Una crónica cualquiera del Salón de Barcelona

Por
25
306

Continuidad. Ya lo venía apuntando el pasado jueves y finalmente se ha cumplido a rajatabla. El Saló del Cómic de Barcelona vuelve a demostrar que es un evento consolidado y potente en el panorama comiquero. Y todo ello sin perder un ápice de interés. No nos engañemos, gente. El que éste año no hayamos tenido un Jim Lee o un Mignola no desmerece en absoluto. Es mas, estoy seguro que habrá quien haya salido mas contento este año que en ediciones anteriores. Estoy seguro que dibujos ha habido este año para aburrir. De todo y para todos.

Si se le puede achacar algo a la edición número 28 del Salón es que la continuidad parece haberlo convertido en una cámara estanca donde las novedades con respecto a otras ocasiones son menores. Se nota un intento por conseguir aglutinar elementos de Angouleme o San Diego, tal y como apuntaba Carles Santamaría, el director del salón, en la rueda de prensa del martes, si. Pero para eso hacen falta mayor implicación por parte de la administración (me refiero a la gubernamental) y un mayor apoyo de los fans. No es lógico que después de ver como un modelo triunfa año tras año se siga viendo como algo ajeno a una gran mayoría, como un elemento mas y no como uno diferenciador de la ciudad. Es algo que no solo deben apoyar desde instituciones privadas (como puedan ser las jornadas de SD y la FNAC o los acontecimientos o sesiones de firmas en la Casa del Libro) sino que debe ser, entiendo yo desde mi humilde faro sin espejo, algo que tenga continuidad durante todo el año.

(Izq.) Sesiones de Firmas y Dibujos con Gene Ha, Ivan Reis, Gail Simone, Andy Diggle y Jock / (Der.) Sesiones de firmas y dibujos con Pasqual Ferry, Diggle y Jock

No me sirve ver una entrevista a Moebius en ‘La Vanguardia’ o un espacio cada X tiempo en un periódico o Web generalista. Necesitamos que el medio sea expuesto y visto como algo normal y no una excepción de unos pocos. Me contaba un conocido el sábado que se sorprendió en una visita al país galo viendo, en una cafetería muy normalucha, a dos señoras de unos 50 años leyendo un álbum europeo y quejándose del trazo que había perdido el autor del mismo con el paso de los años. Eso que allí es tan normal aquí no solo es impensable: Es una utopia. Pero quizá estoy divagando y me desvío del tema.

El saló presentaba en esta edición motivos mas que admirables por acercarse a todos los públicos. Exposiciones para los mas pijameros encabezada por la de Cine y tebeos ‘Comics en Cartelera’ centrada en The Losers, Iron Man y Jonah Hex. Otras dedicadas a Hugo Pratt o a la interacción entre música y cómic que ha resultado ser una sorpresa. Incluso la genial iniciativa de la Escuela Joso (geniales, chicos/as!) con el avión. Azafata included. También la del genial (y crápula) Vazquez con el trailer de la peli protagonizada por Santiago Segura o la catatónica dedicada a Ana Miralles. Era para quedarse clavado ahí durante horas mirando los dibujicos de la buena mujer. En serio.

No olvidamos las dedicadas a Euskadi y Holanda, de las que esperaba algo mas de lo mostrado en las mismas. Todo muy aséptico y cool pero que no acaba de mostrar, creo yo, la intención que se pretendía.

Pero ya sabemos que el salón no son solo las exposiciones sino expositores. Al stand/supermercado de Planeta, que era mas pequeño que en ocasiones anteriores (las malas lenguas decían que la razón no era otra que los cómics eran menos pero a la vez mas gruesos) se le ha sumado este año el de la Fnac, que por fin ha decidido estar EN el salón físicamente y se montaron una cuco/tienda. Claro que también tenían la excusa del ‘cómic’ exclusivo que Paco Roca (Arrugas) les había realizado. Curioso sin mas.

También notar en el aspecto expositores que las tiendas estaban mejor repartidas por lo largo y ancho del espacio del Saló y algunos stands de editoriales bastante cañeros como el de ‘El Jueves’ (aparentemente montado con cartones debido ala Crisis. ‘No nos llega para mas!’ decían) o el de Norma, que fue, de largo, el mas visitado por los fans tanto por firmas de autores (Victoria Frances lo petó el sábado) como por novedades comiqueras.

