Thor de Walter Simonson

Por
37
4620

Escrito por IVAN MARTÍNEZ HULÍN, que fue redactor de esta web entre principios de 2009 y mediados de 2010 publicando más de un centenar de artículos y reseñas casi siempre centrados en Marvel Comics de entre los que se recuerdan con cariño su sección de Personajes denostados. Ha publicado a posteriori varios libros como Diario de un cazador, El Vuelo del Cisne y Una Isla Llamada Utopía.

Thor de Walter Simonson

Cuando Raúl me pidió que escribiera un artículo para conmemorar los 15 años de funcionamiento de Zona Negativa, mi primer impulso fue hablar sobre las experiencias, el cariño, el compañerismo, los buenos momentos y todo cuanto viví en esos casi dos años que pasé como colaborador de la página. Estoy seguro de que muchos otros redactores, surgidos de diferentes rincones de la corriente espacio-temporal, estuvieron tentados de hacer lo mismo, pero no hubiera sido lógico. Esto es un proyecto que gira en torno al universo de los cómics y de cómics hay que hablar.

Entonces, ¿sobre qué podía versar el artículo en cuestión? ¿Qué estaba yo haciendo quince años atrás? Me centré en mis lecturas. ¿Qué leía yo por aquellos días? Bueno, pues más o menos lo mismo que los veteranos que leéis ahora estas letras: mucho de Marvel, editado por FORUM, y lo que se podía de DC, a salto de mata entre VID, NORMA y, finalmente, PLANETA; más algún que otro tomo europeo u obras independientes.

¡A Hel con ello! Si iba a tener que tratar alguna etapa digna de mención, que así fuera. Por eso, voy a retrotraerme hasta una época un tanto más lejana, unos años en los que la magia del cómic mervelita todavía sorprendía, gracias a la mano abierta de algunos de sus editores y la llegada de algún que otro autor que nos hacía alucinar pepinillos (ya estoy en los ochenta). Hablamos de esos tiempos en que se encontraban en las portadas de la Casa de las Ideas firmas de la talla de Bill Sienkiewicz, Arthur Adams, Paul Smith, John Byrne, Alan Davis, Frank Miller, David Mazzucchelli y tantos otros. Entre ellos, un joven dibujante llegado de ninguna parte, que fue a hacerse cargo de Thor, dios del trueno. Me refiero a Walter Simonson, claro está.

Thor_Simonson_00

Cuando Simonson arribó a la colección en su número 337, con fecha de portada de noviembre de 1983, el dios del trueno vagaba a la deriva, sin un rumbo establecido, sin muchos visos de levantar cabeza y perseguido por la sombra de la cancelación. En sus más de 300 números de vida, había disfrutado de grandes aventuras, muchas de ellas realmente impactantes. Muestra de ello fue la última gran saga, con los Celestiales como co-protagonistas. Tan sublime resultó que, tras ella, nadie parecía saber qué más se podía aportar al curriculum del nórdico. Poco a Poco, la deidad rubia se fue convirtiendo en un héroe urbano, alejado de la mitología que le era propia, de la dorada Asgard, y centrado esencialmente en las calles de Nueva York, encerrado en aventuras intrascendentes.

Quizá fuera la mano del polémico Jim Shooter, editor de la cabecera, la que provocara en parte la transmutación. No es extraño que, cuando una editorial de cómics tiene un personaje que ha ido perdiendo fuelle y con el que no saben qué hacer, concedan carta blanca a un autor para que plasme toda su creatividad y haga poco menos que lo que le venga en gana en la serie. Si el invento funciona, genial, si no, se iba a cancelar igualmente… Si hay poco que perder, la ganancia está casi asegurada. Algo similar sucedió durante los setenta con los X-Men que, al borde del cierre, fueron confiados al cuidado de Neal Adams con bula editorial para que realizara en sus páginas lo que deseara. Gracias a esto, los mutantes comenzaron un recorrido que les alejó de la temida cancelación y los encumbró al estrellato, primero con Len Wein y después, Dave Cockrum mediante, por el tándem formado por Claremont y Byrne, que los convirtió en los niños mimados de la editorial durante décadas.

