Wolf Volumen 1: Sangre y Magia

Reseñamos el primer tomo de Wolf, la serie de temática entre lo detectivesco y lo sobrenatural del siempre interesante guionista Ales Kot.

Por
20
2053
 

Edición original: Wolf #’s 1-4 USA (Image Comics).
Edición nacional/ España: ECC Ediciones.
Guión: Ales Kot.
Dibujo: Matt Taylor.
Color: Lee Loughridge.
Formato: Libro Rústica, 160 páginas.
Precio: 14, 95 €.

 

Tengo un don que es una maldición y estoy atrapado en un mundo que preda sobre los débiles construido por gente como tú

Antoine Wolfe es un veterano de la guerra de Irak, un ávido lector afroamericano que vive en Los Angeles. También es un inmortal, un respetado miembro de la comunidad sobrenatural de la ciudad californiana, que utiliza su errática capacidad de percibir sincronías y su afinidad con la magia para mediar y resolver problemas entre seres humanos, hombres lobo o necrófagos. Un día Antoine recibe un encargo que no puede permitirse rechazar, por mucho que venga del racista multimillonario Sterling Gibson y sepa que éste tratará de matarle una vez consiga desvanecer al fantasma de una mujer que ha asesinado. Necesita el dinero que le ofrece para sacar de la cárcel a su hermano, una de las pocas cosas que le importa en una eterna vida a la que no tiene demasiado aprecio. Por otro lado, su amigo Johnny Cthonian, un joven cuya cara muestra rasgos de una herencia digamos lovecratiana, tiene problemas con sus caseros, una mafia de vampiros aficionados a comodidades del siglo XXI como videojuegos y el festival Rave conocido como The Burning Man. Y para colmo, un día se presenta en su casa una adolescente de 13 años cuyos padres acaban de morir, y que parece ser que es la próxima encarnación del anticristo. ¿Cómo se relaciona todo esto con las señales de causalidad-casualidad que está percibiendo, las noticias de que su ex novia demonio va salir del infierno a buscarle, y el fenómeno de tormenta fantasmal que empieza a azotar Los Angeles?

Wolf es la serie que ha creado para Image Comics el estimulante guionista Ales Kot, una debilidad en esta casa, como ya saben nuestros lectores. Sí, les debemos todavía una reseña del cuarto y último tomo de Zero, que tanto nos estaba gustando. Quizás en la próxima y enésima lectura consigamos entender algo de la conclusión de la serie y nos consideremos capacitados para realizar algún tipo de análisis, pero de momento, un servidor debe confesar que a su estado mental esa tarea le viene grande. Pero estamos divagando.

Kot crea aquí un ambiente urbano decadente en el que se inscriben seres sobrenaturales que se mueven en la mundanidad. El relato resultante tiene toques de Hellblazer o la saga literaria de Harry Dresden, pero con un tono noir nihilista más acusado. Todo ese envoltorio es fascinante y lleno de sabor, pero me temo que sin embargo, la obra acusa problemas de ritmo, y en ocasiones, su lectura puede llegar a ser incluso algo aburrida. Los temas que el escritor toca son sumamente interesantes (no solo por el aspecto sobrenatural) y que la estructura no sea lineal en ocasiones no supone un problema en sí mismo, pero a veces uno se siente un tanto perdido, sin demasiado aliciente para esforzarse y saborear en reconstruir el puzle, a pesar de todas las bondades enumeradas.

Tampoco ayuda, para nada, la labor del dibujante Matt Taylor. De nuevo, no es un tema de paladares y que tenga un estilo más bien feista, sino de que su trabajo a los lápices es francamente pobre, aunque su narrativa sea soberbia. El correcto color de Lee Loughridge no consigue tapar sus carencias.

Hace casi un par de años un servidor reseñaba el primer número de la edición norteamericana y deseaba que en siguientes entregas el aspecto gráfico de Taylor mejorase o la aportación de Kot fuese tan tremenda como parecía intuirse, y así quedásemos compensados de largo. Pero lamentablemente, y a pesar de lo muy interesante de la premisa, la caracterización, el tono y los temas, Wolf se ha quedado un poco en el camino, y sin ser una mala lectura, no cumple las expectativas que uno había depositado en ella.

