The Mighty

Por
12
488

 

Guión: Peter J. Tomasi & Keith Champagne
Dibujo: Peter Snejbjerg & Chris Samnee
Edición España: Planeta DeAgostini
Contiene: The Mighty 1-12 USA
Formato: 2 Tomos Rústica de 144 páginas
Precio: 12,95 €

 

“Tirad los cómics a la basura.
No hace falta que los volváis a comprar.
¡Tenemos un superhéroe de verdad, y es de nuestro país!”

El guionista Peter J. Tomasi, a la sombra de su compañero Geoff Johns, se ha convertido en los últimos años en un autor reconocido, y recurrente, dentro de DC Comics encargándose de series como Green Lantern Corps, The Outsiders, Nightwing o miniseries del calibre de Black Adam: La Edad Oscura. En ellas ha demostrando su oficio y talento para alumbrar historias entretenidas y amenas que, si bien no son excesivamente originales ni novedosas, resultan efectivas y hasta cierto punto sugerentes para los aficionados debido a su sentido de la acción y el corte clásico y épico que imprime a sus relatos. Recientemente, después del macroevento La Noche Más Oscura que ha vuelto a convulsionar “para siempre” el Universo DC, Peter J. Tomasi se ha unido a su citado compinche Geoff Johns para contarnos las consecuencias derivadas de este último crossover en la redundante El Día Más Brillante. El autor estadounidense, que llegó en 1993 a DC Comics en calidad de editor y en sustitución del mítico Archie Goodwin, se ha labrado desde entonces una carrera llena de éxitos que le ha permitido recientemente, junto a su amigo Keith Champagne, publicar su segundo proyecto independiente después de La Brigada de la Luz. La aventura, auspiciada por DC Comics, se ha venido gestando desde el año 2000 cuando Peter J. Tomasi y Keith Champagne tuvieron la idea de crear una historia de superhéroes de su propiedad en la que ambos pudiesen colaborar juntos. El resultado, casi diez años después, se llama The Mighty y viene a ser la enésima reinterpretación de ese tipo de superhéroe oscuro y sombrío tan en boga en los últimos tiempos y de los cuales Alan Moore siempre responsabiliza, o más bien culpa, a su obra magna Watchmen, que publicada junto a Dave Gibbons hace ya más de dos décadas aún así sigue siendo un referente insalvable para muchos de los cómics del género que se siguen publicando en la actualidad.

The Mighty cuenta como en 1952, durante unas pruebas atómicas realizadas en el atolón de Eniwetok, un joven marine norteamericano de nombre desconocido adquiere accidentalmente unos asombrosos poderes; fuerza y velocidad sobrehumanas, capacidad para volar y una inquietante y permanente longevidad, entre otros muchos conocidos. Desde ese mismo momento decide utilizar sus nuevas habilidades para combatir el crimen y la corrupción adoptando el nombre de Alfa Uno y convirtiéndose así en el primer y único superhéroe conocido de nuestro mundo. Con el tiempo se creará alrededor de su figura la división policial conocida como Sección Omega encargada de coordinar sus acciones a nivel nacional e internacional y sus multitudinarias apariciones públicas ante los medios de comunicación. Cuando el director de la Sección Omega, Michael Saw, es asesinado brutalmente su segundo al mando, el capitán Gabriel Cole, se verá ascendido repentinamente para ocupar el puesto del fallecido. Entre Alfa Uno y el nuevo director, que tiene en muy alta estima al famoso superhéroe desde que él era un crío, nacerá una necesaria y fructífera amistad. No obstante, Gabriel Cole descubrirá rápidamente, de una manera que no hubiese sido capaz de concebir jamás, el peso de la responsabilidad y los sacrificios que exige su nuevo empleo. Pronto, una serie de extrañas y desconcertantes revelaciones irán destapando una misteriosa trama relacionada con Alfa Uno que se ha ido tejiendo muchos años atrás, dejando entrever que quizá, el nuevo y asombroso amigo del capitán Gabriel Cole, oculta algunos terribles secretos.