Debo reconocer que uno de los factores que mas me animan a pisar el salón cada año es la reunión con conocidos y amigos que difícilmente ves el resto del año. Destacar antes de nada que mi compañero de correrías incansable fue Josep Mier, ex-zonero y ahora embarcado en proyecto radiofónico, sin el cual esto no habría sido lo mismo. Nos lo hemos pasado teta. Sobretodo por el tema Oscar Jaenada. Pero eso es historia para otra ocasión.

Me llevé una alegría enorme al ver a Javi Garrón (la mierda sigue ocurriendo…but now in Barcelona. Bienvenido, emigrante!) o a Borja Peña, a quien le auguro un futuro prometedor a poco que tenga un poco de suerte. También a los chicos de las Tortas (que frio en la terraza, coñe!), editores que ofrecían petacas de alcohol, antiguos colegas juveniles (Joaquín, te debo una! / Edu, nice to see you again! / Rubén & Wife, encantadores como siempre, nos vemos el año que viene) y sobretodo un abrazo enorme a Ana, Germán, Guillermo y David. Me lo he pasado teta con vosotros. En serio.

(Izq.) Zona profesional donde los editores yankis recibian a la gente / (Der.) Uno de los conciertos que se celebraban cada tarde en el Saló.


Claro está, los Zoneros habituales también estaban ahí. Debo decir que además hemos descubierto un nuevo restaurante (no, no os diré cual, bitches) que hemos pasado a denominar ‘El del Tataki de Sergio’. No es mal nombre si consideramos que en anteriores ediciones veníamos de otros con nombres tales como ‘El del pollo de Alberto’ o el socorrido ‘El de la butifarra de Toni’. Go figure. Me dejo nombres y saludos mil, pero daros todos por abrazados. Un placer, como siempre.

Otro punto a destacar y agradecer son las facilidades y apoyo que la organización nos ha dado para poder trabajar con tranquilidad (esas entradas de Kick-Ass para el jueves son buena muestra de ello, pero también las facilidades -lease traductora- para las entrevistas a Gene Ha o Ivan Reis que veréis próximamente).

Sin embargo quiero destacar, sobretodo, los dos temas estrellas de éste saló. Uno ha sido el cómic digital. El tema Koomic ha traído cola. Mucha. Todo cristo sin saber que pensar, libreros rebotados, autores que no saben cómo les afectaría a ellos una venta digital, editores que no saben que pensar y muuuchas incertidumbres con el tema de la fecha de salida. Hay que reconocer que han levantado muchos comentarios. Ahora solo queda saber si solo quedará en eso.

Por otro lado, el tema del ‘derecho de cita‘ y que tiene en una discusión a la Vegap y a Panini (os lo comentaba Jose el otro día) y que tuvo dos momentazos impagables durante la mesa redonda (AkA promo-anuncio encubierto de la Vegap) del viernes: Uno fue cuando el dirigente de la Vegap, Javier Gutiérrez Vicén, tras echar pestes de las bibliotecarias (las llamó locas) al respecto de la Ley del Libro y que tiene como fin poder cobrar alquiler en las bibliotecas cada vez que vayas a pillar un libro/cómic o lo que sea. Resulta que había, precisamente, una bibliotecaria en la sala que reaccionó muy dignamente y levantó mis mas sinceros y efusivos aplausos.

(Izq.) Moebius durante su Clase Magistral en la Escola Joso / (Der.) Horacio Altuna junto a Paula Jiménez y Javier Gutiérrez (VEGAP) en la Mesa Redonda sobre los derechos de autor


El otro fue tras montar un pifostio increible el Sr. Gutierrez al respecto del asunto Panini/Toni Guiral (llegó a preguntarle a Horacio Altuna si lo que ellos decían en esa sala se oía por todo el salón y sin esperar respuesta y convencido de que así era -cuando resulta que NO-) empezó a criticar a Panini, al grupo Vocento y la madre del topo al respecto de un artículo – sensacionalista, si – en el ABC. Que se le calentó la boca, vaya. Con lo que no contaba es que Toni Guiral himself estuviera en la sala y fuera uno de los que mas tarde hicieron preguntas. Hubo un run-run general bastante guapo. Cabezas giradas y sensación de que allí habría tiros como en un Saloon del Far West. Pero después de escuchar la performance del presidente de la Vegap (palabras del propio Gutierrez cuando se vio acorralado al respecto de su speech anterior) Guiral regaló palabras sensatas, intento de acuerdos y de diálogo y pidió sentido común. Algo que no se si consiguió o conseguirá pero que denota que en el tema del derecho de cita vamos a tener que ir con mucho tiento.

