también.

Gracias por la buena crítica.

Mr. X
Lector
Mr. X

 Alabo la serie, que no hubiera desentonado en el Vertigo más “clásico”, alabo los gustos musicales de Fialkov y alabo la reseña 😉

Reverend Dust
Lector

Gracias por darme la oportunidad de incluir el análisis de la banda sonora, Raúl. Enhorabuena por la crítica con la que coincido totalmente 😀

R.I.P.
Lector
R.I.P.

 Ah… no me había dado cuenta de que el análisis musical no era de Raúl sino del Reverendo, donostiarra como un servidor. Pues enhorabuena por la parte que te corresponde 🙂

Mucho New Wave, con The Cure a la cabeza… una excelente selección musical. Empezaré a leer cada número tras escuchar la canción en cuestión 🙂 Una pregunta: ¿dónde indica qué canción “inspira” o acompaña a cada número? ¿En el tema de ese número? ¿En los créditos? Just curiosity.

Reverend Dust
Lector

En el título de cada número, R.I.P. 😛 Simple as that!

Xero Fernández
Lector

 ¡Gran reseña y gran colaboración! ¡Enhorabuenérrima chicuelos! A Yo, vampiro le tengo echado el diente, ya mismito podré reunir las bolas de dragón necesarias para conseguir una estantería ilimitada de la cuarta dimensión.

Reverend Dust
Lector

Muchas gracias, Xero. Pídele un par o diez al dragón cuando le veas.

Ya sólo falta Ocioso diciendo que estas canciones no son más que moderneces, que ni un triste Beatle en la lista, que…

Y R.I.P., lo importante del artículo es la reseña, que es por lo que va a entrar la gente, lo mío no es más que un complemento, por eso mi nombre tiene que quedar en un segundo plano, que para lo demás ya está el iTunes. Bastante es que me hen dejado publicarlo (¡gracias Raúl, otra vez! xD).

Juanete Chupete
Lector
Juanete Chupete

Vamos, que no aparece Buffy, ni Angel, ni tan siquiera Blade…Boh.

Ocioso
Lector
Ocioso

Reverend Dust ha comentado: Ya sólo falta Ocioso diciendo que estas canciones no son más que moderneces

La mayoría de estas canciones se publicaron cuando era mas joven de lo que tú eres ahora. Son la banda sonora de mi adolescencia. Estas y muchas otras de aquellos años, digamos 1977-198? son a las que me refiero cuando digo que ya no se hacen canciones como las de antes.

Los Beatles, y en general los 60 y primeros 70, juegan en otra liga.

Reverend Dust
Lector

Mis disculpas, sinceras, Ocioso. Y bienvenido al paraíso de la nostalgia, lo antiguo y lo nuevo unido en un (otro) cómic: Enjoy! 😀

Reverend Dust
Lector

 Y mis gustos no chocan tanto con los tuyos como piensas, Ocioso:
http://i.imgur.com/y2c2W.png
(la nota es sobre 5, luego la década y luego el número de discos escuchados)

Ocioso
Lector
Ocioso

Como eres un chico listo y con muchos dedos de frente (literal y figuradamente) poco a poco irás deshinchando la década de los 90 y posteriores y descubriendo la infinita riqueza de las anteriores.
Suelo da la brasa con la siguiente teoría: en los 60 se hicieron el 50% de las buenas canciones, en los 70 el 25%, en los 80 el 12,5 %, en los 90…..
Todo esto entendiendo las décadas con una cierta flexibilidad porque las décadas musicales no coinciden exactamente con las del calendario. Y dejando fuera los años 50 por su poca producción.

Mr. X
Lector
Mr. X

 Suelo da la brasa con la siguiente teoría: en los 60 se hicieron el 50%
de las buenas canciones, en los 70 el 25%, en los 80 el 12,5 %, en los
90…

Totalmente de acuerdo, hasta…

“Y dejando fuera los años 50 por su poca producción.”

¡Elvis, Chuck Berry Little Richars, Jerry Lee Lewis, etc, etc!

Ah, vale, estaba siendo irónico, ¿no? 😉

Reverend Dust
Lector

Para deshinchar los 90 tendría que escuchar más discos de los 90 y ahora tiendo escuchar o bien de los 80 para atrás o bien álbumes recientes. ¿Por qué? Porque si miras en esa gráfica, y partiendo de que sólo escucho cosas que me pueden interesar, hay un despunte de la década de los 10 (de este siglo -chascarrillo anulado-) con respecto a las dos anteriores, y apenas llevamos 2 años de década.

