Vagabond

Por
25
3903

 

Guión: Takehiko Inoue (Basado en la novela de Eiji Yoshikawa)
Dibujo: Takehiko Inoue
Edición España: Editorial Ivrea
Contiene: Vagabond 1-33 JAP
Formato: 33 Tomos manga rústica de entre 264 y 160 páginas (Serie Abierta)
Precio: 8,50 € tomos Nº 1-22 / 8,95 € tomos Nº 23-27 / 9,50 € tomos Nº 28-33

 

“¿Por qué no empiezas a observar tu interior?”

La obra por la que el público mayoritario reconoce a Takehiko Inoue sigue siendo Slam Dunk, el famoso shōnen manga sobre el mundo del baloncesto, un deporte que el mismo autor práctico durante sus años estudiantiles; concluida dicha serie Takehiko Inoue presentaría propuestas como Buzzer Beater, de nuevo centrada en el mundo del baloncesto pero con un corte futurista, o alguna historia corta como Piercing, pero el éxito le sería esquivo hasta 1998 que volvería con una proposición atípica hasta el momento en su carrera: Vagabond. En este nuevo proyecto, tomando como base la novela de Eiji Yoshikawa, el aclamado autor se lanza a relatar la historia de Musashi Miyamoto, un histórico guerrero y espadachín del Japón feudal autor de El Libro de los Cinco Anillos. Vagabond comenzó a ser serializado en la revista Shukan Moningu de la editorial Kōdansha, habiéndose publicado treinta y ocho tomos recopilatorios a día de hoy en Japón, un trabajo de Takehiko Inoue reconocido por público y crítica que le ha supuesto ganar el Gran Premio del Festival de Artes de los Medios del año 2000 de la Agencia Japonesa para Asuntos Culturales, recibir la 24ª Condecoración Kōdansha al Mejor Manga Publicado en el año 2000 y la Condecoración Cultural Osamu Tezuka en el año 2002 así como haber obtenido una nominación al prestigioso Premio Eisner 2004 en la categoría de Mejor Escritor/ Artista y que acabaría en manos de Craig Thompson por su obra Blankets. ¿Dispuestos a seguir el Camino de la Espada?

Sinopsis de Vagabond

Año 1600. Honiden Matahachi y Shinmen Takezo, compañeros de armas y amigos desde la infancia, son dos de los pocos supervivientes de la decisiva y sangrienta batalla de Sekigahara. Todo ello a pesar de haber participado del bando perdedor que representaba los derechos de Toyotomi Hideyori en contra de Tokugawa Ieyasu, un importante daimyō que se alzará con la victoria final y que acabará unificando el país y estableciendo el shogunato Tokugawa. Shinmen Takezo, también conocido como Musashi Miyamoto, lleva la violencia en la sangre pero después de regresar a su aldea y conocer al monje Takuan decidirá iniciar una nueva vida en una constante búsqueda de autoconocimiento y superación. Desde ese momento, Shinmen Takezo, vagará por el país enfrentándose a los más grandes expertos en el arte de la espada y de las artes marciales que se crucen en su camino en un periplo destinado a convertirle en toda una leyenda.

Vagabond: El Camino de la Espada

La historia de Musashi Miyamoto es ampliamente reconocida en Japón y ha sido relatada y adaptada anteriormente en numerosas ocasiones a todo tipo de formatos, siendo la mencionada novela de Eiji Yoshikawa, escrita en 1935 y recopilada bajo el simple título de Musashi, un clásico moderno de la literatura nipona y referente insalvable a la hora de acercarse a la figura del famoso y mítico samurái. De esta manera, su estela se puede rastrear fácilmente en series de televisión, películas, libros, videojuegos, animes y mangas de todo tipo y condición; centrándonos en estos dos últimos, pues son los que nos atañen aquí, podríamos mencionar el Musashi de Shôtarô Ishinomori o sus apariciones en el Yaiba de Gōshō Aoyama o en el Samurai Champloo de Shinichirō Watanabe; incluso su persona ha llegado a ser homenajeada en una serie de corte humorístico como el Dr. Slump de Akira Toriyama. Todo esto se puede entender si tenemos en cuenta que la vida de Musashi Miyamoto, a poco que indaguemos en ella, resulta toda una epopeya rica en matices y propensa a una mitificación que escapa más allá de su valor como simple figura histórica. En ese sentido el Vagabond de Takehiko Inoue no supone ninguna novedad en el enfoque que ofrece la obra, aunque sí un reto para su autor al decantarse por una historia a la que resulta difícil aportar algo nuevo; pero eventualmente la apuesta le acabará saliendo bien a este mangaka de estilo detallista y obsesivamente perfeccionista.