Y ojo, que no se entienda esto como un ataque al Sr. Gutierrez. Entiendo su postura y hasta sus razones (son los autores al fin y al cabo quienes reclaman) pero si que le pediría mesura en futuras apariciones y sucesivas negociaciones. No se puede ser un hooligan cuando eres presidente (o Director General) de lo que sea. Que se lo pregunten a Gaspart.

Y mucho mas que no tengo tiempo de rescatar. Las crónicas ya se sabe, son parciales, viven del recuerdo reciente y a buen seguro me dejo cientos de detalles. Es lógico, claro. Cada experiencia es única. No es lo mismo visitar el salón como un imberbe jovenzuelo que se ilusiona hasta con las postales promocionales de los Stands que como una señora mayor que acompaña, precisamente, a su zagal.

P.D: Otro tema a tratar ha sido el de las ventas. Curioso que el Sr. Córdoba, editor de Panini, dijese al público que ‘el mercado del cómic NO está en crisis’ y añadiera aquello otro de ‘hemos vendido mas que el año pasado’. Curioso, digo, por cuanto el secretismo al respecto siempre ha sido de campeonato.

Y claro, luego lees a Joan Navarro y casi que te lo confirma.

25 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Alvaro
Alvaro
11 mayo, 2010 15:15

Pues la verdad es que se os echó de menos este primer año sin Saló después de unos cuantos codo a codo con vosotros.
A ver si el año que viene me puedo escapar y nos echamos unas risas.

Pako
Pako
Lector
11 mayo, 2010 15:36

Pues este ha sido el primer año que he faltado después de mucho, desde aquellos primeros en las Drassanes. Últimamente casi el único interés que tenía para mí el Saló era pillar alguna firma de autores, pero eso de hacer horas de colas ya no va conmigo; conseguí que Jeff Smith me firmara el priemro de Bone el viernes en la FNAC, y el sábado estuve ojeando tranquilamente la novedades en mi libreria de siempre.

Espero volver otro año, claro, con algún autor por el cual merezca la pena hacer un par de horas de cola para 2-3 firmas.

John Space
John Space
11 mayo, 2010 15:43

Y ese presidente, ?a qué se dedica exactamente?

John Space
John Space
11 mayo, 2010 15:44

(Ay, que se cortó.) Es decir, quién es, qué estudios tiene, etc.

John Space
John Space
11 mayo, 2010 16:17

?Y nuestros enemigos le pagan por ir a actos y convenciones sobre el cómic?

J Calduch
J Calduch
11 mayo, 2010 16:19

O sea, que hubo un stand de Koomic durante cuatro días, que se ve que el tema fue la comidilla de muchas tertulias…pero después del Saló sigue sin saberse nada concreto ¿no? pues se debieron aburrir bastante los dependientes del mismo allí con la gente visitándolo y sin poder soltar prenda.

Panini: “hemos vendido mas que el año pasado

¿me bailan los números o en las ediciones de 2008 y 2009 del Saló Panini NO vendía comics en su stand? de ser así ¡es normal que ahora hayan vendido más!

enric feliu
enric feliu
Lector
11 mayo, 2010 16:28

Yo no encuentro nada bien que las editoriales se dediquen a vender sus novedades,eso es trabajo de los libreros señores que para algo invierten sus pelas…Ya està bien, que se dediquen a publicitar su fondo editorial y que dejen el trabajo de las ventas a los que viven de ellas, o si no que vendan sus productos a precio de mayorista, no?

senyormateix
senyormateix
11 mayo, 2010 16:42

Un buen comienzo para que en este país se empiece a tomar en serio al cómic, o simplemente como se dice en el post, convertirlo en “algo normal”, seria dejar de transmitir que el còmic no es más que un producto infantiloide para adolescentes disfrazados. Me deprime que el minuto que se dedica en las noticias al Saló se despache entrevistando a una otaku y a un tio de 30 tacos con el traje de la guardia imperial.
Ésa es la imagen que se da del género en este país y así nos va.

J Calduch
J Calduch
11 mayo, 2010 17:00

No sé qué decirte, senyormateix, igual cambian la visión…para peor:

http://www.elperiodico.com/default.asp?idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idnoticia_PK=712268&idseccio_PK=1013&h=

El tebeo exclusivo y de lujo se impone en el Salón del Cómic

Del voraz lector de cómic que invierte sus últimas monedas en un tebeo de grapa mal impreso se ha pasado al consumidor de tebeos de lujo que no se amilana a la hora desenfundar 100 euros en una sola compra. Este cambio de perfil se ha consolidado en la 28ª edición del Salón del Cómic, que cerró ayer sus puertas con un balance de 100.000 visitantes (el mismo que en los últimos años) y con la sorpresa de ver cómo uno de los productos más caros, la edición en formato cofre de Predicador (un wéstern contemporáneo firmado por Garth Ennis y Steve Dillon), se convertía en uno de los títulos más vendidos.

