Todo Luc Júnior

A mediados de los cincuenta, los futuros creadores de ‘Las aventuras de Astérix’ reciben el encargo de realizar la serie principal del semanario La Libre Junior. La pretensión de los editores era imitar el éxito de Hergé y su personaje Tintín. Sin embargo Goscinny y Uderzo entregan una divertida obra paródica, aventurera y con un punto de surrealismo.

Por
1
1408

Luc: ¡¡¡Nos llama el señor Bocina!!!
Vinagre: ¿Es que ese hombre nunca se queda afónico?


Edición original: Luc Junior. L’intégrale (Les Éditions Albert René. Octubre 2014)
Edición nacional/ España: Todo Luc Júnior. Salvat. Noviembre, 2020
Guion: René Goscinny
Dibujo: Albert Uderzo
Formato: Cartoné, 240 páginas
Precio: 25€

Todo Luc Júnior es un hermoso álbum recopilatorio de una serie menor del dúo de genios absolutos y también grandes amigos llamados René Goscinny y Albert Uderzo. Esta serie creada en 1954 para el suplemento semanal y juvenil del periódico La Libre Belgique, llamado La Libre Junior, anticipa algunas características que cinco año más tarde confluirán, con los mismos autores, en la creación de la maravillosa serie Las aventuras de Astérix.

En Luc Júnior los protagonistas son un joven aprendiz de periodista – listo y arriesgado – y un veterano fotógrafo de prensa, comodón, colérico y quejica, pero con un gran corazón. En sus reportajes están siempre acompañados por un perro llamado Alfonso con el que viajan por todo el mundo y también “un poco más allá”. Las situaciones son esperpénticas y predomina el gag visual aunque el guionista René Goscinny no desaprovecha la ocasión para introducir sus célebres guiños lingüísticos en los nombres de los personajes, de las empresas u otras instituciones. Así el periódico donde trabajan los protagonistas se llama El Grito y su editor principal, de potente voz, responde al nombre de señor Bocina. El mismo coprotagonista, aquí llamado Vinagre, tiene un nombre más sugerente en el idioma original; Laplaque. Un apellido que hace referencia a su profesión de fotógrafo y a las placas de vidrio donde se emulsionaba la luz en las cámaras fotográficas antiguas.

La serie se divide en varios episodios, de entre veintidós y veinticinco páginas que nos muestran los enredos a los que son sometidos los protagonistas por parte de su editor para que consigan un reportaje de impacto, una noticia exclusiva de primera página. Para ello Luc Júnior y Vinagre viajan a Norteamérica, a África, a Sudamérica pero también realizan sus pesquisas periodísticas en Bruselas donde persiguen a ladrones de joyas, se infiltran en prisiones o acompañan a jóvenes marajás muy mal educados.
Son historias que suelen empezar con el enérgico grito del editor que llama a sus reporteros al despacho y que suelen acabar con el reportaje impreso a primera página y con una hermosa viñeta final con los periodistas en segundo plano, donde toman el protagonismo los apurados repartidores de periódicos. En general en la serie hay varios homenajes a la carrera periodística y a la faceta más romántica de esta profesión de interés público.
A la pretensión inicial del editor del semanario juvenil Yvan Cheron que pretendía publicar un remedo de Las aventuras de Tintín en su suplemento de los jueves, los autores le proporcionaron una obra de clara inclinación paródica, de mucho cachondeo, con un hálito de romanticismo y surrealismo.

Las siete aventuras de Luc Júnior realizadas por Goscinny y Uderzo publicadas en este integral son:

Luc Júnior y las joyas robadas (La Libre Junior 07/10/1954 a 03/03/1955)
Luc Júnior en América (La Libre Junior 10/03/1955 a 11/08/1955)
Luc Júnior y el hijo del Marajá (La Libre Junior 18/08/1955 a 12/01/1956)
Reportaje a la sombra (La Libre Junior 19/01/1956 a 21/06/1956)
Luc Júnior y los Paspartos (La Libre Junior 05/07/1956 a 29/11/1956)
Luc Júnior y los marcianos (La Libre Junior 06/12/1956 a 02/05/1957)
Luc Júnior, náufrago voluntario (La Libre Junior 16/05/1957 a 10/10/1957)

La colección continuó unos años más sin sus creadores originales, siempre a cargo de Greg (Michael Regnier) tanto a los guiones como al dibujo y con la colaboración puntual de Sirius o Mitteï. La serie se clausuró en 1965.