Pues bien, Simonson fue a Thor, lo que Adams a los mutantes. Tan alto dejó el pabellón que, tras su marcha en el número 382 (agosto de 1987), no se ha vuelto a conseguir una etapa tan sólida, divertida, repleta de aventuras, entrañable y mítica como aquella, con perdón de los autores que le han sucedido y han aportado, sin duda, lo mejor de sí mismos. Simonson y Thor son esa rara avis que genera una simbiosis tal entre autor y personaje, que consigue atravesar las barreras de las viñetas y contagiar de entusiasmo al lector.

Thor_Simonson_01

Demos unas pinceladas del autor. Walter Simonson comenzó trabajando como artista para DC Cómics, primero en Weird War Tales y más tarde, en la mítica Detective Comics. Tras su paso por varias editoriales, recalaría en Marvel Comics, allá por 1977, donde se hizo cargo del dibujo de Rampaging Hulk. Curiosamente, ya tuvo una primera toma de contacto con el dios del trueno, pues se encargó del dibujo de su serie desde el número 260 hasta el 271, además de su séptimo anual.

Con respecto al personaje, Thor siempre ha contado con enormes ventajas, pero también con grandes inconvenientes. Uno de ellos podría radicar en su dualidad. Por una parte, es una deidad mitológica, pero también un superhéroe, ya sea en solitario o como parte de los Vengadores. Su personalidad bravucona, dotada de un gran ego y una manera de hablar compleja que trataba de emular su anciana estirpe, convertía al dios nórdico en una suerte de mezcla extraña, a medio camino entre héroe bobalicón y dios subidito, que no lograba encandilar al cien por cien a la mayoría de sus seguidores.

La llegada de Simonson como autor completo al título supuso un cambio de rumbo y una evolución considerable para el protagonista, tanto, que iba a encargarse de la colección durante unos pocos números, mientras Shooter encontraba un equipo adecuado para ella, y se quedó durante casi cincuenta números. ¿Cómo arrancó su etapa? Con un golpe, cuyo sonido onomatopéyico cruzaba las barreras del tiempo y el espacio: ¡DOOM!

Thor_Simonson_02

Para empezar, Simonson se deshizo de Donald Blake, identidad mortal que compartía la vida del aesir, e introdujo a una de sus mayores creaciones, Bill Rayos Beta, un alienígena de aspecto equino que, no solo venció a Thor en combate singular en dos ocasiones, sino que resultó ser lo bastante digno como para alzar a Mjolnir, el martillo y principal arma del hijo de Odín. Incluso compitió con “ricitos de oro” por el amor de Lady Sif. Todo esto apoya la desaparición de la figura de Donald Blake, creado por Odín para enseñar humildad a su hijo. Gracias al duelo y con las derrotas de Thor, Simonson establece que el dios del trueno ha aprendido la lección y corrobora la futilidad de prolongar la sombra de su lado humano, al tiempo que confiere protagonismo a Bill, una visión diferente del mito que, finalmente, se alzó con su propio martillo, Destructor de Tormentas (Stormbreaker), de similares características a Mjolnir. Eitri no los tenía en saldo, que conste.

Thor_Simonson_03

Y hablando de Bill Rayos Beta, habría que aclarar que el autor no solo moldeó a Thor, sino que supo conceder la importancia que merecían los personajes secundarios, dotándoles de una personalidad compleja y concediéndoles peso en las sub-tramas que iba desarrollando en torno a ellos. Así, además de la incorporación del alien o de Kurse, tuvimos ocasión de contemplar a Odín, Loki, Amora, el Ejecutor, Lady Sif, Karnilla, Freija, Malekith, Lorelei, Hela y demás compañía, como nunca antes los habíamos visto. Pero, si hay un personaje al que Simonson cogió un cariño inusitado, y así lo demostró, llegando a dedicarle una miniserie exclusiva, ese fue Balder, el Bravo. Su retorno del reino de Hel, lo sufrido y experimentado en él, sitúan al guerrero en un contexto que no suele ser propio de las deidades: la depresión. En los números de Thor que nos ocupan, así como en la citada miniserie, se nos presentó un Balder que trataba de superar el abismo en que se encontraba inmerso. El desarrollo del personaje, con idilio de por medio, pasa por varias etapas hasta que, finalmente, llega incluso a convertirse en regente de Asgard.