  Edición original: Wolf #’s 1-4 USA (Image Comics). Edición nacional/ España: ECC Ediciones. Guión: Ales Kot. Dibujo: Matt Taylor. Color: Lee Loughridge. Formato: Libro Rústica, 160 páginas. Precio: 14, 95 €.   “Tengo un don que es una maldición y estoy atrapado en un mundo que preda sobre los…
Guión - 6.5
Dibujo - 4
Interés - 7

5.8

Vosotros puntuáis: 2.7 ( 3 votos)
20 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Krokop
Krokop
Lector
15 marzo, 2017 15:53

Un veterano detective de lo sobrenatural que, además, se llama Wolf. Ambientación en Los Ángeles… ¡Vaya novedad! De Ales Kot sólo he leído ‘El cambio’ me resultó comO Wild Palms, pero en pobretón, derivativo mal resuelto y con cimientos débiles.
No sé qué les ha dado en ECC con este guionista; me da la impresión de ser bastante mediocre, y más leyendo aquí que la serie anterior terminó de forma
abrupta. Por tanto, no me extrañaría que le diese contrato en exclusiva Bendis XD.

Esfingo
Esfingo
Lector
15 marzo, 2017 16:27

Tras la decepción que suposo Zero, paso bastante de Kot

sparkyal
sparkyal
Lector
En respuesta a  Esfingo
15 marzo, 2017 20:32

Pienso lo mismo

Koniec
Koniec
15 marzo, 2017 17:09

Basta con mirar una foto de Ales Kot para darse cuenta de que está convencido de que sabe mucho más que tú y de que su misión en la vida es abrirte los ojos a la verdad. No es un guionista de cómics, es una estrella del rock and roll. Por eso nos ha fustigado con Niños Salvajes y El Cambio, con unos planteamientos tan ambiciosos que se pierden en sus propias pretensiones y en los que copia descaradamente a Grant Morrison.

Al respecto de Zero, la trampa va más lejos. Se presenta como una historia de espías perfectamente orquestada y con viscerales escenas de acción que le da mil piruetas al género. Se muestra también inteligentemente concernido por trasfondos políticos de las plagas que nos sacuden. Su mirada es incisiva, analítica y nada superficial hasta que llega a su arco final. Kot no puede evitar demostrar lo mucho que ha leído, tiene que volver a intentar cambiar el mundo a través de un tebeo sin importarle dejarse cabos sueltos o hacerlo por tocar las narices. El lector que no tenga ni pajolera idea de quién es William S. Burroughs, de los motivos que lo llevaron a empezar a escribir, de aquello que el autor llamaba “the invader, the Ugly Spirit”, y de las circunstancias que rodearon la muerte de su esposa y, posteriormente, la de su hijo, no entenderá una mierda. Y, aunque el tema definitivo sea el rechazo de la violencia, el mostrar la guerra como es, totalmente desprovista de gloria y romanticismo, al final Kot tiene que volver a joderla a lo grande.

Álvaro
Álvaro
Lector
En respuesta a  Koniec
16 marzo, 2017 9:23

Estoy de acuerdo, Ales Kot es un hipster pretencioso que se cree superior a todo el mundo, y lo único que hace es imitar a Grant Morrison (otro que tampoco peca de humilde).

Reverend Dust
Reverend Dust
Lector
En respuesta a  Álvaro
16 marzo, 2017 9:34

¿Ha hecho mucho cómic político el calvo?

Kaulso
Kaulso
Lector
En respuesta a  Reverend Dust
16 marzo, 2017 15:06

Lo más parecido fue el inreeditable Nuevas Aventuras de Hitler.

A mí Kot me gusto en Zero, aunque solo leí el primer tomo, pero me parce curioso que ahora mucha gente le pone de vuelta y media cuando tenía tantas alabanzas….

sparkyal
sparkyal
Lector
En respuesta a  Kaulso
16 marzo, 2017 16:30

Zero están muy bien los dos primeros tomos, los dos últimos son una tomadura de pelo

Reverend Dust
Lector
En respuesta a  Kaulso
16 marzo, 2017 16:58

A eso iba. Lo de “copia de Grant Morrison” lo entiendo al leer NIÑOS SALVAJES, donde hasta él mismo confiesa y hace pública la referencia. E incluso podríamos hacerlo con EL CAMBIO, por su estructura y tono, aunque ahí ya deja pasar otras muchas influencias, entre ellas una lectura postmoderna de Lovecraft que se trae también a WOLF en un tono más distendido.