En el apartado gráfico, Albert Uderzo realiza un trabajo muy interesante. Con un registro a medio camino entre el humorístico y el más realista, el dibujante de Juan Pistola se adapta al formato de una publicación semanal pero con papel de periódico, mucho más basto y con menos definición, por lo que agranda sus viñetas adoptando el esquema de tres tiras con tres viñetas y, ocasionalmente, solo con dos.
Sus personajes principales están perfectamente definidos, tienen personalidad propia y están dotados de un evidente carisma. La galería de secundarios es espectacular y abarca desde personajes que luego volveremos a ver en la serie de los galos irreductibles con parecidas características a amigos o compañeros de profesión de Uderzo y Goscinny realizando curiosos cameos.
La narrativa es asombrosamente ágil y predominan tanto los encuadres más estáticos como los más atrevidos que potencian las escenas de acción y los gags visuales. Las viñetas están llenas de paisajes sugerentes y de detalles curiosos y los personajes se mueven en ellas con soltura y expresividad.

La adaptación del coloreado original en bitono al de cuatricromía está hecha con solvencia, aunque en ocasiones algunos colores choquen con las tramas mecánicas del dibujo.

Bill Blanchart, cazador de fieras

Este tomo cuenta además con la inclusión de la primera y única aventura de una serie realista, titulada Bill Blanchart, creada por Goscinny y Uderzo también para el semanario La Libre Junior.
Son veinticuatro páginas que acompañan al cazador de fieras Bill Blanchart y a su socio Slim Jack en el reto de capturar un tiburón blanco, la única pieza que falta en la colección de su cliente, el señor Smittson. Una vez en el territorio de los temidos escualos, Blanchart y sus acompañantes deberán luchar contra otros tiburones, pero de dos patas.

Esta aventura – entre trasnochada y anacrónica – se sustenta gracias a un magnífico trabajo gráfico/narrativo de Uderzo que nos demuestra otra vez, por si su trabajo en Tanguy y Laverdure no nos lo había certificado ya de una manera cristalina, que era un artista de un enorme talento e increíble versatilidad.
Sus páginas están llenas de dinamismo, con un entintado espectacular, con unos personajes atractivos y perfectamente caracterizados. Se percibe cierta influencia del artista Dan Barry en la obra, que en 1954 llevaba ya unos años realizando la nueva etapa de la strip titulada Flash Gordon y que seguramente Uderzo conocía.

Bill Blanchart se publicó del 25 de noviembre de 1954 al 05 de mayo de 1955 en La Libre Junior y se reimprimió en Jeannot entre 1957 y 1958.

Además este tomo contiene una treintena páginas con varios artículos de contexto, algo esquemáticos y ligeros, y numerosa documentación gráfica – absolutamente magistral – que complementan y ayudan a entender el contexto histórico y social en que fueron creadas estas dos series.

La realización técnica del libro es impecable, es en tapa dura, tiene un tamaño adecuado, está relativamente bien impreso, – con las dificultades reseñadas más arriba – y el papel es bueno. La traducción no presenta graves problemas, salvo la cuestión de los nombres paródicos de los personajes que tienen difícil traslación al castellano. Aún así, hubiese sido preferible llamar al personaje del fotógrafo como Laplaca, más parecido al original, en vez de Vinagre que es una reinterpretación algo libre de los traductores. Algo más discutible es el hecho de titular el álbum como Todo Luc Júnior puesto que, como sabemos, este tomo solo recopila la etapa realizada por Goscinny y Uderzo que es la más interesante pero no la única. El precio es muy razonable.

página del dossier incluido en este tomo

Todo Luc Júnior de René Goscinny y Albert Uderzo es una recopilación muy atractiva e interesante que demuestra que el éxito artístico y comercial de Las aventuras de Astérix tenía unas bases muy sólidas. La serie se mantiene en buena forma, vista con la perspectiva de un lector actual, y ofrece como bazas principales tanto su atractiva realización gráfica como su innegable retrato de una época del periodismo algo más precaria e ingenua pero igual de frenética y febril.
Además, Todo Luc Júnior nos permite asistir a la imparable evolución artística de una pareja de colaboradores que en poco más de un lustro empezarían un proyecto que cambiaría por completo la concepción del género humorístico en la historieta europea. Como decía aquella: atentos, porque estamos ante un auténtico documento sociológico e histórico. Quedan avisados.

Salut!

Luc: ¡¡¡Nos llama el señor Bocina!!! Vinagre: ¿Es que ese hombre nunca se queda afónico? Edición original: Luc Junior. L’intégrale (Les Éditions Albert René. Octubre 2014) Edición nacional/ España: Todo Luc Júnior. Salvat. Noviembre, 2020 Guion: René Goscinny Dibujo: Albert Uderzo Formato: Cartoné, 240 páginas Precio: 25€ Todo Luc Júnior…
Guion - 7
Dibujo - 8.5
Interés - 9

8.2

Vintage

Es una buena edición de dos obras de una pareja fundamental en la historia del cómic europeo. Con parodia, humor, aventura, surrealismo y una pizca de romanticismo…

Vosotros puntuáis: 9.22 ( 4 votos)
1 Comment
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Nippur
Nippur
Lector
14 enero, 2021 13:33

Gracias por tu reseña, Tristán. Es una alegría contar con este tipo de material en una buena edición y tratada con el respeto que se merece.