Uncanny X-Force (V): Masacre y Warren Ellis revolucionan la cabecera

Por
25
590

Artista español formado en la “Universidad de Arte” de San Francisco, Jerome Opeña sería reclutado por Rick Remender como dibujante de su Fear Agent junto a Tony Moore. De la mano del propio Remender se le abrirían las puertas de Marvel y, desde entonces, ha participado en el relanzamiento de series como Punisher o La Venganza del Caballero Luna. Con una progresión fulgurante que augura un gran futuro, este miércoles debuta con su primer trabajo de peso dentro de la franquicia mutante en Uncanny X-Force.



MASACRE

Nombre Código: Masacre, Wade Winston Wilson

Nombre Civil: ¿Jack?

Lugar de Nacimiento: ¿Canadá?

Grupos de Afiliación: Tras pasar por infinidad de equipos que le han dado la patada no han sabido apreciar sus cualidades, Masacre confía en que su nueva afiliación con X-Force sea la definitiva. No en vano, el pequeño Logan y él tienen una larga relación y sabe que puede contar con él.

Relativos: De sus años como mercenario sin poderes, únicamente le quedan su atento archienemigo T-Ray Wilson y la glamurosa Ciega Al. Durante sus primeras misiones como Masacre conocería a Marta Plateada, Bullseye y Dominó, de los cuales dos (adivina quienes) todavía pueden verle. Si el Quijote tenía a Sancho, Wade tendría que conformarse con el burro, y a lo largo de su carrera le han acompañado sidekicks de la calaña de Sluggo, Comadreja o los Agentes Bob y Bill (de Hydra e IMA respectivamente, ¿o acaso son el mismo?). Él trataría de asumir dicho rol con la Doctora Betty Swanson, pero nunca le dejo extralimitarse más allá de las reglas de su contrato. Más fortuna tendría con María Tifoidea, Siryn y Forajida; pues las tres descubrieron su lado más tierno, aunque sus relaciones no tardaronn en endurecerse. Como amor platónico siempre le quedará Big Bertha y sus vertiginosas curvas. Que rompiera con él tras ver su rostro fue algo que todavía no ha podido superar. Que típico viniendo de una superficial supermodelo.

Historial de Servicios: El pasado anterior a la transformación de “Wade Wilson” es un galimatías lleno de incongruencias que fluye según la necesidad. Se sabe que creció en un entorno disfuncional y que a los 19 emprendería su carrera como soldado de fortuna. Comenzando a perder el juicio tras matar accidentalmente a Mercedes Wilson, asumiría el nombre de su esposo mientras su actitud se tornaba cada vez más extrema y errática. Tras diagnosticársele un cáncer terminal, sería captado por el Departamento K en un intento de replicar el experimento Arma X. Aquello fue un auténtico fracaso y Masacre sería internado en el Hospicio escapando poco más tarde para regresar a su viejo trabajo como mercenario. Después de formar parte de los efectivos de Mister Tolliver entraría en contacto con la organización interdimensional Landau, Luckman & Lake, junto a los que colaboraría un largo tiempo. Los Cuatro Terribles, los Defensores Secretos, Heroes de Alquiler, SHIELD, Masacre Internacional, Arma X, la Iglesia del Único Mundo, la Iniciativa de los Grandes Lagos, la Agencia X, Código Rojo… Masacre ha participado en más grupos y organizaciones de lo que nadie haya podido imaginar. Incluso fue Hombre-X durante dos ocasiones (o eso asegura él) por lo que no puede ser más adecuado que cuando sus antiguos camaradas vuelvan a necesitarle para dar caza a los enemigos de la especie mutante, él esté allí para repartir plomo.

Perfil psicológico: Las personas pueden reaccionar de formas muy diferentes al trauma, desde los que asumen el papel de víctima hasta los que responden agresivamente ante estímulos similares. En el caso de Masacre, su sentido común simplemente se desmoronó dando como resultado algo nuevo e inquietante. Encierra a Joker, el Comediante y Masacre en una habitación con llave durante 24 horas, y piénsatelo bien antes de abrir la puerta, porque podrías estar a punto de desencadenar el fin del mundo. Su moral, su forma de pensar y su forma de ver la realidad son radicalmente únicas, lo que hace de él un agente del caos capaz de tirar por tierra cualquier sistema mínimamente equilibrado. Bomba de relojería absoluta, incluirlo en tu equipo de asesinos secretos con problemas de temperamento puede ser la más brillante de las ideas o una temeridad digna de kamikazes.

Cualidades: El mismo factor curativo tumoral responsable de su aspecto lo es también de que Wade sea prácticamente inmortal. Su carne putrida y grotesca puede recuperarse de cualquier lesión por extrema que sea, haciendo de él un contendiente terriblemente difícil de batir. Experto en el uso de armas blancas y de fuego, posee una enfermiza capacidad creativa que aplica de forma singular en el campo de combate. Pese a su aparente locura, Wade es un tenaz estratega capaz de desbordar a los más brillantes genios por medio del caos y rupturas en la cuarta pared.