Por supuesto hoy en día partimos de una digresión genérica y subgenérica que nos lleva a mezclar todo, como ya se hizo en la década pasada, pero parece que ahora ya le han pillado el truco (los grupos que he escuchado, repito) a la fusión de géneros y han desarrollado un gran potencial. Veremos 😛

Eso sí, según mis valoraciones aún no ha llegado nada en esta década que se acerque a ser una obra maestra (5 estrellas), ni siquiera casi (4,5 estrellas). Paradójicamente, con toda su mierda, la década de los 2000 sí que dio un puñado de “casis” (dentro de sus géneros, claro está).

Clavos
Lector
Clavos

 Un cómic tan entretenido como intrascendente. Lo mejor es claramente el dibujo, pero el guión… no sé, es como si estuvieran empeñados más en mostrar un puñado de imágenes icónicas de vampiros antes que en crear una historia con más ritmo y coherencia. Aún así, por encima de la media de los N52…

samanosuke
Lector

Me interesaba, la verdad, pero entre que no me convencen los tomitos de 4 números de ECC por lo que cuestan (sólo me pillo los “obligados”, Swamp Thing y Wonder Woman), y que han sacado números de la colección para meterlos en la de La Liga de la Justicia Oscura… Pues otra que se queda en la librería. Y ya van unas pocas: Batman y Robin, Yo Vampiro, Stormwatch, JLD,…

Spirit
Lector

Saludos;

Pues discusiones aparte sobre la banda sonora, que como no soy muy puesto en música no voy a comentar (yo me quedé en simon and garfunkel y el joaquín sabina de los 80-primeros 90), voy a lanzar mi visión sobre la obra:

Antes que nada felicitar al amigo Raúl por la reseña, que como siempre es completa (y además original, con esto de la banda sonora…). Sin embargo, no puedo compartir su entusiasmo; a mí los primeros 6 números de I, VAMPIRE, me han defraudado bastante. De hecho, me ha pasado como ANIMAL MAN; eran tantas las críticas buenas y la llamada de atención sobre la calidad de estas series que al emprender su lectura y encontrarme lo que me he encontrado la sensación ha sido un tanto frustrante. Hago el comparativo con ANIMAL MAN para que se sepa un tanto que no soy persona fiable en gustos, pues hay tantos entusiastas con dicha obra que puede que el equivocado sea yo. Pero equivocado o no, tanto la mencionada ANIMAL MAN como esta I VAMPIRE no me merecen tantos elogios.

No es que esta obra de I, VAMPIRE sea mala, ni mucho menos. Ese aire a lo VERTIGO, esa atmósfera tan bien recreada por el dibujante (inmensamente superior a Jae Lee en cuanto a claridad, fondos y narrativa), ese duelo entre los ex amantes protagonistas…todo ello está sobre la mesa magníficamente expuesto y por ello vale la pena el viaje.

Pero se resiente de varios males endémicos de los cómics actuales; en primer lugar, en 6 números (120 páginas) pasa poca cosa. No es que el ritmo sea lento, es que el descompresive story telling ese hace que se presenten los personajes y poco más. No estoy de acuerdo con lo de que aparentemente pasa poca cosa…es que pasa poca cosa, sin el aparentemente, y lo que se puede deducir/ intuir/ imaginar, etc…que pasa en realidad luego nos lo explican.

Agravado ésto además porque el tomo de ECC contínua en DARK JUSTICIE  2 o así, con lo que la historia queda inconclusa. Luego, personalmente, no me siento…er….”desgarrado” por la historia de amor entre ambos protagonistas. Más o menos entiendo los motivos de uno y de otro, pero ni los siento ni me parece algo que vaya más allá del tópico. Y sobre los secundarios, pues no sabría bien qué decir, porque aparecen poco y aportan, de momento, poco también…

En fin; que me ha gustado su lectura pero tengo la sensación de que la hubiera podido aprovechar más y que, desde luego, no es el must have que me gustaría que fuese. Eso sí; espero que el tono adulto se expanda al resto del universo DC y a otras colecciones…

 