Para que os hagáis una idea y sin desvelaros demasiado a aquellos lectores que aún no habéis disfrutado de estos maravillosos episodios: asistimos al primer combate en que Loki, Thor y Odín dejan a un lado sus diferencias para combatir en cruenta batalla contra el demonio Surtur, gran artífice del temido Ragnarok. También Hela sufrió un gran cambio a manos de Simonson, ganando prestancia y revelándose como una verdadera villana maquiavélica. La diosa de los muertos desfiguró el rostro de Thor y le lanzó una maldición que tornaba sus huesos en frágiles y quebradizos, lo que obligó al dios a soportar unos dolores extremos e incluso forjar una armadura que poder portar en combate o, sencillamente, para mantenerse en pie. Para rematar la faena, Loki se las ingenió para convertir durante unos cuántos números a su hermanastro en rana, algo insólito que, lejos de las manos de un genio como Simonson, hubiera exacerbado la comicidad en detrimento de la aventura.

Thor_Simonson_04

Notándose un avezado conocimiento de los mismos, Simonson reinventó los mitos nórdicos y los supo integrar en las tramas del Universo Marvel. Los casi cincuenta números que realizó en su etapa, consistieron en una gigantesca trama única que se dividía en pequeños arcos argumentales, repletos de aventuras, sorpresas, acción trepidante y una profundidad en la interpretación de los personajes como no se había visto antes en la colección, con permiso de Lee y Kirby. Lo que hoy lleva a los escritores varios números, sucedía en cuatro páginas del Thor de Simonson, que logró devolvernos la magia, porque consiguió que pensáramos que cualquier cosa podía suceder en la serie mientras él estuviera al frente, y vaya si sucedieron: Thor desfigurado, maldito y debilitado; discusiones dialécticas con una serpiente colosal; viajeros en el tiempo; la rana que croaba truenos; un veterano soldado combatiendo a muerte con una legión de elfos; un alienígena con cara de caballo que le arrebata el martillo al protagonista y encandilaba a su enamorada; dioses nórdicos con armas automáticas; una guerra abierta contra demonios en Central Park y muchas otras situaciones que ocuparían por sí mismas el artículo entero.

Incluso a nivel gráfico, nos ofreció Simonson un número entero dibujado a base de splash pages en el que se narraba la batalla entre Thor y Jormungander, la serpiente de Midgar, por no mencionar el derribo del título de la serie en el primer número del que se ocupó como autor completo, con Bill Rayos Beta destrozando la tipografía que había permanecido inalterada desde que el número 126 de Journey Into Mistery pasara a llamarse El Poderoso Thor (The Mighty Thor, en el original). Toda una declaración de intenciones.

Thor_Simonson_05

Además de iniciar su etapa con la ruptura de lo viejo y establecer los pilares de lo nuevo mediante la saga de Bill Rayos Beta, Simonson nos dejó una impactante bibliografía: la Saga de Surtur, con Odín, Loki y Thor peleando para salvar los nueve reinos de la peor amenaza que hubieran enfrentado jamás; villanos como Malekith, el elfo oscuro; Algrim, convertido por obra y gracia del Todopoderoso en el terrible guerrero Kurse, una amenaza letal; el sacrificio heroico de Skurge, el Ejecutor; Lorelei, la hermana de la Encantadora, tan pérfida como ella; el romance entre Balder y Karnilla, reina de las Norns; los ejércitos de Asgard combatiendo contra las hordas de Surtur codo con codo junto a los Vengadores o los 4 Fantásticos en Nueva York y, cómo no, el Ragnarok, pendiendo como la espada de Damocles sobre el monumental argumento. Walter Simonson aunó magia, leyenda y paganismo con aventura en estado puro, postmodernidad y heroicidad propias de una colección Marvel. Retiró la venda de los ojos de los lectores y nos ofreció un Thor como nunca antes tuvimos ocasión de contemplar… como siempre debió ser: un dios nórdico, un guerrero vikingo con siglos de experiencia a sus espaldas y el coraje necesario para enfrentar horror tras horror a favor de los desvalidos. Una deidad honorable y valerosa que no escapaba a su lado humano o a sus lazos con los aliados mortales a los que tanto aprecia.