Kot tiene en ZERO su mejor trabajo hasta la fecha, si bien se nota el cierre apresurado, pero eso que se le achaca de que “quiso pasarse de listo” con el final, acudiendo a sus referencias literarias y que es necesario conocerlas para apreciar el final… cuando es el propio tebeo el que te cuenta qué pasó con Burroughs y cómo aquella situación puede aplicarse a modo de subtexto a la serie completa… Pues qué quieres que te diga, me parece simple falta de atención/interés porque hubo muchos lectores que sólo querían ver aquí la capa de la acción cruda, sucia y desatada, pero esto no era John Wick, sino algo más. Una serie que creo que, una vez acabada, gana en su relectura porque te proporciona ciertas claves tonales que otorgan otra gravedad a toda la trama y, sobre todo, a su estructura.

¿Qué pasó con Kot y por qué la caída de las alabanzas? Primero, el hype malinterpretado culminando en ese final de ZERO que nos pilla a todos con el pie cambiado y sólo unos pocos buscamos indagar para desentrañarlo. Segundo, que su creciente fama le llevó a dispersarse en proyectos múltiples, desde la abortada-pero-genial etapa/arco en el ESCUADRÓN SUICIDA, hasta la decepcionante SOLDADO DE INVIERNO, pasando por las múltiples miniseries indies que caían demasiado en la reflexión sociopolítica y menos en la narrativa de la historieta, más ensayo que cómic y con cierta voluntad doctrinaria que, por fuerza, divide a los lectores. Y tercero, que muchos de esos “ensayos comiqueros” se toparon con dibujantes de poco calado que, en última instancia, tampoco tenían claro cómo plasmar las ideas de Kot.

Los mejores ejemplos de ello sería la fallida IRON PATRIOT, que de la intención reflexiva pasó enseguida a la anodina anécdota olvidable y olvidada; la re-morrisoniana pero plúmbea THE SURFACE, con tanto material e información lanzada en la dirección del lector que, por interesante que pudiera ser, invitaba a pasar las páginas sin pensar; o, en la cumbre del fracaso, la muy ensayística y muy crítica MATERIAL, disparando en tantas direcciones en un momento de declive del interés en sus propuestas tal que siendo la única serie regular que buscaba escribir ad aeternum acabó siendo una de sus más cortas aportaciones, apenas 4 números que prometió continuaría en forma de novela gráfica anual en 2015… y seguimos esperando. En defensa de esto último, lo llamaron para escribir guiones cinematográficos y televisivos… que, sin embargo, siguen sin ver la luz y desconocemos cuál será su destino (hasta el punto de que hace poco vendía a través de sus redes sociales el guión de un piloto abortado, para quien le interesase).

En resumen, Ales Kot se marcó un complejo de Ícaro de manual. Por el camino nos quedamos con ZERO, con una etapa memorable en la sitcom de espionaje de VENGADORES SECRETOS, y con este WOLF que quiso-pero-no-pudo porque contratar amigos para dibujar tus series cuando esos amigos carecen del talento suficiente, pueden hundirte. Para cuando llegó López-Ortiz el interés ya era casi inexistente, a pesar de la evidente mejoría.

Espero que su aparente “renacimiento”, según los anuncios de Image, nos traiga a un Kot con los pies más en la tierra (y joder, con Tradd Moore dibujando uno de esos proyectos, como para no picar.