Pero antes de entrar en materia quizá serían necesarios unos breves apuntes sobre Musashi Miyamoto y su verdadera historia para así situarnos y valorar más certeramente la presente obra. Este huérfano, hijo de samurái y originario de la provincia de Kyushu, vivió uno de los períodos más violentos de la historia de Japón y era conocido por su carácter huraño y violento aunque también por su prodigiosa fuerza de voluntad y fuerza física. Entre los diecisiete y treinta años ya había participado en más de sesenta combates, entre duelos personales y batallas, y nunca fue derrotado; en ese momento de su vida Musashi Miyamoto ya era considerado uno de los más grandes samuráis de su época pero él decidió iniciar su particular camino espiritual a la búsqueda de la autosuperación y con la práctica del llamado Camino de la Espada que le llevaría a vagabundear por todo el país al encuentro de nuevos retos. Llegado al final de su vida, siendo vasallo del clan Hosokawa, escribiría El Libro de los Cinco Anillos (Gorin No Sho), un tratado sobre el arte marcial tradicional japonesa del kenjutsu de intención similar al más popular El Arte de la Arte de Sun Tzu, y entraría en contacto con la meditación zen y con otras formas de arte como la escultura y la pintura. Curiosamente, en la actualidad, la filosofía utilizada por Musashi Miyamoto en su obra ha resultado de inspiración y ayuda a ejecutivos y hombres de negocios dedicados al mundo del marketing a la hora trazar sus estrategias de mercado pues sus principios tienen la virtud de amoldarse a “cualquier situación que exija planificación y táctica” aunque estas no se encuentren necesariamente ligadas a lo militar.

Por supuesto, esto no tiene mayor relevancia en la propuesta de Takehiko Inoue, un seinen manga que intenta profundizar en la psicología de Musashi Miyamoto desde un punto de vista realista y humano en la que prevalece cierto sentido intimista y reflexivo que consigue empañar toda la trama y marcar el ritmo de la misma decisivamente. Por supuesto, Vagabond es una historia clásica de samuráis y como tal esta repleta de grandes dosis de épica y vibrantes escenas de acción a las que el autor es capaz de imprimir una destacada y abierta sensación de movimiento y una sobria y estética espectacularidad. Pero el Vagabond de Musashi Miyamoto no se precipita en su búsqueda, el relato avanza lentamente puliendo cada momento y de forma pausada su ritmo se estiliza y alarga convirtiendo su excelso dibujo, siempre al encuentro de nuevos enfoques y puntos de vista, en un plato de degustación de primer nivel. Esta es una de las mayores virtudes de Vagabond aunque, por ello mismo, por su marcado y pausado tono novelesco, estamos hablando de un manga no recomendable para todos los públicos, o al menos descartable para aquellos que prefieran una lectura más ágil y rápida en sus planteamientos y desarrollo, sobre todo teniendo en cuenta que la serie ya pasa de la treintena de tomos y sigue en proceso. No obstante, con paciencia es fácil descubrir en Vagabond y en el trabajo de Takehiko Inoue una historia realmente absorbente relatada con fuerza y con precisión a la par que hace gala de una austeridad y contención muy apropiadas respecto al género de samuráis a la que la obra pertenece.