Antecedentes Básicos:

Masacre, de Joe Kelly y Ed McGuinness

La Guerra del Mesías

Masacre #15-17 “Queréis Quererme”

X-Men: Second Coming

Wolverine – Road to the Hell

Posibles Paraderos: Uncanny X-Force, Uncanny X-Men, Deadpool, Deadpool Team-up



ETAPA ELLIS/ENDINGTON

En el año 2000, Bob Harras quemaría sus últimos cartuchos perpetrando un relanzamiento de la línea mutante que llegaba con algo que los fans esperaban desde hace una década: El regreso de Chris Claremont a los títulos mutantes. Bajo el nombre de Revolution, no se escatimaría en ningún detalle ofreciendo un rediseño de los personajes a manos de los mejores autores del mundillo y la instauración de un nuevo estatus con el que pretendían impactar al lector. Todo título englobado en este relanzamiento se situaba seis meses después de la conclusión del número inmediatamente anterior dando vía libre a tantos cambios como se le antojasen al guionista de turno.

Dentro de esta maniobra comercial, Harras cedería el control de Generación-X, X-Man y X-Force a Warren Ellis, quien reestructuraría las colecciones a placer englobándolas en lo que acabaría denominándose Contra-X. Asistiéndole, Ellis contaba con un equipo de guionistas que le permitían centrarse en los argumentos mientras ellos se ocupaban de los diálogos de cada serie. En el caso de X-Force el encargado sería Ian Edginton, quien ya tenía un largo pasado con comics de ciencia ficción a pesar de que su estilo algo más clásico chocara bastante con el del propio Ellis. Tras un primer arco que nos situaba en los citados seis meses y un segundo en el que daban explicación a lo sucedido durante el paréntesis, Ellis dejaba el rumbo de las colecciones a cargo de sus guionistas adjuntos, quienes no tardarían en abandonar sus puestos con llegada de un segundo relanzamiento.

Si desde la marcha de Liefeld la serie se fue puliendo para pasar de un equipo paramilitar a un grupo de amigos luchando contra extrañas amenazas, el guionista británico emprendería la dirección contraria devolviéndolo a sus orígenes. O al menos en lo que al tono respecto, pues Ellis llenó de la serie de los extremos conceptos de ciencia ficción y espionaje de diseño tan comunes en su obra.

Tras coincidir con él en Genosha, X Force se ponía bajo la tutela de Pete Wisdom, el ex-agente de una ultrasecreta oficina de inteligencia británica al que el propio Ellis había hecho popular en páginas de Excalibur. Con sus enseñanzas, el equipo se convertiría en una eficaz fuerza de asalto reaccionaria librando una guerra encubierta por los derechos de la especie mutante. En un mundo lleno de secretos, mentiras y extrañas muertes, donde la especie mutante se ve sometida a crímenes e injusticias sin que nadie pague por ellas, ellos daban caza a aquellos que se creían inmunes aunque con ello se convirtieran en unos marginados para los suyos.

La llegada de Wisdom y sus radicales métodos produjo un cisma en el grupo quedando únicamente Bala de Cañón, Meltdown, Sendero de Guerra y Jesse Confusión como miembros de X-Force (o sus ”X-Men” como Wisdom los llamaba). Sam continuaba siendo el líder de campo mientras el británico les ayudaba a potenciar sus poderes organizándolos en la batalla. Tabitha aprendía a usar sus poderes para algo más que hacer explotar cosas mientras que Sendero de Guerra desarrollaba su capacidad natural para volar (algo con lo que Craigh Kyle y Chris Yost bromearon bastante durante la Guerra del Mesias).

Con una estructura narrativa que saltaba constantemente atrás y adelante en el tiempo, los catorce números de la etapa giraban en torno a los esfuerzos de X-Force para desbaratar los siniestros planes de CUCO. Dirigida por el retorcido Doctor Niles Roman, se trataba de un programa desarrollado por la CIA durante los años 50 para estudiar las consecuencias de un posible conflicto humano-mutante. Completamente amoral y con recursos ilimitados, la agencia desarrollaría varios programas mediante los que generar simulacros a tiempo real. Carnesporas Stormtroopers, biorreactores capaces de convertir a mutantes latentes en monstruosidades homicidas, Warborgs, agentes durmientes de la Guerra Fría transmutados en bombas genéticas suicidas… conceptos extremos que caracterizarían una etapa que se adelantaría asimilando los trajes negros de la adaptación fílmica, pero con un toque cyber-punk más propio de un espectáculo de La Fura dels Baus.