Krokop
Krokop
Lector
En respuesta a  Reverend Dust
16 marzo, 2017 17:44

Curioso. A mí me llaman mucho la atención esos primeros cómics que, con todos los defectos de las obras primerizas, sin embargo dejan la sensación de: “al loro esta gente, que se ha currado algo diferente, brillante y que no han podido hacer ni siquiera los establecidos ya con todos los medios a su alcance”.
Muchas veces es donde están las señas de identidad que hacen únicos a los autores que posteriormente se consagran, y es la oportunidad de ver cómo lo han conseguido, qué les diferencia. Cosas, por citar algunos ejemplos típicos, como ‘Casos violentos’, ‘Escapo’, ‘Fire’, ‘The fall’…
Con ‘El cambio’ esperaba algo así, pero me resultó un cómic bastante indigesto que amalgamaba las típicas lecturas de ventiañero en plan compactos de Anagrama mal digeridas, con mucha pretensión pero sin ningún conocimiento narrativo ni nada que transmitir más allá de las ínfulas de importantoso. Así, no me extraña que su carrera posterior haya sido errática cuando ha tenido oportunidades mejores. Creo que no es tanto culpa suya como del clima de la industria, con aficionados, críticos y editores siempre ansiosos por encontrar a la siguiente gran esperanza de innovación molona en el medio que, en este caso, se celebró quizá de forma prematura. Pero bueno, a ver si con el tiempo se va templando, que ya ha conseguido meter cabeza, lo que nunca es fácil. Ya veremos si realmente escribe algo memorable en el futuro.

Reverend Dust
Lector
En respuesta a  Krokop
16 marzo, 2017 17:56

Difícil conseguir algo más memorable que su M.O.D.O.K. =P

http://3.bp.blogspot.com/-fF9U5ToJ5Nc/VEDjJnC6x5I/AAAAAAAAcdg/fDHaOY6y-Ro/s1600/31.jpg

Kaulso
Kaulso
Lector
En respuesta a  Reverend Dust
16 marzo, 2017 20:12

Joer Reverend, solo con tu comentario ya dan ganas de leer toda la obra de este señor… o a mí me lo has conseguido de pleno 🙂

Reverend Dust
Lector
En respuesta a  Kaulso
16 marzo, 2017 20:20

Bueno, a sabiendas de que la mayor parte de su obra es imperfecta, sí que todas sus propuestas son, como mínimo, estimulantes, diferentes, con una voz propia (por mucho que griten, insisto, los que pretenden compararle de forma perenne con Morrison -por no haber leído suficiente-). Indiferente tampoco te va a dejar.

Josean
Josean
Lector
15 marzo, 2017 19:17

Pues no es por llevar la contraria, pero a mi me ha gustado bastante, no conozco la obra de Kot, pero me parece una historia muy bien llevada, y a bastante mejor nivel, sin lugar a dudas, de las sucesivas resurrecciones de ese muerto que Hellblazer, ojo, digo muerto, por la errática linea editorial que lleva últimamente, y quizás, también, porque sea un personaje muy quemado, el dibujo, cumple su función, no es espectacular, no es Jim Lee, ni uno de sus impersonators, pero no esta mal, acompaña perfectamente a la historia, me parece un buen comic, y una buena historia, un poco truedetectivesca si quieras, pero vamos, muy disfrutable.

Koniec
Koniec
En respuesta a  Josean
16 marzo, 2017 9:46

Claro que te ha gustado, los planteamientos de Kot siempre son intrigantes (véase, una vez más, Zero), pero espérate a ver cómo lo concluye para ver si es culo o codo (véase, lo diré una vez más, Zero).

Josean
Josean
Lector
15 marzo, 2017 19:20

Pues a mi me ha gustado, es una historia bastante disfrutable a años luz del horror en que se ha convertido Hellblazer, si horror, con un guion muy bien llevado, quizás un poco a la vera de True Detective o similares, y un dibujo que cumple su función perfectamente , no es espectacular, cierto, pero tampoco es tan deficitario, sin lugar a dudas una historia, para mi, a seguir a partir de ahora.

Koniec
Koniec
En respuesta a  Josean
16 marzo, 2017 9:47

Me remito a la respuesta a Josean, un poco más arriba. Me encantaría que me gustase, de verdad, pero gato escaldado…

batlander
batlander
Lector
16 marzo, 2017 17:35

Yo estaba esperando a comprarme Zero en cartone, pero leyendo los comentarios creo que voy a ahorrarme la pasta.

Esfingo
Esfingo
Lector
En respuesta a  batlander
17 marzo, 2017 13:52

Te los vendo yo a buen precio jajaja