La tradición del manga de samuráis, especialmente el ambientado durante el período Edo y el shogunato Tokugawa, alimentado por las películas del género producidas desde Akira Kurosawa a Takashi Miike, siguen muy vivas en el mercado editorial del manga japonés a día de hoy como lo atestiguan obras recientes como Rurouni Kenshin de Nobuhiro Watsuki, Shigurui de Norio Nanjo y Takayuki Yamaguchi, La Espada del Inmortal de Hiroaki Samura o la vigencia de un auténtico clásico inmortal como El Lobo Solitario y su Cachorro de Kazuo Koike. En ese sentido Vagabond se sitúa entre la crudeza de Shigurui y la capacidad intimista de la obra de Kazuo Koike pero sin olvidar el sentido de la épica de Rurouni Kenshin y la espectacularidad de La Espada del Inmortal; una obra completa podríamos pensar, y en cierta medida lo es, pero el tiempo dirá si eso es suficiente para que podamos hablar de un referente para el género o de un simple, pero interesante experimento, del maestro Takehiko Inoue. En nuestro país Vagabond de Takehiko Inoue se encuentra licenciada y editada por la Editorial Ivrea habiendo realizado hasta la fecha un trabajo excelente con su publicación, bajo exigencias bastante estrictas del propio autor, e incluyendo textos y apéndices al final de los tomos de gran utilidad para poder profundizar en la historia si así lo deseamos. Por lo demás, con un poco de suerte y la voluntad de Takehiko Inoue, después de algún que otro parón en el trabajo de su autor, parece que Vagabond podría encauzar ya su recta final y esperemos que este nos pueda dejar un buen sabor de boca aunque el camino, sin duda, ha válido cadauno de sus pasos.

Enlaces de Interés

Reseña de Slam Dunk de Takehiko Inoue
Reseña de Real de Takehiko Inoue

25
Déjanos un comentario

Please Login to comment
23 Comment threads
2 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
17 Comment authors
DogDavidMad MaxJosé TorralbaJordi T. Pardo Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
Raúl López
Admin

Llevo tiempo buscando un manga histórico q me atrape así q probare con el primer volumen de Vagabond, enhorabuena Jordi me has convencido (una vez mas).

Para los q hayan leído las tres obras, entre Kenshin, la espada del inmortal y Vagabond cual es la mejor de las tres y porque?

Mathieu
Lector
Mathieu

Hola Raúl,
Para mí Vagabond es un cómic mucho más interesante que Kenshin (no he leido la espada del inmortal).
Vagabond es más adulto, más profundo y el contexto históricao esta más definido. Abandoné pronto Kenshin por tener un esquema repetitivo de luchas continuas (fue una decepción puesto que recuerdo con cariño la serie de Tv, claro que entonces era un adolescente).
Vagabond, es un buen cómic y seguro que los primeros cinco numeros te engancharan. Si que es cierto que no se libra de cierta mecánica de “peleas” pero el autor. de momento (he leido 18 ´nºs) incluye “nuevos factores” que hacen mantener el interés.
Para mí que las colecciones sean tan largas son un riesgo para la historia, pues el riesgo de estropearla es mayor.
Me gustaria recomendaros el que para mí es un comic diferente y que profundiza sin tanta teatralida en la pèrsonalidad del samurai ; Takemitsu Zamurai de Tayo Matsumoto (autor de uno de los mejores mangas de todos los tiempos “Black and White” Tekkon Kinkreet). Una joya que Glenat debería retomar cuanto antes!!

NobTetsujin
Lector
NobTetsujin

Vagabond mola MUCHÍSIMO. La historia es buena y está bien narrada. El dibujo es excelente. ¿Se puede pedir algo más? Bueno, si, que salieron los putos tomos más de una vez al año XD

NobTetsujin
Lector
NobTetsujin

No vi tu comentario, mathieu, pero creo que no son comparables un shonen como Kenshin con un manga de corte histórico como Vagabond. Si, si nos quedamos con el valor puro de la obra, Vagabond es muy superior, pero no quita que Kenshin sea un genial shonen de peleas (para mi, superior a los últimos “boom” como Naruto o One Piece).

Raúl, de las tres obras que dices te recomiendo…las tres XD

Nah, es cuestión de gustos: como digo antes, como mejor obra estaría Vagabond, Kenshin es muy buena y, aunque mucho menos profunda y seria que Vagabond, es algo más profunda y original de lo esperable de un shonen de peleas. Vale, también es una de mis favoritas personales y le tengo bastante cariño, así que no soy del todo objetivo. La Espada del Inmortal es también muy recomendable, es mucho más violenta y sangrienta que Kenshin y la trama tiene toques también bastante complejos, pero al final es también otro manga de lucha, pero merece mucho la pena leerla. Y comparte con Vagabond el defecto de salir un tomo de higos a brevas.