Tras la inesperada muerte de Wisdom, el grupo se vería obligado a valerse por si mismos en un mundo de contraespionaje y operaciones encubiertas en el que prácticamente acababan de aterrizar. Rescatando a Dominó del imaparable asesino Martin Tsung, esta se reconciliaría con ellos tomando el rol de enlace hasta la carga final contra Roman en los Urales.

Black Air, SHIELD, proyectos soviéticos enterrados… un complejo entramado de agencias semisecretas con actividades cuando menos clandestinas que caracterizaron esta etapa. Desprendiendo un aire sofisticado, destroyer y, supuestamente, adulto, no dejaba de ser la versión Marvel de lo que Ellis ya había hecho en Stormwatch reincidiendo en los principales dejes comunes de su carrera. Tras un arco lleno de sorpresas durante el que el grupo se enfrentaba a Romani Wisdom (hermanísima de Pete), la etapa Ellis/Edginton llegaba a su final con la aparente muerte del equipo.

En el apartado gráfico, varios dibujantes pasaron por estas páginas destacando Whilce Portacio y Jorge Lucas, cuyos estilos casarían perfectamente en las tramas llenas de monstruos de Serie B que poblaron esta etapa. Al igual que el resto del Revolution, la serie no tuvo la acogida esperada y fue nuevamente reestructurada junto al resto de títulos mutantes tras la toma de poder de Joe Quesada y Bill Jemas.



Y con esto terminamos el repaso a los miembros que conformarán, en principio, X-Force. Sin embargo, todavía nos quedan varias etapas y temas que repasar, por lo que no os aparteis de vuestras negativas pantallas.

25 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
kyon-kun
kyon-kun
5 octubre, 2010 20:19

sin duda el nuevo  equipo es bastante atractivo , y aunque este en todos lados creo que este es el lugar indicado para wade

el gordo bolú
el gordo bolú
5 octubre, 2010 20:57

Que corno quiere decir “Relativos”??

Armin Tamzarian
Autor
5 octubre, 2010 21:29

La etapa de Joe Kelly con Masacre me parece la mejor del personaje.

Banshee
Banshee
Lector
5 octubre, 2010 22:09

A mi me sobra Masacre para el tono de la serie. Es mas la anterior formacion me parece muy superior a esta.

Tiegel
Tiegel
5 octubre, 2010 22:22

Y el número en que Wade visita el pasado de Spiderman, totalmente impagable. Los comentarios sobre el pelo de los Osborn y sobre que MJ es tonta del culo me hicieron reirme como pocos comics han conseguido

SICKBOY
SICKBOY
Lector
5 octubre, 2010 22:45

joe,para mi masacre y su relacion con pajaros como el fantomex es uno de los atractivos ke puede tener la colección,mañana me compraré mi primer comic de mutantes en mucho tiempo, a ver que sabor me deja…..

JackHawksmoor
JackHawksmoor
Lector
5 octubre, 2010 23:36

Nunca se lió con Syrin en plan cama… ni tampoco en ningún plan, no? Era Tifoidea con inductor una vez, y la otra era Vanessa aka Copycat. Masacre me parece un personaje con muchísimo potencial. La etapa de Palmiotti y de Kelly, impresionantes.

JackHawksmoor
JackHawksmoor
Lector
5 octubre, 2010 23:43

“Y el número en que Wade visita el pasado de Spiderman, totalmente impagable. Los comentarios sobre el pelo de los Osborn y sobre que MJ es tonta del culo me hicieron reirme como pocos comics han conseguido”
Mejor número único del año lo eligieron… brutal. Como deja a Kraven y como se mete con el pelo de los Osborn.
No es por tocar los cojones, pero en realidad, Masacre es inmortal porque en su momento dio plantón a la Muerte, que está enamorada de él. Thanos le maldijo con la vida eterna, a la vez que la Muerte ahora lo rechaza por despecho. Si a esto le añades el factor curativo y la maldición de Loki, le tienes inmortal. Masacre bien llevado como personaje puede ser muy profundo y muy emocional, no solo un mercenario bocazas sociópata. Kelly supo conjugar perfectamente ambos Masacres y esa colección continuada de forma adecuada por Palmiotti durante un tiempo… buf, impresionante. Luego ya vinieron las cagadas a partir de AgenteX(un poquito antes), y ahora la sobreexplotación de un personaje que comercialmente puede ser un filón.

wixie
wixie
6 octubre, 2010 0:28

Y las primeras miniseries escritas por nicieza y waid??

xaho
xaho
6 octubre, 2010 0:41

Genial masacre en los héroes de alquiler riendose de las zapatillas de puño de hierro

Pachinko
Pachinko
Lector
6 octubre, 2010 0:47

Si en alguna serie puede encajar bien masacre es en esta X-Force, como contrapunto comico en un grupo de carapalos serios como un ajoporro. Y es que el problema del que pecan las series actuales de masacre es que es todo risas y cachondeo, pero estas solo funcionan cuando son un contrapunto a algo serio, como bien lo trataban Kelly y un Mcguinnes en estado de gracia metiendo en cameos a media plantilla del street fighter.
Resumiendo, masacre, en pequeñas dosis es genial.