Ocioso
Ocioso
Lector
11 mayo, 2010 17:08

Estimado Alberto, siento ser tan franco pero has escrito un artículo mediocre y vacío de contenido.
¡Queremos cotilleos!
¿Que llevaba puesto Victoria Frances?
¿Que es eso que se dice de pasada, pero sin concretar, en algunos foros acerca de que Planeta no quiere editar tebeos?
¡Queremos chismorreos?
¿Que dijo exactamente el sr. VEGAP? ¿En qué consistieron sus bravuconadas? ¿Por qué se metió con las bibliotecarias, benditas de dios? ¿Le vamos buscando un mote?
Me he quedado intrigado con la respuesta de la bibliotecaria. ¿Que contestó? ¿Estaba buena?
¿Que es lo que pasa con Oscar Jaenada? Es que me cae mal (no tengo ni idea de por qué), y si es para ponerle a parir agradecería detalles. Si es para hablar bien de él ya me interesa menos. ¡Queremos morbo!
¿Va a tener que ser el Sr UTCON el único que se moje contando lo que nadie se atreve a contar?
¡Queremos basura sensacionalista! ¡Y la queremos ya!

David Macho
11 mayo, 2010 17:11

Gracias, Alberto, e igualmente.
D.

David
David
11 mayo, 2010 17:29

¿me bailan los números o en las ediciones de 2008 y 2009 del Saló Panini NO vendía comics en su stand? de ser así ¡es normal que ahora hayan vendido más!

Calduch, Panini tampoco vendía en este Salón o sea que ese “hemos vendido más” debía referirse a las cifras anuales, lo creamos o no… y ya me gustaría poder tener datos y que fuera cierto (al menos una editorial tendría buena salud en este ambiente de crisis)

J Calduch
J Calduch
11 mayo, 2010 17:48

Gracias por el dato, David (y bien por Panini). Entonces la frase de Córdoba tiene todavía menos sentido 😀

JAVIE
JAVIE
Lector
11 mayo, 2010 17:49

Mas alla de polemicas sin sentido como el derecho a cita y demas tonterias,queda claro que estamos ante el mejor evento que existe en nuestro pais relacionado con el comic,Yo fuí uno de los afortunados que consiguieron un dibujo de MIGNOLA al igual que tuve la suerte de asistir a la master que ofrecio JIM LEE en el stand de la joso,eso a dia de hoy solo se puede conseguir en barcelona,una ciudad que ya de por sí huele a comic.

No es lógico que después de ver como un modelo triunfa año tras año se siga viendo como algo ajeno a una gran mayoría, como un elemento mas y no como uno diferenciador de la ciudad.

En eso no estoy de acuerdo del todo,al menos mi experiencia no fue asi,yo llegue a barcelona,una ciudad que no conocia y por todos lados en los que preguntaba en cuanto decia la palabra SALÓ la gente sabia perfectamente que me referia al salon del comic,( gente que en principio no parecian estar muy metidas en este mundo) de hecho me llamo la atencion que celebrandose en la fira que hacen salones y exposiciones de todos los generos durante el año,la gente supiera que ese fin de semana estaba dedicado al comic.

Eugenio Casal
Eugenio Casal
11 mayo, 2010 19:38

Las editoriales venden los tomos al mismo precio que en las librerías especializadas; los comics, para ser firmados por los autores, hay que comprarlos allí mismo, colas enormes; las editoriales pequeñas sobreviven de milagro frente a las grandes…
Al parecer, durante los días del salón, en la librería Paz de Pontevedra, Das Pastoras estuvo firmando tomos nuevos, antiguos, colecciones completas, charlando con los interesados largo y tendido, haciendo dibujos para los aficionados…al parecer todo un éxito en la medida relativa del lugar. Una cercanía que ya querrían los salones grandes.