JOSE
Lector
JOSE

La Espada del Inmortal a mí me gusta mucho, pero es más fantástica y menos seria; si buscas una historia real y adulta de samurais hazte con Vagabond, que no te defraudará. Además los dibujos de Inoue son la leche…

La pena es que ambas son series abiertas, y sale un tomo nuevo cada muchos meses. Y no te olvides tampoco del Lobo Solitario y su Cachorro, un manga clásico de samurais que es una obra maestra.

Salu2

Raúl López
Admin

Gracias por vuestros comentarios. Lo cierto es que busco algo diferente del típico shonen de pasar ‘fases’ y me vais a matar pero del Lobo Solitario tengo el primer volumen y fui incapaz de terminármelo 🙁 el tema de samurais me fascina pero no he terminado de encontrar ‘mi obra’ en ese contexto.

Conan desatado
Lector
Conan desatado

Yo este verano después de ver 13 asesinos me dio el venazo del japón feudal y me pillé la colección enterita de Vagabond y debo decir que es muy buena. Plasma muy bien Inoue el Japón Edo, el dibujo espectacular y las peleas increibles, sobre todo contra

Aviso de Spoiler

los 70 yoshiokas tomo 26

Guy Gardner
Lector
Guy Gardner

Yo tengo todos los tomos, es una obra excelente donde cada viñeta es una obra de arte. Eso sí parece que el autor la tiene bastante aparcada, llevo esperando un nuevo tomo desde hace tanto que ya no me acuerdo.

NobTetsujin
Lector
NobTetsujin

Raúl, lo que comentas deja todavía más claro que lo que buscas es Vagabond 😉 Y te lo dije otro “fan” de los samurai en todos los medios que los encuentre 😛

Thessaly
Lector
Thessaly

Todavía tengo pendiente Vagabond 🙂

De este autor es muy recomendable Real, también sobre baloncesto pero en silla de ruedas. Es una serie de corte realista, dura y muy recomendable. El autor va alternando su publicación con Vagabond. (Al final del artículo hay un enlace con su reseña en ZN)

Juanan Brundle
Lector
Juanan Brundle

Mira que no suelo leer anime.Pero los primeros 6 tomos de esta serie me parecieron la puta hostia.

Juanan Brundle
Lector
Juanan Brundle

Me refería a manga.Estoy empanao…

Elokoyo
Lector
Elokoyo

@Raúl López:
“Para los q hayan leído las tres obras, entre Kenshin, la espada del inmortal y Vagabond cual es la mejor de las tres y porque?”
De Kenshin no puedo opinar porque no he leído nada. En cambio, sí que compro Vagabond y La Espada del Inmortal, que son 2 buenas obras pero muy diferentes entre ellas.
La Espada del Inmortal aunque va de samuráis es de corte más fantástico, ya que trata -a grandes rasgos- de un ronin “inmortal” que tiene que matar a 1000 asesinos para “purificar” su alma. El dibujo es una delicia y el argumento está muy bien, donde los personajes evolucionan consecuentemente con la historia. El único fallo que le puedo ver a esta serie es que el argumento es algo repetitivo y a veces “se complica y alarga” un poco la trama. Pero es una buena serie y muy recomendable.
Vagabond es una pequeña debilidad mía, ya que me encanta a todos los niveles y tiene una “madurez” que muy pocos mangas tienen. Está -simplemente- a otro nivel.  La narración es más lenta y contemplativa que un manga “estandar” de espadas y samuráis, pero tiene un ritmo constante y muy definido. Es -por decirlo de alguna manera- consecuente con cada etapa que tiene que vivir el personaje. En las escenas de lucha es de “lectura rápida” y en las de “filosofía” es más lenta.
Y el dibujo es de lo mejorcito que he visto en mi vida tanto en manga, como en comic americano ó BD. El dibujo es perfecto y detallista pero no recargado. Las perspectivas son de quitarse el sombrero y la distribución de las viñetas muy acertadas.
Si tuviera que recomendarte una de las 2, sin duda sería “Vagabond” que es una delicia.

billyboy
Lector
billyboy

Vagabond es buena,muy buena,me sorprendio uno de los primeros tomos donde hay un combate de un solo golpe y donde los dos rivales se pasan casi todo el tomo (y cuando digo casi todo es que es casi todo)mirandose sin moverse formandose mucha tension.