Daniel Gavilán
Autor

Enhorabuena a Raúl y Ander (que callado te lo tenías, jodido 🙂 ) por la reseña. Para disfrutar en el calor del hogar, en plena noche, con un buen copazo de vino tinto, el calor del papel deslizándose por las yemas de los dedos y con los altavoces a todo trapo

Reverend Dust
Lector

Hombre, dejar dejé una pista que no era tal… 😛
https://www.zonanegativa.com/?p=52044#comment-613454

Omar Little
Lector
Omar Little

 ¿Poca producción en los 50’s? Richard Penninman, Bo Diddley, Carl Perkins, Rory Jackson, Johnny Cash, Bunker Hill, Esquerita, Richard Berry, Buddy Holly, Fats Domino, Hasil Adkins, Bobby Fuller, Sun Ra, Ike Turner, John Lee Hooker, RL Burnside… De no ser por la música de aquella década, quizás no hubieran existido los Beatles, ni los Rolling, ni los Kinks, ni los Sonics, ni la Creedance, ni Music Machine, ni los Zeppelin, ni Blue Cheer, ni MC5, ni todo lo que vino después. Y la vida sería un aburrimiento. 

Cassidy
Lector
Cassidy

Yo me llevé una grata sorpresa con esta serie, en principio solo iba a coleccionar hasta el crossover con la JL Dark  por completismo pero creo que la voy a continuar si sigue manteniendo el nivel ofrecido hasta ahora.

Ivan Rivas
Lector

Ocioso, ¿aquí también con tu trasnochada teoría de la música? ¡El horror!

Omar Little: De no ser por la música de aquella década, quizás no hubieran existido los Beatles,…

Eso seguro. John Lennon quiso aprender a tocar el día que vió un concierto de Elvis en una pantalla de cine. Y a Elvis le pasaría lo mismo con algún otro. Y así.

En cuanto a la obra, a mi también me gustó mucho todo excepto, como se dice arriba, por lo estirada que está y lo (demasiado) rápido que se lee.

Daniel Gavilán
Autor

 O el auge del jazz y sus derivados a principios de siglo, y todos esos cantantes y compositores cuya música no es localizable en las redes por haber nacido a caballo entre el período de la difusión de la música canción base y las primeras grabaciones… Si puestos a rascar, lo de establecer rankings musicales solo tiene sentido por el placer de medirles la picha a las diferentes décadas para ensalzar lo “larga” que la tenían un grupo de iluminados que casualmente mamaron de un zeitgeist similar por parte de nostálgicos irredentos como el bueno de Oci, pero tampoco tienen mucho sentido como baremo objetivo, dado que depende intrínsecamente de los gustos de cada uno, de la parcela de producción musical que haya degustado de cada decada e incluso del orden que lo haya hecho. 

En su caso, no creo que Reverendo pretenda otra cosa que dejar huella de sus impresiones ante musicas y estilos de distintos periodos musicales, dentro de lo cual no deja de ser una valoración tan personal como si yo recalcase el valor de los noventa por como el creciente imperio de la electrónica abrió nuevas vías dentro de la música. Simples opiniones sin ninguna opinión de sentar catedra a las que siempre se les puede tirar del cordel alegando que no se ha tenido en cuenta tal cosa o la otra. 

p.s.: Para el maestro Reverendo, a ver para cuando otra como esta. Sabiendo lo que te tira Cornell, toda una lástima que no anduvieses por estos lares cuando publicó la miniserie Dark X-Men 😛

Ocioso
Lector
Ocioso

Y como todo depende de los gustos de cada uno, como nada es objetivo y todo es opinable, es perfectamente posible afirmar que ésta es la canción de mayor calidad de la década.
Incluso habrá quien afirme que de la historia. Y será totalmente lícito porque estamos en el mundo de los gustos, los colores y los culo.

Daniel Gavilán
Autor

 Si esa es tu canción favorita, Ocioso, ¿quienes somos nosotros para negarte que la disfrutes?