Simonson no solo demostró ser un hábil escritor, sino que además, se descubre como un narrador gráfico excepcional. No obstante, en el número 368, cede el testigo del dibujo a su colega Sal Buscema, prolífico dibujante de la Casa de las Ideas que ya había colaborado con el autor en la serie limitada de cuatro números: Balder, el Bravo, íntimamente relacionada con la colección madre. El motivo: Walter iba a encargarse del dibujo de una cabecera mutante reciente, X-Factor, con guiones de su esposa, Louise.

Walter Simonson dejó la serie en el número 382 porque, según palabras suyas, “ya había contado todo lo que tenía que contar”, pero nos dejó un legado, la mitología del dios nórdico actualizada, reinventada para la modernidad. Nos aportó un Thor del que todavía hoy encontramos rastros, ya en manos de otros autores que, con mejor o peor suerte, intentan emular la grandeza de las pasadas aventuras que Simonson nos ofreció. Quizá este sea uno de los mayores problemas; ningún autor que desembarque en la serie puede escapar de la influencia de aquellos episodios e intenta emular el ejemplo de Simonson con escaso éxito, o puede que los lectores nos empeñemos en compararlos, y ya se sabe lo que suele decirse de las comparaciones…

Thor_Simonson_06

Como dato curioso, ¿sabéis que en esta etapa se produce uno de los primeros cruces no oficiales entre Marvel y DC? Un pequeño homenaje por parte del autor a otro de sus personajes favoritos, esta vez, de la Distinguida Competencia. No premio para el lector que recuerde este instante humorístico. Sé que seréis legión, ladrones.

Por último, un consejo de amigo. Si no habéis tenido oportunidad de leer este material, no lo dudéis, hacedlo. No os arrepentiréis. Me consta que ha sido reeditado recientemente por Panini y no creo que os cueste mucho trabajo conseguirlo. Lo que daría yo por un borrado de memoria a lo Memory Call y poder leerlos como si se tratase de la primera vez. ¿Me pasas la dirección, Ridli?

Desde los salones de Valhalla, informó Iván para Zona Negativa.
¡POR ASGARD! ¡POR MIDGAR! ¡POR OTROS 15 AÑOS DE ZONA NEGATIVA!

Brindo, por eso, ¡qué demonios!

Volstagg, me estás pisando otra vez…

Thor_Simonson_07

BIBLIOGRAFÍA y GUÍA DE LECTURA
  • La Balada de Bill Rayos Beta (nºs 337 al 340)
  • La Saga de Surtur (nºs 341 al 353)
  • Balder, el Bravo (miniserie de cuatro números)
  • La Lucha por Asgard (nºs 354 al 367)
  • La Maldición de Hela (nºs 368 al 382)
Artículo anteriorDaredevil: Born Again
Artículo siguienteZN, baliza del Octubre Rojo
Naci en Sabadell (Barcelona) en 1978 aunque siempre he vivido en Barbera del Vallés. Mi afición por los cómics de superhéroes se comenzó a gestar en el momento en que mi profesor de EGB, Joan, me dejó algunos números de Clásicos Marvel que contenían las historias: La muerte del Capitán Stacy, La muerte de Gwen Stacy y La última cacería de Kraven. Desde ese momento me convertí en fan absoluto de Spiderman y por extensión de Marvel Comics. Con el paso de los años aprendí a paladear el buen cómic sea cual sea la editorial, el personaje o autor. En 1999 fundé Zona Negativa como el rincón donde hablar de aquello que me apasionaba, el resto es historia.