Degel
Lector
Degel

Vagabond es una serie espectacular. El señor Takehiko Inoue engancha solo con su dibujo, que como siempre, roza la perfección. Y si a eso le añades una muy buena historia del Japón feudal y al mejor samurai de todos los tiempos, tienes una obra maestra. Yo espero que cuando la acabe compraré la edición de lujo (es decir, la Kazenban)porque si te gusta el manga, es casi obligada su lectura.

Elokoyo
Lector
Elokoyo

¿La edición Kazenban? Pero si ni siquiera ha acabado la serie de Vagabond en Japón -y además- los japoneses no van a autorizar una edición mejor “extranjera” que ellos aún no tienen ni planificada sacarla. 
Hasta que acabe Vagabond en Japón y saquen posteriormente esa supuesta edición “Kazenban” va a llover mucho… yo no podría esperar tanto tiempo.
La edición de Ivrea es muy buena y tiene el visto bueno del propio autor, que además tiene páginas a color proporcionadas por el mismo Inoue para ésta edición y que la japonesa no tiene.
 

Degel
Lector
Degel

Se que pueden pasar años hasta que saquen una edición de lujo, pero nunca se sabe. Mira la nueva edición de El detective Conan, y esa parece que no acaba nunca xdd

Liponidas
Lector
Liponidas

Es una obra magnífica. Tengo todos los tomos y no veo la hora de que salga el 34, ya que el maestro Inoue dice que por ahora no está de ánimos para seguirla y ya, ya dirá cuando la acaba.
Solo mirar los dibujos es una delicia: el dinamismo de las escenas de lucha, la plenitud en las etapas de preparación de Musashi, realmente te metes en el bosque cuando el está tratando de encontrarse a si mismo. Y la narrativa, no recuerdo ningún otro comic que me lleve tan bien de viñeta en viñeta, viviendo los escenarios y la evolución de los personajes, como lo hace Inoue. Recuerdo comprar el tomo y luego devorarlo en el bus, hasta pasarme de parada más de una vez (@_@)! Fué mi primer acercamiento al manga y la verdad, es como entrar por la puerta grande. A partir de aquí me resultó muy difícil escoger otro manga sin tener este como referencia, aunque sea de temáticas diferentes (por suerte descubrí a Urasawa y su 20th century boys 🙂
Si te interesa el manga histórico, los samurais, la filosofía zen y quieres tener una clase magistral de narrativa y dibujo, este es tu manga

Dog
Lector
Dog

vagabond es una gran obra, hace años que la sigo.

Respecto al que buscaba recomnedación sobre mangas de samurais aquí va mi opinión.

KENSHIN: es un mnaga muy shonen, aún ambientado en una época interesante y rara de japón (la era Meiji) y contando entre sus personajes con personajes históricos REALES se ve que no es un mnaga realmente histórico. Los personajes suelen alejarse del realismo para dar paso a movimientos y ataques espectaculares (natural de los shonen). Eso si, es muy entretenido y con buenas historias (todo aquel que haya visto solo el anime que corra a leer el manga pues el anime de mitad en adelante es inventado a la par que penoso). Personajes como Kenshin o uno de sus principales enemigos Shishio, son iconos del manga y están muy alto en los ranking de mejores heroes o villanos del manga.

LA ESPADA DEL INMORTAL: este comic le da una vuelta de tuerca al concepto. Ambientado en la era Edo de japón (mas típica para ambientar estas historias por ser la era de las técnicas diversas y los Dojos)nos presenta una historia de venganza perosnal y de ambición, grandes combates y personajes complejos y de un caracter muy marcado y único cada uno. Mientras que el dibujo es bastante mas realista que kenshin y los movimientos humanos también hay cosas como los Kessenchu (gusanos regeneradores)que le quitan realismo. La historia es bastante adulta (quizas la mas de las 3, ojo)y las tramas me parecieron muy originales.