Armin Tamzarian
Autor
6 octubre, 2010 0:51

Y las primeras miniseries escritas por nicieza y waid??
 
Decentes y entretenidas (y con buenos dibujantes como Madureira o Churchill), pero a años luz de la etapa de Kelly.

Olga
Olga
Lector
6 octubre, 2010 3:10

Jack, creo que en el numero del mes pasado de x-factor, el 47, cuando siryn se traslada al castillo cassidy, salen en una sepas viñetas en plan “acabamos de hacer guarrerías sesuales” que diria chiquito.
Eso si, ella luego le suelta un “largate de mi cama o te la troceo”

Técnicamente, es posible que hasta entonces no. Hubieran terminado en la cama pero apartir de esa viñeta opción descartada

Xavi Cristóbal
Lector
6 octubre, 2010 7:26

A mí me gustaron bastante los números de X-Force que dibujó Portaccio. Y es verdad, se adelantaron a los trajes negros de la versión cinematográfica.

JARVIS (IA)
JARVIS (IA)
6 octubre, 2010 12:00

Ciertamente, es interesante ver que Wade vuelve a unirse a los X men (aunque sea en el grupo de misiones encubiertas) ¿le pagaran los X men o Wade trabaja gratis porque sigue sintiendose “mutante”? (Recordemos que la primera vez que Wade se quiso unir a los Xmen fue porque se tomo de forma personal el mensaje de Ciclope “Todo mutante sera bienvenido a la isla”) y Olga, ¿podrias intentar explicarme otro problema binario que me a surgido al ver algunos numeros recientes de Masacre?

Aviso de Spoiler

¿Como, apesar de su personalidad tan…”alocada”, a podido tener libertades en la cama con hermosas damas?

I´m with a Skrull!
Lector
6 octubre, 2010 12:12

Te la resuelvo yo JARVIS:
Porque tiene “bultitos” en ciertas partes… you know what i mean, yeah…

Olga
Olga
Lector
6 octubre, 2010 13:46

Eso mismo q dice skrull
Más el morbo que les da a esas féminas, otra explicación tampoco le encuentro

Eso si la viuda negra de los thunderbolts ( tasha con prostericos) no la convenció ^_^

Armin Tamzarian
Autor
6 octubre, 2010 14:55

Y el número en que Wade visita el pasado de Spiderman, totalmente impagable. Los comentarios sobre el pelo de los Osborn y sobre que MJ es tonta del culo me hicieron reirme como pocos comics han conseguido
 
Y Ciega Al haciéndose pasar por la tía May e intentando evitar a Anna Watson. Todo es glorioso en ese cómic, hasta el dibujo de Pete Woods intentando emular el trazo de Romita Sr (si mal no recuerdo) es magistral

Dultyx
Dultyx
6 octubre, 2010 14:57

que numero es ese? Creo que no me lo lei

Armin Tamzarian
Autor
6 octubre, 2010 15:04

El Nº 12 del Volumen dos (la serie regular) 11 en USA, este concretamente.
 
http://librosdgl2.files.wordpress.com/2010/02/deadpool11.jpg
 
Uno de los cómics más divertidos que he leído en mi vida.

Dultyx
Dultyx
6 octubre, 2010 15:08

muchas graicas… cuando termine con el curro hoy mismo lo buscare

Tiegel
Tiegel
6 octubre, 2010 15:32

“Y en el interior, un aviso de nuestro editor… ¡sobre absolutamente NADA!”

JARVIS (IA)
JARVIS (IA)
6 octubre, 2010 16:00

Más el morbo que les da a esas féminas, otra explicación tampoco le encuentro ¿El morbo?, bueno es una explicacion tan buena como cualquier otra, pero me vale, sobre el numero en el que sustituye a Peter Parker en el pasado y conoce a Osborn (todos los comentarios que hace sobre el pelo de este o de Harry son irrepetibles…), ¿no llega Osborn a recordarle cuando años despues se lo cruzo de nuevo por cierto asunto de unos archivos de la nave Skrull que se quedo dejando a Wade sin el dinero que Nick le prometio, con el resultante enfrentamiento que vino despues?

luis r
luis r
6 octubre, 2010 19:03

si Deadpool quiere que le paguen para estar en el equipo pues hay que pagarle, digo, de algo se tiene que vivir y Warren es multimillonario así que asunto arreglado