37
Déjanos un comentario

Please Login to comment
37 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
21 Comment authors
Juankarross andruTheBaldRockermarcusJack Knight Recent comment authors
Recientes Antiguos
frankbanner49
Lector
frankbanner49

¡muy buen articulo¡.

aunque yo más que comparar lo que hizo simonson en thor,con lo que hizo neal adams,en x-men,lo compararia con lo que hizo miller en daredevil.en ambos casos,se cogen colecciones menguantes en ventas,y se les da la vuelta como un calcetín a través de un tratamiento de guión notablemente atrevido.en el caso de adams,la revolución fué estetica,unicamente.

aprovecho para recordar que ferrán delgado tiene la PLOT#3 a la venta.y está dedicada,precisamente,al thor de simonson.

jorgenexo
Lector
jorgenexo

Pedazo de articulazo!! (Iba a dejar Articulazo!! a secas pero Mr. WordPress no me deja)

Sergio Aguirre
Lector

De nuevo articulazo, y de nuevo, sobre una grandiosa etapa. Ésta tiene el mérito de contener alguno de los momentos mas épicos de TODA la historia del cómic, entre los que yo destacaría ese final de Skurge el ejecutor: “Aguantó solo, en el puente del Gjallerbru”. Se me ponen los pelos de punta solo de recordarlo.

FotoStorm
Lector

Mmm desde que lo reeditara panini llevo pensandome si hacerme con ello o no… quizás para reyes… ¡¡dejad de escribir artículos que me *obligan* a comprar tebeos!!

Ocioso
Lector
Ocioso

Debería pillarme los tochos de Panini pero me da miedo el recoloreado. Por ejemplo, la segunda imagen empezando por abajo en la que aparece Thor sobre sus enemigos vencidos. ¿Ese cielo lleno de canelones fotochoperos era así?

Franje
Lector
Franje

Excelente articulo; uno de los comics culpables de engancharme a ellos, de lo mejorcito de la historia de Marvel para mi sin duda.
Y si no me falla la memoria el homenaje es a superman, saliendo Lois y Clark en la base de shield

Louontherocks
Lector
Louontherocks

Gran etapa y gran artículo. Enhorabuena. Por cierto el cruce con la Distinguida Competencia es con Lois y Clark verdad? Jeje. Cada cierto tiempo, cuando la calidad de las series que leo decae o no coincide que ese mes haya lecturas o tomos extra aprovecho y releo estas historias, no me canso nunca la verdad.

Agente Sadness
Lector
Agente Sadness

Y este soy yo quitándome el sombrero ante este pedazo de disertación.

OOOOOOO-LÉ

Simonson puso a Thor en su sitio, en el más alto de los mitológicos tronos de La Casa De Las Ideas. Bueno, Kirby ya lo había hecho, pero el desgraciao del Colleta casi provoca su caída… Y Buscema realizó un trabajo más que sobresaliente… Pero Simonson consiguió que un nombre tan chorra como “Billy Rayos Beta” fuera sinónimo de “SUBLIME”.

Surtur… DOOM DOOM ¡DOOOOOOM!

No puedo ser objetivo. Mi personaje favorito de La Marvel, en la etapa de uno de mis artistas fetiche. Excelsior, que decía el sr Lee.

Y ver a Thor croando no tiene desperdicio.

Una lectura obligatoria, o al menos muy recomendable, para todos los que gusten de los tebeos de “superhéroes pero menos”. Aventura y fantasía en estado puro.

No soy objetivo…

billyboy
Lector
billyboy

Ese Thor con esa armadura me ponia muchisimo, lo llevo poco tiempo, pero me parece un diseño buenisimo.

Y lo de

manolin
Lector
manolin

Grándes articulazos os estais marcando. ¡¡¡Que ganas de releer el DD de miller, el Thor de Walter Simonson y los 4F de LEE/KIRBY !!!!.Esta fué la mejor etapa de Thor sin duda, pero para Simonson (desde el punto de vista del guión , no del dibujo) fué su “One Wonder Hit”, pues sus etapas en los $F, Vengadores o aquello de Weapon Zero para Image “solo” podrian ser calificadas de curiosas o divertidas. Es algo parecido a lo que le sucedió, en mi opinión a Michelinie con Iron Man o a George Pérez (como guionista) con Wonder Woman, nunca volvieron a firmar ninguna etapa tan brillante en ninguna otra serie. Otros autores sin embargo si tienen más de una buena etapa en más de una serie , por ejemplo Byrne en los 4F y Superman o Morrison en la Liga y los X-Men,……pero dificilmente podriamos decir que estas fueron las mejores etapas de esas series ( la de Byrne en los 4F no es mejor que la de Lee/Kirby ni la de Morrison en los X-Men mejor que la de Calremont/Byrne) mientrás que las etapas de Iron Man, Thor o Wonder Woman antes mencionadas si que pueden ser consideradas las mejores de la historia de djchos personajes.
Creo que sería un tema interesante para algún artículo: ¿cuales son las etapas “definitivas” de los distintos heroes DC y Marvel?