VAGABOND: Esta serie es el colmo del realismo. Un dibujo llevado al extremo del realismo y detallismo que nos cuenta la vida de un personaje que realmente existió. Miyamoto Musashi, el mejor espadachín de la historia de japón (cuenta la leyenda). Es una serie sobre las ganas de unos maestros de la espada de mejorar su técnica y modo de pensar hasta alcanzar la perfección como si de unos artistas se tratase (y se trata). Impresionante como es dibujante es capaz de mostrar en sus rostros la madurez. El propio Musashi siendo el mismo personaje muestra tomo a tomo lo que va aprendiendo solo en su mirada (por ejemplo) o puedes ver desaparecer una cicatriz en lo que casi parece tiempo real.

Para mi son 3 grandes del manga de samuarais cada uno con su estilo.

José Torralba
Autor

Raúl, léete Vagabond sin dudar. Por lo que cuentas estás buscando un seinen de samurais, así que con eso descartas Kenshin sí o sí. Y después, entre los otros dos, de La espada del inmortal llegué hasta bien entrada la colección y me parece un manga cojonudo… las historias de venganza es lo que tienen, que cautivan; y a mi gusto tiene la mejor composición de personajes de las tres. Manji es una flipada, Anotsu es un grandísimo villano (y como personaje, muy interesante) y aunque la historia se está alargando un poco, lo está haciendo con mucha coherencia. Probablemente, si estás buscando un manga que te lleve a medio camino entre el superheroísmo y el género jidaimono, ésta sería la elección obvia, porque Manji es muy Lobezno: un poco cabrón, un poco desastrado, emocionalmente cerrado, pero en el fondo con buen corazón. El típico antihéroe que atrapa. Ahora bien, ¿por qué te recomiendo Vagabond? Porque es, sencillamente, el mejor manga de samurais… quizás la trama no te atraiga tanto como la de La espada del inmortal (aunque ojo porque éste, conociéndote, también sería una buena opción), pero es más realista, no tiene elementos fantásticos, y desde un punto de vista histórico está mucho más conseguido. El gran problema que le veo a Vagabond es que, bajo la superficie y las triangulaciones, va de un tipo que mejora y mejora su destreza con la espada, mientras que La espada del inmortal tiene un trasfondo mucho más rico. Y no lo digo tanto por Manji (que tiene que cargarse enemigos uno detrás de otro, algo un poco mecánico, ciertamente videojueguil, en los primeros tomos) sino por Rin.

MAD MAX
Lector

Felicidades por el artículo, muy completo y detallado.
Coincido que es un gran manga de samurais con un gran guión y un grandísimo dibujo. Inoue es un maestro en este aspecto con Vagabond y nos trae un ‘seinen’ en toda regla. Para mí es un imprescindible y si bien, se ha alargado demasiado, creo que cuando termine, podremos hablar de una obra de referencia. Hay otros autores y otras obras muy importantes (de los que has nombrado me parecen todos geniales, si bien a “Kenshin” le daría de ‘comer’ a parte debido a que es un ‘shonen’ en el que aparecen samurais con un cierto transfondo pero menos profundo que las otras obras que has nombrado). Sin desmerecer en absoluto.
 (He visto una errata, si no me equivoco… sólo hay 33 tomos publicados hasta la fecha tanto en Japón como en España)

Severnacher
Lector
Severnacher

Yo me he leido las tres series y me quedo con Vagabond, intentare ser breve; Vagabond es realismo puro, y cuenta un periodo que existió en Japón, pese a que la trama es lenta no deja de sorprender como Musashi iba evolucionando hasta convertirse en el mejo espadachin de su época, las peleas pueden durar como mucho dos paginas ya que como en la vida real de un golpe puedes matar a alguien y no existen técnicas disparatadas, pero no solo eso, también hay combates en los que no se da ningún golpe, eso unido a la emotividad y sensibilidad que Inoue que le da a los personajes para mi hacen un manga que va un poquito mas allá comparado con otros mangas de samurais.

Dog
Lector
Dog

veo que os estais olvidando de 1 gran manga de samurais clásico y que todo mangaka que se precie debería leer alguna vez. El Lobo solitario y su Cachorro. Por tus gustos RAUL siría que sería una opción incluso mejor que vagabond.