Wonder Girl #2

Yara Flor entrena en el Olimpo con destacados maestros.

Por
1
1882
Wonder Girl

Edición original: Wonder Girl núms. 4-7 USA
Edición nacional/España: ECC Ediciones
Guion: Joëlle Jones
Dibujo: Adriana Melo, Joëlle Jones, Leila del Duca
Color: Jordie Bellaire
Traducción: Francisco San Rafael Simó
Formato: Rústica, 104 págs
Precio: 11,95 €

La nueva Wonder Girl es una buena adicción al lore de las amazonas.

«Ardes cuando deberías aplacar el fuego. Corres cuando deberías caminar.»

Llega el segundo y último tomo de Wonder Girl a nuestras calurosas tierras. La serie cancelada en su número siete emplaza al crossover Trial of the Amazons que implica a las diferentes tribus de amazonas. Cruce del que según los comentarios de los lectores a ritmo USA no queda esperar demasiado, habrá que comprobarlo por nosotros mismos. El primer tomo dejaba un sabor agridulce, aunando grandes aciertos y una falta de inspiración palpable en la configuración de la historia y la forma de contarla, puedes leer la reseña aquí. Las mismas virtudes y los mismos defectos se advierten en este tomo que finaliza la colección.

Wonder Girl

La creación de Jones no es la primera Wonder Girl con cabecera propia. Cassie Sandsmark ha tenido el privilegio de protagonizar el título en su primer volumen (2007) una miniserie de 6 números, y Donna Troy, la Wonder Girl original, tuvo su propia serie aunque no bajo el sobrenombre. Junto a Troy y Artemis, Yara ha conseguido ostentar el nombre de Wonder Woman, siendo presentada como tal en Future State. Todas ellas se dejan ver en el cómic. A quien no vemos es a Nubia, tampoco en la serie regular de Diana. La que llegara a ser reina de Themyscira sí ha estado presente en Estado Futuro y se preveía una mayor presencia en las colecciones relacionadas. En el mencionado y próximo cruce entre amazonas no debe faltar. Es un acierto incluir (aunque sea testimonialmente, sin dejar de decir que mejor sería dotarles de un papel más destacado) a las Wonder Girls precedentes, dejando claro que el nacimiento de Yara no implica excluir a las anteriores, no viene a sustituir sino a convivir con el resto, siendo una interesante incorporación al mundo de las amazonas al contar con carácter y mitología propia.

Yara a diferencia de sus compañeras portadoras del nombre, no vuela. La carencia quiere solucionarla cuanto antes y trata de cazar un Pegaso en el monte Olimpo, donde se encuentra tras verse enamorada por Hermes al final del capítulo anterior. Esta Wonder Girl es tenaz e iracunda pero le cuesta aprender, y eso que cuenta con destacados dioses profesores. Ser la protegida de Hera tiene innegables ventajas. Toda esa inmadurez y cabezonería, cambian de la noche a la mañana. Solo porque así te lo dice la narración. El guion no se esfuerza por mostrarte un mínimo progreso, ni un momento de cambio.

Dioses e historia de las amazonas pueblan el cómic. Resulta interesante toda la mitología y dónde encaja la nueva chica maravilla en ella. Bien hilado, su origen resulta satisfactorio y probablemente lo más interesante del tomo. La tribu Esquecida (olvidadas en portugés) vive en Akahim, lugar descubierto por una Cassie entusiasta. El concepto no es nuevo, ya en Wonder Woman #314 (1984) Diana descubría a las amazonas del río Amazona. Con apariciones limitadas a los largo de los cómics de la compañía, es ahora cuando DC rescata del limbo editorial a las antiguas Amazonas de Atlanta.