Eso sí, disfrutala, pero lejos o con los cascos puestos para evitarnos sufrimiento a los demás 🙂

the drummer
Lector
the drummer

1. la serie: le había echado un ojo a los primeros números y me había llamado la atención, pero no la segui, más que nada por que no se puede estar a todo; raúl me ha convencido y estoy pensando en hacerme con ella, pero me preocupa lo que comentais de que la historia queda colgada; es verdad? me jodería pillarme el tomito y que me dejen a medias.
2. la banda sonora (antes que nada felicitar al reverendo como estrella invitada): nunca había imaginado que en la zn iban a sonar joyas musicales como el ‘blame it on cain’ de costello (los que no lo hayais escuchado haceros con ‘my aim is true’, el primero del británico, que es una puta maravilla) o el ‘cruel to be kind’ de nick lowe (sólo falta una de dave edmunds para completar la terna). me habéis alegrado el día.
pd: en cuanto a la teoría de los % de ocioso (parece el título de un episodio de TBBT), aunque coincido en lineas generales, debo puntualizar que entre el 77 y el 80 se produjo una anomalía (en forma de pico creativo) que hace que ésta no adquiera el rango de teorema.

marcus
Lector
marcus

No sabéis nada ninguno. En los 90 surgió la maquineta y eso no se ha igualado, ni antes ni después!    http://www.youtube.com/watch?v=aD1ZG4EIDzc&feature=related

marcus
Lector
marcus

Quería poner una jodida icona con la cara sonriente pero no ha salido. ¿Cómo se pone?

Spirit
Lector

the drummer; sí, la historia queda colgada y contínua en el número dos de DARK JUSTICE, que a su vez continúa del número 1 de DARK JUSTICE…

the drummer
Lector
the drummer

buff!! pues casi que voy a pasar, por qué les gustará tanto complicarnos las lecturas?
pd: gracias spirit

Reverend Dust
Lector

A mí se me ha ocurrido una solución súper-alocada…
http://i.imgur.com/oAQ9l.jpg 😛

the drummer
Lector
the drummer

 

the drummer
Lector
the drummer

que ha pasao?
lo que iba a decir: loco!!! que estás mu loco!!!

Reverend Dust
Lector

A lo mejó, pero sí lo estoy lo suficiente como para hacer una visita a las oficinas de ECC con un hacha para el cuello del que decidió poner una portada de Yo, Vampiro para el segundo volumen de Liga de la Justicia Oscura

marcus
Lector
marcus

😛

Lemmytico
Lector
Lemmytico

 En ocasiones las cubiertas hacen un flaco favor al contenido pues no solo son incapaces de trasladar al lector lo que se va a encontrar dentro sino que además proyectan una imagen que puede incluso disuadir a clientes potenciales.

Me viene a la cabeza la serie regular de Emma Frost que sacó Marvel hace unos años…

train hard. fight hard. party hard.
Lector

 Yo cuando leo I, Vampire pongo nu-metal, industrial, electro-dark etc

creo que le queda perfecto

Reverend Dust
Lector

¿Quién va a saber más? ¿Tú o el guionista? 😛

Juan Luis Daza
Autor

 Todo el mundo sabe que la canción perfecta para escuchar mientras se lee Yo, Vampiro es esta.

r7varola
Lector
r7varola

Por la reseña y el dibujo me entraron muchas ganas de darle una oportunidad a este primer tomo, pero si la historia queda inconclusa, paso, más aún cuando la continuación no viene en el siguiente tomo de la misma colección sino en una diferente que no me interesa comprar.

samanosuke
Lector

 Pues yo opino que le quedaría mejor ésta.

“¡Soy un vampiiiiiro el pedaso te miiiiiro!”

Reverend Dust
Lector

No tenéis ni puta idea. Ni puta idea tenéis 😛

train hard. fight hard. party hard.
Lector

 Porsupuesto que yo 😀

train hard. fight hard. party hard.
Lector

 jajajaj pero que guarradas han puesto xD

Reverend Dust
Lector

Se ve que en GoEar han cambiado el formato de playlists. Éste es el nuevo código de embedding:

Y el enlace directo:
http://www.goear.com/playlist/67de315/i-vampire-2011-2012

NobTetsujin
Lector
NobTetsujin

No tengo ni idea de qué habláis, pero toda la razón la tiene Samano desde el momento que ha sacado al Bananero. (Aunque el link que ha puesto no vaya ponemos otro y ya http://www.youtube.com/watch?v=P9GSIeSnrgU )

Reverend Dust
Lector

Me refería a la playlist de mi aportación, que está rota. Pasa que al ir a meter el código de embed no aparece en la zona de comentarios porque interpreta que quiero insertarlo…

Si algún editor puede entrar al link directo y buscar en “Compartir” el código correcto, lo agradecería. Para una vez que hago algo para la web xD