A través de los doce únicos números de los que se compone el primer volumen de esta maxiserie limitada Peter J. Tomasi y Keith Champagne, en colaboración con los dibujantes Peter Snejbjerg y Chris Samnee, nos ofrecen una visión del tema superheroico contada con sobriedad y desprendida de toda idealización posible. The Mighty es una obra prototípica de hoy en día y ya no resulta una novedad pues en las últimas décadas este tipo de historias han sido ya casi establecidas como un subgénero dentro del cómic mainstream por autores de la talla de Warren Ellis (Black Summer, No Hero, The Authority o Planetary), Mark Millar (Superman: Hijo Rojo, The Ultimates o Wanted), Garth Ennis (The Boys) o Mark Waid (Kingdom Come o la reciente Irredeemable). Pero, lo que hace diferente a The Mighty de otras propuestas parecidas a la suya es la sensibilidad personal que Peter J. Tomasi y Keith Champagne otorgan a la obra, sobre todo en el tratamiento de sus personajes principales, y el manejo excelente que demuestran sobre del ritmo y la intriga de la historia que bordea ligeramente el género negro de una manera que efímeramente puede recordar al Powers de Brian Michael Bendis y Mike Avon Oeming. The Mighty se convierte en una fábula sobre “un posible Superman”, una reversión más del personaje creado por Jerry Siegel y Joel Schuster hace ya más de setenta años, acertada en líneas generales aunque con cierto decaimiento hacía su último acto en el cual la historia parece verse afectada por un exceso de conformismo por parte de sus autores o, según se mire, de “visión de futuro” teniendo en cuanta posibles secuelas.

Peter Snejbjerg Chris Samnee

The Mighty es un cómic con una fluidez narrativa muy característica de Peter J. Tomasi que no cae en excesos, no abusa de la violencia desmedida -aunque las escenas salpicadas de sangre y sadismo hacen acto de presencia reiteradamente en la trama- sino que más bien presenta una cierta tendencia a un enfoque más intimista del género superheroico. No obstante, este aspecto de la obra parece algo basculante, sobre todo cuando se centra en referencias sutiles a personajes e historias ya conocidas, simpáticas en un primer momento, que acaban siendo muy obvias y excesivamente reiterativas y tópicas. The Mighty podría encontrarse a medio camino entre el citado Superman: Hijo Rojo de Mark Millar y Dave Johnson (portadista de The Mighty) y el Identidad Secreta de Kurt Busiek y Stuart Immonen pero la propuesta de Peter J. Tomasi y Keith Champagne no llega, ni mucho menos, a las excelencias de estas dos obras. Aún así, dentro de las posibilidades que otorga aún el género superheroico, muy propicio al revisionismo y las multiplicidad de interpretaciones, resulta una obra sencilla, distendida y honesta consigo misma que, sin grandes metas en el horizonte, consigue retener nuestra atención hasta el final. En el apartado gráfico tenemos al danés Peter Snejbjerg, que ya coincidió con Peter J. Tomasi en los años noventa en Starman -el primero con dibujante y el segundo como editor de la serie-, y en la ya citada La Brigada de la Luz, encargado de los cuatro primeros números de The Mighty donde nos ofrece un estilo marcado por las líneas sencillas, casi de tendencia cartoon, pero de marcado carácter realista, que sin destacar en exceso cumple con las expectativas. Su ausencia apenas se hace notar en los siguientes números en los que el dibujante Chris Samnee, de trazo bastante similar al de Peter Snejbjerg, pasa a sustituirlo, respetando la personalidad y homogeneidad que su antecesor imprimió en los primeros capítulos de las serie y copiando sus formas y maneras casi miméticamente.

The Mighty ha sido publicada recientemente por Planeta DeAgostini en dos tomos de formato rústica incluyendo los doce números que conforman la serie ideada por Peter J. Tomasi y Keith Champagne, con sendos artículos introductorios de Toni Boix para ponernos en antecedentes e incorporando también las diferentes portadas originales de la colección ilustradas por Dave Johnson. Una edición sencilla y de precio ajustado, sin mayores excesos ni lujos, que resulta adecuada para la obra en cuestión. No sabemos si a partir de ahora Peter J. Tomasi y Keith Champagne seguirán compaginando sus ocupaciones para la industria con otros proyectos más personales e independientes pero The Mighty es un buena muestra de lo que sus autores pueden llegar a dar de sí. A Peter J. Tomasi podremos encontrarle actualmente al mando de algunas serie de DC Comics como Green Lantern: Guerreros Esmeralda, Batman & Robin, sustituyendo a Grant Morrison en su etapa en la serie y unido de nuevo al dibujante Patrick Gleason con quién ya colaboró en su estancia en Green Lantern Corps, y, por supuesto, en El Día Más Brillante junto al omnipresente Geoff Johns y el aclamado dibujante Ivan Reis. Keith Champagne, por su parte, participa en Green Lantern entintando los lápices de Doug Mahnke en una serie en la cual, de nuevo Geoff Johns, sigue tomando con fuerza las riendas. Tiempo habrá para comprobar si The Mighty ha sido un “paréntesis” en la carrera de estos autores, si Gabriel Cole y Alfa Uno han llegado para quedarse una temporada o si sus autores aún nos tienen preparada alguna otra sorpresa para el futuro.