Antoine
Lector
Antoine

No doy abasto a leer todo el material de primera que estais publicando estos días.

Solo puedo decir, que, sin ser un gran fan de Thor fuera de los Vengadores, lo flipé a base de bien con estos números. La etapa definitiva del personaje, como Claremont en X Men, Englehart en el Capi o Miller en Daredevil.

Antoine
Lector
Antoine

No había leído el comentario de Manolín.

Ahí van los míos:

Thor: Simonson.
X Men: Claremont Byrne.
Capi: Englehart Sal Buscema.
Vengadores: Thomas Buscema.
Iron Man: Micheline Romita jr, Layton.
Spiderman: Lee Ditko o Conway Andru\Kane.
4F: Lee Kyrby.
Hulk: PAD
Nick Furia: Steranko
Caballero Luna: Moench Sienkiewicz
Sang Chi: Moench Gulacy
Doctor Extraño: Stern Rogers.
Hulka: Byrne.
Silver Surfer: Lee Buscema.
Puño de Hierro: Claremont Byrne.
Ojo de Halcón: Fraction Aja.
Defensores: Gerber Sal Buscema.

Tampoco descubro nada.

billyboy
Lector
billyboy

perdon que se me corto,una vez lei un articulo donde decia que Clark en Marvel habia aparecido mas de una vez,haciendo referencia que en el universo Marvel existe un Clark Kent,solo que no es superman,sino que es Clark,un periodista que tiene contactos con Shield.

Mr. X
Lector
Mr. X

“¿cuales son las etapas “definitivas” de los distintos heroes DC y Marvel?”

No hay huevos a decir cuál es la etapa definitiva de Batman o Superman. Y como alguien diga que la definitiva del kirptoniano es la de Byrne puedes estar seguro que es un marveloso.

Ocioso
Lector
Ocioso

Las etapas definitivas de Superman y Batman son, respectivamente, Action comics #1 y Detective comics #27. Luego llegó el declive.

manolin
Lector
manolin

Mr.X: Superman: soy un marveloso
Batman: la cortita de Steve Englehart y Marshall Rogers
Aunque de ambos tengo que admitir que tengo grandes lagunas en lo que a sus etapas Pre-crisis en Tierras Infinitas se refiere.

Otras, las que ya dije antes : Daredevil, Thor, WW, 4F, X-Men e Iron Man de Miller, Simonson , George Perez, Lee/Kirby, Claremont/Cockrum/Byrne, y Michilinie.

Spiderman de Lee/Ditko
Doctor Extraño: Empate entre Stern y Englehart
Capitán América: Empate entre Englehart, la mayor parte de la de Gruenwald, y Brubaker
Vengadores : Thomas y Buscemas seguido de muy cerca de Stern y Buscema y las marcianadas de Englehart
Wacos: John Byrne seguido de cerca de las marcianadas de nuevo de Englehart.
Hulk: PAD, es mi preferida pero no sería desde luego la más representativa, porque a Hulk la mayoría de la gente no lo recuerda precisamente como “ese hombre inteligentísimo con graves trastornos de personalidad” sino más bien en modo “¡¡¡¡Hulk aplasta!!!!
Flash: Mike Baron / Guice .. esto no os lo esperabais ¿eh?…

y aparte las obviedades: Warlock/Capitán Marvel de Starlin (¿acaso existen otros?) , Excalibur de Alan Davis (idem), Nuevos Titanes de Wolfman y George Perez (existen otros pero prescindibles), Cosa del pantano de Moore, etc…
Y otras que tendría que pensarme mucho: ¿las amenazas “más grandes que la vida” de la Liga de Morrison o la Comedia continua de Las Ligas de Giffen y cia?, ¿Defensores de Englehart o de Gerber?