Wonder Girl

El guion tiene muy buenas ideas pero su unidad no es la mejor. Personajes que saben cosas que no deberían, justo en el momento más conveniente, o una sucesión de acontecimientos algo confusa, sobre todo referentes al marco en el que se mueve su protagonista deslucen el cómic. La caracterización se ve salpicada por estas circunstancias pero no invalidan a Yara como una Wonder Girl con incógnitas por descubrir, estimulante y con mucho que aportar. Un final anticlimático y apresurado se adueña del cómic, con alguna plegaria por parte de cierta heroína desalentadora. Quizás sea más atribuible a la editorial por la cancelación de la serie (el capítulo #8 ya estaba encargado) que a sus autoras.

El uso de los dioses del Olimpo que se hace en esta serie difiere de lo visto en los recientes libros de Wonder Woman. Ambas tramas son compatibles hasta cierto punto, pero no hay ningún hilo de unión entre ellas, además resulta extraño lo reiterado del uso del panteón olímpico. Una muestra de que los editores en DC cada vez muestran menos preocupación por una trama río conjunta y cohesionada, incluso a las puertas de un crossover entre las distintas amazonas. No se construye, se coloca el techo directamente sobre un endeble pilar, no te mojas, pero no es acogedor.

Jones entrega imágenes bucólicas del Olimpo, atractivas y armoniosas. La artista ha conseguido crear una protagonista con unos rasgos muy marcados, muy reconocible, siendo un diseño extremadamente logrado. Adriana Melo, entintadora de Jones en los capítulos anteriores, se ocupa al completo en el número cinco. Menos evocador y de acabado más tosco, sostiene bien el arte del tomo y es capaz de seguir los parámetros marcados por la artista principal, entregando una Yara muy semejante. Leila del Duca, dibujante de los últimos capítulos, no lo consigue con la misma nitidez aunque su esfuerzo es valorable. Con un ligero debe cartoon en su estilo y a pesar de seguir el mismo patrón en fondos y formas, es la que rompe ligeramente la unidad. Es ser puntilloso, el equilibrio conseguido por las 3 artistas es encomiable y ya lo quisieran para sí otras series con varios artistas implicados. Jordie Bellaire usa una paleta variada (con inclinación a contrastar fondos y personajes) ayudando con sus tonos a la propia narración, demostrando una vez más que es una de las mejores coloristas del medio.

Wonder Girl

Una primera serie del personaje que no emociona pero consigue contar un origen que invita a seguir a la nueva chica maravilla con interés, Yara tiene mucho por explorar en todo el lore que la rodea. También se entrega un potencial villano recurrente, con historia propia y trágica de los adversarios incluida. El cómic cuenta con un guion poco inspirado en algunos tramos y diálogos, pero con un dibujo muy bien realizado, algún acierto en la trama y la caracterización de su protagonista, resulta entretenido. No es un mal tebeo para conocer a la nueva Wonder Girl.

Lo mejor

• El dibujo.

Lo peor

• El guion no termina de estar bien cohesionado.

Edición original: Wonder Girl núms. 4-7 USA Edición nacional/España: ECC Ediciones Guion: Joëlle Jones Dibujo: Adriana Melo, Joëlle Jones, Leila del Duca Color: Jordie Bellaire Traducción: Francisco San Rafael Simó Formato: Rústica, 104 págs Precio: 11,95 € La nueva Wonder Girl es una buena adicción al lore de las amazonas.…
Guion - 6
Dibujo - 8.5
Interés - 7

7.2

New Wonder Girl

Wonder Girl finaliza su breve andadura editorial con un tomo en la línea del primero, no logra emocionar, pero consigue ser interesante. No es un mal cómic para conocer a Yara Flor.

Vosotros puntuáis: 5.82 ( 10 votos)
1 Comment
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Reth
Reth
Lector
21 junio, 2022 1:31

Pese a todas las falencias del guión, debo admitir que en general me ha gustado toda la andadura y cumplió con el objetivo de interesarme por el personaje de Yara flor. Espero que DC no la deje en el limbo y que siga aprovechando el potencial del personaje, porque lo que veo ahora es solo un diamante que necesita ser pulido