12
Déjanos un comentario

Please Login to comment
12 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
8 Comment authors
kaiszerDick DastardlyJordi T. PardoAlex CruzAvenger Martin Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
dortame
Lector

A mí me pareció un petardo.
Nada original  y una pérdida de dinero.
Creo que la reseñé hace tiempo diciendo algo parecido a esto mismo.
No niego que el autor sea bueno, sobretodo con los ejemplos que habéis puestos. pero en este caso, con The Mighty se queda a medio camino en una historia que no resulta de ninguna manera original y que deja un mal sabor de boca con su final.
Tal vez esperaba algo más, pero es que la verdad, no me mostró nada que no hubieses visto antes ya varias veces ni de manera distinta a cualquier otro simil de Superman extralimitado.

Dick Dastardly
Lector
Dick Dastardly

Atribuir la “fluidez narrativa” de la obra exclusivamente a Tomasi implica conocer muy poco el proceso creativo del comicbook americano en el que, aunque un buen guión ayuda, la responsabilidad recae en su mayor parte en la capacidad narrativa del dibujante para potenciar o corregir aciertos y defectos del guión. Si a eso le unimos que se obvia el dato de que la serie más reputada hasta la fecha de la citada pareja es la muy entretenida The Light Brigade y que declaraciones tan tibias sobre el dibujante como “sin destacar en exceso cumple con las expectativas”; me hacen sospechar que el autor de la reseña no es muy fan del gran Peter Snejbjerg, uno de los mejores narradores que tiene el cómic americano actual. Muy recomendable su cómic “Un Dios entre nosotros” con John Arcudi que ofrece una visión mucho más novedosa y gamberra del mismo tema que aborda de Mighty.
 
En fin que todas las opiniones son respetables, pero al menos debieran estar mejor informadas…

JOSE
Lector
JOSE

Yo también recomiendo “Un dios entre nosotros” recientemente publicada por Norma. La lei el pasado fin de semana y me sorprendió gratamente. Snejbjerg se sale, como siempre…
 

Sputnik
Lector
Sputnik

“Un dios entre nosotros” la ojeé en la librería y tenía muy buena pinta, pero yo iba a por el volumen 2 de Planetary y, en esas circunstancias, ni me planteé su compra.
Es curioso. Buena parte de la reseña me recuerda al citado Superman: Rojo, cómic al que también creo que le falta un tercer acto de verdad, en lugar de ese final apresurado (que aún encima viene acompañado de un cambio de dibujante a peor, mucho peor).
Y, ya en modo tocapelotas: “referencias sútiles” va sin acento en la u, hombre 😉

Avenger Martin
Lector
Avenger Martin

Saliendo de lo tradicional pinta muy bueno,alguien sabe donde puedo bajarme este y “un Dios entre nosotros” ? Gracias 😀

AlexCruz
Lector

Worale, jajaja… Uno pensaria que el gran A renuncio a Marvel y se paso a DC Comics (como lo hiciera Jack Kirby, jajaja). En fin, otro Superman wannabe. El Plutonian de Mark Waid si estuvo interesante, pero se sintio como una copia del MM de Alan Moore…mmm. Todo suena a copia de Alan Moore, maldito viejo barbon presumido.

Dick Dastardly
Lector
Dick Dastardly

No es cuestión de que hayas dicho esto o aquello; la cosa es que reseñas una obra en la que coincidó que es poco original conceptualmente, previsible y tópica pero al final, sorprendentemente resulta entretenida y en ningún momento sabemos porqué esto es así. Y esto se debe a que eludes analizar en más profundidad el verdadero mérito de esta obra que no es otro sino el talento narrativo del maestro Snerjbjerg (inmenso, trabaje con quién trabaje) y de su alumno aventajado Samnee. Mucha referencia, mucho dato, pero análisis cero…

Dick Dastardly
Lector
Dick Dastardly

No es que tu análisis sea aproximativo, es que es parcial… Te explayas en citar otros referentes y en un resumen del argumento innecesariamente largo, centrándote en la labor del guionista y obvias analizar el trabajo de los dibujantes a los que apenas dedicas 6 lineas bastante “huecas”, dicho sea de paso. Así que no es que no compartamos la opinión sobre los dibujantes y su labor si no que no sé cual es tu análisis al respecto porque no existe en la reseña.
Si me relées verás que estamos bastante de acuerdo en la sensación que me ha dejado la obra, así que no es que no me guste tu opinión, lo que no me gusta es la reseña en sí. No es una crítica a tu opinión si no a como la expresas ¿o es que no se puede “criticar” el trabajo del “crítico”? Sí es así, me callo.

kaiszer
Lector
kaiszer

quien podria pasarme el link de descarga del comic “Un dios entre Nostros”