Mr. X
Lector
Mr. X

“Batman: la cortita de Steve Englehart y Marshall Rogers”

¿Y la de Dennis O Neil y Neal Adams?

tiamath
Lector
tiamath

Buen artículo. No puedo estar de acuerdo en aquello de que todo lo que ha venido después no ha estado a la altura (no todos han sido el horrible Dan Jurguens) pero si que creo que sí algo se le puede conceder a Walt Simonson es que quizá haya sido el único que le haya dado un dimensión tridimensional a un personaje que por norma general ha sido tratado sin ningún tipo de personalidad definida. Con Walt Thor parecía un personaje inteligente y a veces divertido mientras que con la mayoría Parece que la palabra Thor es sinónimo de bruto descerebrado.

Hay Walt como te echamos de menos ….VUELVEEEE

frankbanner49
Lector
frankbanner49

sí.sí,vuelve…

pero la de palos que se le ha dado por aquí por su dibujo en los vengatas de bendis… 🙂

si es que no sabemos lo que queremos(viveee la vidaaa,tatata…)

manolin
Lector
manolin

Mr. X: uno había que elegir, que ya puse varios empates en la sección de Marvel.

tiamath
Lector
tiamath

No seré yo el que le ha dado palos al bueno de Walt , sinceramente hay otros muchos dibujantes ‘famosos’ a los que se los hubiera dado antes, después de todo, el dibujo nunca fue el punto fuerte de Simonson y lo que es ahora es lo que era hace veinte años, otros eran o son muy buenos y simplemente se ríen de la gente haciendo páginas en quincé minutos.

Ocioso
Lector
Ocioso

tiamath: el dibujo nunca fue el punto fuerte de Simonson

¡¡¡¡¡¿Comorrrrrrrr?!!!!!

Retranqueiro
Lector
Retranqueiro

“el dibujo nunca fue el punto fuerte de Simonson”

El de Louise Simonson no, desde luego.

Retranqueiro
Lector
Retranqueiro

Tremendo artículo para una tremenda etapa.

Todos los elogios que se le hagan son pocos. Yo la leí por primera vez (completa; algún episodio suelto ya había catado) en los tomos de Obras Maestras de Forum. Y aluciné por colores. Bill Rayos Beta, el Cofre de los Inviernos, el ataque a Hel… Todo, joder. Una puta gozada. Incluso ideas tan marcianas como ese Thor batracio funcionaban a las mil maravillas. Y aunque haya habido (antes y despues) buenas etapas con el hijo de Odín, ninguna se puede comparar a lo que hizo Simonson. La mejor y más redonda etapa del personaje.

Y el rediseño que se marcó a cuenta de la armadura era buenísimo. Imponente. Por mí, podía haberse quedado como diseño definitivo para Thor.

Alejandro Ugartondo
Autor

Un artículo fantástico para una etapa fantástica. Yo la he leído completa en los dos tochos de Panini y es una maravilla. Quizás sea superior la parte con guión y dibujos de Simonson y la parte con dibujos de Buscema sea un poco más floja, pero igualmente tiene un nivel altísimo. Y a los que critican el dibujo de Simonson, que le echen otro vistazo a las páginas de estos números porque pocos artistas son capaces de trasmitir la energía y dinamismo que imprime Simonson a Thor y sus compañeros

flashpoint
Lector
flashpoint

Hay obras imperdibles, tan grandes y memorables como lo fueron los 4F de Lee y Kirby, el Daredevil de Miller o los X-Men de Claremont y Byrne.
Comic que por cada página desborda amor por el personaje, por los dioses y el Valhalla.
Es un trabajo que supera al mismo Thor, que supera las expectativas del lector y que lo lleva a descubrir un mundo realmente de fantasía, tecnología e inmortales tratados como tales.
Simonson tiene un talento para narrar historias de forma eficaz con un cliffhanger demoledor.
Lo increíble es que su Orion mantuvo la misma calidad. Impresionante!