Josep R. Mier
Lector
12 mayo, 2010 0:26

Realmente, como cada año, lo mejor del salón no es el salón en si, si no las experiencias vividas en el. Y como cada año, es inolvidable gracias a ti. El placer es siempre mio Alberto.
Y desde aqui, un abrazo a German, Ana, Guillermo y David. Y por supuesto a todos los zoneros a los que tuve ocasión de ver de nuevo.
¡Ah! y Ocioso, lo de Jaenada…para nosotros se queda…de momento 😉

Ocioso
Ocioso
Lector
12 mayo, 2010 0:28

Josep R. Mier ha dicho: ¡Ah! y Ocioso, lo de Jaenada…para nosotros se queda…de momento

¡Jooooo….!  🙁

Carlos
Carlos
12 mayo, 2010 22:28

Como siempre, el salón fue una pasada, y cada vez va mas gente, aunque ese mismo día en el metro (en el otro extremo de la ciudad), me sorprendí al oir a 3 del mundillo hablando sobre la inutilidad de este salón, al que solo consideraban un “supermercado para los de las provincias”. En fin, hay opiniones para todo…
Por mi parte, solo tengo 2 quejas.
La primera: para que vienen tantísimos otakus??? no los ves en las exposiciones, ni en las colas de autores (salvo de victoria francés, con la que no pude evitar hacerme una foto… menudas… ejem). Solo los ves dando vueltas durante horas, comprando merchandising de la serie de turno, ofreciendo abrazos gratis (a ver… una criaja de unos 16 años en bikini con un cartel de “regalo abrazos” no es bueno para la salud) y luciendo disfraces y escote (que mira, esto aún mola :p). Me parece perfecto que hagan lo que quieran, pero me resulta chocante.
La segunda: no entendi la utilidad del stand de Koomic. No sabían nada, no te podían explicar nada, pero había unos 10 tios atendiendo dudas.

En fin, esperando ya al del año que viene :p

Rob
Rob
Lector
12 mayo, 2010 23:00

Es cierto, cada año la presencia de otakus es mayor. Me resulta curioso, ya que los contenidos de manga y anime no son lo mayoritario en el salón.

Por mi parte, diré que el salón es un gran evento para el público que asiste como artista amateur (o aspirante a profesional, o como queráis). Es todo un poco como una batalla épica, a la caza del editor, pero muy revitalizante si no te puede el desánimo.

Decir aquí que me quito el sombrero ante Alejandro Martínez Viturtia, que siempre atiende al aspirante con mucho respeto y consideración, demostrando que vale de sobra para desempeñar la labor que tiene encomendada (y que conste que no conseguí nada “sólido” de mi charla con el, salvo orientación y buenos consejos. ¡Gracias Alejandro!)

Ocioso
Ocioso
Lector
12 mayo, 2010 23:45

Carlos ha dicho:  a ver… una criaja de unos 16 años en bikini con un cartel de “regalo abrazos” no es bueno para la salud

¡Serás homosexual! Solo puede ser perjudicial para tu salud si va acompañada de su padre.

JAVIE
JAVIE
Lector
13 mayo, 2010 0:04

 a ver… una criaja de unos 16 años en bikini con un cartel de “regalo abrazos” no es bueno para la salud

Yo uso la tecnica de ir sin afeitar a la vez que pongo cara de pena cada vez que veo a una de estas y mire usted por donde si visita mi facebook podra ver un buen elenco de regala-abrazos,decir que en el expocomic habia una jamelga disfrazada de algo relacionado con los..pokemon???? y mientras los demas frikis inadaptados la miraban como un bicho raro y se reian,yo supe ver que dentro de aquel disfraz se escondia una bella mujer,asi que raudo me acerque y le propuse tomar algo……..

zas en toda la boca,zas en toda la boca,zas en toda la boca………….

Ana Martínez-Reina
Ana Martínez-Reina
27 mayo, 2010 11:32

Hola a todo el mundo! Soy la bibliotecaria que estaba presente en la mesa redonda sobre la Propiedad intelectual y los derechos de autor en el último Salón del cómic de BCN. ¿Qué tal Alberto? Sólo quería hacer algún comentario: espero que a partir de ahora el representante de la VEGAP cuide sus palabras en las manifestaciones públicas que tengan que ver con su cargo, y como ser humano en general, por qué no? Aparte de ser bibliotecaria, soy una inteligente, culta, solidaria, atractiva, sensual, madre, compañera, trabajadora, amiga… “señora de 48 años” que lee cómics y que aporto mi granito de arena a favor de la cultura en general y de los cómics en particular, en este país que ya es decir; con el objetivo de contribuir a una sociedad de seres pensantes libres y formados, por eso soy bibliotecaria; y muchas colegas mías de profesión piensan como yo. Como mujer que tenía 14 años cuando murió Franco, me ha tocado contribuir a la caída de muchas barreras sociales y muchos prejuicios hacia las mujeres en este país.

¡Seamos inteligentes!

De buen rollo, saludos a todo el mundo!

Ana Martínez-Reina