frankbanner49
Lector
frankbanner49

lo de ORIÓN es una tremenda putada.me recuerdo a mí mismo yendo a mí librería habitual,y pidiéndolo.tenian el 1 y el 3,pero no el 2.asi que lo dejé.la verdad,no sé si hice bien.

eso sí,no me fui de vacio,porque me traje la colección completa de HITMAN en sus tres tomitos correspondientes.

pero,la verdad,es que tengo muchas ganas de hincarle el diente.muchos la ponen como la mejor obra de simonson después de THOR.tengo ganas de averiguar que hay de cierto.
1.¿se le ha dedicado algún post en zn,y me lo he perdido?
2.de reeditarlo ECC,ni flowers,¿no?.sabe alguien algo al respecto?.

Jack Knight
Lector
Jack Knight

Gran artículo para hacer justicia a uno de mis comics favoritos de siempre.
Yo creo que Simonson, siendo esta su mejor obra, también ha rendido muy bien en otras etapas. 4 Fantásticos y Orión (su etapa ahí bien puede ser el “Thor de Walter Simomson de DC”). No es un guionista con un sin fin de grandes obras pero merece que se le reconozcan méritos a parte de Thor.

Mr. X, con su permiso recojo el guante y digo que las definitivas de Superman y Batman son All Star Superman de Morrison y Detective Comics de Paul Dini.

frankbanner49
Lector
frankbanner49

encima,acabo de leer que incluso Frank miller se dejó caer por orión con algún relato.

GENTE DE ECC,PLEAAAAAASE¡¡ 🙁

Ocioso
Lector
Ocioso

Este señor fue el auténtico y único heredero de Kirby. Nadie mas ha sido capaz de igualar la fuerza desatada del dibujo del Rey, y además, con un trazo elegantísimo que actualizó, y para mi gusto mejoró al del maestro.
Tampoco voy a poner a Simonson por delante de Kirby. El segundo es el creador de esa forma de hacer tebeos y tiene una cantidad de obra inabarcable, pero el bueno de Walter es para mi gusto su alumno mas aventajado. Y además sus guiones se entendían. Lástima que tenga tan poca obra.

Louontherocks
Lector
Louontherocks

También tenía StarSlammers de la que tengo buen sabor de boca en el sentido de que recuerdo que me gustó pero nunca la he vuelto a releer. Apuntada a la lista queda.

marcus
Lector
marcus

Felicidades por el artículo. Hay momentos que se recuerdan siempre. Yo me aficioné gracias al Marvel Two-in-One porqué seguía al Capi. Sólo puedo decir que ese Thor prendiendo fuego a todo el alcantarillado loco de rabia después de que Hela le anunciara su maldición, o ese número contra la Sepiente de Midgard…eternos.

TheBaldRocker
Lector
TheBaldRocker

Gran artículo Mr.Martínez, digno de una etapa verdaderamente gloriosa. Le felicito.

Y me apunto esa sección suya de Personajes Denostados,
que cuando tengo controladas las entradas diarias de ZN,
me gusta perderme por su “fondo de armario” a ver que encuentro de años pasados,
cuando yo aun no os conocía.

Rockeros Saludos.

ross andru
Lector
ross andru

Leo comentarios en los que pedís la vuelta de Simonson a Thor. Si está haciendo Ragnarok para IDW y sale Thor, pero no es el de Marvel, es el de los mitos y leyendas. Tengo ganas de que lo publiquen ya: http://www.comicbookresources.com/?page=user_review&id=7582

Juankar
Lector
Juankar

Los dos tochos de thor de simonson son una gozada! Pedazo de clásicos se esta marcando panini! Alguna recomendación en concreto de los gold de thor? Me esta entrando el gusanillo y no se cual pillar. Soy muy fan de Pollard!

tiamath
Lector
tiamath

Ocioso:

Pues eso, que Walter Simonson a pesar de haber empezado como dibujante nunca fue un virtuoso del lápiz como el mismo ha reconocido mil veces(ojo que a mi me encanta su manera de dibujar por freca y peculiar)
El destaco como autor principalmente por la calidad de sus historias más que por sus lápices.

tiamath
Lector
tiamath

Ross Andru:

Muchas gracias por el dato, me acabas de alegrar la tarde.